Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: corrupció i poder
20 D: La ilusión del cerrar los ojos
19 des 2015
Que cualquier partido político hable de Libertad e Igualdad no es, seguramente, demasiado pertinente, ni mucho menos deseable. Pero en este mundo del espectáculo y de la demagogia de la representatividad política, donde nos tienen acostumbrados a confundir entre lo falso y la simple mentira, es de esperar encontrar siempre alguna referencia explícita a alguno de estos valores, aunque de fondo estén denotando a justamente todo lo contrario. Al fin y al cabo, hay que aparentar que esto es una democracia, de tinte liberal por supuesto, para que la verticalidad que encubre no se vea cuestionada para nada ni por nadie. Cierto que algunos grupúsculos de eso llamado partido extrema izquierda y de extrema derecha proponen caminos algo distintos para defender, igualmente, la verticalidad existente, proponiendo a lo sumo una distribución algo distinta del privilegio social. Pero muy pocos son los que tienen en mente una reestructuración de la sociedad que camine sobre la horizontalidad, único escenario donde la Libertad y la Igualdad son finalmente posibles.
Imagen_20D.png
Porque recordemos, además, que una sociedad vertical, como las que hoy son imperantes, está fundamentada necesariamente por la negación sistemática tanto de la Libertad (sólo atribuible al Individuo) como de la Igualdad (sólo atribuible a la Comunidad). Y todo ello expresado en la sacralización y la defensa de sus contradictorios: la Autoridad (No Libertad) y la Propiedad (No Igualdad). Lo que explica que sólo unos pequeños matices diferencian unos partidos de otros y, como máximo, abogando con dotar de mayor poder a una de las dos polaridades de toda sociedad vertical: en terminología de nuestros tiempos, al Estado o al Mercado.
Pero aquí sólo vamos a analizar, a partir de spots seleccionados de los presentes comicios electorales del 20D de 2015, el discurso que manejan las fuerzas que pueden llegar a obtener mayor representatividad en las futuras Cortes españolas. Para ello, hemos seleccionado cinco spots electorales de PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos y Unidad Popular. Avisamos que analizar eslóganes, que es de lo que están hechos los spots, siempre presenta una dificultad: en el afán de captar voto indeciso, se recurre siempre a la facilidad del mundo de las connotaciones, huyendo del reflexivo mundo al que conducen las molestas denotaciones. No se busca una reflexión, sino un mero impulso.
En otras palabras, nos encontramos ante mensajes diseñados a la medida del votante al que se intenta captar, apelando a significados en los que ya se anda enredado. No se trata de convencer a nadie, sino de identificar “una marca con un votante”. A partir de aquí, las estrategias comunicativas son dispares, como veremos en el primer nivel de análisis que a continuación proponemos. A continuación aplicaremos nuestra propuesta de análisis planteada en el artículo Libertad e Igualdad como valores de referencia, intentando ver las significaciones de fondo que están moviendo.
Hemos de decir aquí que se han seleccionado los vídeos principales de la campaña de los partidos, los que vertebran su estrategia comunicativa, aunque hay diferentes materiales audiovisuales que suelen dirigirse a las bases militantes y a los electores ya cautivos. Además, se han hecho otros spots para posicionarse en públicos que se muestran sordos a su marca (ya no diremos a su mensaje). Por ejemplo, tanto PP como PSOE han hecho anuncios específicos para llegar a los más jóvenes (“el hipster de Rajoy” o la animación de los socialistas). O como Ciudadanos, tan acusado por su ambigüedad ideológica, ha tenido que presentar un spot pseudo-ideológico donde se reconstruye una tradición de pensamiento totalmente ficticia, y de la que se proclaman continuadores. Pero, a partir de los spots seleccionados, ¿cómo se refleja cada partido en esta última etapa de la campaña electoral? ¿A qué target interpela?
Pasemos, pues, a dibujar los perfiles propagandísticos de estos anuncios que van dirigidos a captar el voto de las personas indecisas. Y este es un punto importante: ¿quién es el público objetivo de cada una de estas piezas publicitarias? Desde una perspectiva semiótica[1], el propio anuncio va construyendo a las personas a las que quiere seducir.
El PP con su “España en serio” habla directamente y muestra la imagen de un joven profesional vestido con traje, clase media-media/alta. La temática se centra en el proyecto económico popular. Es un intento de evitar la fuga de votos a Ciudadanos de este perfil al que le dice que no se puede “poner en peligro ni detener” el proyecto que ya está en marcha, “a la hora de volver a votar, cierra los ojos”. A sus votantes cautivos ya les tienen.
