Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
La Campaña Admirable recorre Venezuela en medio del asombro
10 ago 2003
15 días después de iniciarse la reedición de la mítica campaña militar de Simón Bolívar, el 9 de agosto concluyó la Acampada Juvenil Bolivariana
15 días después de iniciarse la reedición de la mítica campaña militar de Simón Bolívar, el 9 de agosto concluyó la Acampada Juvenil Bolivariana tras haber permanecido tres días en Fuerte Tiuna, el principal cuartel militar de Caracas. Más de mil jóvenes de Latinoamérica y un puñado de europeos han vivido a lo largo de casi tres semanas una experiencia única a nivel político, humano y cultural. El resurgir del ideal bolivariano se ha manifestado de manera contundente en un continente sumido en la pobreza. La esperanza y la confianza en un mejor porvenir se han podido sentir en cada pueblo, en cada mirada y en cada canción que los habitantes de esta parte de América nos han brindado. A pesar de la descoordinación y los ataques paramilitares, nada ha podido detener esta humilde, pero valiente marcha.

David Segarra. La Vega, Caracas, Venezuela

Todavía con el temblor de los ataques y amenazas y tras sumarse más participantes en Ocaña y Cúcuta, la marcha por fín llega a Venezuela. el fantasma de la muerte y la desaparición se desvanece y los colombianos sienten que son libres, muchos por primera vez. El recibimiento es completamente diferente. Aquí el gobierno apoya la marcha y su proyecto de Unidad Latinoamericana y Justicia Social.
Recorremos la Cordillera Oriental, dejando a nuestro paso cerros y ranchitos donde la gente saluda el paso de los autobuses. Otros, en cambio, se pasan el pulgar por el cuello. Evidentemente no les gustan ni Chávez ni los colombianos. Adentrándonos en la espesura de los bosques, selvas e indígenas, penetramos en los caminos de Venezuela.
Al llegar la hora del almuerzo, sucede algo que ningún marchista hubiera imaginado: el 253 Batallón de Cazadores, con toda su parafernalia de combate, los recibe en su base, para servirles la comida. Los activistas, con sus camisetas de Allende y el Che, reciben la bebida y los alimentos de los hombres de la boina roja con los ojos abiertos como platos. Se resisten a creerlo. Les parece imposible que existan militares que escuchen a Alí Primera y lean a Neruda.
En el pueblo de La Grita se produce un incidente que ilustra bien la realidad venezolana. Al paso de la manifestación, un grupo de opositores insultan e increpan a los pariticipantes, al grito de "comunistas" y "cubanos". Detrás de ellos y sin que ellos lo sepan, un mural dibuja las efigies de Bolívar y el Che Guevara bajo el lema "Viva la Libertad de Expresión". Aquí entiendo la diferencia entre dictadura y democracia. Mientras en Colombia los opositores son asesinados sin más, en Venezuela, hasta los golpistas pueden expresarse libremente.
Pero los asombros continuan, en la noche, vamos a cenar a un hotel, el Club Borriquero, donde volvemos a hacer una comida completa. Ahora recordamos entre risas, cuando la cena consistía en una mandarina y un caramelo, o un sandwich de jamón y queso a repartir entre dos. Es como si de una mágica manera las casas, las armas y lo que siempre perteneció a los ricos y poderosos, de pronto estuvieran al servicio de los pobres y perseguidos. La euforía es incontenible tras las penurias y la tensión vividas.
La primera noche se pasa en cuarteles militares, donde se instalan las tiendas. Insumisos, revolucionarios, raperos, poetas, periodistas, peludos e indígenas, todos ellos se acomodan en las instalaciones. Y para su sorpresa no están presos! Eso sí, las mujeres y los hombres son separados, que esto sigue siendo un auténtico ejército. Por ahora...

