Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Febrer»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: altres temes
Alcohol, drogas y financiación de la lucha
01 feb 2016
A través de este escrito hacemos pública la decisión que hemos tomado sobre cómo queremos afrontar el proceso represivo que se inició en 2012 contra un compañero por haber participado en la huelga general del 29 de marzo del mismo año. Nos gustaría que este texto y los que se irán adjuntando a medida que se desarrolle la campaña, sirvan de base para la apertura de un debate colectivo sobre la forma en que estamos afrontando la ola represiva contra aquellas personas que en un contexto de conflictividad social participan activamente en la lucha. Como represaliadas que somos, sostenemos que la única forma de hacer frente al Estado en la lucha antirrepresiva es poner por delante el contenido político de las acciones por las que somos reprimidas y darle una dimensión colectiva.

En concreto, este documento se centra en la financiación de la lucha a través de la venta de alcohol en fiestas organizadas para cubrir los gastos que generan los procedimientos judiciales. Sin duda el alcohol y la fiesta venden, cumplen este requisito, cumplen esta función. Parece ser, pues, que no podemos hablar de la ética libertaria y de la idoneidad de los medios, no sólo como herramientas, sino como verdadera praxis revolucionaria. Parece ser que no podemos cuestionar las fiestas y el alcohol sin pasar por moralistas, puritanas, ingenuas o alejadas de la realidad.

El alcohol es el puntal que sostiene la financiación del movimiento y es una realidad cerrada (y no hay otras opciones para el presente). Tenemos presas y represaliadas, que no nos vengan con romances puritanos, que la realidad material nos obliga a seguir sosteniendo el ocio alienado, el alcoholismo y las dinámicas socializadoras como eje central del movimiento. Dudamos del carácter revolucionario o transformador que este tipo de fiestas pueden tener, entre otras cuestiones, por la dinámica alienante que generan y por estar en muchas ocasiones vacías de contenido político. Es cierto, todas tenemos quehaceres al margen de la militancia e incluso contradicciones, pero ninguna de ellas es levantada como bandera, ninguna es utilizada como referencia de nuestro movimiento. No obstante, el alcoholismo social es algo tan integrado, normalizado y enterrado por su presunta necesidad, que es frecuente ver por nuestros barrios o pueblos carteles políticos llamando al consumo de este tipo de ocio.

No estamos en contra del disfrutar y de las fiestas, creemos que debe haber un espacio para todo, y si bien nuestra finalidad es la de unir celebraciones con nuestras reivindicaciones, también entendemos que en ocasiones no puede hacerse, y en tal caso, decimos no al dinero que se recauda con la venta de alcohol en las mismas. No queremos que nuestra lucha se confunda con el ocio alienante y alienado. En este punto nos preguntamos, ¿cómo podríamos reivindicar los aspectos políticos de una fiesta? ¿Cómo hacerlo sin caer en la alcoholización? Y no sólo eso, sino que también nos cuestionamos, ¿qué tipo de ocio estamos fomentando desde los movimientos sociales y organizaciones políticas en estos eventos? ¿En qué medida las fiestas alternativas pueden seguir diciéndose "alternativas"? ¿Cuál es, valga la redundancia, la alternativa que ofrecemos?

Las "fiestas libertarias" poco tienen de alternativas: no son alternativas de socialización, no son alternativas de consumo, no son alternativas de ocio y desde luego no representan la esencia de ninguna práctica revolucionaria, más bien lo contrario. Hay muchas cosas que revolucionan a las personas: la cultura, la conciencia, la práctica revolucionaria... En cambio, las drogas y el ocio alienado hacen dormir las conciencias; esta es su función, son mecanismos para huir (no de confrontación), herramientas de control social que fomentan prácticas que chocan frontalmente con las ideas por las que luchamos, con las ideas por las que caemos.

