Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: globalització neoliberal : criminalització i repressió : mitjans i manipulació : pobles i cultures vs poder i estats
Mumia en crisis médica
03 abr 2015
Bring-Mumia-Home-NOW
RUEDA DE PRENSA A LAS 11AM MARTES 31 DE MARZO

Afuera de la entrada de la Sala de Urgencias
Centro Médico de Schuylkill en Pottsville, PA
700 E Norwegian St., Pottsville, PA

Mumia Abu-Jamal en crisis médica
Durante 20hrs doctores se niegan a platicar con abogados y familia

Vigilia, Centro Médico de Schuylkill, Pottsville, PA.

Después de 20 horas de tortura, Mumia sigue siendo estando desaparecido. A su familia y abogados les han impedido el acceso a información.
El lunes por la mañana, 30 de marzo, las autoridades de la prisión de SCI Mahanoy dijeron que Mumia Abu-Jamal tuvo una “crisis médica” y lo transportaron desde la prisión hasta la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Centro Medico Schuylkill en Pottsville, PA.

Encadenado a su cama, solo y privado de saber que su familia está cerca, Mumia sigue en Cuidados Intensivos. Los oficiales de la prisión y del hospital difunden información falsa y niegan a su familia el derecho a visitarlo. También se niegan a darles a la familia y los abogados información sobre su condición y su historia médica.

La familia de Mumia mantiene vigilia en la sala de visitas de la UCI.

También el lunes por la mañana, algunos de sus abogados y gente de apoyo estaban en una audiencia para oponerse a la Ley de Revictimización, mejor conocida como la Ley Mordaza, en Harrisburg, PA, cuando se enteraron de su traslado al hospital.

El abogado Bret Grote, del Abolitionist Law Center (Centro de Derecho Abolicionista) ahora está en Pottsville. Está enérgicamente preparando una acción jurídica para lograr acceso a su cliente para la familia y acceso a su historia médica para que algunos doctores independientes puedan intervenir.

El hermano de Mumia, Keith Cook dijo: “Las regulaciones de las prisiones son muy arcanas. No dan infomación sobre los presos a sus familias o a nadie más. Es como si tus manos fueran atadas porque no sabes nada del estado del preso y no tienes manera de platicar con él. Me acuerdo que hace un mes, Phil África estaba haciendo ejercicios en el jardín de la prisión, luego lo llevaron a un hospital y no informaron a su familia de su paradero. Tres día después, estaba muerto. Esto da miedo. Esta situación debe cambiar. Las autoridades carcelarias deben ser más humanos con las familias de los presos.”

Dijo Pam Africa: “Las autoridades carcelarias están mintiendo. Mumia está sufriendo tortura a manos del Departamento de Correcciones por negligencia médica. Está claro que quieren matar a Mumia. Le dieron el medicamento equivocado, lo cual hizo peor su condición. Los presos donde él ha estado encarcelado y que han cuestionado lo que pasó han sufrido represalias por parte del Superintendente. Han sacado de la unidad de Mumia a los presos que se preocupan por él para ocultar la información del público.”

Johanna Fernandez de la Campaña para Llevar a Mumia a Casa, de Nueva York, comentó: “Mumia se ha quejado de sentirse mal desde enero pasado. Si hubiera recibido la atención necesaria, no estaría en esta situación. Esta crisis muestra el problema de la falta de servicios de salud en las prisiones de Estados Unidos como una violación fundamental de los derechos humanos. Me preocupa en lo personal porque hace poco Phil Africa de la organización MOVE fue llevado al hospital de manera precipitada en buenas condiciones de salud y unos días después estaba muerto. Tenemos que luchar para defender la vida de Mumia y de todos los presos.”

Favor de hacer llamadas para exigir que la familia de Múmia le pueda visitar en el Centro Médico.

SCI Mahanoy
301 Morea Rd, Frackville PA
Superindendent John Kerestes
001 (570) 773-2158 x 8102

No confiamos en que las autoridades de la prisión nos proporcionen información transparente sobre la urgencia médica de Mumia. Nos dijeron que Phil África estaba bien y al siguiente día, él murió.

