Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Febrer»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
01 02 03 04 05 06 07
08 09 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Comenta notícia | Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Notícia
Anunci :: dones
Decálogo de compartamiento para hombres* que participan en espacios feministas
27 gen 2016
Nota: Este artículo se enmarca en la sección de libre publicación de Pikara, cuyo objetivo, como su nombre indica, es promover la participación de las lectoras y lectores. El colectivo editor de Pikara Magazine no se hace responsable ni del contenido ni de la forma de los artículos publicados en esta sección, que no son editados. Puedes mandar el tuyo a participa ARROBA pikaramagazine.com. Rogamos claridad, concisión y buena ortografía.
Muy útil para aquellos lugares donde se quiere entablar un debate interesante, donde se creen nuevas reflexiones y no se pierda el tiempo: charlas, presentaciones de libros, proyecciones etc)

1. Escoge sentarte en un lugar que se encuentre en el margen del espacio. Si no hay sillas para todas, siempre podrás quedarte de pie o sentarte en el suelo en un lugar donde te asegures de que no dificultas la audición ni la vista de ninguna de las allí presentes. Pegado a la pared del final puede ser un buen lugar.

2. Nunca bajo ningún concepto seas el primero en abrir el debate. Aunque te parezca extraño, lo que tienes que decir no es tan importante. No es nada interesante que un debate con enfoque feminista vaya a estar guiado por la primera aportación de un hombre. Esto también incluye las anécdotas y los matices.

3. En la misma línea, nunca seas el último en cerrarlo. Es decir, si ya se están recogiendo las últimas intervenciones no pidas la palabra. Si por casualidad vas a resultar ser el último, cortésmente rechaza ese turno y deja que el debate acabe.

4. Abstente o reduce al mínimo el número de veces que vas a tomar la palabra. 2 veces debería de ser suficiente. Para casos en los que hay pocxs asistentes, puedes establecer tu número de intervenciones realizando un cómputo del número de veces que ha hablado la persona identificada como mujer que menos haya hablado y después dividirlo a la mitad.

5. Tus intervenciones también se verán reducidas por el número de cis-hombres que haya en la sala. Sí, las cuotas quizá no son lo mejor, pero hasta que el sistema heteropatriarcal sea parte de nuestra oscura historia, es lo que hay. Por tanto, fíjate cuantas personas hay en la sala, y después cuenta el número de hombres. Por ejemplo, si hay 30 personas, solo 4 hombres, y se recogen 5 intervenciones pues no podrás tomar la palabra. Para poder tomar turno, el número de hombres tiene que ser significativo con respecto a otras expresiones de género y siempre vuestras intervenciones deben ser reducidas, por ejemplo, a una cuarta parte; además de seguir las indicaciones del punto 4.

6. Respeta los silencios y no hagas uso de tu privilegio acaparador. No te preocupes si por algún momento parece que nadie tiene nada que decir. Esto no significa que haya llegado tu momento para hablar, sino al contrario, es buen momento para que demuestres tu capacidad de contención. Respira y espera que alguna compañera tome la palabra, si ninguna lo hace quizá estemos en el punto 3, damos paso a lxs moderadorxs del debate.

7. Cuando hables, sé breve, lo agradeceremos. Limita al máximo el tiempo de tu exposición, y sé conciso. No tenemos todo el día para escuchar todo lo que pasa por tu cabeza, y además no nos interesa tanto. Así que venga! demuestra esas dotes de síntesis tan maravillosas que ocultas por ahí o practícalas, y resume lo más posible lo que tengas que decir. Piensa, piensa y vuelve a pensar antes de ocupar el espacio con tu voz.

8. No intentes hacernos cómplices ni seducirnos con tu chistosa mente y oratoria. Gracias por querer hacernos la vida más amena, pero la carcajada fácil puedes ahorrártela para las cañas con tus amigos.

9. No robes las ideas de las demás, si ella ya lo dijo, no necesitas parafrasearla, gracias. Bastará con que hagas mención de reconocimiento a su aportación.

10. ¡¡¡Ven leído!!! Sabemos que esto es difícil, a veces también a nosotras nos resulta complicado mantenernos al tanto de todos los debates. Pero intenta hacerlo en la medida de lo posible, debes saber que las personas allí sentadas normalmente tendrán el tema bastante estudiado y les interesa mucho lo que se va a tratar. Por ello, no quieras ser el que convierta el debate en algo simplista y anodino, ni hacer perder el tiempo a lxs demás que están cansadas de oír los mismos argumentos vacíos, aburridos y heteromachocentrados.

11. Ten sentido del ridículo, eso que se llama vergüenza ajena también te incumbe. Así que haz uso del instinto que te señala “lo que vas a decir es una chorrada” y evítanosla.

12. En caso de sentirte perdido, porque no entiendes o no compartes los argumentos que presentan tus compañeras, recuerda, esto no es una guerra contra ti. Mejor mantente en silencio y anota tus dudas en un cuaderno, cuando llegues a casa encontrarás un millar de respuestas en el ancho mundo de Internet, sumérgete! Si aún así, todavía te quedan dudas, seguramente podrás contratar, por el precio que estipule, a esa amiga feminista que tanto sabe (ella sabrá guiarte).

