Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: corrupció i poder
Confidentes, infiltrados y traidores
18 mar 2015
La larga sombra de la delación, que a todos sitios llega.
Desgraciadamente para la guerrilla, tanto urbana como rural, el listado de confidentes, infiltrados y traidores es alarmantemente extenso, y sus resultados, devastadores. Hoy bucearemos en las cloacas de la desconfianza y la delación, causadas a veces por la tortura, a veces por el beneficio económico, o la ideología, el miedo, las rebajas de condena…y otras por el simple y concienzudo trabajo de las fuerzas represoras.
En España, el confidente delataba para conseguir algún tipo de beneficio, bien en el orden material, recibiendo, de oscuros presupuestos, el equivalente a las treinta monedas, o bien para preservar su seguridad.
Una vez más, nos centraremos en el ambiente libertario, por ser en el que estamos interesados y en el que encontramos ejemplos más que de sobra. Fue la BPS, la encargada de ocuparse no solo de los diversos grupos urbanos, sino también de la inmensa infiltración que sufrieron partidos y sindicatos en el exilio, centrándose en el país vecino, Francia. Para seguir con las buenas costumbres, la encargada de los grupos rurales fue la dura y eficiente guardia civil.

El tristemente famoso infiltrado Eliseo Melís Díaz.
Posiblemente el más conocido de la infame lista, fuera Eliseo Melís Díaz, miembro del sindicato fabril y textil de la CNT en Barcelona, quien detenido en febrero de 1939 por los esbirros de Quintela, empieza su colaboración con la BPS, proponiendo a la vez a la CNT realizar un doble juego que no será tenido en cuenta. Tras diversas caídas de elementos confederales, no será hasta 1943 cuando la fuerza de las sospechas lo marginen de los nuevos comités. Para 1945 ya estaban bastante claras las cosas y un grupo de acción al mando de José Pareja bajará hasta la ciudad condal con la misión de acabar con él, aunque fracasan en la tentativa. El mismo Pareja, dirigirá otro grupo en julio de 1947 con el mismo fin, consiguiendo su objetivo, pero perdiendo la vida en el intento tras el tiroteo.
Antonio Seba Amorós, fue también detenido en febrero del 39 por las huestes de Quintela, antiguo comandante de la columna Tierra y Libertad, también pasa a colaborar con la BPS, lo que no le impide seguir ejerciendo cargos en la Federación local de Barcelona. Desde 1945 hay informes acusándolo de agente infiltrado, pero no será hasta 1949, más concretamente en febrero, cuando el grupo de Los Maños lo tirotee como escarmiento en el bar Bracafé de Barcelona, dejándolo herido, abandonando Seba tanto la ciudad condal como toda militancia tras el atentado.

Aniceto Pardillo Manzanero, infiltrado en el grupo de "los Maños".
Aniceto Pardillo Manzanero “el Chaval”, estaba integrado en el grupo de los Maños pese a algunas sospechas, que por desgracia para el citado grupo, no pasaron de ahí. No solo desbarató los intentos de acabar con el caudillo, sino que vendió al grupo y consiguió que apresaran y ejecutaran a varios de sus componentes a principios del año 50. Tras un asalto frustrado en París, fue encarcelado durante 4 años en la capital gala, saliendo a mediados de junio del 54, un mes después fue interceptado por un grupo de acción que lo dejó malherido y que cuando intentó rematarlo descubrió que el traidor había huido. Fue curado en Francia y posteriormente volvió a Barcelona donde se pierden sus pasos.
Jacinto Guerrero Lucas “el Peque” fue propuesto por varios sindicatos para el cargo de secretario general en el exilio, su nivel de infiltración queda bien claro tras eso. Fue el responsable de la caída de Granados y Delgado y puede ser responsable también de las detenciones entre otras, de Fernando Carballo y Stuart Christie.
Ramón Benichó Canuda “Leriles” también había pertenecido a la CNT y después se había integrado en la mafia francesa, lo que no quitaba para que al parecer fuera parte del grupo Paladín, como indica Stuart Christie. Dicho grupo era una de las bandas secretas de pistoleros dirigidas por el jefe de la Brigada Político Social, Eduardo Blanco. Este elemento acabo con la vida de Laureano Cerrada el 18 de octubre de 1976.
Sobre Adrián Giménez, solo sabemos que colaboraba tanto con Antonio Seba como con Melís en la ayuda policial desde las filas de las CNT exiliada, por ahora no disponemos de más datos.

