Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Accions per a Avui
11:00
12:00

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: sexualitats
la pornografía y la represión de la libertad de amar
22 des 2016
La pornografía es un comercio de éxito, y el producto que vende, principalmente, es el cuerpo de las mujeres, que es cosificado para la excitación sexual del consumidor. Por otra parte, hoy en día la opinión pública mayoritaria tiende a rechazar el comercio y la cosificación del ser humano, sea hombre o mujer. Entonces ¿no resulta contradictorio el gran éxito del negocio del porno? ¿Por qué se consume tanta pornografía? Seguramente, porque a pesar de la moralidad imperante, el mercado de la pornografía trata de satisfacer un problema de necesidad sexual no resuelta, generado por el tipo de estructura social que se nos ha impuesto. Este artículo analiza las limitaciones a la libertad de amar impuestas en la sociedad occidental, y apunta a otras alternativas al modelo tradicional de pareja o familia.
adan_y_eva.png
La industria pornográfica es un negocio boyante. Según datos de Forbes, se estima en torno a los 3.500 millones de dólares los beneficios generados por la pornografía sólo en el año 2001 (1). La pornografía es un comercio de éxito, y el producto que vende, principalmente, es el cuerpo de las mujeres, que es cosificado para la excitación sexual del consumidor. Por otra parte, hoy en día la opinión pública mayoritaria tiende a rechazar el comercio y la cosificación del ser humano, sea hombre o mujer. Entonces ¿no resulta contradictorio el gran éxito del negocio del porno? ¿Por qué se consume tanta pornografía? Seguramente, porque a pesar de la moralidad imperante, el mercado de la pornografía trata de satisfacer un problema de necesidad sexual no resuelta, generado por el tipo de estructura social que se nos ha impuesto.

La mayor necesidad del ser humano, como ser sociable, una vez cubiertas las necesidades básicas de cobijo y nutrición, es la necesidad de amor, en todas sus vertientes, incluida la sexual (2). La necesidad de expresión en cada una de las facetas amorosas es algo variable y que depende de cada persona. Sin embargo, la actual estructura social basada en pequeños núcleos familiares cerrados restringe enormemente la posibilidad de expresión amorosa y el desarrollo de la capacidad afectiva de los seres humanos.

Desde la infancia nos inculcan que lo «normal» es llegar a realizarnos afectivamente formando un núcleo familiar tradicional (3), siguiendo estos principios:
-Unirse a una pareja del sexo opuesto, a ser posible de por vida.
-Ser «fiel» a esa pareja afectiva y sexualmente, a ser posible de por vida.
-Procrear con esa única pareja y que ambos miembros de la pareja se hagan cargo en exclusividad de los hijos.

Es posible que el origen de este tipo de estructura familiar se encuentre en las antiguas sociedades patriarcales agrícola-ganaderas, en las que para sobrevivir era importante salvaguardar las propiedades, es decir: las tierras, las vacas, las ovejas, las cabras, el caballo, las gallinas, la mujer y los hijos de esta.

Para ello somos adoctrinados durante toda nuestra vida. Consecuencia de la interiorización de esta doctrina y de que la mayoría funcionemos en forma de «parejas»: sólo está permitido expresarse afectiva y sexualmente con una única persona. Si no, eres «infiel». Y si ya no funciona la comunicación afectiva con esa persona que se eligió como pareja -porque antes o después, al final todo el mundo se aburre de comer siempre lo mismo-, se puede elegir entre:
1.- Aguantarte, frustrarte, y respetar la norma de «fidelidad» y de «propiedad sobre la pareja», aunque tus necesidades afectivas y sexuales no queden cubiertas.
2.- Pasar por el trauma de romper la pareja y lanzarte en solitario a buscar una posible siguiente pareja.
3.- Tratar de satisfacer tus necesidades afectivas y sexuales de forma clandestina, ocultando, mintiendo y engañando a tu pareja, mientras mantienes encuentros sexuales y/o afectivos con otra/s persona/s.
4.- Consumir algún producto sustitutivo que trate de satisfacer tus necesidades afectivas y sexuales frustradas y no cubiertas en el ámbito de la pareja.
5.- Intentar sublimar las necesidades afectivas y/o sexuales frustradas hacia otros ámbitos, como pueden ser la creatividad artística o la espiritualidad. Y si la sublimación no funciona, siempre queda descargar la frustración en forma de violencia hacia otros seres, sea física o de otro tipo.

