Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juny»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: altres temes
Apuntes sobre "La sociedad del cansancio" y " ¿Por qué hoy no es posible la revolución?" de Byung Chul-Han
23 ago 2016
La revolución es factible cuando el individuo deja de estar fragmentado por las ideologías, la cultura, la educación, las costumbres, las religiones que emanan del sistema de dominación capitalista...
Byung-Chul Han.jpg
Si hoy no es posible la revolución es porque todavía no estamos lo suficientemente preparados, aunque el sistema de dominación y los mecanismos que usa el Poder se hayan perfeccionado, la servidumbre es factible por consenso debido a la atomización del individuo que lo inhabilita para cualquier tipo de respuesta y si "el comunismo se vende como mercancía" es porque forma parte del Capitalismo -lo ha integrado- no porque lo haya convertido éste, es decir, el comunismo ha transmutado en una forma de Capitalismo y por lo tanto ya no puede ser comunismo como tal, en esencia, en sí y por sí, entendiendo el comunismo como el sistema antagónico del Capitalismo, es decir, el comunismo revolucionario o libertario, o la democracia directa si queremos llamarlo así.

La revolución es factible cuando el individuo deja de estar fragmentado por las ideologías, la cultura, la educación, las costumbres, las religiones que emanan del sistema de dominación capitalista, cuando el individuo vuelva a ser individuo se podrá empezar a hablar de un cambio que conlleve la transformación de la sociedad y por ende de las estructuras que conforman el sistema.


Articulo:http://elpais.com/elpais/2014/09/22/opinion/1411396771_691913.html

---------------------------------------------------
La sociedad del rendimiento a la que alude Byung Chul-Han viene precedida por la revolución industrial o técnica del siglo XIX-XX, así el individuo coaccionado de la sociedad disciplinaria de Foucault debe de cumplir con las normas y leyes que le impone el sistema de dominación, es decir, aceptar las reglas de juego para poder sobrevivir so pena de ser sancionado por el sistema. El individuo auto-explotado del siglo XXI por el sistema de dominación o la sociedad del rendimiento es en primer lugar un sujeto que se debe de auto-engañar para de este forma ser asimilado por la gran máquina basada en la técnica o tecnología, debe sentirse parte de esta gran máquina que ha creado o ayudado a construir de alguna u otra forma, cuando se integra en la máquina ya deja de ser individuo y pasa a formar parte del engranaje de la misma, pierde la conciencia de su ser y se transforma en una parte de la máquina para de esta manera poder sentirse seguro en una sociedad del rendimiento o la eficacia, se podría señalar que la sociedad del rendimiento viene precedida del instinto de acumulación, no obstante la sociedad del rendimiento excluye a una buena parte de la misma si nos ceñimos al presente, es decir, la sociedad del rendimiento como tal está basada en la sociedad de los mejores, de los más competitivos, de lo que se deduce que la imposición para poder sobrevivir en el sistema de dominación todavía queda fiscalizada por un agente exterior, llámese Estado o Capital que regula las relaciones sociales para que el aparato tecnológico se implante como el medio por el cual se controle a la sociedad en general. Por lo tanto, la sociedad de la auto-explotación y la auto-vigilancia debe ser reconocida por el propio sujeto que tiene que convertirse de esta forma en objeto de una gran máquina que todavía está construyéndose.

La sociedad de la auto-explotación vendría dada por una auto-imposición que en principio no requeriría de ningún tercero o agente exterior que la coaccionase, es decir, no habrían ni dominados ni dominadores, la víctima o el verdugo no existirían como tal, cosa que aún no ocurre en la actualidad.
El análisis de Byung Chul- Han de la sociedad es una análisis distópico, es decir, el de un hipotético futuro en el que una "inteligencia superior" domina de forma imperceptible a la sociedad en general.

Más allá de la sociedad disciplinaria.
"La sociedad disciplinaria de Foucault, que consta de hospitales, psiquiátricos, cárceles, cuarteles y fábricas, ya no se corresponde con la sociedad de hoy en día. En su lugar se ha establecido desde hace tiempo otra completamente diferente, a saber: una sociedad de gimnasios, torres de oficinas, bancos, aviones, grandes centros comerciales y laboratorios. La sociedad del siglo XXI ya no es disciplinaria, sino una sociedad de rendimiento. Tampoco sus habitantes se llaman ya <<sujetos de obediencia>>, sino <<sujetos de rendimientos>>. Estos sujetos son emprendedores de sí mismos. Aquellos muros de las instituciones disciplinarias, que delimitaban el espacio entre lo normal y lo anormal, tienen un efecto arcaico. El análisis de Foucault sobre el poder no es capaz de describir los cambios psíquicos y patológicos que han surgido con la transformación de la sociedad disciplinaria en la de rendimiento. Tampoco el término frecuente <<sociedad de control>> hace justicia a esa transformación. Aún contiene demasiada negatividad.