* Si esto llega a tus manos y eres un hombre que tiene trabajadísimas las cuestiones feministas, suponemos que no te sentirás ofendido. Sabes cuanto mal ha hecho tu género y por tanto entiendes el porqué de todo esto.
Mira també:
http://www.pikaramagazine.com/2015/01/decalogo-de-compartamiento-para-hombres-que-participan-en-espacios-feministas/

This work is in the public domain
veure comentaris / afegir comentari ...
La facilitat d'afegir comentaris als articles publicats té com a finalitat el permetre:
  • Aportar més informació sobre la notícia (enriquir-la)
  • Contrastar la seva veracitat
  • Traduir l'article

Comentaris

Re: Decálogo de compartamiento para hombres* que participan en espacios feministas
27 gen 2016
Una serie de indicaciones muy utiles para que autenticos maltratadores se muestren en los espacios publicos como adorables compañeros feministas.
Re: Decálogo de compartamiento para hombres* que participan en espacios feministas
27 gen 2016
Yo generalmente no hablo en casi ningún debate, porque tampoco tengo muchas ganas de decir nada. De hecho, no me gusta hablar en público a menos que alguien me lo pida, que entonces tampoco voy a rechazarlo siempre.

No sé que es tener trabajado esto, no me gusta trabajar y me obligan a pasarme muchas horas haciéndolo, me gusta vivir y desarrollarme como persona.


Ánimos a las compañeras!
Re: Decálogo de compartamiento para hombres* que participan en espacios feministas
27 gen 2016
Estalinisme pur disfressat de "feminisme"...
Re: Decálogo de compartamiento para hombres* que participan en espacios feministas
27 gen 2016
mentre se segueixi dient que criticar el feminisme és masclista

que si ho fa un home, és un masclista
Re: Decálogo de compartamiento para hombres* que participan en espacios feministas
27 gen 2016
Por lo que leo se trata de puntos que le dan la vuelta al comportamiento habitual de muchos colectivos. Cambiad los géneros y volvedlo a leer y entenderéis la ironía del texto. Por desgracia aún se da esta situación
Re: Decálogo de compartamiento para hombres* que participan en espacios feministas
27 gen 2016
Un decálogo "muy necesario" para entender algo muy importante, a mi modo de entender, y es que no todos los feminismos proponen la lucha contra la desigualdad, y que al contrario de lo que "predican" diciendo que no queremos "educar" a los "hombres" (asumiendo el binomio hombre-mujer), sacamos propuestas que pretenden la modificación de conductas y comportamientos de la forma y manera más disciplinar.

Hay que destacar que se propone como "decálogo" para espacios feministas. Es decir, en "nuestros" espacios, "no vengas a tocarnos los ovarios" Los espacios son construcción colectiva, pero en los feministas esa construcción no es de todas, pues la experiencia en espacios no feministas, es ciertamente nefasta en cuanto a la cuestión de la participación de todxs (no sólo hombres y mujeres porque no se nos puede reducir a ello...)

En los espacios feministas la cuestión de las "cuotas" o "porcentajes" de participación, cuando es la participación diversa, se consigue no en base a la conciencia, sino en base a normativas, decálogos, etc..., y la participación de "bio-hombres", suele ser recibidas con claras muestras de desagrado, menosprecio... No se escucha qué se dice, sino quién lo dice.

Pero volviendo al decálogo, ha sido apoyado, sino escrito, por colectivos feministas que participaban en espacios autónomos, y cuyas mujeres provenían de grupos de la izquierda autoritaria.

De las muchas interpretaciones que se pueden hacer de este decálogo, destacaría una que explica que el sentimiento que parece albergar dicho decálogo es el de: "ya que te permitimos, toleramos, que estés aquí, por lo menos cállate, vuélvete invisible..." Lo que supondría, tener que pasar por el proceso que socialmente han vivido la gran mayoría de las mujeres de ciertas condiciones sociales, raciales, etc..., para a través de esa "inmersión" en la experiencia, saber qué se siente. "A los hombres los vamos a tratar como nos hemos sentido tratadas, para que aprendan", sería la voz en "of" del sentimiento.

Los feminismos no son experiencias "sin errores" y no sólo las otras diversidades sexuales, normativas o no normativas, deben de cambiar sus formas y modos de relacionarse, pues las mujeres no estamos menos expuestas a las influencias patriarcales, más bien al contrario, somos objetivo importante para él, y nuestros úteros y nuestros cuerpos no son lo único que han colonizado. Y es desde esa mayor opresión, que hemos construido y asumido gran parte de nuestras teorías, reproduciendo aspectos coercitivos y no igualitarios acríticamente, algunos en base a valoraciones subjetivas del "pensamiento positivo" o "positivistas" neoliberales.