Hoy en día, a parte de por inercia, seguramente interesa mantener este tipo de estructura social porque es mucho más fácil «gobernar, dirigir y manipular» a pequeños núcleos familiares aislados entre sí, que no a otras alternativas de convivencia entre humanos.

Esta imposición es artificial, represiva y no respeta la diversidad de necesidades afectivas de los seres humanos. Habrá personas que tengan una tendencia monógama de por vida, habrá personas que sean capaces de amar a más de una persona a lo largo de su vida, de forma simultánea o no, y con independencia de su sexo, su edad (no menores), o su raza. Debería darse la libertad para elegir. Si se eligió la opción de formar una pareja, ¿por qué no hablar abierta y sinceramente de las necesidades afectivas y sexuales de cada uno con el fin de llegar a acuerdos que satisfagan a ambos miembros de la pareja? Y si se decide no formar una pareja, ¿por qué no aceptar como igualmente válidas otras alternativas de unión afectiva entre los seres humanos?

La vida ya es bastante corta y difícil, como para que además, se nos restrinja la necesidad de amar. Esto es un gran perjuicio para una especie animal, como es el ser humano, que necesita tanto del amor y del contacto físico para sobrevivir y desarrollarse en plenitud. De ahí que algunas personas, que tienen una mayor tendencia a satisfacer la necesidad afectiva a través del sexo, se vean obligadas a optar por evacuar su frustración consumiendo productos pornográficos. De forma paralela, también otras personas vehiculizan sus frustraciones afectivas hacia otros tipos de consumismo. No hay como tener a la población frustrada e insatisfecha para que se dediquen a consumir de forma bulímica y compulsiva.

Una posible alternativa a la organización social en forma de núcleos familiares cerrados, podría ser un grupo o comunidad de personas que se permitiesen amarse entre sí sin restricciones, cada uno como prefiera, sin que existiese el principio limitante de la «propiedad sobre la pareja». El grado de cohesión afectiva de este grupo de personas seguramente sería mucho mayor que el que existe entre personas que no forman parte de un mismo y pequeño núcleo familiar. Al menos, mayor de lo que se aprecia en la sociedad actual, en la que parece que lo que le pueda suceder a la «gente» que no forma parte de tu pequeña familia, poco importa. También la capacidad de supervivencia se incrementa para un grupo de personas cohesionadas afectivamente, en comparación a la que puedan tener dos personas aisladas y sus hijos. En consecuencia, un grupo cohesionado afectivamente tiene mayor capacidad de defenderse y resulta menos manipulable. Este sería es el estado primitivo y original del ser humano, vivir en tribu (organización social previa a la existencia del estado).

De hecho, la estructura social tribal, en forma de comunidades autogestionadas, resulta muy similar al tipo de estructura social que presentan la mayoría de lo grandes simios (4), como el gorila, el chimpancé común y el bonobo o chimpancé pigmento, que viven en grupo. No obstante, el tipo de jerarquía o estructuración del grupo en el caso de los grandes simios admite variantes. Especialmente llamativa resulta la comparación entre el chimpancé común y el bonobo. Ambas especies componen el género de los chimpancés y son los primates genéticamente más similares al ser humano, pero mientras la sociedad del chimpancé común es patriarcal, competitiva y resuelve sus conflictos mediante la violencia y la imposición (de forma similar a la sociedad humana), la sociedad bonobo es matriarcal, colaborativa, pacífica y resuelve todos sus conflictos por medio del afecto y el contacto físico.

«Tanto el chimpancé común como el bonobo evolucionaron del mismo ancestro que dio lugar a los humanos, y sin embargo el bonobo es de las especies más pacíficas y no agresivas de mamíferos que hoy día viven en la tierra. Han desarrollado vías para reducir la violencia que permean toda su sociedad. Nos muestran que la danza evolutiva de la violencia no es inexorable.»
Cita del artículo de Richard Wrangham R y Peterson D, « Apes and the Origins of Human
Violence», 1996 (6).