El siguiente paso son Mérida y Los Llanos, por lo que la caravan se divide en dos, recorriendo los senderos por los que combatió el Libertador. En la fría mañanita, nuestro grupo inicia un largo y lluvioso recorrido que nos lleva de pueblo en pueblo realizando innumerables homenajes a Bolívar, a sus monumentos y a sus museos. Se le ofrendan los honores de las diferentes delegaciones latinoamericanas y hasta de dos vascos y un valenciano. En todo momento, los marchistas son protegidos por fuerzas policiales de élite, ya que se teme algún ataque de la oposición. Hay que recordar qu hace un escaso año y medio realizaron un Golpe de Estado que intentó sustituir la democracia por un régimen fascista encabezado por los empresarios. La salida a las calles de millones de ciudadanos desarmados y la lealtad de los cuadros medios y la tropa militar le dieron la vuelta sorprendentemente a la situación. En un hecho histórico sin precedentes se rescató vivo al presidente Chávez y se restauró la democracia en menos de 48 horas. Para pesar y vergüenza de Bush, Aznar y Uribe, que fueron de los pocos gobernantes que apoyaron y reconcieron como legítimos a los golpistas.
El entusiasmo y la pasión de los chavistas es desbordante. Ellos afirman que la hora histórica del pueblo ha llegado. Y están dispuestos a defender su Revolución con la vida.
en Mérida, un cantautor le canta a Machado, golpe a golpe y verso a verso. Mientras un jóven venezolano graba un documental con su Canon XL1, aplicando lo que aprendió en la Escuela de Cine de La Habana. Esa historia, me cuenta, será para los barrios, para los mvimientos sociales y para el mundo también, a través de internet.
En el trayecto nocturno los ánimos se disparan y con unas botellitas de aguardiente se embravan los fuegos, convirtiéndose el autobús colombiano en una fiesta de refugiados políticos llevados con honores diplomáticos. Pero en lo álgido del asunto, se divisan las garitas de otro cuartel y los coordinadores apaciguan los ánimos de la gente. Cargados con todos los bultos y cachivaches, respetuosos, entramos en el fortín.
Pero para nuestra sorpresa, en la puerta misma, un grupo de negros tocan y bailan tambor. La gente lanza sus trastos, cena y se pelea por bailar con la tremenda negrita que lanza a los tipos al cosmos con sus golpes de cadera. Y así, otro día se acaba en esta extraña marcha de locos, valientes y poetas.

El siguiente día, los marchistas empiezan a acusar un exceso de homenajes y actos protocolarios chavistas. La adoración a la figura de Bolívar es inmensa. A las que hay que sumar las figuras de Cristo y el Che Guevara, así como Hugo Chávez. Muchos se entretienen con sus lecturas: Tolstoi, Gibran, Maquiavelo, Sabato, Nietzsche, González y como no, Bolívar.
La sensación de que la relación espacio y tiempo se ha diluido y hemos entrado en una dimensión bolivariana es común. Habiendo cruzado Colombia y Venezuela, navegado días enteros por ríos y por las noches eternas de las carreteras. Tras subir a 4.000 metros en los Andes y bordear las selvas, pasando del frío más seco al calor más humedo y caribeño. siendo a veces defendido y otras atacado por las fuerzas armadas. Después de todo esto, las diferencias y las similitudes son tantas que ya no sabemos si hemos cruzado uno, dos, o diez países. O un mundo entero, un auténtico universo.
El sargento que acompaña el autobús como seguridad, nos cuenta a unos amigos, entre decenas de cervezas nocturnas, mientras se le eriza el vello, como vivió el Golpe y como lloró al ver retornar vivo al presidente. En la intimidad de la noche y el alcohol, nos relata como su padre y su hermano murieron luchando en la guerrila salvadoreña. Aquí se ve una de las caras del chavismo: gente de origen muy humilde, que parten de un nivel cultural mut bajo, pero con un gran orgullo, valentía, conciencia y ganas de aprender. Aunque lo que sí une a todos, es la rumba y el desorden, esa sí es parte de la idiosincrasia, ciertamente.
Lo que se detecta también es una polarización de las clases, la mítica lucha de clases, aquí es una realidad palpable. El rencor y la sensación de impunidad, hacen que haya un sentimiento que exige mano dura a Chávez contra los golpistas.
En la caravana, a pesar del cansancio y los enfermos, el ánimo sigue alto y la integración latinoamericana se produce no solo en los debates, sino sobre todo en la noche, cuando de la mano se escabullen en la oscuridad. Europa, no se queda atrás y abraza a Colombia, con quién ha viajado y hermanado.

A la mañana siguiente, mientras almorzamos en la calle, un loco gamín bastante mayor se sienta con nosotros, dibuja al che y se lo regala a la colombiana de color café. Hasta los locos creen y admiran a Ernesto Guevara. Ciertamente lógico.


9 de agosto del 2003, Barrio La Vega, Caracas, Venezuela.


www.campana-admirable.org

www.lavanc.com

www.aporrea.org

www.venpres.gov.ve

www.rebelion.org
Mira també:
http://www.campana-admirable.org
http://www.lavanc.com

Comentaris

Re: La Campaña Admirable recorre Venezuela en medio del asombro
10 ago 2003
Como me gustaría estar viviendo esa experiencia íncreible!...será muy interesante que los participantes europeos cuenten lo que han vivido cuando vuelvan ,para callar de una vez a tanto "libertario" antichavista y tanto gusano anti-cubano.
Su testimonio valdrá mil veces más que toda la intoxicación de la Prensa y las mentiras de los Telediarios.
Viva Chavez!
Sindicat