La necesidad del dinero como excusa para vender alcohol constituye un argumento que cae por sí mismo, pues es mentira que no haya dinero, como mínimo hay cuando de beber se trata. Sin duda, es más fácil extender este producto de autoconsumo - el alcohol -, socializarlo con una etiqueta política para poder atraer a ciertos sectores y conseguir más beneficios, que trabajar por la solidaridad entre las compañeras, entre quienes luchamos y compartimos un proyecto. Sin duda constituye una vía rápida, pero no es la única y la rechazamos por eso, porque creemos en la necesidad de construir redes de apoyo libres de alcoholismo. Todas las dinámicas colectivas y sociales son de difícil transformación, por eso nos dejamos el tiempo, la salud y la piel durante años. Sabemos que no hay mejor forma de tomar conciencia y transformación que la praxis, que la propaganda por el hecho. Es esta práctica y no las palabras, las impulsoras de los cambios, y es por ello por lo que hemos decidido no aceptar dinero del alcohol para hacer frente a este caso represivo, no contribuyendo así al fomento de dinámicas colectivas que creemos perniciosas para nuestro movimiento.

Traducción de:

lavagaquevolem.wordpress.com/2015/10/23/alcohol-drogues-i-financiacio-de-la-repressio/
Mira també:
https://lavagaquevolem.wordpress.com

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Alcohol, drogas y financiación de la lucha
01 feb 2016
¿Cuál es la alternativa para conseguir dinero, pues? No se proponen alternativas, por lo cual seguimos en la misma dinámica, y nada va a cambiar
Re: Alcohol, drogas y financiación de la lucha
01 feb 2016
Molt bon text. Felicitats per les posicions adoptades...Que no és fàcil...
Doncs que la gent doni la pasta directament enlloc de gastar-se-la amb beure? Per exemple... i deixar de donar impostos a la DAMM, cocacola...
Hi hauria altres formes...crec que el problema principal és la consciència de la gent... Els interessos de cada una per destinar els diners en una cosa o una altra...
I l' oci i el bici que envolta el moviment tampoc ajuda a tenir altres formes de gestionar-nos, i inclús de creixer..
Re: Alcohol, drogas y financiación de la lucha
01 feb 2016
Yo diré más.

Hoy en día hemos mejorado mucho, y aunque tal vez el alcohol sigue siendo la principal fuente de ingresos, ya no lo es por tanto margen. Sin embargo, lo que es prácticamente norma es que nuestros ingresos tengan origen en las relaciones comerciales. Nos financiamos vendiendo cosas, colando donaciones de manera invisible en mercancias, como si nos avergonzaramos de ello, y la gente paga por esas mercancias, no por dar muestras de solidaridad.

Eso no es lo peor. ¿Que pasaría si vendiéramos cervezas a 3€, camisetas a 30€, comidas a 12€? Nuestras mercancias solo se venden porque tienen un precio competitivo, porque la financiación viene escondida donde en el resto del mercado se encuentra el ánimo de lucro. Así, si vendes cervezas a 1'5€ aún habrá quien te diga que ese precio es "digno de un bar", ya que esperan que las cosas en un lugar sin ánimo de lucro sean más baratas. La financiación de los movimientos es una molestia, parece ser.

La solución a este problema es generar lenta, pero progresivamente, una cultura de la donación. Que se recuerde que aquí lo que estamos haciendo es construir un movimiento político (sea cual sea), no una "contracultura" donde pegarse fiestas baratas y posturear. ¿Como? Visibilizando proyectos, su utilidad, sus necesidades. Explicar porqué el movimiento necesita dinero, y porqué esa es una de las principales muestras de solidaridad que necesitamos (y no hacer "retweets" o usar "hashtags"), facilitar la tarea, etc. Me parece mucho más coherente abrir cuentas bancarias y tirar de domiciliaciones, que vender no solo cervezas, sinó camisetas, carteles o revistas.

Es cierto que a día de hoy obtenemos un porcentaje de nuestra financiación por parte de gente poco comprometida con la causa, y que de este modo esa parte se perdería. También es cierto que solo con la gente que hoy por hoy estaría dispuesta a donar dinero regularmente no vamos a llegar, porque somos pocas y poque somos pobres. Pero también es cierto que con la cultura mercantil que impera se desanima a que exista esta necesaria cultura de la donación, y que nadie ES o DEJA DE SER comprometida. El compromiso se puede generar poco a poco, y se puede fomentar. Estoy convencido que con esfuerzo y paciencia podríamos conseguir incluso más dinero de este modo. Y también pienso que como necesariamente estaríamos obligadas a visibilizar lo que hacemos, y mantener una relación de verdadero compromiso con la sociedad, nuestra militancia mejoraría.
Re: Alcohol, drogas y financiación de la lucha
01 feb 2016
I aquestes festes "alternatives" que posen música de Pacha Ibiza? música plena de masclisme i elogis a la riquesa material, per cert.