REFERENCIAS
(1) http://www.forbes.com/2001/05/25/0524porn.html
(2) https://es.wikipedia.org/wiki/Pir%C3%A1mide_de_Maslow
(3) https://es.wikipedia.org/wiki/Familia_nuclear
(4) https://es.wikipedia.org/wiki/Grandes_simios
(5) https://es.wikipedia.org/wiki/Pan_paniscus#Caracter.C3.ADsticas_psicol.C
(6) Wrangham Richard y Peterson Dale. Demonic males. Apes and the Origins of Human
Violence. Consultado en: http://www.washingtonpost.com/wp-srv/style/longterm/books/chap1/demonicm

COPYLEFT DEL TEXTO (CC) RECONOCIMIENTO-NO COMERCIAL: https://creativecommons.org/licenses/by-nc/4.0/deed.es_ES
COPYLEFT DE LA IMAGEN (CC) DOMINIO PÚBLICO: https://creativecommons.org/publicdomain/zero/1.0/deed.es_ES

This work licensed under a
Creative Commons license

Comentaris

Re: la pornografía y la represión de la libertad de amar
24 des 2016
Que potser l'alternativa és convertir-nos en bonobos?


Algunes de les qüestions que planteja el text, van en la mateixa línia d'aquestes que es diuen "alternatives" i que proposen, en nom del antipatriarcat, suposades altres formes de relacionar-se, quan en realitat planteixen les mateixes, només que amb més possibilitats per follar.

En què em baso per afirmar això ? Doncs en què només es concep l'afectivitat des de la genitalitat de la relació sexual, com si no pogués existir una afectivitat que no desemboqui o passi per una relació sexual.

El model social i familiar nuclear disculpa la promiscuïtat dels homes i, encara que cada vegada menys, recrimina la de la dona.

La "fidelitat" és concebuda per vida, quan no és més que un acord de reciprocitat afectiva sense termini, però que pot tenir un fi quan l'afecte i el desig desapareixen.

Ja, des de fa temps, són moltes les persones que, compartint vida sexual i afectiva, viuen cadascuna independentment i per separat sense haver de recórrer a noves teories i / o excuses com el poliamor, que en el fons amaguen i proposen el mateix tipus de relacions patriarcals, només que disculpades.

Al final, el que passa és que tots, totes i totis, el que busquem és tenir el major nombre de relacions sexuals amb el major nombre persones diferents que desitgen, com qui vol cada nou gadget d'última generació que apareix a la venda. És aquest afany de posseir, usar i llençar tan peculiar en aquest sistema de persones-cos/mercaderia, sense aprofundir en els significats de les relacions i en la buidor emocional que ens omple.

El text recorre a tòpics que, si bé no han desaparegut, estan bastant desfasats en la realitat que vivim, i es proposen com si fossin universals.
Re: la pornografía y la represión de la libertad de amar
24 des 2016
En realitat, aquest article defensa la llibertat d'estimar, que cadascun pugui triar en llibertat com expressar-se afectivament, amb sexe o sense ell. També defensa que puguin ser igualment legítimes altres variants de família a més del concepte clàssic de família.

Tant de bo el contingut de l'article estigués completament desfasat i superat per la societat. Però la veritat és que:
-Els llibres de família no permeten l'existència d'altres varietats de família, més enllà del concepte de família nuclear tradicional. Prova a inscriure per exemple, un trimoni, o una família amb diversos pares i mares i els seus fills en comú. Un enllaç amb un exemple pràctic recent sobre això: http://www.levante-emv.com/marina/2016/12/16/negativa-juez-denia-inscrib
-La forma habitual d'interactuar entre si de les persones no es caracteritza per la seva afectivitat conciliadora, ni per la capacitat de resoldre conflictes de forma no violenta. Més aviat sobren exemples que demostren que com a espècie ens caracteritzem per anar donant crits i cops, com a ximpanzés embogits, a veure qui té més raó per la força.
-El principi de «propietat sobre la parella» permet que cada dia surti en el telenotícies l'assassinat d'alguna dona a les mans de la seva parella: «La maté porque era mia».

I si de debò vius en un entorn en el qual està superat tot el que planteja aquest article, sincerament, ja voldria jo saber on està la teva comunitat, perquè voldria viure en ella.

