Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: criminalització i repressió
Violencia política, represión y oportunismo
01 ago 2003
Hay voces oportunistas que intentan hacer creer a la gente que la violencia es utilizada como única forma de lucha, separada de las demás y prioritaria, cuando éso no es cierto, sino que se entiende esa lucha violenta como complementaria a las demás y no enfrentada a ellas.
Periódicamente se suele reproducir el debate de la violencia en diferentes ámbitos alternativos cada vez que el movimiento disidente alcanza situaciones objetivas de enfrentamiento superior.

Desde diferentes sectores se suelen achacar críticas que no por más repetidas suelen ser verdad. Una crítica repetida innumerables veces, suele ser “el fin no justifica los mediosâ€?, curiosamente esa frase es, a día de hoy, estandarte del movimiento capitalista, de las democracias occidentales y de sistemas represivos que, miedosos de la pérdida constante de su monopolio de la violencia y por tanto de su estabilidad, se ven en la necesidad de criminalizar formas de lucha que no pueden asumir mientras que, por otro lado, para ellos todo medio esta plenamente justificado y no dudan ni un instante en utilizarlo.

Éste debate, que se está dando actualmente en diferentes ámbitos del estado español, es un debate viejo en Euskal Herria que se ha dado numerosas veces desde la pérdida de la guerra civil.

Ya en pleno régimen franquista, cuando diferentes sectores se empezaban a organizar para combatirlo, saltaron las primeras voces de denuncia y no sólo del régimen sino de supuestos sectores anti-franquistas. Curiosamente, las críticas utilizadas en esa época, son las mismas utilizadas a día de hoy ; “no es el momentoâ€?, “traerá mucha represiónâ€?, “desvirtúa nuestra luchaâ€?, “no está justificadoâ€?, “el movimiento anti franquista está en auge, éso sólo lo paralizaríaâ€?.

Y así llegamos a acciones como la ejecución de Carrero Blanco y personas y sectores que a día de hoy afirman que “Antes sí estaba justificado, sí era el momentoâ€?, en esa época, si consultamos la hemeroteca y tenemos un poco de memoria histórica, lo que entonces afirmaban es el calco de las críticas actuales.

Una vez iniciada la reforma franquista se volvió a reproducir el debate sobre la violencia, por una parte los defensores de la ruptura democrática y por otra parte los que al final de “tanto esperar a que se den las condicionesâ€? acabaron aceptando esta reforma cuyas consecuencias vivimos hoy en día y no pueden ser más desoladoras y negativas porque no solo ganó en legitimidad el sistema sino que se produjo la pérdida definitiva de la combatividad en el estado español (que parece se esta empezando a recuperar poco a poco). No así en Euskal Herria que fue el único lugar de todo el estado donde las contradicciones del sistema se hicieron y siguen haciéndose patentes en toda su crudeza y donde, se quiera reconocer o no,la lucha a diferentes niveles se mantiene bastante alta siendo la disidencia política más importante y donde la pseudo democracia española no ha cuajado, y éso ha sido, queramos reconocerlo o no, gracias a la complementariedad de las diferentes formas de lucha, incluida la violenta.

En Euskal Herria el debate de la violencia precisamente se ha vuelto a reproducir cuando el tensionamiento con el estado estaba a su máximo nivel, cuando se estaban dando pasos reales de ruptura democrática, cuando se había anulado la capacidad reaccionaria del PNV y al estado no le quedaba mas salida que la reacción y el pataleo y éso causaba precisamente contra-reacción popular.

En el estado a su vez, y a nivel mundial también, la violencia como herramienta política, ha servido para acumular fuerzas y dar bríos al movimiento contestatario como en muchos años no se había visto. Negar que los enfrentamientos y las acciones enmarcadas en la lucha anti-globalización han acumulado fuerzas, gente y combatividad entendida en su máxima expresión, es negar la mayor.

Ante esta situación surgen voces oportunistas que intentan desvirtuar diferentes aspectos de la lucha. Por una parte intentan hacer creer a la gente que la violencia es utilizada como única forma de lucha, separada de las demás y prioritaria, cuando éso no es cierto, sino que se entiende esa lucha como complementaria a las demás y no enfrentada a ellas. ¿O a caso se piensan que una persona que a lo largo del año participa en enfrentamientos o acciones de sabotaje, el resto del tiempo se lo pasa metido en un bar?

