Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: globalització neoliberal : corrupció i poder : guerra
Militarismo, financierización y subimperialismo españoles
29 jul 2003
El Gobierno del PP está enviando a Irak tropas que formarán una brigada iberoamericana integrada en una división internacional de 9.000 efectivos bajo mando polaco. Esta decisión es un paso más en la transformación del capitalismo español en mediana potencia subimperialista
El Gobierno del PP está enviando a Irak tropas que formarán una brigada iberoamericana integrada en una división internacional de 9.000 efectivos bajo mando polaco. Esta decisión es un paso más en la transformación del capitalismo español en mediana potencia subimperialista que cumple dócilmente órdenes de EEUU, aprovechándose como las rémoras se aprovechan de los despojos que dejan los tiburones a los que sirven limpiando sus porquerías.

Que el Estado español padece una debilidad estructural creciente que le distancia del grueso de los países capitalistas dominantes, es algo cada vez más notorio pese a la impresionante campaña propagandística para ocultar esa tendencia y aparentar un acercamiento al nivel del capitalismo más desarrollado. Aunque el capitalismo español ha sido uno de los más beneficiados por las ayudas de la UE, estimadas en el 1% del PIB, se ha acrecentado el temible «abismo tecnológico», uno de sus principales lastres históricos. A medio y largo plazo, lo que condiciona el futuro económico es algo tan simple como la ley de la productividad del trabajo: lleva ventaja quien produce más en el mismo tiempo o lo mismo en menos tiempo, lo que otorga cada vez más importancia al desarrollo tecnocientífico. En 1995-2001, la productividad del trabajo español ha crecido solamente un 0,81% y todo muestra su incapacidad de despegue.

Además de por su atraso tecnocientífico, el capitalismo estatal tiene muy difícil una recuperación sostenida exclusivamente por el tirón interno de la demanda y consumo masivos, pues la deuda familiar y el empobrecimiento de las clases populares ­la mayoría de la población­ ha llegado a un nivel peligroso e inquietante. Aparte de otras alternativas menores para salir del agujero, multiplica la sobreexplotación laboral, sobre todo de mujeres e inmigrantes, y el imperialismo interno, incrementando mediante la violencia y el chantaje los beneficios que extrae de la opresión nacional de los pueblos que ocupa. Todas son «soluciones» comunes en la historia burguesa y sus resultados dependen fundamentalmente de la fuerza y decisión de lucha de las masas trabajadoras y de los pueblos que se resisten a semejantes atropellos.

Periódicamente, la conjunción de las crisis parciales en una crisis sistémica hace que esas «soluciones» no sirvan de mucho porque la crisis resultante es cualitativamente mayor. Así, el capitalismo, de suyo mundial y global por definición, sufre cambios que, como a las víboras, le hacen mudar de piel pero aumentando la letalidad de su veneno. En estas situaciones llegan a desaparecer estados débiles, aparecen otros nuevos y el resto se adapta como puede a la nueva situación,peleándose militar o económicamente entre ellos hasta que unos pocos se imponen a la mayoría formándose bloques imperialistas con sus estados aliados lacayos y serviles. Pero siempre, por debajo de esas disputas secundarias, descargando sobre y contra las mujeres, la clase trabajadora y los pueblos oprimidos los peores costos de la «solución global». La hondura de la crisis mundial iniciada entre 1968-73 fue y es tal que desde finales de la década de 1980 las burguesías imperialistas han forzado una situación así para intentar salir definitivamente de aquel pantano. Sin analizar ahora en qué lo han logrado y en qué no, y los terribles efectos destructores que ello está suponiendo, sí hay que decir que los tres grandes bloques imperialistas actuales, especialmente los EEUU, insisten en esa dinámica.