La sociedad disciplinaria es una sociedad de la negatividad. La define la negatividad de la prohibición. El verbo modal negativo que la caracteriza es el <<no-poder>> (Nicht Dürfen). Incluso al deber (Sollen) le es inherente una negatividad: la de la obligación. La sociedad de rendimiento se desprende progresivamente de la negatividad. Justo la creciente desregularización acaba con ella. La sociedad de rendimiento se caracteriza por el verbo modal positivo poder (können) sin límites. Su plural afirmativo y colectivo<<Yes, we can>> expresa precisamente su carácter de positividad. Los proyectos, las iniciativas y la motivación reemplazan la prohibición, el mandato y la ley. A la sociedad disciplinaria todavía la rige el no. Su negatividad genera locos y criminales. La sociedad de rendimiento, por el contrario, produce depresivos y fracasados [...]
Alain Ehrenberg sitúa la depresión en el paso de la sociedad disciplinaria a la sociedad de rendimiento:

El éxito de la depresión comienza en el instante en que el modelo disciplinario de gestión de la conducta, que, de forma autoritaria y prohibitiva, otorgó sus respectivos papeles tanto a las clases sociales como a los dos sexos, es abandonado a favor de una norma que induce al individuo a la iniciativa personal: que lo obliga a devenir él mismo [...]. El deprimido no está a la altura, está cansado del esfuerzo de devenir él mismo.
De manera discutible, Alain Ehrenberg aborda la depresión solo desde la perspectiva de la economía del sí mismo (Selbst). Según él, el imperativo social de pertenecerse solo así mismo causa depresiones. Ehrenberg considera la depresión como la expresión patológica del fracaso del hombre tardomoderno de devenir él mismo. Pero también la carencia de vínculos, propia de la progresiva fragmentación y atomización social, conduce a la depresión. Sin embargo, Ehrenberg no plantea este aspecto de la depresión: es más, pasa por alto asimismo la violencia sistémica inherente a la sociedad de rendimiento, que da origen a infartos psíquicos.Lo que provoca la depresión por agotamiento no es el imperativo de pertenecerse a sí mismo, sino la presión por el rendimiento. Visto así, el síndrome de desgaste ocupacional no pone de manifiesto un sí mismo agotado, sino más bien un alma agotada, quemada. Según Ehrenberg, la depresión se despliega allí donde el mandato y la prohibición de la sociedad disciplinaria cede ante la responsabilidad propia y las iniciativas. En realidad, lo que enferma no es el exceso de responsabilidad e iniciativa, sino el imperativo del rendimiento, como nuevo mandato de la sociedad del trabajo tardomoderna.

Alain Ehrenberg equipara de manera equívoca el tipo de ser humano contemporáneo con el hombre soberano de Nietzsche: <<El individuo soberano, semejante a sí mismo, cuya venida anuncia Nietzsche, está a punto de convertirse en una realidad de masa: nada hay por encima de él que pueda indicarle quién debe ser, porque se considera el único dueño de sí mismo>>. Precisamente Nietzsche diría que aquel tipo de ser humano que está a punto de convertirse en un realidad de masa ya no es ningún superhombre soberano, sino el último hombre que tan solo trabaja. Al nuevo tipo de hombre, indefenso y desprotegido frente al exceso de positividad, le falta toda soberanía. El hombre depresivo es aquel animal laborans que se explota a sí mismo, a saber: voluntariamente, sin coacción externa. Él es, al mismo tiempo, verdugo y víctima. El sí mismo en sentido empático es todavía una categoría inmunológica. La depresión se sustrae, sin embargo, de todo sistema inmunológico y se desata en el momento en que el sujeto de rendimiento ya no puede poder más [...]
El sujeto de rendimiento está libre de un dominio externo que lo obligue a trabajar o incluso lo explote. Es dueño y soberano de sí mismo. De esta manera, no está sometido a nadie, mejor dicho, solo así mismo. En este sentido, se diferencia del sujeto de obediencia. La supresión de un dominio externo no conduce hacia la libertad; más bien hace que la libertad y coacción coincidan. Así, el sujeto de rendimiento se abandona a la libertad obligada o a la libre obligación de maximizar el rendimiento. El exceso de trabajo y rendimiento se agudiza y se convierte en autoexplotación. Esta es mucho más eficaz que la explotación por otros, pues va acompañada de un sentimiento de libertad. El explotador es al mismo tiempo el explotado. Víctima y verdugo ya no puede diferenciarse. Esta autorreferencialidad genera una libertad paradójica, que, a causa de las estructuras de obligación inmanentes a ella, se convierte en violencia. Las enfermedades psíquicas de la sociedad de rendimiento constituyen precisamente las manifestaciones patológicas de esta libertad paradójica."