Felicitats per la iniciativa.
Re: Alcohol, drogas y financiación de la lucha
01 feb 2016
Cuando he escrito el mensaje aún no había escrito "z". Por eso decía "yo diré más". Estoy de acuerdo con lo que expone.
Re: Alcohol, drogas y financiación de la lucha
01 feb 2016
¿Donaciones?
La mayoría de la gente que va a esas fiestas, no donaría. No hay que confundir los militantes de una organización con el público mediante el cual se quiere conseguir financiar una causa.
Hi ha persones que donen pasta directament, i no es treu gaire.
A més, molta gent dóna pasta més fàcilment si es dóna un producte o servei a canvi. És així, fins i tot encara que siguin militants d'organitzacions o grups. No és tan fàcil. Si fos tan fàcil, funcionaria ja
Re: Alcohol, drogas y financiación de la lucha
01 feb 2016
Penso que potser no has llegit sencer el que he dit, perquè d'aquestes coses que dius ja n'he parlat.

Tot i així, el que dius suscita preguntes. Perquè gent que no vol finançar els moviments socials assisteix a festes organitzades pels moviments? Saben qui organitza aquestes festes? Saben perquè? Son gent infame que per definició no donaria o simplement consumeixen perquè és més fàcil.

I nosaltres, som una empresa organitzadora de festes? Tolerem les actituds parasitàries perquè volem accedir a les butxaques de les que les practiquen? Ens agrada adaptar la nostra música als hipsters de torn? Ens agrada recòrrer a tècniques de marketing?

No es que no sigui fàcil, és que com seguim funcionant amb mires tan curtes i amb una perspectiva tan utilitarista serà impossible canviar això.
Re: Alcohol, drogas y financiación de la lucha
01 feb 2016
Hi ha molta gent d'estètica alternativa ("punkis", raveros, etc.), que va a festes amb una música concreta, o amb grups musicals concrets, que només van a aquestes festes per aquest motiu, i per una identificació superficial amb els seus objectius socials, i encara que es poden solidaritzar puntualment amb determinats temes, molts d'ells no són individus militants de cap organització, grup o col·lectiu, i segurament no facin donacions importants.

La militància real del dia a dia no agrupa tota aquesta gent que va a festes, sinó a una petita part (i de la que no va a festes). L'"anarquia i birra fría" és una realitat innegable. Gent amb una estètica concreta, un discurs superficial que semblem compartir (normalment ni gaire elaborat) i l'aspecte principal: la seva "militància" no va més enllà dels concerts, les festes i potser alguns d'ells alguna mani puntual.

Aquesta és la realitat. Si no es vol alcohol, doncs es pot vendre un altre producte o servei. Però les donacions... tinc els meus dubtes, ho sento. Si no, ja funcionaria. I si funciona, doncs intenteu posar-lo en pràctica. Fins que no funcioni, no m'ho creuré.
Re: Alcohol, drogas y financiación de la lucha
01 feb 2016
Las fiestas alternativas cumplen una funcion asociativa, de tejido, de mantenimiento y fortalecimiento de un vínculo social. Quien no entiende esto es seguramente porque no ha formado parte de la vida colectiva que se teje en los barrios y en los pueblos, pues para quien sí lo ha hecho esto no hace falta ni decirlo, es obvio.