The Abolitionist Law Center es un despacho de interés público inspirado por la lucha de presos políticos y politizados, y organizado por el propósito de abolir el encarcelamiento masivo en base de clase y raza en Estados Unidos. 412-654-9070

10696159_1553257711576072_3409841499563491304_n.jpg


Seguimos actualizando la situación de Mumia.
El martes 31 de marzo, después de la conferencia de prensa, su esposa Wadiya y su hermano Keith pudieron visitar con Mumia durante 30 minutos cada uno. Nadie más ha podido verlo. Durante las visitas Mumia está encadenado a su silla y lo demás del tiempo está encadenado a su cama. Ahora se sabe que Mumia sufrió algo que se llama shock diabético. Sus niveles de azucar estuvieron a 779, casi llegando a los niveles de una coma diabética (800). Ahora se han bajado hasta los 300’s; los niveles normales están en los 100’s. Cabe señalar que nada de esto habría pasado si Mumia hubiera tenido una atención médica adecuada en la prisión. Johanna Fernández reporta que aunque Mumia se ha sentido mal desde enero y le han tomado muestras de sangre 3 veces, nunca lo diagnosticaron con diabetes. Por otro lado, lo castigaron con la pérdida de llamadas y de tiempo en el jardín por no poder despertar de un sueño profundo para el conteo de presos. Un medicamento que le dieron para un grave caso de exzema sólo empeoró su condición. Ahora sigamos con las llamadas para exigir un tratamiento médico adecuado con un doctor independiente — y su libertad inmediata!

El número de teléfono del superintendente de la prisión Mahanoy, John Kerestes es 001- 570 – 773 – 2158. Haz tu llamada hoy.

https://amigosdemumiamx.wordpress.com

This work is in the public domain

Comentaris

El periodista preso Mumia Abu-Jamal encara una semana crítica después de haber sido ingresado por un ataque diabético
04 abr 2015
El periodista y activista Wesley Cook, también conocido como Mumia Abu-Jamal, fue ingresado el pasado lunes 30 de marzo en el centro médico Schulkill por un ataque diabético, según informó la organización Familia y Amigos Preocupados por Mumia Abu-Jamal (ICFFMAJ, según las siglas en inglés). Abu-Jamal no tiene ningún antecedente de diabetes, cosa que alertó […]

El periodista y activista Wesley Cook, también conocido como Mumia Abu-Jamal, fue ingresado el pasado lunes 30 de marzo en el centro médico Schulkill por un ataque diabético, según informó la organización Familia y Amigos Preocupados por Mumia Abu-Jamal (ICFFMAJ, según las siglas en inglés).

Abu-Jamal no tiene ningún antecedente de diabetes, cosa que alertó a sus familiares y amigos a los cuales no se los permitió entrar a verlo hasta pasadas 20 horas, cuando ya volvía a estar estable de salud.

Al día siguiente, las autoridades dejaron que su esposa Wadiya y su hermano, Keith Cook, lo pudieran visitar en el hospital. Según la organización ICFFMAJ, el nivel de azúcar de Mumia había bajado de 779 a 333 en cuestión de horas.

La organización de familiares y amigos ha hecho un llamamiento internacional para denunciar la carencia de rapidez con la que actuó la Institución Penitenciaria Estatal de Mahanoy, Pensilvania, prisión donde Abu-Jamal cumple cadena perpetua por, según la sentencia, asesinato en primer grado. Según sus familiares, el equipo médico de este centro tendría que haber actuado más rápidamente ante la situación de Mumia, puesto que sus niveles de azúcar llegaron a ser muy peligrosos.

Las últimas actualizaciones de la web de la organización sobre la situación de Abu-Jamal explican que su hermano pequeño, Bill Cook, y su hijo mayor, Jamal Hart, han podido visitarlo durante 30 minutos de manera individual.

