Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: laboral
Volver a empezar: de la CNT a la AIT
19 nov 2016
Erklärung des FAU-Kongress 2016 sobre AIT.jpg

Históricamente, la AIT nunca jugó un papel relevante en la historia del movimiento obrero; la única excepción ha sido, quizá, la Revolución española de 1936, en la que la CNT jugó un papel clave. Tras su derrota, el ascenso del fascismo y la Segunda Guerra Mundial, provocaron la destrucción de todas las secciones excepto una, la SAC sueca, gracias a la neutralidad del país durante la guerra. Inicialmente, la SAC se mantuvo fiel a los principios del anarcosindicalismo mientras se iniciaba la construcción del Estado de bienestar sueco; la pérdida de militantes y el miedo a quedarse marginada llevó a que la organización decidiese un cambio de 180 grados en su Congreso de 1942, en plena guerra, pasando a aceptar formar parte de la maquinaria del Estado del bienestar sueco, del cual paso a recibir una amplia financiación.

El primer paso fue aceptar crear formar parte de la distribución del dinero para los parados, como el resto de sindicatos; para ello crearon un fondo gracias a la generosa ayuda del Estado, que a su vez colaboraba generosamente en financiar los pagos. Esta colaboración, aparentemente inocua, ha degenerado hasta la aceptación de la afiliación de policías y la creación de una casta de funcionarios; un buen ejemplo de ello es Arbetaren, el órgano de la SAC, con una tirada de 3.500 ejemplares, que hasta 2010 tuvo nada menos que 10 redactores cobrando sueldo fijo del sindicato gracias a las subvenciones estatales, y que adoptó una versión crítica hacia las propias luchas de la organización por «radicales». Hay que decir, en honor a la verdad, que en el Congreso de 2009 la SAC radicalizó su estrategia, pero no del todo: la mayoría de la organización votó en contra de prohibir la afiliación de policías en la organización...

En 1951 la AIT celebró su VII congreso, el primero desde el inicio de la Segunda Guerra Mundial (el anterior se celebró en 1938); allí se denunciaron las actividades de la SAC. En 1956, la SAC dejó de pagar sus cuotas a la AIT, y en 1959 una votación interna decidió salirse de la AIT; de esta forma se marchó el último sindicato digno de tal nombre, y la AIT pasó a convertirse en una mera federación de grupos de propaganda minúsculos repartidos por el mundo sin la menor influencia en el mundo laboral. Los años más duros de la Guerra Fría fueron también los de la 'travesía del desierto' del movimiento anarcosindicalista, que hubo de sufrir además las diversas escisiones internas del exilio de la CNT, su mayor sección, a gran distancia del resto.

En los años 70 la situación cambió por completo. La crisis económica y a la resurrección de la CNT en 1976 abrieron paso a la creación de nuevas organizaciones anarcosindicalistas: la FAU alemana, heredera de la FAUD, fundada en 1976, el Directe Action Movement británico (hoy Solidarity Federation) creado en 1979, en 1983 la reactivada USI, la histórica sección italiana, organizó su primer congreso, y a finales de los 80 la CNT-F (francesa) logró dar sus primeros pasos en el mundo laboral. Desgraciadamente, en una repetición del Mito de Sísifo, las nuevas organizaciones sufrieron problemas muy similares a los que acababa de pasar la CNT, que estaba empezando a recuperarse de ellos.



La AIT de los años 20, el canto del cisne de un movimiento
que en menos de 5 años pasaría a la historia debido a las luchas
internas y el ascenso de fascistas y bolcheviques.
La vuelta al mundo laboral y las crisis internas de la CNT-F y la USI

La primera fue la CNT-Francesa, a comienzos de los años 90; tras lograr crear una sección sindical en la empresa COMATEC encargada de la limpieza del metro de París, y lograr ganar una huelga, la CNT-F participó en 1991 en las elecciones sindicales; lo mismo sucedió en STES, otra empresa donde la CNT-F había logrado tener una sección sindical potente. La participación en las elecciones sindicales en París y sus consecuencias (subvenciones, privilegios para una casta sindical, etc.) dio lugar a fuertes tensiones en el seno de la organización, que finalmente se dividió en noviembre de 1992.

La CNT-F se dividió en la CNT-F/Vignoles (París), creada en un congreso en febrero de 1993, favorable a participar en las elecciones sindicales; y la CNT-F/Burdeos, creada en un congreso en mayo de 1993, contraria a participar. La división era total: mientras París tenía el mayor número de miembros de la antigua CNT-F, la mayor parte de los sindicatos pasaron a formar parte de Burdeos, reproduciendo así la estructura de Francia, con un París enorme a gran distancia del resto del país.