Cambiar de sentido las opresiones de "género", no transforma nada, sino que reproduce las opresiones en sentido contrario, y a veces siento que uno de nuestros más graves errores, y esta percepción la hago extensible a todas las personas, es que hemos hecho nuestros los planteamientos de género sin la menor actitud crítica, cuando precisamente esos planteamientos se concibieron desde una mejor y mayor domesticación de la mujer para los intereses del poder.

Y es que en este decálogo, si algo se puede percibir es precisamente eso: una cuestión de poder.

Para la complejidad de nuestros tiempos no sirve de nada el recurso de "leer el texto cambiando los géneros", eso ya se ha convertido en otro tópico más, que no nos ayuda en nuestra lucha contra la desigualdad, y es preciso deconstruir parte de esos discursos que nos han acompañado todo este tiempo, para poder seguir avanzando en la construcción de nuestra lucha antipatriarcal. Si no nos damos cuenta que nuestra lucha, no es por lo mismo sino contra lo mismo, seguiremos peleando inútilmente por espacios de poder, sólo para ver quién consigue un poder mayor que quien. Tal vez esté muy confundida, pero en mi opinión, eso es un tremendo error que nos distrae de la necesaria transformación radical.
Re: Decálogo de compartamiento para hombres* que participan en espacios feministas
27 gen 2016
BUeno, en realidad tendrían que fomentar que la mujer participe más en las cosas no? Porque después cuando hay que asumir cosas o participar en las asambleas, cómo se puede conseguir que la mujer participe más? Diciéndole al hombre qu eno participe en la misma?
Re: Decálogo de compartamiento para hombres* que participan en espacios feministas
27 gen 2016
Una alternativa es no participar en espacios feministas, y que se fomenten estos espacios no mixtos. Luego en espacios mixtos, pues todo este decálogo ni debería aplicarse, porque se entiende que existiría una situación igualitaria.
Re: Decálogo de compartamiento para hombres* que participan en espacios feministas
27 gen 2016
Este decálogo puede aplicarse para todo tipos de espacios y géneros (excepto el punto 5 y la última arte del 4); es decir, nos viene a enseñar como debe comprotarse cualquier persona en cualquier reunión más o menos numerosa.
Re: Decálogo de compartamiento para hombres* que participan en espacios feministas
28 gen 2016
Sí, pero a mi me parece que las personas socializadas como hombres cuando asistimos a espacios feministas tenemos una tendencia bastante clara a no actuar de ese modo. Y eso no es casual.
Re: Decálogo de compartamiento para hombres* que participan en espacios feministas
28 gen 2016
" bio hombres ", " personas socializadas como hombres ". No entiendo este concepto científico. Tampoco entiendo que nadie deba sufrir la humillación por su condición social, de género, o clase. Ir cortando pollas porque solo te gusta comer felpudo, imponiéndolo como conducta única e indispensable en cualquier movimiento feminista, dice mucho de quién impone este método como forma de emancipación personal y social. Como persona no me ha gustado nunca degradar ni ser degradada, menos aún cuando se trata de un ser querido. Hay que ser muy imbécil para acatar servilismos y degradaciones positivistas. Yo por mi parte seguiré luchando y peleando ante cualquier actitud sexista y segregacionista. Todxs sufrimos, tanto la mujer como el hombre, la educación clasista impuesta por el poder. Un niño no es culpable de ser educado en un ambiente machista; en todo caso, será victima de su entorno. Si te educas entre ladrones y te desarrollas y vives en un entorno similar, es seguro que acabes adoptando esta forma de vida, como medio de obtener recursos económicos porque lo habrás aceptado como normal, al ser este el modo de vida desarrollado en tu entorno familiar y social. Lo difícil y respetable, por ser lo deseado en todo caso, es que aquel niño educado en un ambiente machista, acabe por rebelarse y no asumir este rol como medio de relación. Digo niño como género masculino, porque para un hombre es más fácil y cómoda una actitud machista porque la sociedad está basada en esta forma de autoridad y así está impuesta y así se desarrolla, desgraciadamente. Para una niña debería ser condición indispensable para su emancipación como sujeto inferiorizado en cualquier capa social debido a su condición de servilismo al hombre creado por la religión, por ese hecho mismo lo considero más respetable incluso. Porque en un ambiente machista es la mujer que ha acatado y asumido esa forma de sumisión, la que educará a su prole y la que impondrá ese rol en su familia porque así a aceptado . Al menos así lo entiendo yo
Vengan a mí ahora los calificativos despectivos, que estoy deseando recibir. Salud y anarquia.
Re: Decálogo de compartamiento para hombres* que participan en espacios feministas
02 feb 2016
El text és bo,

Lo que és una llàstima que encara hem d'estar així, fent veure estas cosas i les respostes que té...
Afegeix comentari ràpid Supervisar la moderació
Títol (En Minúscula Normal)
Nom El teu correu-e

Comentari

Codificació
Anti-spam Introdueix el text a la casella:
Per afegir comentaris més detallats, o per carregar fitxers, mira a formulari complert de comentaris.