A pesar de esto, la preocupación de los familiares ha aumentado, puesto que a partir del 1 de abril se puso en funcionamiento una nueva normativa que sólo permitirá una visita por semana a familiares más inmediatos. Esto implicaría que Mumia Abu-Jamal tendrá que prescindir de sus familiares más cercanas durante una semana que puede ser crítica en cuanto a su salud. La normativa limitará la comunicación y visitas de su mujer Wadiya y su hermano Keith, entre otros miembros de su familia.

Sentenciado antes del juicio

El caso de Mumia Abu-Jamal es conocido en todo el mundo durante las últimas décadas. La demanda de un nuevo juicio justo ha sido defendida por organizaciones que trabajan a favor de los derechos humanos como Amnistía Internacional o Human Rights Watch, además de tener el apoyo de importantes figuras internacionales como el lingüista y activista Noam Chomsky, la escritora Alice Walker o la profesora y activista Angela Davis entre otros.

Abu-Jamal es reconocido, tanto en el ámbito de los EEUU cómo internacionalmente, como un periodista carismático y penetrante que fue encarcelado por, según él mismo, su denuncia sobre abusos policiales, cosa que le supuso, según los diferentes colectivos de apoyo, un juicio sentenciado antes de empezar.

Para Amnistía Internacional, por ejemplo, el juicio de 1981 no cumplió con los estándares internacionales. Aún así se mantiene la sentencia de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

A pesar de llevar más de 34 años encerrado –de los cuales ha pasado casi todos ellos en confinamiento solitario a la espera que lo ejecutaran– Abu-Jamal ha sido muy activo dentro la prisión y ha mantenido su inocencia en todo momento.

En octubre de 2002, se convirtió en miembro honorario de la organización política alemana Sociedad de Gente Perseguida por el Régimen Nazi – Federación de Anti Fascistas (VVN-BdA por sus siglas en alemán). En 2014 pidieron que fuera él quién hiciera la introducción al discurso de graduación de alumnas del Goddard College en Plainfield, Vermont.

Abu-Jamal ha sido nominado también como ciudadano honorario de más de 25 ciudades de todo el mundo como Copenhague, Montreal, Palermo o París. También se han producido varios documentales sobre su caso inspirados en libros como el de Patrick O’Conner, ‘The Framing of Mumia’.

Abu-Jamal, siempre muy activo y vinculado a la radio, seguía –cuando le permitían– retransmitiendo desde su celda y concediendo entrevistas.

Black Lives Matter

Con este nuevo episodio se vuelve a abrir el eterno debate que de hecho no se ha llegado a cerrar nunca; Black Lives Matter? (Importan las vidas negras?). Este mensaje se lanzaba hace unos meses por las calles de decenas de ciudades norteamericanas como Ferguson o Nueva York.

El recordatorio constando que las vidas negras importan, apareció después de varios casos de jóvenes negros muertos a manos de la policía. La población norteamericana volvió a recordar hace unos meses el mismo mensaje que el Partido de las Panteras Negras –al cual perteneció Abu-Jamal hasta el 1970– dio en su momento: las vidas negras importan.

Pero el caso de Abu-Jamal no es aislado. El miembro de las Panteras Negras Eddie Conway fue liberado hace poco tras 44 años en prisión acusado del asesinato de un policía en Baltimore. Herman Wallace, murió antes de salir de la prisión, donde cumplió 41 años de confinamiento en solitario acusado de matar un guardia, junto con dos otros chicos negros, uno de los cuales sigue en confinamiento en solitario.

Según estadísticas elaboradas por la Asociación Nacional por el Progreso de la Gente de Color (NAACP por sus siglas en inglés) hoy en día casi un millón de los más de 2,3 millones de personas que están en la prisión son afroamericanas.

Cifras que muestran, según las organizaciones que trabajan contra el racismo sobre el terreno, que EEUU tiene un problema racial real. Un problema que, recuerdan, se tiene que afrontar y reconocer para poder permitir a personas como Mumia Abu-Jamal tener lo que hace décadas pide: justicia.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more