I sí, Visca la societat bonoba!
Re: la pornografía y la represión de la libertad de amar
25 des 2016
Del caso ese de Denia, lo que más gracia hace es que un frente de «lucha» de las mámás sea meter 100.000 firmas virtuales en una web (change.org).

Ahí se demuestra el poco peso que tienen las movidas electrónicas.
Re: la pornografía y la represión de la libertad de amar
25 des 2016
Perdó, tens raó, m'he expressat fatal quan he dit que "estava superat", però el feminicidi, o la violència contra les dones, no és una qüestió exclusiva de "propietat", sinó força més complexa sobre la total desvalorització de la dona en tots els sentits, cosa que afortunadament està canviant (no morts, sinó la mirada), en gran part gràcies a l'aferrissada lluita de les mateixes dones.

Quan erròniament deia "superada", volia referir-me que en la societat en què vivim (occidental, urbana, capitalista i patriarcal ...), molts d'aquests estereotips a què es refereix el text estan assumits per superar per una part important de la població. Important no vol dir majoritària, però sí que hi ha una consciència d'aquesta desigualtat, i això es constata també en les reaccions viscerals dels que senten que. malgrat posseir la "força", se'ls arrabassen el seu lloc i/o el seu rol en la societat.

Aquests estereotips s'enquadrarien en la generació dels nostres avis i àvies, o pares i mares, i actualment, encara que segueix existint la repressió sexual, no té res a veure amb la que van tenir els nostres avantpassats més propers.

L'article defensa la llibertat d'estimar, però la relaciona directament amb la genitalitat, i per tant aquesta no és cap "llibertat"...

Pel que fa al cas de Dénia, és paradoxal, ja que dues dones que per la seva unió afectiva se'les suposa una lluita, recorren a les institucions per formalitzar les seves “llibertats”.

Vull dir que la institució de la justícia, com tantes altres institucions en mans de càrrecs reaccionaris, van gairebé sempre per darrere de les necessitats socials i en no pocs casos, es converteixen en guardianes de no se sap quina essència "espiritual". Darrere d'aquests càrrecs, podrem trobar connexions amb entitats eclesiàstiques, una altra de les institucions que no volen perdre el seu poder sobre el control de la moral i les voluntats humanes.

El text està en la línia d'aquests escrits que en nom de les llibertats sexuals i en nom de l'amor lliure, trastoquen els sentits originals de els seus orígens. I amb això no pretenc que les nostres vides no avençin en tots els sentits, sinó assenyalar que en tot cas, qualsevol altra proposta, no podrem qualificar-la amb aquests termes, sinó pel que són. I això ho podrem constatar seguint el rastre d'on s'originen aquestes propostes, de la mateixa manera que l'amor lliure sorgeix de la necessitat i el rebuig a formalitzar relacions de parella a través de contractes, com si de propietats es tractessin i d'estimar qui es vulgui, sense papers pel mig i de per vida, acabant-la relació quan ja no hi ha l'afecte amorós. La llibertat sexual és el reclam per estimar sense prejudicis morals impostos i contra l'heteronormativitat, i no condicionar els nostres impulsos sexual, per raons normatives de gènere.

Ara per ara, el que se sol entendre per aquests termes, en una gran majoria de casos, és follar amb qui es vulgui i punt, i en això els afectes queden exclosos en la majoria de les ocasions, i el que potència és la genitalitat dels nostres desitjos.

Encara que ho pugui semblar, no estic fent un al·legat en contra de l'follar per follar i sempre que es pugui, sinó en contra de cridar a això amor lliure o llibertat sexual. La parella oberta és un exemple de com el desig burgès, i també patriarcal, s'ha imposat fins i tot en els àmbits que es reconeixen com a alternatius i / o antipatriarcals, en una conjunció d'interessos que no ens permeten avançar en el fonamental, que és el cap de les relacions patriarcals.
"El triunfo de los pornógrafos."
25 des 2016
El triunfo de los pornógrafos. Por LIERRE KEITH, traducción de Ana G. Aguilar.
Re: la pornografía y la represión de la libertad de amar
25 des 2016
Querida/o Folch Ti Toles, en referencia al comentario sobre mi texto, me gustaría aclarar, porque parece que no lo aclaré lo suficiente, que cuando me refiero a la libertad de amar incluyo en el verbo amar las múltiples facetas en que el ser humano puede expresarse afectivamente, sea a través del sexo, o por medio de múltiples otras formas.