La principal consecuencia de la ruptura de la CNT-F fue el cambio de los estatutos de la AIT, eliminando la posibilidad de que haya dos secciones en un mismo país; este fue el primer cambio de los estatutos de la AIT desde 1922, lo que dice mucho sobre la falta de contacto con la realidad de la organización durante décadas. Finalmente, en el XX Congreso de la AIT (Madrid, 1996) se decidió expulsar a la CNT-F/Vignoles, y Burdeos pasó a convertirse en la sección francesa. En cuanto a la participación en las elecciones sindicales, pese a que la CNT-F/Vignoles se había dedicado a asegurar que era una medida excepcional, en su congreso de 2008 se convirtió en uno de los ejes de su acción sindical.

De manera paralela a la ruptura de la sección francesa por motivos de estrategia sindical, surgió un conflicto similar en Italia. De nuevo, el contexto era el inicio de una actividad sindical real y la necesidad de definir una estrategia válida para el mundo laboral. Y, de nuevo, como antes en España y luego en Francia, la estrategia sindical estaba en el centro del debate. En el caso de la USI, la discusión se centró en torno a la relación con otros sindicatos de base italianos, especialmente los COBAS (Comités de Base).

A comienzo de los 90, tras haber logrado convertirse en un verdadero sindicato; fue entonces cuando estalló un enfrentamiento entre sus tres sectores (sindicalista puro, anarquista y anarcosindicalista). El primer enfrentamiento fue con el sector anarquista, que abandonó la organización a mediados de los 90 tras un congreso en Prato Cárnico (Udine). A continuación se desató otro enfrentamiento entre los dos sectores restantes, que giró en torno a la interpretación de un acuerdo de 1993 sobre la colaboración con otros sindicatos de base. En 1995 la mayoría de asistentes a una conferencia de delegados que tuvo lugar en febrero en Bari aprobó establecer un «pacto federativo con otros sindicatos»; interpretado por el sector sindicalista puro (centrado en Roma) como luz verde para una fusión con otros grupos, lo que habría dado lugar a la disolución de la USI.

Al darse cuenta de lo que pretendían los sindicalista puros, los organismos de coordinación de la organización y el sector anarcosindicalista convocaron otra conferencia de delegados, esta vez en Milán, que revocó el acuerdo anterior. Fue el inicio de un enfrentamiento abierto entre ambos sectores, que eligieron caminos diferentes; los sindicalistas puros de la USI-Roma no tardaron en dar muestras de autoritarismo, con las mismas personas a cargo de los puestos de coordinación, y no tuvieron inconveniente en aceptar colaborar con el sindicato fascista HISNAL. Peor aún, se negaron a dejar de llamarse USI-AIT, provocando una confusión que aprovecharon para boicotear las huelgas del sector anarcosindicalista; para ello aprovecharon que la legislación italiana exige que las huelgas sean comunicadas al Estado para ser válidas y, cada vez que el sector convocaba una huelga, enviaban un escrito a las autoridades desconvocándola. Al mismo tiempo, en 1995 el sector anarcosindicalista se reconcilió con el sector anarquista que había abandonado poco antes la organización, y este sector unificado pasó a llamarse USI-Prato Carnico o USI-AIT a secas.

Los conflictos de la CNT-F y la USI alcanzaron su punto álgido en 1995-1996, provocando que el Congreso de la AIT de 1996 fuese fundamental para el futuro de la organización. Ambos conflictos se resolvieron en el seno de la AIT al irse voluntariamente la USI-Roma y reconocer el congreso a la CNT-F de Burdeos como la sección francesa. Por desgracia, el congreso tuvo lugar en en una atmósfera cargada de emociones, lo que marcó el futuro de la AIT, que inició una etapa marcada por los enfrentamientos y las luchas internas.

Aprendices de brujo

El Congreso de 1996, que debería haber sido el inicio de la resurrección de la AIT, se convirtió en cambio en el punto de partida de una dinámica interna infernal, y la CNT jugó un papel fundamental. El primer paso se dio en el Congreso de la AIT de 1984 (Madrid), en el que se aprobó una moción presentada por la CNT —que acababa de sufrir su peor escisión hasta la fecha— que prohibía todo tipo de contacto de las secciones con la SAC. El motivo era el apoyo financiero de la SAC a la escisión (la futura CGT). El acuerdo prohibía contactos «oficiales» pero permitía los «inoficiales» [u «oficiosos»], abriendo un peligroso espacio a la interpretación.