El PSOE en “corta con la derecha” muestra a hombres y mujeres de diferentes edades, clase media-media/baja, que votaron en las pasadas elecciones al PP (conversación para romper una relación sentimental como metáfora de la ruptura con “la derecha”). Los socialistas no presentan ninguna propuesta, aunque pretenden canalizar los votos de los defraudados por Rajoy (que se muestra a través de un plasma), afirmando que Rivera es lo mismo que el que se busca defenestrar (dándole un plano a pantalla partida). Se trata de recuperar los votos de electores ocasionales.
Podemos en “un país contigo, podemos” da el protagonismo a un hombre de mediana edad propietario de una PYME. En este caso el vídeo se centra específicamente en la pequeña historia de vida de este hombre “que siempre hizo lo que le pidieron” pero que ahora es él “el que tiene algo que pedir”. Con “maldita casta, bendita gente” se hace un guiño a las personas indignadas con los políticos. Apela a la emoción a través de la relación paternofilial para acercarse a los pequeños y medianos empresarios para los que hace propuestas concretas, explicadas en voz en off por su candidato que aparece aclamado en un acto multitudinario.
Como en el caso anterior, y tomando a la familia, Ciudadanos con “vota con ilusión” apela a la emoción a través de la narración de la carta que el candidato dirige a su hija como metáfora del futuro. A partir de un acto del candidato rodeado de simpatizantes, aparecen tres personajes: un hombre joven que pide “soñar y perseguir tus sueños”, una mujer-madre que desea que “hombres y mujeres seamos iguales de verdad”, un hombre jubilado que pide que se respete a los mayores. Apunta a un público más amplio que el resto de vídeos electorales, basando el concepto en valores existenciales y con voluntad de llegar a la masa.
Por su parte, Unidad Popular en “el nuevo país que queremos” a través de su candidato apela a aquellos que se sienten que están “solos en la pelea contra esta realidad”. Les llama explícitamente “gente común, trabajadora, rebelde”, “los de abajo”, “los que no se conforman, las que no se resignan”. Para diferenciarse de otras opciones, recurren a la historia para explicar que “vienen de donde vienen” tomando símbolos del comunismo e imágenes de manifestaciones (pacifistas, feministas y 15M). De hecho son los únicos que se dirigen a este target y los únicos que están llamando a sus votantes fieles.
En cuanto a las filosofías de la publicidad[2] (basadas en el mapping semiótico de los valores de consumo) que encarnan estos cinco spots electorales podemos situar los conceptos y los estilos utilizados en estos discursos de la siguiente manera:

(ver cuadro anterior)

Pasemos ahora a analizar las significaciones de fondo:
Spot Publicitario “PP: España en serio”
En este spot no se explicitan en ningún momento ninguno de ambos valores (Libertad e Igualdad). Centran su discurso, como es lógico, en aquello que les puede favorecer, esto es, en la dimensión económica de su gestión desde el Gobierno. Porque cargan, en estos momentos, con las consecuencias de su gestión en la Autoridad. Y por ello su baza electoral es un supuesto y coyuntural reequilibrio del sistema de Propiedad imperante en relación a la Autoridad (eludiendo decir las implicaciones y consecuencias lógicas que para la Igualdad en la Comunidad y para la Libertad del Individuo han implicado). Es por ello que el spot que aquí analizamos fija un sentido único de su discurso: No Libertad – No Igualdad.
A nivel de significaciones, nos encontramos sólo con una significación explicitada: una gestión política de la Autoridad para favorecer la dimensión económica de la Propiedad. Es decir: NLp+ NIe+. Por lo tanto, una significación cruzada (de lo político a lo económico) de la que se derivan los significados de este discurso: “generación de empleo”, “buena salud del sistema de pensiones”, etc.
Pero se mueven otras significaciones de fondo. En el discurso de este anuncio, lo que eluden decir es la significación que llamamos Fijador de Sentido, esto es una Autoridad restrictiva en su propia dimensión económica, para favorecer el sistema de Propiedad en su dimensión también económica (la asunción de la deuda privada como deuda pública, por ejemplo): NLe- NIe+.
Y otra significación que se mueve, también intencionadamente eludida, es un Fijador de Sentido aún más inconfesable en un combate electoral, esto es, la de la propia restricción política de la Autoridad a favor de la dimensión política de la Propiedad: NLp- NIp+ (por ejemplo, que son las políticas de la Troika lo que dicta finalmente la política española).
Volviendo a lo explícito, el PP apuntala el discurso del spot con una autorreferencialidad autoritaria (negación por antonomasia de la Libertad del Individuo): la Autoridad, simbolizada en España, debe ser “Segura y Unida”. La Seguridad se enmarca en la triangulación clásica del liberalismo político: una Autoridad como garante de la Libertad del Individuo en tanto que Propietario (por definición, No Igualitario); y la Unidad como fórmula típica de la conversión de la Comunidad en la Autoridad: esto es, de la perversión de la Igualdad en la No Libertad. Y en esto el nacionalismo sigue siendo el gran pervertidor gracias a la formulación de una Comunidad Nacional proyectada, expresada y finalmente vaciada en la figura del Estado que la niega e impide.
Para acabar, el discurso concluye con el sentido global del spot, y de toda la campaña del PP: “Que todo lo que está en marcha no se ponga en peligro ni se destruya”. Es la apuesta por la inmovilidad, por el fortalecimiento de la estructura de privilegios existentes articulada por una fusión incuestionada e incuestionable de la Autoridad con la Propiedad. Un desafortunado “Cerrar los ojos” es la única referencia a la Libertad del Individuo.
Spot del PSOE: “Cortar con la derecha”
En este spot del PSOE “Cortar con la derecha” sólo existe una autorreferencialidad autoritaria, sin ningún sentido, ni significación de fondo. Sólo hay un único significado: “el otro es malo, y para echarlo, vótame a mí”. Y ello no se sustenta en ninguna significación más que en la autorreferencialidad autoritaria. Es casi un vacío absoluto sólo salvado por esta autorreferencialidad que niega, per se, la Libertad del Individuo. El eje Igualdad – No Igualdad, es decir, la confrontación entre la Comunidad y la Propiedad está totalmente omitida. En parte, este spot no expresa más que el vacío ideológico en el que se halla inmerso el PSOE, ya que su espacio tradicional (aquel en que apuntalaban la perversión de la Igualdad en el Estado) está en quiebra irreversible. Y donde nuevas formaciones políticas (como Podemos y Ciudadanos) están pujando por arrebatarle tan triste papel. Lo curioso del caso es que ellos, el PSOE, son quizás los más conscientes que este espacio ya está sistémicamente esterilizado, aunque ilusoriamente aún se puedan cosechar frutos electorales. Pero ya no son ellos los que pueden generar algo similar a una ilusión. No les queda más que la fuerza inerte de un aparato construido sobre una realidad que está desapareciendo.
Spot de Ciudadanos: “Vota con Ilusión”
Este spot de Ciudadanos es, al igual que el del PSOE, bastante vacío en cuanto a significaciones se refiere. En realidad, es el que se centra más en el liderazgo, encarnación de una nueva Autoridad bajo la cual se anularán, según afirman, todos los contrarios. Ciertamente, es un voto de la ilusión, autorreferencial de la autoridad misma, donde el Individuo (la Libertad) se funde en la Autoridad (No Libertad), es decir, se anula por completo.
En este spot aprovechan para introducir el valor Igualdad, pero encasillado en el binomio “hombre-mujer”. Otro claro ejemplo éste de una Igualdad pervertida en la Autoridad, y que encubre la desigualdad política y económica misma que fundamenta las relaciones verticales, que no son para nada cuestionadas. En otras palabras, parece que se esté defendiendo la Igualdad, pero en el fondo lo que se defiende es la desigualdad política y económica en la sociedad. Así, tanto puede ser NLp+ NIp+ como NLp+ NIe+. Pero este discurso no es único de Ciudadanos, ni mucho menos. De hecho, la retórica de la Igualdad Hombre-Mujer parte más bien de una floritura semiótica del progresismo para encubrir la tarea real de vaciamiento en contenido social de los proyectos políticos fundamentados en la Igualdad social. Favoreciendo así la perversión de la Igualdad en la Autoridad y la confusión ideológica. En otras palabras, la Igualdad política y económica genealógica de una sociedad horizontal no hace ni puede hacer diferenciaciones entre Individuos: ni por sexos, ni por procedencias, ni por culturas, ni por colores de piel, ni por tendencias sexuales.
Spot de Podemos: “Maldita Casta, Bendita Gente”
En este spot de la formación política Podemos tampoco se nombra ni una sola vez los valores Libertad ni Igualdad. De hecho, va enfocado hacia un público del que espera poder rascar algunos votos de última hora. Para ello refleja un tipo de clase media, el de las PYMES, con los sueños, rutinas y diversiones (¡el futbol!) de aquellos con mentalidad de pequeños propietarios (estereotipo de clase media). Lo que nos sitúa principalmente en el Sentido “No Libertad – No Igualdad”. Las referencias tanto a la obediencia (sumisión a la Autoridad) como a la diferenciación social que se le atribuye al título universitario (mecanismo actual de legitimación de desigualdad social), explicitan claramente este Sentido por el que se mueve.
Ya llegando en el spot a las propuestas, nos encontramos con dos significaciones de este Sentido NL NI, que son cruzadas (de lo político a lo económico), donde proponen, como es habitual en su programa, una mayor Autoridad política que impulse la (pequeña) Propiedad a nivel económico. NLp+ NIe+:
a. Ley de segundas oportunidades para PYMES
b. Tasa de autónomos flexible
Pero también nos encontramos con otra significación cuando proponen el cambio de modelo energético. Una decisión política que tiene que ser a criterio de la Autoridad y no tanto de la Propiedad: NLp+ NIp-. Vemos que se trata de un Fijador de Sentido. Y, en realidad, todo su programa gira alrededor de él: que el Estado adquiera más preponderancia política que la que emana desde la Propiedad.
Por otro lado, nos encontramos con un Fijador de Sinsentido, al decir “Plan de retorno de jóvenes” que, ya sea de forma directa o indirecta, sufragaría el Estado, con lo que tendríamos de entrada la significación cruzada NLe+ Lp+. Se supone que los jóvenes emigrados tendrían la Libertad de repatriarse, a cargo del Estado.
Mención aparte merece su propuesta, dual, de “Pobreza Cero e impulso del consumo”. Sin entrar en consideraciones sobre la extraña creencia, rozando la fe, que persiste alrededor del “crecimiento económico” que aún impregna todos los programas de casi todos los partidos, aquí Podemos junta dos significaciones que van por derroteros distintos. En relación a “Pobreza Cero”, sin más contexto, debemos entenderla como una decisión política que va en detrimento de quien la genera, esto es, la Propiedad. Así, nos encontramos nuevamente con el Fijador de Sentido NLp+ NIp-. No se afirma que se vaya hacia la Igualdad, sino que el Estado sufragaría los costes de la desigualdad extrema que la Propiedad genealógicamente produce. Es decir, la marginalidad que la Propiedad produce por su misma esencia.
Por otro lado, con “Impulso del consumo” se debe entender que la Autoridad quiere alimentar el consumo (no hablamos aquí de cubrir la supervivencia, ni tampoco de cómo va a sufragarlo, pues son eslóganes). Debemos interpretar, entonces, que lo va a hacer en detrimento de las arcas del Estado (es decir, bajando impuestos como el IVA), a favor del beneficiario del consumo, esto es, la Empresa. Con lo que nos movemos por el Sentido que NLe- NIe+. Es otra forma de decir que van a bajar los impuestos al consumo, eslogan que entienden bien los hombre/mujeres-PYME como el que representan en el anuncio. En estos dos eslóganes es como decir, “yo me quedo con el poder político, pero para beneficiarte a nivel económico”.
Para acabar el spot, insertan el eslogan principal de campaña: “Un país contigo”, esto es, la vinculación del Estado hacia el Individuo. Es el Sinsentido No Libertad-Libertad. Y en un Estado tan omnipotente como el que propone Podemos, no hay muchas dudas de quién se verá más perjudicado… Una vuelta al paternalismo que otras formaciones, como PSOE e Unidad Popular, están perdiendo.
Spot de Unidad Popular:
En este spot vemos como esta formación amaga con regresar a su espacio ideológico histórico, esto es, en el eje de confusión No Libertad – Igualdad. Porque este es el Sentido del que hacían gala y que definían, además, sus planteamientos históricos más o menos de tradición marxista, pero en todo caso convertidos a un liberalismo izquierdoso, a mucho estirar. Decimos que amaga, porque viendo las significaciones, no parece que esta formación se haya movido en absoluto del liberalismo izquierdoso y por el que varias formaciones están intentando rascar votos. Como dice el spot, imaginan “otro país” (esto es, un Estado):
- “Sin terrorismo machista”. En este caso, se trata de una autorreferencialidad, de una Autoridad (el Estado) contra otro tipo de autoritarismo en proceso de desinstitucionalización (el machismo).