Jacinto Guerrero Lucas "el Peque".
Estos casos solo eran la punta del iceberg, por cada nombre que aquí aparece, son incontables los desconocidos. Como trágica anécdota, decir que de todos los grupos de acción que pasaban la frontera para actuar en el estado, solo sabemos del grupo Massana como único grupo que por un lado no sufrió la muerte de ni la detención de ninguno de sus miembros tras varios años de actuación, ni la de su encargado, el propio Marcelino Massana, entre otras cosas, porqué este tras recibir las misiones que tenía que realizar, nunca daba a la organización, ni la fecha de paso, ni los lugares por los que lo haría. La prudencia le salvó la vida.
Dejamos el exilio y nos adentramos en las sierras peninsulares, por tierras cordobesas nos encontramos a Juan Olmo García “Abisinio”, carbonero y delincuente habitual, que se vendió por presiones a la guardia civil, y entrego a la partida de los Jubiles, el resultado, todos muertos menos “Quincallero” que resultó gravemente herido y posteriormente encarcelado.

Juan Olmo García "Abisinio" fue quien vendió a "los Jubiles".
También por tierras de la misma provincia, los grupos del “Cojo de la Porrada” y “Eugenio del Real” ejecutaron a varios delatores y confidentes entre ellos a Miguel Hernández García, en Hornachuelos en otoño del 46, al guarda Nicolás Alonso Lucena en el mismo término, al cortijero Andrés Muñoz Troya en Espiel, en Valsequillo al guarda Francisco Rayo Carmona, de nuevo en Hornachuelos al cabrero Manuel Castillejo y a Francisco Robles. En La Granjuela a Manuel Villaseca Arellano, en Belmez a Francisco Peña Porriño, en Villanueva del Rey al guarda Julián Morales. Todos estos hombres fueros ejecutados en los primeros meses de 1947 y la mayoría de ellos resultaron ahorcados. El grupo de “Vicente del Puerto” ahorca a Manuel Díaz Santiago en Villaviciosa en agosto de ese mismo año. En 1948 la misma partida ejecuta al guarda Antonio Ramos Pérez. En Hornachuelos los de “Eugenio del Real” ahorcan a Manuel Flor Sánchez, en Alanís lo intentan con Eduardo Falcón, aunque consigue librarse, en Cazalla de la Sierra acaban con Alejandro González Lagares.

Imágenes como esta fueron habituales por tierras de Córdoba.
Juan González Ventura “Voluntario”, de la partida de “Eugenio del real”, tras ser detenido en Madrid se pone al servicio de la guardia civil delatando entre otros al “Comandante Ríos”.
Pasamos ahora a la zona de Málaga y Cádiz y nos encontramos con el cenetista Francisco Fernández Cornejo “Largo Mayo”, miembro de la partida de “Moyita” y posteriormente de la Agrupación Fermín Galán, harto de sus años en la sierra, el 30 de diciembre de 1949, se entrega a las autoridades y se convierte en delator, gracias a sus servicios, los civilones conseguirán acabar con Bernabé López Calle “Comandante Abril”, máximo dirigente de la Fermín Galán y con Juan Ruiz Huercano “Capitán” durante la madrugada del 31 de diciembre.
En la ciudad de Granada, Miguel Peña Martínez, de profesión cabrero, tenía fama de confidente desde antes de la guerra, de hecho, el mismo 18 de julio recibió varios navajazos debido a ello, así que no es de extrañar que en marzo del 44, cuando se enteró de que el grupo de Antonio Fernández Murillo estaba en un prostíbulo de la calle Piedra Santa avisara a la policía. El resultado, un inspector de policía y tres guerrilleros muertos.
Sin cambiar de ciudad, encontramos a los hermanos Rodríguez González “los Guinea”, familia de confidentes, José será el primero en caer asesinado a manos de “el Modesto”, de la partida de “los Quero”, a finales de marzo de 1944, por haber delatado a otro miembro de la partida que resultó muerto. El 16 de septiembre de ese mismo año, será Luis, el otro hermano quien también sea asesinado, a manos de Antonio Vázquez Murillo y su gente.
Por concluir con la provincia de Granada, comentar que el grupo de “los Clares”, que durante 1947 habían eliminado en Güejar Sierra al confidente Antonio Martín Benavides y poco después al infiltrado y delator Fermín Castillo, a principios de 1949 tras una seria confrontación con la Agrupación Guerrillera de Málaga Granada, pasarán a colaborar durante unos meses con la guardia civil, causando varias bajas a la citada agrupación. A finales de 1949, los restos del grupo dejan de colaborar y se vuelven a “echar” al monte.
En Ciudad Real, el pequeño grupo de “el Lechuga”, se entrega en febrero del 48 a la guardia civil, a cambio de sus vidas, colaboran con los civilones, entre sus víctimas, “Lazarete” y su mujer.

