Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: corrupció i poder
Soberanismos e incendios
04 ago 2003
Cuando hablo en estos foros de las abismales diferencias de sensibilidad entre los pueblos del norte de la península y los gobiernos centrales dominados en general por el espíritu castellano parlante —de éste y de anteriores gobiernos— me refiero a coyunturas como estas de los incendios, por ejemplo, o el modo de responder gubernalmente a la plaga de fuel en Galicia en setiembre pasado por una decisión atrozmente equivocada pero al tiempo temeraria...
Mientras una parte de la nación vivimos consternados, con angustia, incluso anticipada, ante la amenaza de los incendios forestales -la mayoría no naturales- provocados por la avidez y la acción abyecta de los intereses madereros, inmobiliarios y no se sabe cuántos más, otros se pasan las legislaturas defendiendo a capa y espada abstractas causas como la de no permitir que un determinado territorio no campe por sus respetos planteando la posibilidad de consultar a los habitantes sobre su soberanía. Es decir, evitar denodamente que unos cuantos centenares de miles de seres humanos se salgan del tiesto... y de un trapo —que no otra cosa es una bandera— se suma a la devoción que tienen los gobernantes actuales por el dinero, un bien abstracto como ninguno, en detrimento de otros valores patrimoniales infinitamente más ricos e infungibles. No les hable Vds. del chapapote o de los miles y miles de hectáreas de bosques incendiados... No se preocupan demasiado porque todo lo miden, incluso desde el a priori —como fue el caso del desastre del Prestige— en dinero. Son los mismos, aquéllos y éstos... Como si el dinero lo fuese todo en materia de Naturaleza y de desastres naturales y artificiales pero en ambos casos previsibles...

Si estos ilustrísimos señores y señoras de los sucesivos gobiernos hubieran tenido una décima parte de la sensibilidad que tenemos quienes no dormimos ante la idea de las cuantiosas pérdidas ecológicas, de las pérdidas materiales de los vecinos directamente afectados, de las vidas que se cobra el fuego y del daño a la biosfera y a la humanidad que ocasionan los incendios forestales, ya hubieran asumido hace tiempo la competencia sobre incendios que actualmente está en manos de las Comunidades Autónomas. Ya hubieran dictado una Ley o un Decreto-Ley —para otras cosas de segundo orden les falta tiempo para recurrir a este procedimiento— considerando la defensa del territorio nacional frente al fuego como un asunto de la máxima envergadura e importancia. Hace falta vivir en la estratosfera para no darse cuenta de que el enemigo a que atiende la sangría de los gastos destinados a Defensa, año tras año, no está en agentes exteriores, que ese planteamiento es ficticio, forzado y de pura fantasía; y que en cambio, el verdadero enemigo de nuestro país está en el fuego...

Si lo hubieran comprendido así, ya hubiesen destinado milmillonarios presupuestos a precaver los incendios, a destinar legiones de policías, forestales y no forestales, unidades del Ejército profesional, parados... para vigilar los montes y los bosques, y ya se hubieran asignado, en cada punto crítico de la geografía española, las máquinas específicas que permitan reducir el tiempo para controlarlos cavando aceleradamente cortafuegos en el perímetro de las zonas afectadas(ya lo hacen en las autopistas para despejarlas de nieve... porque cobran. Sin embargo prefieren aplicar millones de euros a miles de policías en las costas para vigilar el valor marginal de las radiocassettes de los turistas o a misiones vidriosas en Irak, pues se supone que los réditos vendrán algún en forma de... dinero.

Vivimos tiempos disparatados como nunca vivimos hasta ahora, pero esto está adquiriendo tintes de esquizofrenia pura.

Sensibilidad. Hablo de sensibilidad. Si el gobierno la tuviera, repito, hace tiempo que hubiera agarrado el toro por los cuernos y no hubiera negociado semejantes competencias. Las hubiera asumido él, sometiendo a las Comunidades a sus consignas, medidas y directrices. Eso es hacer patria. Lo demás es pura retórica.

Por eso no es posible que habitantes de territorios que aman los bosques, los montes, los ríos, los lagos, los animales, el mar... pues forman parte de su propia piel, entiendan a quienes menosprecian todo eso reduciéndolo a una cuestión contable de pérdidas y ganancias. Y por eso, en esto y en otras cuestiones que exceden del propósito de este escrito, quieren decidir lo grave y lo accesorio por sí mismos...

España, cuyo concepto tanto defienden los nacionalistas centrípetos y a pesar de que cada día que pasa dice menos como concepto político, en cuestión de pocos años lo que será es un desierto. Pues mientras sus gobernantes han centrado todo sus esfuerzos vitales en discutir el sexo de los ángeles con cuestiones de territorialidad banal e infantil, el enfermo de la Piel de Toro se desangra irremisiblemente por el fuego...

Comentaris

Re: Soberanismos e incendios
04 ago 2003
¡¡ANTES ESPAÑA QUEMADA QUE ROTA!!

¡¡¡JEJEJEJE SI OS PENSAIS QUE VOY A ELEGIR ENTRE LA MARICONADA DE ENVIAR LOS BOMVEROS O DEJAR QUE SE QUEMEN LOS VOSQUES LO TENEISSS CLARO!!!

¡¡Y AHORA PROCEDO A INCINERANME A MI MISMAMENTE PARA QUE VEAIS LO PATRIOTA QUE SOI¡¡

¡¡PEREJIL ES ESPAÑA!!
Re: Soberanismos e incendios
04 ago 2003
qué curioso....
Desde que indymedia ha cambiado de sistema nos escribe el "ESPAÑOL COMO VOSOTROS" y al mismo tiempo ya no escribe Magaledro...
Re: Soberanismos e incendios
08 ago 2003
A Megalerdo se le ve el plumero: ¿es un curita, es un madero? pero en todo caso es un facha todito entero

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

Sindicat