"La mayor necesidad del ser humano, como ser sociable, una vez cubiertas las necesidades básicas de cobijo y nutrición, es la necesidad de amor, en todas sus vertientes, incluida la sexual (2). La necesidad de expresión en cada una de las facetas amorosas es algo variable y que depende de cada persona. Sin embargo, la actual estructura social basada en pequeños núcleos familiares cerrados restringe enormemente la posibilidad de expresión amorosa y el desarrollo de la capacidad afectiva de los seres humanos."

Aqui no hablo sólo de follar: hablo de amar, de la forma que cada uno desee amar, con sexo o sin él. Pero en libertad de decisión.

Mi intención con este texto es defender el que cada uno pueda desarrollarse, expresarse y realizarse afectivamente y amorosamente como le nazca, sin trabas ni represiones externas.

Adicionalmente he querido reivindicar que además del modelo de familia tradicional puedan ser igualmente legítimos y aceptados por la sociedad otros modelos de familia en el ámbito de los cuales un grupo o pareja de personas decidan construir su vida.

Un abrazo
Re: la pornografía y la represión de la libertad de amar
25 des 2016
Querido · , muchas gracias por agregar en tu comentario el enlace al artículo "El triunfo de los pornógrafos". No podría estar más de acuerdo con su contenido, creo que ilustra y enriquece enormemente mi humilde texto.

Un abrazo
Re: la pornografía y la represión de la libertad de amar
26 des 2016
"Del otro tema", pienso que la comunicación a través de medios electrónicos abarata las relaciones interpersonales y nos proporciona un sucedáneo sustitutivo de lo que sería una verdadera relación interpersonal. De hecho, aquí estamos unos cuantos escribiéndonos mensajes en un intento de debate, sin mirarnos a los ojos, ni escucharnos las voces. Esta falta de contacto interpersonal dificulta siempre que la comunicación se produzca de forma plena. Sin contacto directo mucha información que no se comunica sólo con palabras, se pierde, también se debilitan hasta ser inexistentes los lazos de afecto que poco a poco se entretejen entre quienes dedican su tiempo a intercambiar ideas y pensamientos "en persona". De la soledad y el vacío de comunicarse por medio de un teclado.
Re: la pornografía y la represión de la libertad de amar
26 des 2016
Querida Iris, la comunicación epistolar, la radiofónica e incluso telefónica han sido maneras de comunicarse a través de la distancia, de la misma forma que tiempo atrás se utilizaron palomas mensajeras, sonidos de percusión, rótulos, etc....

Las pintadas también son formas de comunicarse..., otra cuestión es el efecto que causan.

Idealizar las comunicaciones interpersonales presenciales tampoco las hacen más "verdaderas", ni únicas... Las comunicaciones interpersonales sin contacto directo, pueden ser tan "verdaderas" como cualquier otro tipo de comunicación, pues en ocasiones se expresa sin miedos lo que en persona nos costaría mucho más tiempo..., y pueden ser el preludio de las que están por venir.

Con esto tampoco pretendo ponerlas en un lugar que no se corresponde, pero no se puede negar que una campaña por cualquier otro medio que no sea de contacto directo, quienes la promueven, seguramente ya tienen su propio grupo de ese tipo de relaciones y tampoco comparto que la soledad y el vacío tengan algo que ver con el medio o con el resultado. también se acompañan procesos desde la distancia. Si estás presa, una carta a veces es como mirar por una ventana sin rejas.

Sin ser un usuario de ellas, no comparto la opinión "del otro tema" acerca de las "movidas electrónicas", a las que (des)califica como "un frente de «lucha»", y sí, puede que no sea "un frente de «lucha»" ciertamente, pero sí que es una de las muchas opciones desde las que intentar presionar, implicar o visibilizar. Para esta cuestión de Denia se ha mostrado como inútil en el objetivo, pero seguramente que si fueran firmas "no electrónicas" habrían tenido el mismo "éxito", y una cuestión no excluye a las otras posibles.

Uno de los problemas radicaría en hacer creer o estar convencidas que las firmas lo solucionan todo...
Re: la pornografía y la represión de la libertad de amar
26 des 2016
Completamente de acuerdo con que otras formas de comunicación indirecta son herramientas útiles para la comunicación. cuando esta no es posible "en vivo y en directo". Aunque no dejan de ser sucedáneos que sustituyen al verdadero proceso comunicativo de las personas: relacionarse en persona supone no sólo recibir palabras escritas, oídas por un teléfono o por medio de un vídeo, también incluye vivir la presencia del otro y todo lo que ello implica. No puedes decir que conoces a alguien si nunca has estado, como mínimo, cerca de su cuerpo vivo. Es muy importante en la relación entre personas, no sólo el contenido racional de lo que se expresa, sino el significado emocional de lo que se está expresando, y muchas veces este contenido se pierde en estos medios sustitutivos de comunicación. Pero esto no es preocupante, las herramientas sustitutivas de la comunicación en persona están para usarlas, bienvenidas sean. El problema surge cuando cobran tanta importancia como para desplazar a aquello a lo que sustituyen. Cuántas personas prefieren ya escribir un "whatsapp" a llamar por teléfono, llamar por teléfono a ir a visitar a un familiar, escribir un email en vez de esforzarse en escribir una carta con cuerpo de papel y sangre de tinta. La ley del mínimo esfuerzo, que poco a poco va degradando la calidad de las relaciones interpersonales.
Por ejemplo, nosotras podemos comunicarnos sinceramente aquí, pero nunca nos veremos las caras, ni nos tocaremos, ni nos oleremos, ni nos quitaremos las máscaras de nuestros alias, lo que nos resta posibilidades de establecer lazos afectivos, que como en el artículo se apunta, son el entramado sobre el que sustentan las sociedades humanas. Muchas más cosas se dicen tomando la mano de un amigo, que hablando durante horas.
Re: la pornografía y la represión de la libertad de amar
26 des 2016
Cierto que haces esa referencia a la capacidad de amar en sus múltiples facetas, pero insisto en la ambigüedad del texto, o contradictorias, en cuestiones en las que no hay que ser nada ambiguas. Por ejemplo, se reconoce que “la opinión pública mayoritaria tiende a rechazar el comercio y la cosificación del ser humano, sea hombre o mujer…” y luego se refiere a los “principios” que nos inculcan en la infancia, reproduciendo unos valores un tanto caducos en el contexto actual y que definen en gran medida la heteronormatividad y “el comercio y la cosificación” del cuerpo de la mujer, especialmente. Si bien es cierto que el cuerpo del bio-hombre también está dentro de ese comercio, los roles que habitualmente sustentan, son los mismos patriarcales.

Está aceptada, especialmente en las grandes metrópolis, la unión de personas de un mismo sexo. Ya no se concibe como antes esa unión como para toda la vida. Tampoco se habla tanto de “fidelidad” y sí de “respeto”, y tampoco se ve como un escándalo el no tener descendencia, o el tener hijos y/o hijas con diferentes parejas.

Por lo que puedo recordar que explicaban las personas mayores que me precedieron, antaño en los pueblos se tenía mucha descendencia por diversas razones. Una era porque no todxs las personas sobrevivían en los primeros años. Otra porque una mayor descendencia era cierta garantía para la economía familiar como fuerza de trabajo. De hecho solían vivir juntxs diferentes miembrxs de la familia con distintos parentescos, lo que propiciaba que se pudieran dar relaciones sexuales puntuales o se casaran entre ellxs.

Tampoco me parece muy afortunado el comentario de que “al final todo el mundo se aburre de comer siempre lo mismo”, y al que le caben pocas interpretaciones, pues una cuestión es la exclusividad del afecto, y otra muy distinta el cansancio p el ”aburrimiento”, y en esta ocasión sí que se hace referencia a la pareja y la relación sexual, sin tener en cuenta el resto de afectividades, e interpreto que, entre las opciones, está la de “elegir”, como si de mercancías se tratase, entre opciones que sólo tienen en cuenta las “necesidades” de una de las personas. Es por ello que, por lo menos yo, entiendo la afectividad de otra manera. Y entender a la otra persona no significa “frustrarse”, sino intentar superar ambas la situación con independencia de cómo se continúe.

Tampoco me parece que “sublimar” nuestras necesidades sexuales a través de “otros ámbitos, como pueden ser la creatividad artística o la espiritualidad…”, tengan que ver con una sexualidad o una afectividad “frustrada”. Eso es lo que interpreto.

No me parece que la afirmación de “la pornografía trata de satisfacer un problema de necesidad sexual no resuelta…”, sea completa o esté planteada desde una percepción abierta. Puede que la pornografía trate de satisfacer una necesidad sexual, pero hablar de “problema” o de que esta necesidad “no está resuelta”, no acabo de comprenderlo, pues hay quienes resuelven esa necesidad con la pornografía, sin entrar en el tema del tipo de pornografía. La cuestión sería, por ejemplo, por qué alguien puede necesitar de esa pornografía para satisfacer su necesidad… Evidentemente aquí la parte afectiva tendría un complicado encaje.

Luego hablas de “la diversidad de necesidades afectivas de los seres humanos” y sus posibles tendencias, como si estas fueran “naturales” y no estuvieran también “interiorizadas” y sujetas a la misma estructura. Y hago mención a que se confunde afectividad con genitalidad porque precisamente se alude a la capacidad “de amar a más de una persona a lo largo de su vida….” Si alguien no tiene esa capacidad, eso sí que sería un serio “problema”, y sospecho que ahí, al igual que con el “aburrimiento”, sí que se equiparaba el amar con la relación sexual.

Supongo que nadie obliga a nadie a vivir en pareja, y si lo hacemos tal vez en parte sea por esa interiorización del modelo familiar sistémico, en parte también porque es la manera de satisfacer en gran medida nuestras necesidades sexuales, y puede que haya quienes lo hagan por cubrir las apariencias o salir del entorno familiar, o quienes porque sienten la necesidad afectiva y amorosa de hacerlo.

Es decir, en esa vida corta y difícil, nadie nos obliga a emparejarnos y podemos vivir solas o acompañadas, sin formalizar relación de pareja alguna. Y en esa situación no habría que hablar de “poliamores”, “parejas abiertas”, ni demás excusas para legitimar nuestra genitalidad o nuestra sexualidad.

Lo que sucede en una gran mayoría de circunstancias es que rodeamos nuestras vidas de hipocresía y justificaciones falsas, hasta el punto de convencernos a nosotras mismas (autoengaño), ya sea con “príncipes o princesas azules” o con “amores libres”.

Las sociedades tribales no conocían la autogestión, simplemente intentaban cubrir sus necesidades. Y cuando entramos en propuestas de vida tribal o comunitaria, es cuando, en mi opinión, podríamos empezar a demoler las actuales estructuras en las que se basan nuestras relaciones, pero tampoco estoy segura de que eso pudiera satisfacer las necesidades de nuestros impulsos sexuales. Es decir, en un modelo “ideal” de relaciones libres, sin propiedad, sin parejas, etc…, sospecho que seguirían existiendo personas “no satisfechas” y frustradas. En nuestra sociedad ahora se está “experimentando” con la modalidad de “terapéutas sexuales”, para paliar algunas de las necesidades invisibilizadas de determinados grupos de personas.

Se justifica o argumenta este tipo de “servicio” como una necesidad social más, y como consecuencia del modelo de relaciones que vivimos, pero mi sospecha va encaminada a que, a parte de que eso pueda encubrir el quid de la cuestión, en las relaciones comunitarias o tribales, por diversas razones, también habría quienes no podrían satisfacer esas necesidades. Incluso sospecho que entre los pacíficos bonobos, también sucede esta circunstancia. Hay animales “pacíficos”, que no muestran ninguna cualidad afectiva, sin embargo sí que se reproducen, aunque sea consigo mismos. Esto lo introduzco para hacer mención a que mirar a los bonobos, por ejemplo, nos puede ayudar a reflexionar, pero cuando sólo ponemos a los bonobos como ejemplo, estamos hablando de nuestros deseos idealizados de ser bonobos, y no de los encuentros y desencuentros que se reproducen en las relaciones entre personas.