Otra de los aspectos, que se intenta machaconamente inyectar en la sociedad, es que la acción directa violenta va en contra de los intereses alternativos porque desencadena más represión, cargas policiales etc... ¡Qué alejado de la realidad represiva! Afirmar ésto, supone aceptar que la represión es una medida legítima del estado y que se produce en contestación a determinadas acciones â€?delictivasâ€?, cuando en realidad el incremento de la represión se aplica en el momento en el que el estado se ve desbordado, ya sea por la utilización de un determinado tipo de acción o por muchos determinados usos complemetarizados.

El que quiera cambiar las cosas que tenga claro que la represión aumentará proporcionalmente a lo más cerca que te encuentres de ese cambio, sean los medios utilizados violentos o pacíficos. En Euskal Herria éso lo vivimos en carne propia en la etapa de la tregua cuando las detenciones, el asesinato, la criminalización... se vivieron en estado puro, y en cambio a nadie se le ocurrió decir que porque existiese esa represion o porque hubieran secuestrado y asesinado a Geresta era malo el camino emprendido, aunque luego se fuera al garete por intereses económicos, políticos y electorales de la burguesía del PNV.

En definitiva, demasiado paternalismo, demasiadas ganas de controlar luchas populares y sobre todo miedo.

El miedo a la represión paraliza. El miedo a la represión incluso te hace variar lineas maestras de actuación política y te hace entender dinámicas a miles de kilómetros de distancia, mientras que en tu “casaâ€? te hace renegar de ellas.

Desde Euskal Herria y siguiendo con interés el debate sobre la violencia que se está dando en el estado tras las diferentes detenciones realizadas y la represión creciente, sólo un detalle más, el fenómeno Euskadiko Ezkerra, Aralar o Elkarri es internacional.

El miedo a la lucha y a dar pasos efectivos, sean del modo que sean y encima justificarlos politicamente, es algo denunciable. Respeto a los que luchan.

1 agosto 2003

Comentaris

Re: Violencia política, represión y oportunismo
01 ago 2003
Hombre, si esa lucha de Euskal Herria fuera realmente sentida por la gente como una liberación, seguro que muchos se apuntaban. Y me temo que casi todos los vascos estan mayormente hasta las pelotas de tanta confusión y mala ostia por parte de unos y otros.

Ésa lucha de calle "para socializar el sufrimiento" -que copia lo que se ve por la tele acerca de la legítima defensa en Palestina, por poner un ejemplo, aunque los hay peores y mucha gente ni lo sabe- no sirve realmente para nada, y mucho menos en el caso de las manifestaciones anti-globalización.

Sirve, en fin, para que instancias fascistoides y policiales lo utilicen para crear ellos mismos ésa violencia y ésa confusión, al grito de "mira ésos guarros qué violentos y "nazis" que son".

La lucha es aglutinar, organizadamente, a las masas oprimidas por el clasismo. En ciertos momentos históricos -y puede ocurrir de nuevo- esos intereses anti-capitalista populares se han beneficiado de la ayuda de sectores progresistas armados: los llamados ejércitos de liberación nacional, o sea militares profesionales y voluntarios que creen en la evolución social y en la igualdad.

Las luchas guevaristas son esto: organización y claridad...y no crípticos y dantescos atentados contra el pueblo que tanto interesan al Monopolio para lograr objetivos económicos por la vía violenta. Ni lo duden: el terrorismo y la violencia desorganizada, críptica y minoritaria (tanto que ni se sabe quienes son) es una consecuencia interesante para la eternizaciuón de la Derecha en el poder, si no una de cosecha reaccionaria propia para lograr ésos objetivos de engorde.

¡Contra las ideas violentas, la violencia de las ideas!
Re: Violencia política, represión y oportunismo
01 ago 2003
Fan gràcia aquests reformistes mesells com el cretí que escriu com a minor treath que de seguida ho condemnen tot amb un lleguatge pseudoesquerrà.
Aquests que no han fet mai res que preocupés mínimament al sistema, que no desobeeixen cap llei, i ingènuament treballen per al PSOE i IC, legitimant l'estat amb la seva condemna dels que lluiten. Fan pena per hiopòcrites o per incapaços, ni tan sols reconeixen que gràcies a l'esquerra abertzale i la seva lluita l'estat terrorista, torturador i hereu del franquisme que patim no s'ha pogut consolidar a euskadi.