En cuanto al consumo de alcohol en las mismas, la cuestion va muchisimo mas alla de un planteamiento moralista (sí, moralista, porque aunque os moleste, lo soys al enfocar una conducta social exclusivamente en terminos de coherencia con un credo ideológico), tiene que ver con una cuestion cultural e histórica bien arraigada, y es por ello que no puede ser abordada en estos términos simplistas. Para afrontar el problema del alcoholismo (no solo en nuestros espacios, si no en toda la población y muy especialemente en las capas sociales más castigadas de ésta) no basta escribir textos, que esto lo sabemos hacer muy bien (sobretodo quien ha podido estudiar), hay que iniciar en la práctica alternativas concretas, y me parece que vosotros no vais mas lejos de lo que en general hace todo el mundo en los movimientos sociales: lamentarse del problema, sin poder superarlo. ¿Que vosotros habeis renunciado a recibir pasta de fiestas? Me parece muy bien, pero sería interesante conocer las condiciones materiales que os han permitido rechazar este dinero, poniendolo -imagino- de vuestro bolsillo. ¿A que clase social perteneceis? ¿Teneis buenos sueldos, debido a unos buenos estudios o a buenos contactos? ¿Estos estudios quien los ha financiado, vosotros mismos con vuestro trabajo, vuestras familias, las becas del Estado? En asboluto pretendo juzgaros, sólo ver cuales son las condiciones materiales reales que a veces nos permiten tener ciertas posturas morales tan...elevadas.
Un caso en el que son represaliadas personas de clase trabajadora, con sueldos precarios o directamente viviendo de la sprestaciones sociales, no sólo no teniendo el colchón familiar sino teniendo que ayudar en casa, a veces con hijos a cuestas, etc., ¿se puede permitir rechazar el dinero de fiestas beneficas? En los casos que yo he conocido, no.

Un saludo
Re: Alcohol, drogas y financiación de la lucha
01 feb 2016
Per seguir amb el tema, que dóna per molt més:

"El opio del pueblo. Crítica al modelo de ocio y fiesta en nuestra sociedad"

http://www.grupotortuga.com/El-opio-del-pueblo-Critica-al

D'un company del Grup Antimilitarista Tortuga.
Re: Alcohol, drogas y financiación de la lucha
01 feb 2016
Estoy de acuerdo con lo que dice "bueno" y quiero ir más allá, porque el enfoque del problema no son la gente que viene a las fiestas y konciertos sino lxs organizadorxs! Lxs organizadorxs deciden 1)si compran birras/alkohol en el proximo super o si buscan productos alternativos (cerveza artesanal, licores etc. todo "hazlo tu mismx") y informan anteriormente a distribuidoras anti-comerciales que pongan sus puestos ahí y colaboran con la causa. Para conscienciar el publico se puede montar una charla y repartir flyers informativos, poner pancartas etc. Se ve que el problema del alkoholismo no vamos a solucionar con la venta exclusiva de coca cola y fanta (u otras mierdas capitalistas)en nuestras fiestas reinvicativas, porque la gente que esta enganchada traen el suyo o van a otras fiestas. Pues si no quereis aceptar dinero de venta de alkohol me parece bien pero tendrais que buscar la pasta de otra manera más coherente, por ejemplo con atracos a bancos etc.
(la propuesta de abrir cuenta bancaria para donaciónes me parece super-incoherente!) Pues a ver quien se atreve ser revolucionarix de verdad!
Re: Alcohol, drogas y financiación de la lucha
02 feb 2016
Comparto plenamente la observación sobre las fiestas alternativas, pero las fiestas de los ambientes políticos no son alternativas. Atención, no estoy dicienco que el ambiente en ellas no sea de mucha mejor calidad, pero no gracias a que la fiesta tenga un planteamiento alternativo, sinó a que las personas que en ella participan tienen actitudes diferentes.

Se puede hacer una crítica a la incoherencia política de algo y no caer en actitudes moralistas. Por ejemplo, yo no creo que todo lo que he criticado sea inmoral, sinó que no se ha valorado políticamente, o que se cae en un discurso utilitarista inspirado por la prisa, la falta de energía y en ocasiones por el cansancio de haber intentado ya ciertas cosas en el pasado.

Hay muchos tipos de alcoholismo; el que aquí estamos mencionando es aquel que está intimamente relacionado con el ocio consumista. Me ceñiría a ese tema, por no meternos en 20 jardines.

Yo he hecho propuestas, estoy dispuesto a aplicarlas (comprenderás que no depende solo de mi y mi opinión resulta ser bastante impopular) y sobretodo, creo que ha pasado desapercibida la parte más pragmática de mi comentario: no se trata de que mañana dejemos de recibir dinero de alcohol, fiestas o consumo; desde mi punto de vista se trata de un proceso lento donde hay que tomar ciertos riesgos, pero si se prescinde de esas fuentes será después de comprobar que poco a poco lo otro va funcionando.