- “Banca pública para su gente”. Aquí vemos un fijador de sentido NLe+ Ie+
- “Sin privilegios para sus políticos, ni puertas giratorias, ni sueldos astronómicos…”: Se trata de otra autorreferencia a la Autoridad misma. No afirman acabar con la estructura de privilegio, sino con determinados privilegios de los que gozan los representantes de la Autoridad de la que, por cierto, han venido participando en diferentes estancias de su estructura.
- “Sanidad universal y educación pública”: Un claro ejemplo de posicionamiento político, con la significación cruzada NLp+ Ie+, en lo que hasta ahora ha sido un eje muy importante de perversión de la Comunidad en la Autoridad y que precisamente ahora está en profunda crisis.
- “De libertades, sin mordazas”: En clara referencia a la conocida como “Ley Mordaza”, aquí nos encontramos un Fijador de Sinsentido NLp- Lp+. ¿Un Estado restrictivo ante las protestas de los Individuos? Sin duda, un espacio que también está en quiebra ante las violencias que genera la defensa de la estructura del privilegio.
- “Trabajo garantizado”. Esta significación se dirige, especialmente, contra quien lo niega, esto es, la Propiedad. Y que iría, se supone, a cargo del Estado mismo. Así tendríamos NLe+ NIp-.
- Y luego llegan todo de autorreferencias autoritarias (y que niegan, por definición, la Libertad del Individuo): “elegir jefatura del Estado”, “verde, limpio, sostenible”, “de naciones, diverso y solidario, laico y pacifista”. En definitiva, “un nuevo país”…
A continuación en el spot, se hace una autodefinición de ellos y sus votantes, en un espacio que está perdiendo desde hace mucho: “los de abajo”, “los rebeldes”, “porque venimos de dónde venimos”… E, igual que el PP, comete el error de hacer “cerrar los ojos” al votante. Pero en este caso no para imaginar, sino para hacerle recodar un pasado del que es dudoso que haya protagonizado. Lo fosilizado del discurso, por no decir esperpéntico, aparece con la imagen de… ¡La Pasionaria! En fin. Algún nostálgico quedará. En todo caso, el país que imaginan, el que quieren “nuevo”, es el que está justamente muriendo.
Conclusiones
Hemos visto como los spots sirven, sobre todo, para ver de qué cojean los partidos.
El PP cojea de sensibilidad social, lo suple con la ilusión de un futuro construido cerrando los ojos.
El PSOE, falto de contenido ideológico, no le queda otra que entrar en la confrontación a la desesperada. No deja de ser otra forma de pedir cerrar los ojos.
Ciudadanos, que cojea por lo mismo, lo suple por la ilusión que pueda inspirar su líder.
Podemos, que cojea precisamente por las ilusiones que había generado y que ahora le impiden crecer, intenta contrarrestarlo con un spot de realismo. Es el paso de una utopía fallida, al realismo patético de la clase media española.
Unidad Popular, que cojea por no tener ya proyecto de futuro, lo suple atrincherándose en un sentimentalismo del pasado para intentar no perder sus votantes, empujados a serle “infieles”.
Por supuesto que ninguno de ellos cuestiona la Autoridad, pues ansían convertirse en su avatar. La única diferencia que existe es, en todo caso, cómo se la puede apuntalar. Para hacerla más necesaria, más legitimada, más querida. Para hacer la sociedad mucho más subordinada. Pero en lo que se refiere a la Propiedad, la otra causa de base de los problemas de esta sociedad, es que ni se la nombra, como si fuera un mandamiento sagrado castigado con toda la ira del Estado: “no dirás el nombre de la Propiedad en vano”.
En definitiva, este es el espectro ideológico de los partidos analizados: todo se mueve entre “el cerrar los ojos para imaginarse el futuro y olvidar el pasado” del PP; al “cerrar los ojos para imaginar el pasado y olvidar el futuro” de Unidad Popular. No hay más llamadas que a cerrar los ojos para dejarse llevar por el encanto de las ilusiones. La realidad, no obstante, está al acecho.
[1] ECO, U (1993): Lector in fabula. La cooperación interpretativa en el texto narrativo. Barcelona, Editorial Lumen, Tercera edición.
[2] FLOCH, J.M (1993): Semiótica, márketing y comunicación. Barcelona, Paidós.
Mira també:
http://www.instintosocial.org

This work licensed under a
Creative Commons license
Sindicat