Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: altres temes
Sábado 18 de junio Charla sobre la situación de Jose Antunez en Sant Andreu
15 jun 2016
Sábado 18 de Junio alas 12:00 hrs. Charla sobre la situación actual de Jose Antunez Becerra.
Kiosko Okupado "La Barraca", Plaza Orfila. Metro Sant Andreu.
13 30: Comedor Solidario
Pasado y presente del compañero José Antúnez Becerra

José Antúnez Becerra ingresa por primera vez en las cárceles franquistas a los 17 años, en 1974, aunque previamente ya había pasado por correccionales. De familia con escasos recursos. Este es su primer contacto con la cárcel, que será continuado durante toda su vida.
En 1976, la lucha individual que venía manteniendo José Antúnez encuentra un espacio colectivo en la organización asamblearia COPEL (Coordinadora de Presos en Lucha). Este colectivo surgió como un intento de agrupación de los presos sociales (los encarcelados por delitos comunes, no políticos) para reivindicar su situación tras la amnistía concedida acabado el franquismo a los presos políticos.
En 1976, tras la muerte de Franco, se aprueba la Ley de reconciliación nacional y amnistía, publicada en el BOE el 30 de julio de 1976, que establecía la amnistía a todxs lxs presxs por delitos y faltas de intencionalidad política y de opinión, por los delitos de rebelión y sedición, a los prófugos y desertores, a los que por objeción de conciencia se hubieren negado a prestar el servicio militar y a lxs presxs condenadxs por quebrantamientos de condena de los delitos amnistiados, es decir, únicamente para lxs presxs considerados políticxs, en aras de lograr, en el nuevo “período democrático” una reconciliación nacional, una nueva paz social.
Así, y al ver que estas medidas no les beneficiaban, a finales de 1976, un grupo de presos de Carabanchel decidió crear una coordinadora para reivindicar la libertad de todxs lxs encarceladxs (políticxs o no) y una reforma drástica del sistema penal y penitenciario, extendiéndose esta lucha a muchas otras cárceles del Estado.
Cuando a Instituciones Penitenciarias llegó la noticia de que se había creado dentro de prisión una organización llamada COPEL, rápidamente se tomó la decisión de aislar a sus miembros. El aislamiento de estos presos se realizó en la bien conocida Sexta galería de Carabanchel, tratando así de poner fin a las exigencias que los presos reclamaban. Sin embargo, este aislamiento, lejos de llevar a apaciguar la lucha, la fortaleció, ya que agrupó a los presos en una misma galería, facilitando así el contacto entre ellos.
En este contexto de movilización tras los muros, en 1978 en Barcelona, Antúnez, junto con otros presos, participó en lo que se llamó “La fuga de los 45”, en la que se realizó un túnel que comunicaba la Modelo con las cloacas del exterior, por el que se dieron a la fuga, el 2 de junio de ese año, 45 presos.
Antúnez, participante activo de la COPEL, tiene hoy 58 años, de los cuales ha pasado más de 40 entre rejas. La imposición de su última condena se produjo tras su participación en el motín de Quatre Camins en 2004, en el que los presos se levantaron, tras observar la paliza producida a un preso por parte de un carcelero, por el fin de los malos tratos y vejaciones que se producen en prisión.
En el juicio celebrado, José fue acusado de intento de homicidio al subdirector de seguridad de la cárcel de Quatre Camins, Manuel Tallón, aunque estos hechos fueron siempre negados por él. Se le condenó a 18 años y 8 meses de prisión.
A día de hoy, Antúnez protesta porque, a pesar de haber cumplido casi la mitad de las condenas impuestas, la dirección general de Serveis Penitenciaris no le otorga ningún permiso de salida, razón por la cual ha protagonizado diversas huelgas de hambre (HH) denunciando las injusticias cometidas en prisión:
HH junio 2011. Mantenida durante más de 25 días. La razón de la huelga en esta ocasión era su reivindicación del derecho a trabajar dentro de prisión, con la correspondiente remuneración dentro de los muros, unos 120 euros mensuales con una cotización a la Seguridad Social del 25% en comparación con el otro lado del muro.
HH enero 2013. Mantenida durante más de 22 días. El motivo de dicha huelga fue la denuncia de su situación de aislamiento y la denuncia de las torturas y malos tratos existentes en las prisiones españolas, así como el apoyo a lxs presxs que las viven cotidianamente.
HH enero 2014. Mantenida durante 36 días. Reivindicaba el fin de su encierro y la revisión de la condena de casi 19 años que le impusieron tras el motín de Quatre Camins. Deja la huelga tras un acuerdo en el que se revisaría su situación para evaluar el otorgamiento del permiso, lo cual nunca se llevó a cabo.
José, muy consciente del deterioro de su salud, pero también del posible poder de presionar a Instituciones Penitenciarias mediante la huelga de hambre, decide, en enero de 2015, ponerse en huelga de hambre indefinida.
A este propósito escribe:
“La institución penitenciaria me ha condenado a la muerte en prisión [...] Es por ello que, después de meditarlo mucho, he decidido ponerme en huelga de hambre indefinidamente, porque antes de que me mate lentamente la institución penitenciaria, [...] he apostado por morir luchando, para que sepan también que la justicia no existe”.
HH enero 2015. Mantenida durante 65 días, dentro de los cuales realizó 5 días de huelga de sed. El motivo por el que Antúnez decidió abandonarla fue un acuerdo pactado con la Jueza de Vigilancia Penitenciaria, Remei Bona, en el que la jueza se comprometía a incluir a José en el programa de alcoholismo y en el programa de intervención para delincuentes violentos (DEVI), programas cuya asistencia le impusieron como requisito obligatorio para concederle los permisos penitenciarios de salida. Así, cumplida una parte de su participación en estos programas, José obtendría su primer permiso (programado para comienzos de este año 2016) y disfrutaría de ellos con regularidad.
Tras la última huelga de hambre, consiguió ser incluido en el programa, pero la promesa de obtener un permiso a los pocos meses de comenzado el programa nunca se hizo efectiva. A partir de fines de junio, José ya habría cumplido todos los requisitos impuestos para obtener los permisos de salida. Queda por ver si le son concedidos...
El objetivo de esta convocatoria es, claro está, dar a conocer la situación actual de José Antúnez Becerra, y también la lucha que ha desarrollado durante toda su vida en la cárcel. Sin embargo, la realidad de José es la misma que la de muchxs otrxs presxs que se encuentran secuestradxs tras las rejas.
Por ello, y aunque la situación de José sin duda responde a una cadena perpetua encubierta, creemos que la lucha no debe centrarse de forma exclusiva en aspectos de tipo parcial.
Las cárceles conforman el instrumento más poderoso en manos del Estado, convirtiéndose así en una de los mecanismos mas eficaces de dominación y perpetuación del orden imperante. Los malos tratos y torturas ejercidos en las cárceles, de la índole que sean, son una pieza más de este perverso engranaje.

Por el fin de las cárceles, por el fin de la dominación y, por ende, por la muerte del Estado. Por la anarquía..

This work is in the public domain
Sindicat