"El Lechuga" y su grupo cambiaron de bando
durante el año 48 y persiguieron guerrilleros.
En Cantabria, la partida de “el cariñoso”, ejecutó también a dos delatores, en 1938, a Santos Manuel Casar y en 1940, en La Cavada a Víctor Gómez Aja. Aunque el propio Cariñoso morirá tras ser delatado por uno de sus enlaces, llamado Escalante, en octubre del 41, su compañera María Solano resultará detenida, y otros tres miembros de la partida, “Lola”, “Cenizo” y “Melenas” también resultan muertos tras un tiroteo por la delación del mismo enlace.
La partida de “el Petrol” que operaba en la provincia de Teruel, ejecutó al falangista y teniente de alcalde de Dos Torres de Mercader, acusándolo de delator el 25 de noviembre de 1945.
Como la lista podría eternizarse y el texto se va alargando, lo dejamos para una próxima entrada.


Fuentes: La red de evasión del grupo Ponzán. (Antonio Téllez), Facerías. (Antonio Téllez), Hijos de una guerra. (Jorge Marco), La resistencia armada contra Franco. (Francisco Moreno), Franco me hizo terrorista. (Stuart Christie), Maquis. (Secundino Serrano), El Cariñoso.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Confidentes, infiltrados y traidores
18 mar 2015
Me parece muy importante mantener viva la memoria histórica para evitar repetir errores del pasado y muy especialmente porque este sistema impone amnesia y olvido de la historia de las resistencias y luchas populares.

En lo que concierne a lo que aquí se relata, es muy probable que los "confidentes", "delatores" e "infiltrados" actuales, se hayan ampliado. Es decir, las formas de delación o infiltración no serían sólo las de antes y por un "beneficio", sino que se le sumarían otras formas que tendrían que ver con la falta de conciencia, la imprudencia, el hablar en lugares inadecuados o en demasía, la falta de precaución o el descuido y el “no cuidado” por las demás personas que, en ocasiones, se parece al desprecio…

Con las nuevas tecnología hemos podido constatar que en ocasiones se nombran o se vierten sospechas sobre compañeros y compañeras, sembrando desconfianza en el entorno. Esta fue, y es, una práctica bastante habitual de los cuerpos policiales y su "brigada de información”, pero que, lamentablemente, es muy extendida en movimientos sociales o practica habitual entre personas “militantes”.

Es decir, en ocasiones ese rumor no lo extienden los cuerpos policiales, sino que lo hacen personas de los propios movimientos sociales. Los motivos pueden ser diversos y variados, pero casi nunca coinciden con la realidad de lo que se difunde, sino con cuestiones de resentimientos, luchas de poder, envidias u otras derivas de nuestra propia condición humana, a la que le es muy difícil desprenderse de la alienación con la que nos domestica este sistema, recurriendo a esa antigua práctica que tanto utilizaron las ideologías autoritarias. o las más reaccionarias del capitalismo que, como único argumento, impone la descalificación por la descalificación. Por ejemplo, alguien señala a una persona como "fascista", pero no explica el porqué. Y ese calificativo no se expresa como perteneciente a una ideología, sino como insulto que intenta descalificarlo como persona, para neutralizar sus argumentos. O bien lo señala como confidente o delator diciendo que tiene pruebas, pero esas pruebas nunca se exponen ni aparecen... La acusación pretende lanzar la duda y la desconfianza del grupo sobre una persona para así, por la duda, aislarla del resto o para que ella misma decida abandonar ese espacio político que se le empieza a manifestar hostil.

Una de las acusaciones más habituales es la de "colaborador-a". Ya hemos visto como el estado ha lanzado esa acusación contra personas que expresaban sus ideas, y no necesitaban demostrar actos de esa colaboración. Para el estado, coincidir en las ideas refractarias, aunque puede que no en las prácticas, ya nos convierte en colaboradores.

