Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Maig»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
            01
02 03 04 05 06 07 08
09 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: amèrica llatina
Sr. prefecto Jorge Guamán. La leche, en Latacunga.
03 abr 2016
Poder moral del prefecto para controlar la inmoralidad en la provincia de Cotopaxi.
La_leche_en_Latacunga.docx
La leche en Latacunga.docx (19,71 KiB)

Sr. Prefecto Jorge Guamán.
La leche, en Latacunga.

Le hago participe camarada Jorge Guamán de este articulo porque desde su puesto es un infatigable agitador de ideas que le permite animar la escena política en el centro del país. El tema del aeropuerto ojala llegue a buen término por ser un asunto impertinente y entusiasta en donde el financiamiento es la palabra clave.

Sr. Jorge Guamán, en mi opinión usted es el único en estos momentos capaz de sacudir y cambiar la cara de la vieja y desunida izquierda así como de la conformista Pachakutic.

Su franqueza y directa forma de expresar sus ideas gracias a que no obedece consignas de nadie hace que su inteligencia política sea un tanto especial, esta situación me llevo a destacarlo por dos ocasiones siendo un acierto para el pueblo que así lo reconocen.

Por esta parte del país camarada Guamán, es el hombre que mejor encarna los ideales de la izquierda con apego a un cambio socio-político y a la vez con la percepción de que es preciso hacerla funcionar con una economía de mercado regulada.

Es la esperanza, el positivismo, la solidaridad, la rebeldía acompañada del auto crítica y la interdependencia que le abren un horizonte nuevo para Cotopaxi, desde su gestión en la prefectura.

Los principales problemas de Cotopaxi no son solo la producción agrícola, el agua y el aeropuerto, es el consumo de leche contaminada si así se llega a demostrar porque esta leche es consumida por niños, ancianos y enfermos (grupos prioritarios) producto de la inmoralidad de los intermediarios y empresarios respaldados por la complicidad de algunas autoridades a los que no les importa la salud pública.

Alianza País no está lista para ejercer un control sobre la leche que consume el pueblo de Cotopaxi; ni Agro calidad, ARCSA, asambleístas, intendencia, gobernación, con ellos nada llega a buen término por sus cínicas razones que están lejos de la realidad del pueblo.

Por sus fracasos abren la puerta a otras reuniones más amplias que también fracasan, con este encadenamiento se escribe la historia de Cotopaxi en los últimos años Sr. Prefecto Jorge Guamán.

Del procesamiento de la leche, quesos, mantequillas, no sé nada así que recurrí al Dr. Robín Tapia, comisario de salud por 27 años y al Dr. Wilson Herrera involucrado con la salud pública por 35 años ¿qué pasa con la leche? les pregunte.

“La producción debe encontrarse entre 1.000.000 y 1.200.000 litros diarios en la provincia de Cotopaxi. En los hatos (no saben el número de ellos) cada vaca puede producir entre los 8 y 10 litros diarios, el ganado de los pequeños productores entre los 5 y 6 litros por día, depende de varios factores: altura, alimentación, enfermedades del ganado, raza, etc.

En el “fenómeno de la comercialización” el problema es el suero que es un rechazo fermentado de la quesería, su PH es totalmente acido que sumado a la pésima manipulación sin control higiénico y de salud, no hay un tratamiento adecuado por lo tanto se convierte en un producto toxico cuando se mezcla a la leche con agua contaminada (químicos, heces fecales humanas y de animales encontradas en las acequias) manteca vegetal, sosa caustica y glucosa de maíz, a esto le llamo “leche curada” me contesto el comisario.

“Con esa producción de leche (1 o 1.2 millones de litros) la cantidad de suero obtenido debe encontrarse entre los 600 y 700.000 litros que se los vende a 20 ctvs. Existen los recogedores de suero en transportes y fabricas que dicen Leche” manifiesta el doctor Herrera.

“Esta leche curada no la entregan a las fábricas que elaboran quesos porque estas detectan la leche contaminada”. Continúa diciendo el comisario de salud Robín Tapia.
“El problema tampoco está en los campesinos productores de leche a quienes más atacan los de Agro calidad, el problema está en los intermediarios y las fábricas que mezclan la leche para aumentar la cantidad que luego venden especialmente a la costa, algunas de estas fábricas envían entre los 50 y 60.000 litros de leche diarios”.

“desde su proceso la leche sin pasteurizar no está bien controlado, no hay vacas sanas las vacas están enfermas, al ser humano trasmiten Sigiliosis, Pasterela, Leptopirosos y Bruselosis (fiebre repentina, dolor en las articulaciones, etc.) y lo peor es que las personas están creando resistencia a los antibióticos desde la leche porque las vacas están con exceso de antibióticos” manifiesta preocupado el médico veterinario Herrera.