Creo que iniciativas como las que abren esta discusión son valiosas porqué sirven de ejemplo. Se toma el riesgo, se comprueba como funciona, se fomentan nuevas maneras de hacer las cosas y así se hace más y más posible este necesario cambio cultural.
Re: Alcohol, drogas y financiación de la lucha
02 feb 2016
Estoy de acuerdo en muchas cosas aqui escritas, pero quisiera dar otro punto de vista. Me parece buena la critica a las fiestas, pero por otros motivos, bien diferentes. Dejare el discurso sobre las drogas y el alcohol para otro momento, porque como sustancias solo son malas segun el uso que se de de ellas, y eso forma parte de la intimidad de cada persona y creo que cada uno puede vivr como le de la gana mientras no influya negativamente sobre las demas. Mi critica va dirigida hacia el dinero; en un movimiento que se autoproclama anticapitalista, hay que ver que bien cumple la norma mas importante del capitalismo, "el dinero no puede estar quieto", compramos, consumimos y producimos una de mierda que se nos deberia caer la cara de verguenza, simplemente porque nadie reflexiona sobre el uso que damos a ese dinero. A mi si la juventud quiere beber y dejar unas pelillas en la cafeta del cso, pues mira, me entra ciertas contradicciones, unque las asumo. Lo que no me parece bien, es alcoholizar a la juventud para ver como todo ese dinero va a parar, por ejemplo, en un monton de carteles que acaban tiraos de la mano de dios, montar cientos de manifestaciones que no van nadie y no sirven para nada, pagar sueldazos a abogados que son del rollito pero que con lo años estan en algun puesto en la administracion y con la vida resuelta, mientras los "activistas" se les ha pasado la vida entre acumular marrones y montar fiestas para pagarlos.
Y por ultimo y mas indignante es ver la cantidad de dinero que ha ido a parar directamente a las arcas del estado, con fianzas, multas, indemnizaciones y demas despilfarros judiciales. Ver a unos movimientos que en su mayor parte se declaran libertarios, cuando no anarquistas, sacan cateles de revolucion, desobediencia y demas sandeces, van como perros a juzgados cuando el amo lo manda ya es bastante contradictorio en si mismo; alcoholizar a la juventud diciendoles que van a autogestionar la lucha, cuando solo se autogestiona al estado es como minimo lamentable y que debe ser reflexionada profundamente por todos los participantes de las luchas cotidianas. Con todo el dinero que se sacan de esas fiestas se podria hacer cosas mas utiles.
A lo mejor es el tiempo de dejar de salir tanto a la calle a manifestarnos; de dejar de gastar tanto dinero en propaganda en papel, que acaba en los cuartuchos de las okupas; de ser mas responsable con el dinero que llega a nuestras manos y poder construir algo con ello, porque tal como llega normalmente se va.... justo lo que proclama el capitalismo.
Al igual que las drogas y el alcohol, el dinero no es malo, es solo un objeto, lo que hagas con ello es lo que te definira; puedes engañar a muchos, pero nunca podras engañar a todos.

Aparte de esto invitaria a la persona detenida en la vaga que vaya a los trabajadores a pedir dinero, o a los empresarios, ya que defender los derechos de los trabajadores, es defender los derechos del empresario tambien y legitimar la superioridad de este sobre ellos. Yo como soy precario, no considero al trabajador como compañero, pues la experiencia me dice que ese trabajador defendera como pueda su condicion social, y no dudara en pisarme para que yo no ascienda, porque si asciendo yo puede caer el. Al igual que los burgueses, la clase trabajadora es un cancer para la igualdad de las personas, para su dignidad y finalmente para su libertad.

Pero bueno, al final todo el mundo ve que es muy alternativo lo suyo, y todo el mundo se tiene que tragar algunas contradicciones. Me parece bien que esta persona rechaze el dinero que provenga del alcohol, me parece mal que alguien colabore con el sistema judicial y policial con el dinero de los espacios liberados. Alternativas no tengo, pero no por ello, deja de ser altamente preocupante el poco contenido politico que tienen nuestros actos, no asi nuestras palabras; pues dando la chapa somos la hostia.
Salud

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more