Lo grave de este acuerdo es la mentalidad que reflejaba. Como un animal herido, tras sufrir escisiones en sus mayores secciones la AIT pasaba a no fiarse de nadie. La confianza, base del federalismo, fue sustituida por la vigilancia de las secciones y la amenaza del castigo si se considerase oportuno. Un acuerdo tomado en el siguiente congreso (Granada, 2000) profundizaba en esta lógica al prohibir que una sección pueda entrar en contacto con organizaciones de otros países sin el consentimiento previo de la sección local, una lógica feudal y no federal que tendría graves consecuencias. Un detalle importante a tener en cuenta es que este acuerdo fue propuesto por la NSF, la sección noruega, que carece de presencia en el mundo laboral.

Otro cambio importante iniciado en el congreso de 1996 fue que a partir de entonces los grupos de «Amigos de la AIT» hasta entonces limitados a poder participar en las reuniones expresando su opinión, empezaron a presentar propuestas y participar en votaciones. Estos grupos, dedicados a la propaganda y sin actividad sindical, son propensos a posturas más dogmáticas al carecer de contacto con el mundo laboral. Una mentalidad similar es mantenida por sus gemelos, las organizaciones carentes de actividad sindical pero que no obstante han logrado ser admitidas en la AIT, así como las secciones que en el pasado fueron verdaderos sindicatos pero que hoy son meros fósiles sin presencia en el mundo laboral.

Debido a que la toma de decisiones en la AIT se lleva a cabo mediante votaciones y cada sección dispone de un voto, estos sindicatos y grupos fantasma, más cercanos al pasado y a los libros de historia que a la realidad del mundo laboral, dominan en la práctica la toma de decisiones.

Tras las crisis de la USI y la CNT-F, a lo largo de los 90 tuvieron lugar varios sucesos verdaderamente surrealistas; una de ellas fue la crisis de la WSA, la sección de EEUU, en el cual una nueva sección local (Minnesota), creada en 1999, se dedicó a expulsar a los militantes «de toda la vida», cambiar el nombre de la organización para, finalmente, salirse de la AIT a comienzos de 2002, quejándose de su «falta de solidaridad» desapareciendo a continuación. Tras su marcha, la vieja militancia de la AIT en EEUU se reorganizó como WSA y pidió volver ser reconocida como sección, negándose el secretariado de la AIT (en Granada) a aceptarlo, y siendo rechazada en el congreso de la AIT de 2004, a pesar del apoyo de la FAU y la USI.

Otro suceso similar fue protagonizado por la sección checa, admitida en la AIT en el Congreso de 1996. Pese a su nombre (Federación Anarcosindicalista), esa sección era más una federación anarquista que un sindicato anarcosindicalista, como denunció la USI en 2005. La FSA, que se destacó en atacar a la USI y a la FAU, dos de las principales secciones de la AIT, carecía de la menor práctica anarcosindicalista. En su congreso de 2004, la FSA adaptó su nombre a la realidad y pasó a llamarse Federación de Grupos Anarquistas, y finalmente en 2007 se salió voluntariamente de la AIT.

Contra la USI y la FAU

Tras las escisiones en la CGT-F y la USI, en el seno de la AIT se desató una verdadera «caza del hereje». Una de sus víctimas fue la USI, debido a su participación en un órgano de representación sindical (la RSU, Rappresentazione Sindicale Unitaria). A partir de 2002, esto se convirtió en un tema central de discusión en la AIT, y las voces a favor de expulsar a la USI en nombre de una supuesta «ortodoxia» fueron en aumento. El hecho de que las secciones que más pedían su expulsión fuesen la rusa y checa, sin la menor actividad sindical, llevó a la USI en 2005 a denunciar las consecuencias nefastas de aceptar como secciones de la AIT a grupos anarquistas. La discusión sobre la participación de la USI en la RSU acabó tras el congreso de Manchester (2006), donde la mayoría aceptó que era conforme con los estatutos de la AIT. Para entonces, la FSA checa había abandonado la organización y se había convertido en la federación anarquista que siempre había sido.