Los estado tienen muchas personas a sueldo elaborando discursos criminalizadores y buscando nuevas formas a las que incorporar la penalidad. Pero no vayamos a pensar que eso es una idea exclusiva del estado. A veces sólo es preciso observar cómo interaccionan a través de los conflictos las personas de los movimientos sociales o sus colectivos, para reconocer y desarrollar estrategias criminalizadoras.

Más allá de lo complejo que resulta redactar esas leyes excepcionales dotándolas de la justificación con un discurso democrático, hay un recurso demasiado extendido entre los movimientos sociales, y ese recurso es la antes mencionada descalificación sistemática. Más que hablar de ideas y debatirlas, lo que suele suceder es que siempre irrumpe alguien con una descalificación que no aporta más que desconfianza hacia el otro-a, hacia el-la que no piensa igual... Si en medio de un debate público de ideas, alguien dice a otra persona que es una "vendida”, automáticamente una parte de quienes escuchan esa acusación, llevan su pensamiento, no hacia las ideas en debate, sino hacia interrogantes sobre la acusación: ¿a quién se ha vendido?, ¿cuándo?, ¿por qué...?, etc... De ahí a que aparezca el recelo y la desconfianza, no hay más que un paso...

Más grave, si cabe, es la situación cuando se dan nombres y eso se produce por comentarios en foros y en webs del mundo virtual, en las que nadie sabe quién está leyendo lo que se dice...

En este sistema la información también se utiliza como mecanismo de control y represión. Hace tiempo que los cuerpos policiales se dotaron de departamentos especializados en recopilar hasta las informaciones que a primera vista parecen insignificantes y sin valor alguno. Detalles que, en boca de un interrogador policial, nos traslada a una realidad que nos hace sentir inseguras en nuestra integridad. Detalles que en boca de cualquier infiltrado, puede hacer que nos relajemos porque pensamos que esa persona puede ser cercana sobre quien se habla y desbloquear nuestras precauciones sobre lo qué se habla.

En este portal concretamente es bastante habitual ver nombres de personas que no son “públicas”, y que se les relaciona con situaciones que pueden llegar a ser comprometidas, o con circunstancias que son completamente absurdas, falsas y que alguien más cercano, se daría cuenta que no tienen consistencia alguna y son bulos, descalificaciones o acusaciones tan gratuitas como falsas.

Cuando esto se produce desde un colectivo de personas hacia otro colectivo, se hace evidente que entre ambos hay un conflicto político que puede ser de intereses, de pretender cierta exclusividad en las ideas, de lucha por espacios de poder, protagonismo, etc…

Cuando esto se produce de un colectivo hacia una persona, las descalificaciones o acusaciones toman un viso de realidad difícil de desmontar.

Cuando es al revés, desde una persona hacia un colectivo, casi siempre se alude a un despecho, a un resentimiento por alguna relación truncada con el colectivo, prejuicios, etc…

Cuando se trata de acusaciones o descalificaciones de una persona hacia otra, ahí suele tener cierta relevancia la condición de los “prestigios” de cada cual. De sus trayectorias político-personales de cada cual… Como si alguien de un reconocido compromiso no se pudiese equivocar. En otras ocasiones, también se alude a “cuestiones personales”, sin entender que si se da en un contexto político, eso personal deja de serlo para convertirse en una cuestión política.

Las impresiones que podamos tener en cualquiera de estas situaciones, no garantiza nuestra infalibilidad, ni tampoco que nuestra actitud o posición frente a esa diversidad de conflictos sea la más razonable, o la más lógica o acertada. En todos esos supuestos, no se trata de juzgar a nadie, algo que hacemos constantemente, sino de posicionarnos políticamente y posibilitando la circunstancia de que se pueda dar algún tipo de reparación, si así lo permite la situación.

Con confidentes e infiltrados la reparación es casi más que imposible, pues para poder seguir siendo útil a la represión, se intentará demostrar o justificar por todos los medios que ha cambiado.

Con compañeros o compañeras que, por despiste, falta de precaución, descuidos, etc…, la cuestión puede ser reparable y en muchos casos ellos-as serán incluso más “duros-as” consigo mismos-as, que la crítica de sus compañeros-as.