Fuente: http://blogdejoaquinrabassa.blogspot.com.es/2014/10/byung-chul-han-la-so
Mira també:
http://matapuces.blogspot.com.es/

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Apuntes sobre "La sociedad del cansancio" y " ¿Por qué hoy no es posible la revolución?" de Byung Chul-Han
24 ago 2016
La revolución no es todavía posible debido a que demasiados candidatos - individuos o colectivos - a las necesarias dinamizaciones revolucionarias de los procesos sociales (culturales, ecológicos, vivienda, trabajo, salud, migraciones, etc.) siguen atrapados por viejas o nuevas ideologías, como las marxistas, las cristianas, anarquistas, budistas, socialistas sistémicas, etc. en vez de desarrollar teorías y praxis relamente radicales y adecuadas al muy complejo desarrollo actual del cáncer capitalista.
Re: Apuntes sobre "La sociedad del cansancio" y " ¿Por qué hoy no es posible la revolución?" de Byung Chul-Han
24 ago 2016
En efecto, por ejemplo el excelente trabajo de Carlos Marx, es una pieza fundamental para analizar y comprender este terrible y patológico sistema de privatización, alienación y explotación general.
Ya.
Pero sus fieles religiosos seguidores, esos marxistas de muchos colorines que se pretenden hasta comunistas, les han destrozado la mayor parte de sus aportaciones transformándolas en cánticos de iglesias narcisistas; y cada vez más folclóricas.

O esos fantasmas anarquistas que, a pesar de pretender ser realmente libertarios, solo parecen unos fanáticos individualistas del NO permanente a la organización colectiva; revolucionaria o lo que sea.
Re: Apuntes sobre "La sociedad del cansancio" y " ¿Por qué hoy no es posible la revolución?" de Byung Chul-Han
24 ago 2016
El último comentario publicado en http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/506003/index.php
es una "buena" muestra" de este embrutecimiento de los marxismos, en este caso estalinista.
Que miseria.

Hay que mirar adelante; eso es olor de cementerio.
Re: Apuntes sobre "La sociedad del cansancio" y " ¿Por qué hoy no es posible la revolución?" de Byung Chul-Han
25 ago 2016
ja, ja, ja, ja...

Me rió por no lamentarme al ver cómo algunos, a pesar del paso del tiempo, ni renuevan sus descalificaciones hacia quienes consideran adversarios.

Entre finales de los 80 y principio de los 90, un sindicalista de CC.OO. obreras y militante del PSUC, ante su llamamiento a la unidad sindical en el entorno laboral, nos acusaba al mismo tiempo a los anarquistas de ser "unos fanáticos individualistas del NO permanente..."

Pues sí, ese NO no es una pose, no es una actitud, no es gratuito.

Es un NO que expresa que la organización colectiva revolucionaria, NO de cualquier manera, NO con cualquiera o quien sea. SIEMPRE revolucionaria y colectiva.

Para "lo que sea", ya está Podemos y todas las variantes estalinistas de Izquierda Unida, PSUC, EUiA, etc, etc... Si hay alguna "sociedad del cansancio", no es otra que la de la traición permanente, la de la lucha por el poder... Esa es otra de las razones por las que en "nuestros países" no hay revoluciones.
Re: Apuntes sobre "La sociedad del cansancio" y " ¿Por qué hoy no es posible la revolución?" de Byung Chul-Han
25 ago 2016
El autoexplotado es el autónomo. Su jefe, su presión, además de ser él mismo, es el mercado, pues este le obliga a trabajar cada vez más y por menos dinero.

Nos han colado una buena con esto de los autónomos. Así el patrón no se responsabiliza y tiene mano de obra a su merced en cualquier momento.

Alguna idea para combatir esa atomización de los trabajadores?
Re: Apuntes sobre "La sociedad del cansancio" y " ¿Por qué hoy no es posible la revolución?" de Byung Chul-Han
25 ago 2016
La banca vuelve a atacar. El BBVA “recomienda” más agresiones a la clase trabajadora.

Concentración delante de las oficinas del BBVA en Pza Catalunya esquina con Calle Vergara

Día : Martes 30 de agosto

Hora: 11 horas

Difunde y participa

Convoca: Marea de Mareas
Re: Apuntes sobre "La sociedad del cansancio" y " ¿Por qué hoy no es posible la revolución?" de Byung Chul-Han
26 ago 2016
Los trabajadores no son una clase, no forman una clase según el planteamiento marxiano, de Marx, sino que representan únicamente un sector, una franja de la CLASE OBRERA general, la de cada nación o pueblo.

En la clase OBRERA, la de los expropiados de los bienes comunes, alienados hasta el culo y explotados bajo varias formas, tenemos tambi´n los parados, los precarios, becarios, migrantes, reproductor@s, pensionistas, muchos autónomos, jóvenes estudiantes, etc, etc,etc.

La monopolización de la clase por parte de los llamados "trabajadores" (que tienen un sueldo y un trabajo más o menos seguro) y, peor aún, por parte de sus organismos sociales, los sindicatos, es LA LACRA MAYOR DE TODO AQUEL QUE SE DICE anti-capitalista, comunista, libertario y hasta socialista.

Los trabajadores más o menos fijos y asalariados, además, se dirigen poco a poco a representar franjas reaccionarias de la sociedad. No para nada les votan a las basuras facha o parecidas, estilo PP, Front National, CiudadANOS, etc.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more