La FAU, que se opuso a la dinámica separatista y emocional desde un principio, no tardó en convertirse en el objetivo a abatir. Se negaba a aceptar ver a la AIT convertida en un mero foro de debate sin contacto con las luchas sociales, por lo que hacía frente a la línea estéril impulsada por grupos sin actividad sindical alguna; Asimismo defendió desde el principio su libertad de acción como organización, rechazando la línea paranoica que en lugar de intentar crear un espacio propio veía por todas partes conspiraciones reformistas contra la AIT. Por todo ello, no es de extrañar que el sector más ortodoxo considerase a la FAU su principal enemigo a batir.

La sección española tuvo su papel lamentable en todo esto durante el mandato como secretario general de la AIT de José Luis García Rua, de Granada (ex-secretario general de la CNT). Fue la CNT la que pidió la expulsión de la FAU, y debido a la presión de la CNT se aprobó un acuerdo que daba al secretariado de la AIT poderes ejecutivos para expulsar a la FAU a la más mínima infracción. Mientras las supuestas conspiraciones para crear internacionales paralelas a la AIT (como la SIL) se han demostrado con el paso del tiempo como meras entelequias sin el menor contacto con la realidad, los acuerdos para impedir que las secciones colaboren con ello permanecen vigentes, cual espada de Damocles.

Por su parte, en el seno de la FAU se inició un debate sobre la permanencia en la AIT tras el Congreso de la AIT de 1996. Sin embargo, los dos referéndums realizados entre la militancia sobre una salida de la AIT (en 2001 y 2005) han fracasado por falta de la mayoría necesaria que exigen sus estatutos. El segundo y último de estos referéndums tuvo lugar tras el Congreso de Granada de 2004, que dio al secretariado de la AIT el derecho a expulsar a la FAU. A pesar de que la mayoría estaba a favor de abandonar la organización, el aviso de destacados militantes de la organización (de Hamburgo) de que abandonarían la organización en caso de aprobarse la salida de la AIT logró impedirlo.

¿Principio del fin o fin del principio?

Es una ironía de la historia que el motivo por el que la CNT se enfrente a hora a la AIT sea la aplicación de un acuerdo de 2004, impulsado por la CNT, que permite al secretariado expulsar a la FAU. El actual secretariado, en manos de una sección minúscula de reciente creación que está enfrentada a la FAU, ha decidido utilizar el poder ejecutivo que nunca habría tenido si la AIT hubiese permanecido fiel a los principios federales.

Sin embargo, este no ha sido el único motivo, ni mucho menos, sino más bien la gota que ha colmado el vaso. Otros motivos son la negativa del secretariado polaco a permitir el acceso a sus cuentas bancarias y del correo electrónico al subsecretario nombrado en el último Congreso de la AIT en Lisboa, que es de la CNT y lleva un año esperando; el que el secretariado haya permitido la presencia de sindicatos desfederados de la CNT en ese mismo Congreso de la AIT; o que se exija a la CNT (cuyas cuotas representan el 80% del total de la AIT) el pago puntual de las cuotas cuando esta ha solicitado más tiempo, debido a tener que hacer frente al pago inesperado de 500.000 € debido a un accidente.

Pero el motivo principal del radical cambio de postura de la CNT es el cambio de equilibrios en su seno desde el Congreso de Córdoba, que acabó con la fuerza de los pseudosindicatos. Que la CNT haya propuesto hacer lo mismo en la AIT es lógico, pero el fracaso era inevitable debido al poder de las pseudosecciones: 30 afiliados en Polonia, 15 en Serbia, 10 en Eslovaquia, 5 en Rusia... y cada una con un voto, como la CNT. Consciente de que la actual AIT en su actual configuración es un proyecto fracasado, la CNT ha lanzado la propuesta de reorganizarla, que ha sido inmediatamente apoyada por la USI y aplaudida por la FAU. Si la única sección real restante (ver mapa), la SF británica, decidiese apoyarlo, la AIT actual quedará convertida en un cascarón vacío en manos de la ZSP polaca y centrado en el este de Europa, que se dedicará a apoyar escisiones, como ya hace el secretariado con los desfederados de la CNT.

También ver: http://noticiasayr.blogspot.com.es/2016/11/la-crisis-de-la-ait-desde-la.
Mira també:
http://noticiasayr.blogspot.com.es/2016/11/la-crisis-de-la-ait-desde-la_2.html

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Volver a empezar: de la CNT a la AIT
20 nov 2016
No me parece mal el análisis. Pero sigue la dinámica buenos y malos, malos los de Paris Vingones buenos los anarcosindicalistas reales. Utiliza el mismo lenguaje de confrontación, empleado por el anarquismo de las ultimas décadas. Una confrontación que ha dado paso a la escisión y a desparecer del mundo laboral, tanto la Cnt como la AIT, aunque esta ultima es verdad que prácticamente no estuvo nunca, bueno hace siglos si.
Ahora los del Este son los malos, cuando estos mismos defiende argumentos, que como bien dice el articulo, ha defendido a espada y fuego la Cnt (dar la culpa a una persona, en este caso Garcia Rua es miserable), todavía me revuelve el estomago cuando oigo hablar de "la paralela" o "los escisionistas". Cuando ambas cosas son consecuencias de nuestra nula capacidad de afrontar el debate.
Triste pero sinceramente cierto. Eso si, las medallas de lo bueno y lo malo, las damos como únicos poseedores de la espada de Damocles.
Triste final para el anarconsidicalismo, final del camino que empezó hace decadas, en nuestro Estado a finales de los setenta principios de los ochenta.
Re: Volver a empezar: de la CNT a la AIT
20 nov 2016
El texto no dice que los de CNT París Vignoles sean malos, simplemente que optaron por presentarse a elecciones sindicales y eso provoco la escisión en Francia y la expulsión de la AIT. Tampoco se trata de que la CGT sea mala para presentarse a elecciones sindicales, son estrategias diferentes y ya está.

Creo que eres un poco pesimista jeje. Pese a las divisiones en la CNT, esta no había tenido tanta presencia en el mundo laboral (continua siendo poca) como ahora. A lo mejor es que este conflicto interno en el sí de la CNT es porque antes no había debate sobre cuestiones como dotarse de un gabinete jurídico o participar en la negociación colectiva, y quién lo intentaba lo expulsaban los que ahora algunos de ellos se han ido o han sido expulsados. Simplemente ha habido un cambio en la correlación de fuerzas dentro la CNT, y el sector "ortodoxo" ha perdido posiciones frente al "sindicalista".
Re: Volver a empezar: de la CNT a la AIT
20 nov 2016
Cada cual interpreta los signos como mejor le parece o le conviene. Tal vez ese mayor implantación en el mundo laboral, no se deba al gabinete jurídico, sino a que los sindicatos mayoritarios ya no se dedican a esos menesteres y lxs trabajadorxs buscan organizaciones desde las que denunciar incumplimientos patronales. Pero no te engañes, la CNT está intentando ocupar el vacío de los sindicatos mayoritarios, y ya sabemos a dónde conduce ese vacío...

También es un tanto sorprendente la manera de disculpar la presentación a elecciones, diciendo que eso son estrategias, y ya está, y no como se ha reconocido siempre, participar en el sistema. Y eso no es decir que unos sean "malos", sino identificar la deriva. Si vamos a llamarlo estrategia, habrá que decir que es la estrategia del sistema. Ya sabes, la democracia tiene unas normas y todo lo que se salga de ellas, con independencia de las estrategias, es terrorismo.

Otra cuestión que no se quiere reconocer, es que ese sector al que llamas "ortodoxo", anteriormente era "sindicalista" y expulsaron a los que consideraban "ortodoxos". Ahora son ellos los señalados como "ortodoxos" y los actuales defensores del sector "sindicalista", ya veremos como continúan, pero esta historia se repite desde hace tiempo, y los papeles son cambiantes...

De la misma manera que las condiciones laborales han sufrido un profundo cambio, también las organizaciones sindicalistas se han visto afectadas por él, y por tanto, ese "sindicalismo" ya no es aquel sindicalismo que luchaba por conquistar derechos para la clase trabajadora. El sindicalismo actual se limita a que la patronal cumpla con las condiciones pactadas, siempre a la baja, en los convenios. Por ejemplo, hoy la CNT no podría asumir una lucha por la reducción de jornada laboral..., cuando una gran mayoría de trabajadorxs lo que reclaman es más trabajo.

El capitalismo de la patronal ha sabido crear unas condiciones que el sindicalismo no ha podido. Y es por eso que la línea exclusivamente sindicalista, es la misma vía muerta a la que nos llevaron los sindicatos mayoritarios. Una vía de servicios jurídicos complementados con formación laboral, nuevas tecnologías, productividad, etc...
Re: Volver a empezar: de la CNT a la AIT
20 nov 2016
No, el SOV Madrid o Granada (con de la Rúa) siempre han sido ortodoxos, igual que los desfederados de Levante, de la línea "faiera". Estoy de acuerdo, juegan a la estratégia del sistema, pero el simple hecho de criticar esta estrategia no te hace ni mejor, ni más útil, sino hay una estratégia para implementar secciones sindicales, que es lo que le pasaba a la CNT desde hace poco.

No se trata de una vía exclusiva sindicalista, sino anarcosindicalista. Aparte del SOV Barcelona pocos más sindicatos de la línea ortodoxa tienen conflictos colectivos, se limitan al piquete y a la pancarta. En cambio de la otra "línea", la anarcosindicalista aparte del piquete y la pancarta hay un trabajo dentro de la empresa y conflictos colectivos: Gráficas, Villaverde, Bilbao, Valladolid, Hospitalet, Sabadell, Valencia, Sevilla. Si te fijas, los grupos de levante, Tarragona,etc sólo tienen conflictos unipersonales, y algunos ni eso. Aquí no se trata de optar únicamente por la vía jurídica, sino de combinar las dos, y de tener claro que la acción directa no es sólo un piquete y una pancarta por un despido sino también enfrentarse al jefe, reunirse con la empresa, una llamada en un determinado momento, huelgas o amagos de huelga, etc.
Re: Volver a empezar: de la CNT a la AIT
21 nov 2016
La mayoría de los que dices que combinan acción directa y acción sindical - eso si lo hace el sov de barcelona -, desplega como acción ganadora únicamente acción jurídica delegando así todo a gabinetes y abogados(Repartir octavillas no es acción directa es divulgación).Así que no, no llameis anarcosindicalismo a acción mediada defensiva(Puedes hacer cositas añadidas a la acción mediada pero no intentan ganar conflictos por acción directa).
De todas maneras, estos debates son muy cansinos... están en la antesala del debate estrategico real, y corresponden tamien a la antesala de la criminalización de una u otra linea. Como si Hospitalet pudiera dar lecciones ni a CGT, Bilbo, Valencia... por favor si se ha cargado a una regional... venga, chicXs que conflictos ha llevado Valencia por acción directa - siquiera -, Bilbao?, Valladolid? Venga poner algun ejemplo, dejar de dar por supuesto cosas...
Re: Volver a empezar: de la CNT a la AIT
21 nov 2016
El mayor problema que tiene la cnt es que utiliza el sindicalismo, reformista a todas luces, como estrategia revolucionaria. Decir que la Cnt tiene implantacion en el mundo laboral, es directamente mentir. Si lo que busca cnt es un cambio real, esta claro que con la implantacion actual no tiene ni para pintar la bandera. Ya no digo la obra revolucionaria.
Y quien no quiera asumir esto es que no ha vivido lo suficiente para darse cuenta o vive en una burbuja egocentrica.
Naturalmente el autor no utiliza el adjetivo "malos", pero se sobre entiendo. Sobre todo cuando no argumenta el porque de una decision, que no comparte, y en cambio si argumenta las que entiende correctas.
Y no soy pesimista, sino realista, llevo 25 años en la cnt, por lo que ya os digo que he visto casi todo. Por cierto decir que un sindicato es ortodoxo o sindicalista, es tirar una piedra en nuestro propio tejado. Es que no hay opiniones diferentes y divergentes, es que la gente no piensa por si misma?. En mi sindicato siempre ha habido de todo y asi espero que sea siempre, aunque lo que se decida a veces no me guste no lo comparto
Re: Volver a empezar: de la CNT a la AIT
21 nov 2016
Las Huelgas en extracciones Levante del sindicato de Valencia, sino son acción directa no se lo que son, pero además también se hace acción directa . Se de algunos casos de acción directa sin tanta pegatina y publicidad pero lógicamente no te lo voy a contar por indymedia.

Aquí nadie se ha cargado ninguna regional. En todo caso Tarragona se han puesto fuera de la organización, sin pagar durante un año cuotas y no devolviendo ni un euro a patrimonio, queriendo coger locales a espaldas de la organización, uniéndose a la COA y la última con el de reagrupament insultando a militantes de CNT vía facebook. Y Manresa y Barcelona, mejor dicho, los que han quedado en Barcelona riendole las gracias y expulsando al que pilló a un ex de tarragona con correos de la COA.