Sinceramente, no me cambiaría por ningún bonobo, ni tampoco por hormigas, pólipos o esponjas de mar, por muy pacíficas que sean y por mucho que aparentemente tengan resueltas sus necesidades sexuales. Los bonobos no tendrían este debate, por ejemplo.
Re: la pornografía y la represión de la libertad de amar
26 des 2016
Bueno, pienso que ahí estaría la gracia Folch, que quien quisiera expresarse afectivamente como una esponja de mar, o como un pólipo, o como un bonobo, pues que no nos pareciese a NADIE extraño. Y así con cualquier alternativa afectiva y/o sexual que no vulnerase los derechos y libertades de otros.

¿Te da la impresión de que están igualmente aceptados socialmente modelos de familia alternativos al modelo tradicional? Las parejas homosexuales con hijos, a base de pelear, ya han conseguido que en algunos países mayoritariamente se les respete como a las parejas heterosexuales, pero ¿puede haber todavía más modelos de familia que ni siquiera se hayan atrevido aún a salir a la luz pública o siquiera a formarse? Y ya no digo hacerse respetar como al resto de agrupaciones afectivas ya aceptadas.

¿Te da la sensación de que en tu entorno TODO el mundo tiene sus necesidades afectivas resueltas en el actual modelo social occidental? -y la misma pregunta respecto a sus necesidades sexuales-.
¿Te parece, genéricamente, que la forma habitual de relacionarse entre las personas es afectuosa y conciliadora en el día a día -especialmente fuera de su entorno familiar-?

¿Crees que desde pequeños recibimos una educación que nos haga tolerantes hacia cualquier forma de expresión afectiva y/o sexual -respetuosa con los derechos y libertades de los demás- que en su gran variedad puedan presentar todo tipo de personas?

Como ejemplo de andar por casa, ya que el cine es un medio de adoctrinamiento habitual: ¿podrías decirme alguna película de cine "palomitas" de alto consumo comercial en el que se presenten modelos de familia alternativos al de chico conoce chica, o chico conoce chico, o chica conoce chica, como si fuesen modelos perfectamente válidos y aceptados por su entorno?

Un abrazo y bona nit!
Re: la pornografía y la represión de la libertad de amar
27 des 2016
Quando trabajeis 8-10 horas diarias no os va a quedar tiempo ni para ver peliculas, ni para amar… Asi que la question a lo mejor no es tanto en filosofar sobre una vida ideal en terminos como el amor, o las relaciones quando la mayor parte de la sociedad no tiene tiempo ni para esto…
Quando no haya trabajo, o formas igualitarias de asumir el trabajo, podria ser que la gente se questionara otras cosas.
Re: la pornografía y la represión de la libertad de amar
27 des 2016
La libertad de expresión significa que cada uno pueda expresarse al respecto del tema que considere oportuno. Y cada persona necesitará expresarse al respecto de unos temas u otros.
En todo debate una buena medida para que el intercambio de opiniones conduzca a alguna parte, es mantener el respeto mutuo entre quienes se comunican. Hacer suposiciones y/o juicios de valor hacia personas a las que no se conoce, no sería un buen ejemplo de esto.
En cualquier caso, si a alguien no le interesa debatir sobre algún tema, no está obligado ni a leer, ni a escribir sobre ello, puede debatir sobre otras cosas, o no debatir. Es libre, como lo son los demás de debatir sobre lo que les apetezca.
Re: la pornografía y la represión de la libertad de amar
27 des 2016
"Cerebros a defender", en relación con el tema que platea el artículo, pienso que es posible que te interese aportar tu opinión acerca del siguiente subtema sugerido en el texto:

"...es mucho más fácil «gobernar, dirigir y manipular» a pequeños núcleos familiares aislados entre sí, que no a otras alternativas de convivencia entre humanos."

En nuestro entorno, se aprecia que las unidades familiares cada vez son más pequeñas e indefensas: una pareja con hijos, un padre o una madre sólo con hijos, o familias formadas por una única persona en solitario.

Creo que esto no es casual, y que obedece a un proceso de progresiva división e individualización de las personas. Los seres humanos son seres sociales y afectivos, cuanto más aislados se encuentran más inermes quedan.

Y esta es una estrategia que el subconsciente del capitalismo está poniendo en práctica en las últimas décadas, con éxito. Se nos está aplicando el principio de "Divide y vencerás". Pero muy despacio, sin que nos demos cuenta, a lo largo de generaciones.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more