A quienes descalifican por descalificar, difícilmente se les podrá reincorporar a ese espacio de la confianza, pues el autoritarismo y sus estructuras opresoras de humillación, están profundamente interiorizadas, y aunque se visibilicen y se reconozca el error, tomarán otras formas de manifestarse mucho más sutiles y difíciles de percibir. Me parece importante tener bien presente todos esos tipos de comportamientos que desarrollamos en las relaciones dentro y fuera de los colectivos, porque son un reflejo de nuestras convicciones y formas de compromiso.

Todo esto no lo expongo como sistema de exclusión o estigmatización, sino como toma de conciencia y previsión. Es decir, si alguien se compromete a muchas cuestiones pero sólo resuelve unas pocas, si alguien se llena la boca con discursos pero sus prácticas son escasas o testimoniales…, hay que tenerlo presente para no hacerse muchas expectativas con su implicación. No se trata de marginar a nadie, sino de ser conscientes con lo que realmente se cuenta. Sostener un colectivo en el que todo el peso recae en unas pocas personas, perjudica más que beneficia, pues se da una imagen falsa de esa realidad. Tampoco se trata de cuantificar cuántos compromisos asume cada cual, sino de saber con quien se puede contar para qué, y tenerlo claro para que nadie se lleve a engaño. Cada cual según sus posibilidades y necesidades. Conociéndolas y compartiéndolas es mucho más fácil definir objetivos sin decepcionarse en el camino. Hay quienes no se atreven a reconocer sus limitaciones, su miedos, sus inseguridades o sus opiniones diferentes en un espacio organizativo. En parte ese miedo puede hacer referencia al “qué pensarán los-as demás”, al juicio de los-as otros-as… Si el espacio organizativo no juzga, ni cuantifica “méritos” o “deméritos” sino que sabe con quien se puede contar en cada circunstancia y de qué manera, la comunicación dentro del colectivo debería de ser más fluida y la cohesión mucho mayor.
Re: Confidentes, infiltrados y traidores
18 mar 2015
la realidad es la que es, el sim (servicio de informacion militar), fue creado en el ejercito de la republica, y despues aprovechado por franco, a igual que la ley de de vagos y maleantes, ante el revisionismo que se vive en barcelona y su historia, y la forma de contarla, por algunos que despues hacen giras por espacios libertarios, nos muestra lo que hay, el desprestigiar al disidente es propia de colectivos cohesionados y de comnunicacion fluida, eso si siempre con la aceptacion del discurso dominante, el pensamiento unico que se vive en barcelona, viene reflejado ahora por la sentencia del tribunal supremo, viendo las noticias de la television, en la concentracion de pza. sant jaume, se repetia una y otra vez la imagen del de las abarzadas sonriendo y platicando con el amigo del subcomandante, y ahi en donde una imagen vale mas que mil palabras, se explica aquello tan famoso con estos amigos para que queremos enemigos, la palabra de movimiento social ya tambien se define por si misma en este rollo revisionista, viene de un partido de italia, que tenia la idologia que tenia, el lenguaje nunca es neutro, es como a estos que ahora han descubierto que las fijl, no tenian ninguna implicacion en barcelona y han formado las fac, pues eso, como decian aquellos perder la memoria es volver a repetir los mismos errores, pero como deciamos y repetiamos, en este revisionismo se llega a declararse anarquista y pedir el voto, es la barcelona que nos ha tocado vivir, pero aun asi, cuando alguien que se dice libertario se atreve a percibir la realidad con un minimo de objetividad, entiende lo de los abrazos y la descafilicacion del subcomandante marcos, por lo demas ahora llega las elecciones, y siempre queda bvien votar a los amigos, y ahora ademas de la cup, tenemos a los de guanyen, y es que eso tiene la democracia, que se puede elegir, entre la leche y la polilla de peter pank, que tiempos estos, jajjaaaaaaaa que nos da la risa que los anarquistas de barcelona ahora los hacen santos del independentismo juajuaaaaaaaaa.
Re: Confidentes, infiltrados y traidores
18 mar 2015
juaaaaaaa juaaaaaaaaa
Re: Confidentes, infiltrados y traidores
18 mar 2015
Algo tenemos en común. Hemos sido jóvenes y por tanto estúpidos, o tal vez hemos sido estúpidos y por tanto jóvenes. Sea como sea, eso es lo que nos iguala.

El problema se agrava cuando se envejece, pero se conserva la estupidez.

Al movimiento libertario de barcelona o de cualquier parte de este estado, se le podrá calificar de muchas maneras, pero nunca de cohesionado. Luego está el que se dice disidente de los que parecen disidentes y por otra parte van los que interpretan los hechos que les cuentan, a su antojo. De ahí a difundir rumores sobre unos y otras, va una mirada a destiempo o un gesto despistado.