N'hi ha que si que reconeixem l'enorme mèrit que té un moviment de desenes, ventenars de milers de persones capaces de votar una opció il.legal, de construir de fet amb la seva valenta desobediència un espai inasimilable per al sistema, de seguir lluitant malgrat les dificultats, de no acceptar una negociació a la baixa com la que vol imposar el feixisme espanyol, renunicant als drets democràtics més elementals dels pobles i que tots aquests falsos esquerrans acceptarien gustosos.

i això de les idees violentes... és que ja sembla de basta ya!
Re: Violencia política, represión y oportunismo
01 ago 2003
Doncs, no. Era una frase del Che Guevara, il.lús. Si no t'agrada doncs fotate-la per allà ón vulguis. Quan Euskadi sigui independent -no he dit mai que m'hi oposés, ans al contrari si així es vota, que es faci: crec que certament seria la millor sol·lució per acabar amb l'obsessió que nega realitats quotidianes molt més brutals- ja riurem ja. Perquè aquestes independències les solen fer les oligarquies locals. Perquè així ho determinen els votants de tots els nacionalismes burgesos d'arrel caucàsica, el basc inclòs. Encara que no us agradi. I sino miri's els casos haguts: Croàcia, Lituània, Eslovènia Letònia.... I els pobles igual d'explotats o més encara. I és que quan no hi han idees bastidores i es basa tot en la nació, abans patrimoni de la dreta, ara patrimoni obsessiu de tothom, a falta de metes més revolucionàries.

Per cert: em pots explicar quins son els drets més elementals dels pobles? per que és possible que jo et proposi solucions molt més esquerranes de les que tú podries imaginar.

Però, en fí, no perdré més el temps en aquest post.
Re: Violencia política, represión y oportunismo
01 ago 2003
Una pregunta maco, es que m'ha fet gràcia això de l'arrel caucàsica, de quina arrel(?), segons tu, ha de ser una reivindicació nacional per ser legítima?

Ja s'ha vist, ja, com l'oligarquia local vol la independència, aqui i al país basc, quan són els que més han boicotejat qualsevol sortida democràtica i negociada, l'últim cop a Lizarra.

Si coneguessis una mica la història de la burgesia basca o catalana sabries que no aspiren a la independència, que formen part de l'oligarquia espanyola, i que viuen "comodes a espanya", històricament l'únic que han volgut és "modernitzar-la i guanyar-hi influència (amb poc èxit tot s'ha de dir). I que la reivindicació de la independència només pot ser duta a terme des de l'esquerra.

Però és clar, és molt més fàcil aplicar els manuals de receptes que no pas el materialisme històric, tenint en compte la nostra història i realitat concreta. Així els va a algunes esquerres, que acaben al costat dels "constitucionalistes".
Re: Violencia política, represión y oportunismo
01 ago 2003
ah i per cert ja que t'agraden les cites: te'n deixo una altra

"aquell poble que en sotmet a un altre s'està forjant les pròpies cadenes",

que tot i que va com l'anell al dit al cas de l'estat espanyol, està escrita parlant de la Gran Bretanya i Irlanda.

I que consti que si la dic és perquè estic d'acord que l'opressió nacional és el principal instrument que té la burgesia espanyola per neutralitzar l'esquerra del propi país, i cal dir que mentre segueixin posant-se al costat de l'imperi, ho tenen clar.
Re: Violencia política, represión y oportunismo
01 ago 2003
Cuanta energia se pierde en defender lo indefendible. No hay violencia buena. Tampoco me refugiaré en un pacifismo hipócrita, si me atacan y peligra mi vida o mi integridad física me defenderé con uñas y dientes, y con violencia si no tengo salida.
Pero incluso así nunca solucionaré nada con la violencia. ¿Acaso ETA no entiende que socializar el sufrimiento solo les consigue más enemigos? Maldita forma de llamar a la crueldad y el sadismo desquiciado.
La violencia que no se ejerza en nombre del pueblo, ni en nombre de la izquierda, ni en nombre de los que queremos cambiar las cosas.
La violencia es un recurso de enfermos y sádicos, la mayoria del pueblo la rechaza.
liberacion
02 ago 2003
Como se libera un esclavo, dando besos a sus amos a asesinandoles cuando se descuidan un poco ?

Por cada respuesta acertada ganaras un viaje a Palma para visitar a la familia real (promocion valida hasta el final del verano)
Re:socializacion del sufrimiento
02 ago 2003
El concepto "socializar el sufrimiento" se acuño en la ponencia oldartzen de Herri Batasuna, este concepto significa solamente la socializacion del sufrimiento y represion que genera el estado español y que queda ocultado mediante los medios de comunicacion desinformacion oficiales.

El estado para contrarestar esta campaña e iniciativa informativa mediante la intoxicacion informativa impulso una campaña desacreditadora variando el significado de ese concepto y haciencolo ver como el que firma en el mensaje de arriba de "aburrido".
Quizas si hubieras estado mas despierto y menos aburrido y hubieras contrastado fuentes hubieras llegado a la conclusion de que te estaban timando.

Un saludo desde Renteria.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona