Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: corrupció i poder
La demagogia, como la mentira, tiene las patas cortas. Más sobre Grecia
17 jul 2015
La pregunta es por qué no arde Grecia a pesar de la dureza de las medidas que le han sido impuestas por la Troika, por qué la gente no se ha echado a las calles para hacerlas espacios de lucha revolucionaria.
Hay una respuesta primera, porque el partido de izquierda que la Troika y el Estado-gran capital alemán han llevado al gobierno para manejar políticamente a las multitudes, Syriza, está realizando magníficamente su labor. Haciendo un uso descomunal de la mentira y la demagogia, ha convertido a la gran mayoría del pueblo griego en un pacífico rebaño de ovejas que se deja trasquilar. Quizá en el futuro inmediato esto cambie pero por ahora es así.

Syriza, como su partido hermano español, ha desmovilizado a las clases populares, al convencerlas de que todo puede lograrse desde las instituciones, estando en el parlamento y aplicando las leyes. Ha transformado al luchador social en simple votante, además de en un embobado adorador del Jefe Tsipras. Ha desactivado las resistencias y desorganizado a la sociedad, al ir absorbiendo, para a continuación anular, un buen número de organizaciones y colectivos populares.

Una jugada maestra ha sido el referéndum de 5 de julio, pues con un acto meramente institucional y de nula significación práctica, otorgó satisfacción psicológica a quienes se niegan a ser un país-colonia, haciendo que se desmovilizasen y apartándoles de las calles, llevándoles a la pasividad y la apatía. Muy maquiavélico, muy brillante.

Tal es la perversa política de los nuevos reaccionarios, capaces de alcanzar lo que la derecha clásica no puede lograr, a saber, que la marcha hacia una UE de la pobreza, el trabajo incesante, una nueva revolución industrial y la prepotencia global de los altos funcionarios y los ricos se haga de forma asombrosamente pacífica y ordenada. Por eso, tales nuevos reaccionarios son mantenidos con colosales gastos en mercadotecnia, a la vez que se va colocando a sus jerarcas y cuadros en puestos y sinecuras estatales bien remuneradas, desde los ayuntamientos a las cajas de ahorro, donde pueden hacer, además, lucrativos negocios legales e ilegales.

Quienes ahora dicen estar “desilusionados” con Syriza y su Jefe son unos ingenuos o unos mentecatos, porque ambos han sido aupados al gobierno por los poderes europeos y griegos. Para eso fueron constituidos, lanzados como un producto de mercado más y llevados a ganar las elecciones, no para luchar contra la Troika o resistir al capitalismo: todo eso era sólo el malicioso reclamo publicitario con que se “vendió” la operación…

Por tanto, quienes preconizan la estrategia de estar en las instituciones pueden ahora observar para qué ha servido en Grecia. La alternativa adecuada es permanecer fuera, movilizar en la calle, dar la batalla al capital-ente estatal golpe tras golpe y difundir una estrategia de revolución total. Este enfoque será cada vez más realista y exitoso a medida que se compruebe en los hechos el fracaso de la novísima casta politicista y partitocrática, la de los Tsipras y los Iglesias, y según vaya deteriorándose la situación social en la UE en los próximos años.

La neo-casta de la izquierda, los nuevos reaccionarios del progresismo pro-capitalista, son hoy el enemigo principal, por delante de la derecha[1], de las clases trabajadoras europeas.

Es indicativo de su catadura que cuando Syriza gana el referéndum lo que hace a continuación es ofrecer a la Troika unas condiciones incluso más leoninas y expoliadoras de lo que ella había demandado en un primer momento. Eso se explica porque los gerifaltes de ese partido desean hacer méritos ante sus amos, para recibir de ellos las correspondientes sinecuras personales y de grupo.

La prefabricada y teledirigida ola de institucionalismo, legicentrismo, fervor por el parlamento y demás patochadas pasará, ya está pasando, sobre todo porque se está comprobando que no proporciona nada positivo y sí mucho negativo. Tras ella vendrá, muy probablemente, un ascenso en el interés y la adhesión al proyecto y programa de la revolución social integral.

- -

[1] Significativamente, la derecha está haciendo la política de la izquierda. En lo referente a los impuestos, por ejemplo, el PP está aplicando las medidas que aparecen en el programa de IU de 2011, con la particularidad de que incluso aumenta los tipos impositivos del IRPF, IVA, impuesto de sociedades, IBI, etc. Que la derecha sea la ejecutora del programa fiscal de la izquierda prueba la fundamental coincidencia de naturaleza y metas entre ellas, ambas meros instrumentos del Estado y el capital. El primero, gracias a lo diseñado por IU y aplicado por el PP, en 2014 ingresó 175.000 millones de euros, a pesar de la crisis económica. Así pues, ¿quién es más “neoliberal”, la derecha o la izquierda? Si se toma como referencia la mayor o menor presión tributaria, la izquierda… Ahora se prepara una candidatura de “unidad popular” izquierdista, jaleada por lo más granado de la industria del ocio y el espectáculo, uno de los peores instrumentos para la degradación y el embrutecimiento de las masas. A su frente está el neo-franquista Almodóvar y el lacayo por excelencia de la pequeña pantalla, El Gran Wyoming, entre otros. Veremos si en su programa superan o no a Mariano Rajoy en la explotación fiscal de las clases trabajadoras.
Mira també:
http://esfuerzoyservicio.blogspot.com.es/2015/07/la-demagogia-como-la-mentira-tiene-las.html

This work is in the public domain

Comentaris

Re: La demagogia, como la mentira, tiene las patas cortas. Más sobre Grecia
17 jul 2015
Este escrito es de Félix Rodrigo Mora. Tened cuidado, es un fascista camuflado en ambientes libertarios promotor del tradicionalismo, el antifeminismo y otras lindezas.
Re: La demagogia, como la mentira, tiene las patas cortas. Más sobre Grecia
17 jul 2015
pues es de los pocos análisis críticos de la situación actual que aparecen en indymedia.
Re: La demagogia, como la mentira, tiene las patas cortas. Más sobre Grecia
17 jul 2015
Vaya, tal vez porque sólo buscas formatos de "análisis críticos" como los de FRM.

Cuando se dice que el recién nombrado gobierno de Colau & company siguen con los desalojos..., se habla de eso.

Cuando se habla de que estas izquierdas han aparecido para reconducir la indignación del 15m, no se refieren a otra cuestión que a esa.

Cuando se habla de que estas izquierdas han devuelto la esperanza a esta democracia, no se explica otra cosa, sólo que a diferencia de FRM, no decimos que las mujeres feministas están todas subvencionadas por el estado, ni que los "lobys homosexuales" pretenden controlar el mundo, o que los negros lo están controlando ya...

Sí, el fascismo también habla de proletariado, antiestatismo y de naturismo o de revolución, pero ese fascismo no tiene una finalidad demasiado diferente a la de esas izquierdas que ahora aspiran a ocupar el poder.

Los que colgáis aquí textos de FRM, sabiendo que sus hipocresías nos violentan, no sois muy diferentes a él.
fascista
18 jul 2015
Cuidado amb el que acusa a FRM de fascista pq potser ell es el fascista.


Pocs analisis interesants sobre el mal q ens fan les institucions s'estan fent.
Re: La demagogia, como la mentira, tiene las patas cortas. Más sobre Grecia
18 jul 2015
Ignorad los escritos de sujeto y sus acólitos. Los fascistas actuales acusan de fascistas al resto, pero por sus escritos le conoceréis. Fuera FRM de los espacios libertarios y combativos.
Re: La demagogia, como la mentira, tiene las patas cortas. Más sobre Grecia
19 jul 2015
cuidado! no leais! podríais llegar a dudar, quizás a pensar y todo! los jerarcas del movimiento libertario hemos decidido condenar al ostracismo y a la censura a este sujeto, así que mucho cuidado con atreverse a contaminar nuestra pureza.
Es mucho mejor seguir aplicando los esquemas de siempre, sin cuestionarnos nada de nosotros mismos, en la comodidad de nuestro guetto superchachiradicaliguaypiruli. Ya sabemos que conocer algo de verdad posible nos dolería, y nuestro objetivo principal es evitar todo dolor y sacrificio.
Hablemos claro, eso de decirnos revolucionarios y feministas era una excusa para ligar, no?
Sindicat Terrassa