Aquí no se trata de buenos y malos o de luchas de poder como queréis vender algunos, se trata de si se está por el anarcosindicalismo, el respeto a los acuerdos (que no quiere decir obedecer) o por otras cosas.
Re: Volver a empezar: de la CNT a la AIT
21 nov 2016
La Confederación Nacional del Trabajo C.N.T. es un histórico sindicato anarquista y revolucionario que forma parte de la Asociación Internacional del Trabajo A.I.T. como sección ibérica. Además de la sección ibérica, la AIT está presente en 13 países como miembros de pleno derecho y en 4 países como “amigos de la AIT”.
Dichas secciones deben respetar el pacto federativo de la AIT, basado en el sindicalismo revolucionario. De este pacto asociativo aceptado libremente se desprende que en las secciones-miembro no tienen cabida actuaciones que contradigan al mismo en sus Principios, Tácticas y Finalidades. Es decir, una sección-miembro de la AIT no podría presentarse a elecciones sindicales en su ámbito geográfico de actuación, como tampoco debería llevar a cabo acciones conjuntas con elementos no afines al anarquismo revolucionario, como son las figuras políticas o las asociaciones-partidos-sindicatos que participan del juego del Estado.
Si alguna sección incurre ante tales comportamientos, la AIT llevará hasta las asambleas de todas las secciones el debate sobre los hechos consumados, y normalmente se da un toque de atención y la oportunidad de rectificación antes de pedir la expulsión de dicha sección.
Esto, compañeras y compañeros, hermanas y hermanos anarcosindicalistas, es lo que ha estado ocurriendo con la sección alemana de la AIT, la FAU. A lo largo de los últimos años esta sección ha estado estableciendo relaciones fuera de la AIT en cuanto las secciones-miembro estaban en contra, ignorando o contradiciendo así tanto las opiniones de las demás secciones como los acuerdos federales. También ha mantenido sólidas relaciones con otras organizaciones en países donde ya existe sección-miembro de la AIT, a pesar de las opiniones y sentimientos del resto de secciones y contrariando sus intereses locales y los más amplios temas de unidad organizativa. Existen otros hechos aún más graves si cabe, como la aceptación de los comités de empresa y las elecciones sindicales, a las cuales se presentan algunos de sus miembros.
Por otra parte, vemos como la CNT apoya la postura de la FAU, contradiciendo así a la misma AIT y a su pacto federativo y poniendo en peligro las relaciones entre la CNT y la AIT. Sin consultar la posición que puedan mantener los sindicatos al respecto, el Comité Confederal emprende sus propias gestiones en representación de toda la CNT y de toda la militancia, eso sí, sin interesarse por aquello que opine la militancia. Sí, esa militancia que mantiene viva a toda la Confederación con su actividad y sus cuotas.
Estas irresponsables actuaciones podrían tener muy graves consecuencias y arrastrar a toda la Confederación al desastre de la FAU: recordamos que se pide la expulsión de la FAU. Como militancia nuestro deber es velar por el buen rumbo de la CNT, pues del rumbo que tome dependerá la existencia de la Revolución Social que tanto anhelamos y por la que tanto luchamos. La CNT es nuestra herramienta de lucha y de organización, y difícilmente un obrero desempeñará su trabajo si no tiene las herramientas adecuadas. Nosotras y nosotros, no lo olvidemos, somos las obreras y obreros de la Revolución, y ese es nuestro cometido.
Existe una herramienta de comunicación interna en la CNT, cuyo uso se extiende a toda la AIT. Se trata de un servidor privado en el cual los diferentes sindicatos y/o secretarías pueden exponer orgánicamente sus posiciones, posturas, peticiones, decisiones, etc. y hacerlos llegar en forma de documento al resto de sindicatos y militantes. Toda afiliada y afiliado tiene derecho a poseer las claves de acceso a este servidor privado llamado Eliseo; de la misma manera, toda la militancia tiene derecho a poseer las claves de acceso al correo electrónico de su sindicato. El sentido de esta herramienta es la total transparencia y horizontalidad en una comunicación rápida, fluida y eficaz para potenciar y fortalecer nuestra lucha: no permitas que en tu sindicato te nieguen el acceso al Eliseo y al correo. En este servidor encontrarás toda la información referente a la FAU y la postura del CC de la CNT.
Militante, si deseamos un nuevo mundo a través de la Revolución Social, si hemos decidido llegar a ese mundo nuevo hermanados en la potente herramienta de lucha que es el anarcosindicato, desde nuestra humilde postura te ofrecemos algunos consejos:
