Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
Rojo y Negro
20 jun 2016
Al Pueblo trabajador
Al pueblo trabajador:

El valor de lo que se hace tiene la magnitud verídica de lo que construye, así como las acciones validan las ideas, lo que se dice representar está implícito y no requiere reivindicaciones. Pero la memoria es nuestra trinchera, por eso afirmamos que nuestro valor es el trabajo, por eso les hablamos con las palabras que levantan nuestras faenas. No importa quienes somos, si acaso incumbe lo que hemos hecho, por qué lo hicimos y a favor de quiénes lo hacemos.

Actualmente en nuestro mundo, cada año mueren de hambre siete millones de personas, mientras otros 800 millones languidecen por la desnutrición y cerca de 1,000 millones carecen de acceso seguro al agua potable. ¿Qué habremos de hacer para que en esta tierra se abran las fronteras y todas las personas encuentren su digno porvenir? estudiar, trabajar, producir, organizar, luchar, resistir; sí, pero juntos, en la unidad donde prevalezcan nuestras convicciones sobre nuestras diferencias.

En México más de sesenta personas son asesinadas diariamente, esta violencia obliga al desplazamiento forzado de más de 100 mil personas al año; la reciente edición de esta guerra genocida contra el pueblo, mal llamada “guerra contra las drogas”, deja un saldo de 27,659 desaparecidos, según cifras oficiales del enemigo. ¿Qué habremos de hacer para parar esta masacre? recordar, documentar, difundir, hacer justicia, organizar, educar, luchar, resistir; sí, pero teniendo muy en cuenta cuál es el origen de esta violencia, quién la promueve y cómo se beneficia de ella.

Se entiende que en este escenario es discutible atender la palabra de un grupo clandestino y armado; sin embargo, dados los tiempos que corren, a nosotros nos resulta más cuestionable negar que la defensa armada del pueblo organizado es una herramienta necesaria para hacer frente a esta tragedia. En más de una ocasión ha habido quienes teniendo la posibilidad de organizar un alzamiento popular generalizado, han eludido esta vía justificándose al decir que quieren evitar un baño de sangre. Hoy la Patria se encuentra sumida en el caos, saqueada por la violencia, la muerte y la desolación. El remedio nos piden que lo depositemos en las urnas, hay todavía quienes no se cansan de seguir invitándonos a participar del sacrificio, son los mismos bribones que gozan de las prebendas que el circo electoral les arroja, pero ya hay mucho México que está hasta la madre de poner la otra mejilla.

Aunque lo cierto es que la lucha armada del pueblo organizado, por si sola, no basta para construir un mundo mejor. Por eso consideramos valiosos todos los espacios que permiten que las mujeres y los hombres de trabajo puedan encontrase en la lucha por la defensa de sus derechos, donde pueden mirarse de frente, igualitariamente, fraternalmente, honradamente, desde los cuales se propician los puntos de encuentro sincero que promueven acuerdos básicos sobre cómo podemos hacer frente a la opresión en que vivimos. Por eso es tan significativo que a pesar de los crímenes cometidos por el Estado terrorista, hoy en día el magisterio democrático agrupado en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) da al mundo una enorme lección de civismo, presentando una resistencia civil pacífica y efectiva en contra de las reformas estructurales impulsadas por la actual administración federal. Nunca están de más las iniciativas que se proponen el diálogo para abrir caminos donde los esfuerzos populares coincidan y sumen voluntades en la construcción de una Patria más justa, más democrática, más digna. Es atroz que el Estado mexicano le responda a los docentes con la violencia como único argumento.

En estos días aciagos que mutilan a México de sus recursos naturales, de su cultura, su historia, su territorio y de sus más valiosas personas, nosotros pensamos que se debe evitar la dispersión de esfuerzos, concretando puntos de concentración donde las geografías de la rebeldía lo permitan, donde la fuerza sectorial facilite la resistencia y donde las ideas nos identifiquen, de ahí podrán llevarse las luchas de resistencia hasta el corazón mismo de los capitales financieros. Proponemos entonces que de manera urgente consolidemos la SOBERANÍA POPULAR DESTITUYENTE para terminar de desmoronar la maquinaria asesina del mal gobierno, terminando así, de una vez por todas, con las políticas y las administraciones locales impuestas por el sistema capitalista.

Nosotros no tenemos vocación de mártires ni de caudillos, lo que hemos conseguido se ha logrado con trabajo, dedicación, compromiso y sacrificio; además de la disciplina que obliga a cumplir con los deberes, reconocer las faltas, evitar protagonismos, corregir errores, fortalecer debilidades, evitar infiltrados. Nuestra victoria es mantenernos firmes en la lucha, enarbolando esta causa compartida para alcanzar el bien común. Por eso seguimos apostándole a lo que algunos consideran imposible, pero que en no pocas ocasiones se ha logrado sin la tutela de organismos internacionales, ni mecenas, ni jefes, sino con el esfuerzo y los propios medios del pueblo trabajador, es decir, construir las bases del entendimiento mutuo que permita alzar al desvalido, poner límites a la acumulación del poder y asegurar la justicia para las víctimas.

Lo que venga será en plural, la frontera del egoísmo la han marcado otros, nosotros solo estamos buscando unir lo cercano a la distancia. No nos estorba que un individuo se empeñe en demoler los cimientos de lo que abusa, siempre que los escombros sirvan para nivelar el terreno del destino, siempre y cuando éste sea colectivo.

Con la palabra y con tacto vamos encontrándonos, que viene la oscuridad.

¡Unidos y organizados, venceremos!

“La palabra como medio para unificar criterios, la acción como forma de establecer la vida”

“Cultivar el pensamiento para hacer efectivo el golpe del brazo, preparar al brazo para enfrentar las armas y defender a las ideas”

Rojo y Negro
Periódico de Combate
Milicias Insurgentes – Ricardo Flores Magón
Brigada María de la Soledad Leona Camila Vicario
Junio de 2016

This work is in the public domain
Sindicat