Este proceso capitalista agrava las tensiones internas españolas, forzando las «soluciones» vistas y también agrava las externas, incitándole a otras dos «soluciones», como son la finan- cierización de su economía y el subimperialismo de mediana potencia. La financierización consiste en priorizar los capitales financieros y comerciales sobre los industriales. Fue el PSOE quien inició decididamente la financierización. Una forma de lograrlo es debilitar los controles a la entrada de capitales exteriores y adaptar la legislación tributaria al capricho de las grandes transnacionales y piratas financieros. El PP ha hecho del Estado un paraíso fiscal dentro de la UE y ha entregado al capital privado los capitales llamados «públicos». El PSOE entre 1992-96 cedió al capital privado un total de 8.438 millones de euros. Pero con el PP ha ascendido hasta 29.716 millones entre 1996 y 2002. Una constante de las privatizaciones del PP es beneficiar, además de a viejos empresarios y terratenientes franquistas, también a una casta tecnocrática que se está convirtiendo en «nueva» burguesía fanáticamente reaccionaria, consciente de que todo lo que ha logrado ha sido gracias al amiguismo del PP.

Aquí interviene el subimperialismo en América Latina. El PP creó en 2000 la Fundación Carolina, destinada a coordinar el vampirismo de las 24 multinacionales más importantes del Estado. La casta tecnocrática acelera su conversión en «nueva» burguesía mediante el masivo expolio sudamericano. Las inversiones españolas en Argentina ascendieron de 1.809 millones de euros en 1995 a 18.726 millones en 2000, y el saqueo español ha sido uno de los fundamentales detonantes del desastre argentino.

Otro instrumento es expandir la industria cultural española, que a comienzos de 2003 suponía el 6,5% del PIB estatal y el 9% de su población activa. El PP se ha volcado en controlar esta industria estratégica con claros objetivos políticos, económicos e ideológicos.

Pero la financierización, el subimperialismo y la salida de la actual crisis solamente pueden imponerse si el Estado se pliega a la voluntad de los EEUU. Aunque el 60,8% de las exportaciones se venden en la UE, la burguesía sabe que no tiene competitividad suficiente y que debe compensarla con la ayuda del «amigo americano», que ofrece más ventajas que la UE, obteniendo garantías de que sus multinacionales no sufrirán más obstáculos norteamericanos en Iberoamérica y con el premio a 50 grandes empresas para reconstruir lo que previamente ha destruido en Irak, mientras que el grueso de las empresas europeas ha sido vetado. Otras ayudas son propagandísticas y para frenar el desarrollo tecnocientífico de la UE, como la propuesta de los EEUU de que la fusión nuclear se investigue en el Estado español en vez de en el francés, que cuenta con muy superiores medios.

Financierización y subimperialismo son inseparables del militarismo necesario para defender, con la ayuda yanki, las inversiones exteriores que han ascendido del 0,9% del PIB en 1996 al 9,3% en 2000. El Estado español, que, tras el Reino Unido y los EEUU, es el que más porcentaje de las inversiones en I+D dedica a la militarización, ha anunciado que el gasto en investigación militar aumentará un 20% en los tres próximos años. Por eso el PP manda tropas a Irak, como las mandaría a Plutón si lo ordena Bush.

La principal lección que debemos extraer de todo esto es la urgencia de acelerar la independencia de nuestro pueblo. No hay otra alternativa.
Mira també:
http://www.gara.net

Comentaris

Re: Militarismo, financierización y subimperialismo españoles
30 jul 2003
La *productividad* no es la relación producción/tiempo sino la relación entre la producción y la cantidad d recursos (insumos) utilizados. Me temo q la explicación del *milagro* d la productividad d la economía USAna está + relacionada con las salvajes condiciones d su mercado laboral q tanta envidia produce entre nuestros empresarios y tertulianos (siempre quejandose d las famosas *rigideces* del nuestro) y los despidos masivos d trabajadores. Productividad: producir lo mismo o + con cada vez menos trabajadores.

Así de insidioso es el *Pensamiento Ãnico* q siempre consigue deslizar sus intoxicaciones donde menos t lo esperas; para muestra un botón, si seguimos el link del final del articulo la portada de hoy el GARA nos sobresalta con este sorprendente titular:
"El sida socava las bases del crecimiento económico en el continente africano"
Si seguimos leyendo nos encontramos con q reproducen acríticamente un informe del Banco Mundial en el q naturalmente no se hace referencia al papel q ha jugado en la expansión del SIDA en �frica el desmantelamiento d la escasa infraestructura d Salud Pública exigido por el propio BM. Un titular mucho + ajustado a la realidad sería:
"El Banco Mundial socava las bases del crecimiento económico en el continente africano.
Sindicat Terrassa