• Tienes el derecho y la responsabilidad de acudir a todas las asambleas. Las o los secretarios de tu sindicato deben comunicar a su afiliación los puntos del orden del día con suficiente tiempo de antelación (normalmente siete días en una asamblea ordinaria, pero depende de los estatutos de cada sindicato). Asimismo las secretarías deben agilizar y facilitar el acceso de la afiliación a toda la información necesaria para poder debatir en las asambleas con conocimiento de los temas. Nunca pueden negarte la participación en una asamblea.
• Intenta mantener una actitud de plena participación en tus asambleas y no temas a expresar tus opiniones: nadie es más que nadie en la CNT, ni mucho menos un secretario o secretaria es más que cualquier militante.
• Pide en tu sindicato las claves de acceso a Eliseo y al correo electrónico, y recuerda que para comunicar cualquier asunto en nombre de tu sindicato deberá haberse tratado el tema previamente en la asamblea.
• Si percibes cualquier comportamiento autoritario en tu sindicato, comunícalo inmediatamente y, sobretodo, pon a esa persona en entredicho en las asambleas con argumentos y pruebas para que el resto de compañeras y compañeros puedan valorar los hechos. Apóyate en las compañeras y compañeros de más afinidad en tu sindicato pero sin cerrarte y sin polarizar las asambleas, pues precisamente lo que quieren es destruir el proceso asambleario y que las asambleas no sean funcionales.
• De la misma manera, si percibes comportamientos incoherentes con los principios anarcosindicalistas, oponte en primer lugar en las asambleas de tu sindicato y haz ver la incoherencia y el peligro de dichas acciones; de prosperar estos actos incoherentes, denúncialo a tus círculos y sindicatos de confianza aportando toda la información posible.
• Que tu postura no se quede solamente en la defensa: pasa al ataque. No son las palabras quienes nos traerán la revolución. Propón e implícate en acciones revolucionarias afines a los Principios, Tácticas y Finalidades de la CNT y de la AIT; no es necesario proponer grandes acciones, puedes empezar con propuestas sencillas como el visionado de algunos documentales o films de carácter revolucionario y si es posible en los que se denuncien comportamientos similares a los sucedidos (colaboracionismo con partidos políticos, nacionalismos, participación con comunistas, etc.), y poco a poco intenta abrir acciones al barrio desde el sindicato, como mesas informativas, cine al aire libre, puntos de recogida y reparto, asambleas vecinales, exposiciones, charlas, etc.
• Y sobretodo, valórate dentro de la CNT como lo que eres: una pieza más de este maravilloso engranaje, una pieza igual a todas las otras, sin menor o mayor valor que ellas y con su misma capacidad de decisión y acción. Tú vales lo mismo que cualquier secretario en CNT, o incluso en la AIT. El secretario y la secretaria no deciden sobre ti, sino que tú decides lo que ellas y ellos deben hacer o decir en representación de su cargo (no a nivel de militante, como es obvio).
Hermanas y hermanos anarcosindicalistas y revolucionarios, el mañana que tanto deseamos está más cerca de lo que creemos: hemos vivido el ocaso y la noche, pero pronto amanecerá y cual sol en el horizonte se levantará la cálida y brillante luz de la Revolución Social.
No permitamos más intromisiones que nos impidan llegar al alba.
¡Salud, Anarquía y Revolución Social! ¡Viva la CNT y viva la AIT!
Re: Volver a empezar: de la CNT a la AIT
21 nov 2016
"ha estado estableciendo relaciones fuera de la AIT"

mmm relaciones abiertas mmm
Re: Volver a empezar: de la CNT a la AIT
27 nov 2016
"o que se exija a la CNT (cuyas cuotas representan el 80% del total de la AIT) el pago puntual de las cuotas cuando esta ha solicitado más tiempo, debido a tener que hacer frente al pago inesperado de 500.000 € debido a un accidente."

La CNT puede perfectamente pagar las cuotas a la AIT, de hecho ha derrochado muchísimo dinero en otras cosas mucho más innecesarias que ahora se callan. El motivo por el que no se pagan fue que la CNT acordó dejar de pagar las cuotas a la AIT para sabotearla económicamente, como forma de protesta por no aprobar sus propuestas. La interpretación que hizo la CNT fue que ellos eran quienes sostenían económicamente a la AIT y en cambio lo que ellos proponían nunca se aprobaba, por lo que era absurdo seguir financiando una Internacional con la que cada vez se identificaban menos.

Por fortuna esto ya fue más reciente y lo pude vivir personalmente, pero leer semejante mentira me hace dudar de la veracidad del resto del texto y de la naturaleza de los conflictos internos detallada aquí.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more