Continua diciendo el experto en salud publica “debería realizarse a las personas muestras de sangre para detectar las enfermedades trasmisibles de los animales a las personas, no hay una estructura técnico - científica en la provincia que prevengan este tipo de enfermedades”.

En salud publica manifiesta el Dr. Herrera, “debería reconstituirse el suero en leche de ácido a alcalino. Estamos afectando a grupos vulnerables como son los niños menores de 5 años, ancianos y enfermos diabéticos, a estos últimos les ofrecemos leche reconstituida con glucosa”.

Luego manifestó algo que no lo podía creer “10 años atrás la leche no es apta para el consumo humano”. Cuando la manifesté ¿por qué no hizo nada, usted es cómplice? Dolido y frustrado me contesto “siempre había alguien arriba mío al que no le interesaba mi preocupación, yo necesitaba trabajar no podía quedarme sin trabajo”.

“Latacunga es un basurero, todo lo que no se vende en otros lados se vende aquí y eso que no hablamos sobre la carne que consume el cotopaxense”. Concluyo muy afectado el médico veterinario Herrera.

“En todas estas reuniones que últimamente se realizan por favor no nos hablen de ética cuando se podría coger la información cruzada que existe desde el SRI hacia todas partes. Deben tener un catastro para controlar el suero que se mezcla con la leche que se convierte en toxica y que la consumen niños, ancianos, enfermos y el pueblo en general” manifiesta el comisario de salud.

“Hay que eliminar el suero” manifiesta enfáticamente el Dr. Robín Tapia, quien trabaja en la dirección provincial de salud.

“3 Ministerios están comprometidos con este problema de la leche: MAGAP con Agro calidad. Ministerio de Salud con el ARCSA y Ministerio del Interior con la intendencia de policía, esta última debería controlar las guías del suero desde su salida hasta el lugar de llegada”.

La Agencia de Regulación y Control Sanitario (ARCSA) criticada por el presidente Correa. Desde su creación está inmersa en sospechas de corrupción, es una de las agencias que deberían desaparecer por su mediocridad.

¿Han tomado muestras de la leche para realizar controles de higiene y de salud que puedan ser cotejados en otros laboratorios? Si la respuesta es si entonces deberían darlas a conocer a la ciudadanía.

Agro calidad del Magap ¿Dónde está el catastro? El comisario Tapia años atrás clausuro a ciertas fábricas como la Avelina, últimamente ¿cuantas fábricas de las que elaboran productos con leche han sido sancionadas estos últimos años? ¿Todo funciona perfectamente de acuerdo con las normas de higiene y salud? Pregunta el Dr. Robín Tapia. “Yo creo que no porque el envase donde se almacena los sueros, su manipulación higiénica deja mucho que desear por información que me han hecho llegar y nadie dice nada mientras nuestros niños, enfermos y sociedad en general se envenenan todos los días” concluye asqueado el comisario Tapia.

Este atentado a la población de Latacunga, de Cotopaxi, se enmascara con la solidaridad entre algunas autoridades con los directores de Alianza país porque…así es, porque de Quito dicen que se deje todo como esta para no agravar el problema y porque mientras no exista una masiva contaminación no pasa nada, se puede seguir consumiendo leche mezclada con suero, manteca vegetal, sosa caustica, agua contaminada y glucosa de maíz; algunos dirán “total siempre ha sido así y es un problema en todo el país” ¿por qué Latacunga debe ser la excepción?        

Las autoridades en Cotopaxi, no solo deben organizar reuniones para aparentar preocupación deben promover una educación que fomente la conciencia en toda la cadena comercial para que exista la certeza que se consume productos de calidad con seguridad porque se supone que las autoridades están velando por la salud de la gente ¡no hacerlo es inaceptable y es legítimo protestar!

La sociedad debe ser informada con la verdad sobre la leche que está consumiendo. Afecta el contrabando de la leche en polvo que ingresa, el semáforo en los productos lácteos, la inmoralidad del intermediario y empresario que comercializa el producto, todo esto afecta y es verdad pero para eso están las autoridades, para que exijan que el producto que sale a la venta sea apto para el consumo de las personas.

El tema de la leche no es como el asunto del aeropuerto que algunas autoridades lo utilizan como tema de moda para salir en los medios de comunicación como tontos y a cada rato hablando mucho para no decir nada. Con la leche está en juego la salud del pueblo y esto merece ser tratado con la seriedad y el respeto que la salud de todos exige.

La leche en Latacunga y en Cotopaxi, es una visión realista de los derechos del pueblo dentro de los equilibrios de las voluntades y los deseos de los intermediarios y empresarios con la omnipotencia de las autoridades que creen ser los únicos detentadores de un derecho moral sobre el pueblo.

¿Por qué el derecho? Porque la ley es el único límite a los deseos de los inmorales involucrados con la producción y procesamiento de la leche que se consume en esta parte del país.


Raúl Crespo.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more