En todas partes hay quien se cree que habla con la VERDAD cuando no es más que un hablar por hablar, para hacerse notar ante los demás. La necesidad de llamar la atención de algunos, merecería una mínima reflexión, pero en ese país de VERDADES, sólo los viejos son sabios. Seguramente eso lo dijo un viejo que tenía mucho tiempo para observar a unos jóvenes que no entendía, sin darse cuenta que los tiempos habían cambiado.

Por eso ahora, tanto jóvenes como viejos, son igual de estúpidos, unos con mayor profundidad que los otros. Porque ser viejos es sólo cuestión de tiempo, y el tiempo no es más que otra invención, como la de los viejos.

Y ya que mentamos las ideologías, hay una para la que con total "objetividad", abrazarse públicamente es obsceno. Sí, la objetividad que también es otro invento de aquellos que no quieren que se les reconozca su filiación. Dicen que la ciencia, además de científica, también es objetiva. O sea, que aseguran que no tiene ideología, cuando es la propia esencia de la ideología.

Otra estrategia de infiltrados y confidentes, es señalar a otros para que no recaigan las sospechas sobre él.

Quién más acusa a los demás de traición, suele ser el más traidor de todos, el comisario político de su propia secta, la pura, la que mantiene la esencia, "la reserva espiritual de occidente" que decía el dictador franco.

Sólo los que empiezan a decidir sobre sus vidas corren el riesgo de mancharse. El resto permanece puro e impecable.
Re: Confidentes, infiltrados y traidores
18 mar 2015
hay que asumir que siempre van a estar allí al mismo tiempo que se lucha igualmente.
Re: Confidentes, infiltrados y traidores
19 mar 2015
Hay que sumir que no se puede ser tan pardillo como en barna.
Re: Confidentes, infiltrados y traidores
19 mar 2015
http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/494947/index.php
Re: Confidentes, infiltrados y traidores
19 mar 2015
en un cuento de explorador del porvenir, ya contaba que los anarkistas cuando querian saber quien era policia, nada mas tenian quedarse cuenta de que el te hacia hasta desconfiar de ti mismo, cuando el viejo sabio nos explicaba que el sim lo hicieron los comunistas en el ejercito aquel de primero ganemos la guerra y despues hagamos la revolucion, nos decia por donde iba los tiros, que el franco lo usaba es porque siempre los autoritarios al final siempre hacen lo mismo, la jerarquia solo es posible cuando la gente acepta los cuerpos represivos, y los que siguen barcelona indymedia, saben que eso de policia del pensamiento, en cuanto a las matematicas, cuando se esta buscando la incognita, es decir la x, se puede hacer de tres formas, una por reduccion, otra por comparacion y la ultima por igualizacion, en lo del tribunal supremo, es muy significativo el protagonismo en la concentracion del de los abrazos y el amigo del subcomandante, el estar juntitos y ser imagen en los informativos de los massmierda, nios da el resultado de lo que pasa en barcelona, por lo demas, que cada uno haga lo que tenga que hacer y crea conveniente, tambien estamos viendo por donde viene la campaña electoral de las municipales, y donde algunos quieren llevar al movimiento libertario, pero ya se sabe, lo del sim es muy antiguo, lo de los comunistas tambien, y el rollo de la via electoralista, nada tiene que ver con los anarquistas, pero bueno en estos tiempos que se reniega delas fijl y se inflan unas fac, que tampoco hay que ser muy sabio para ver la estrategia de estos snobs con aires libertarios, y toda esta mierda de ser normales, querer votar, y querer un estado, aunque quedan lejos, todavia hay algunos que nos acordamos, del plan bolonia, el terricabras solidarizandose con la anarquista, los ataques a las sedes icv, y la manifiesta que termina en sants, de aquellos vientos estos lodos, pero vaya nada nuevo en el panorama, por un lado el paripe de enfrentarse con aturem el parlament, despues la abrazadas, y ahora todos juntos en un antifascismo que cabe hasta los de convergencia, el mayo del 1937, unos que no le gustaba lo que decia y escribia bernieri, fueron y lo mataron, asi que animemosnos, que llegan las elecciones, y ahora la democracia puede hasta ser directa, y ahi esta la cup del municipalismo libertario a compartir secretos de estado con el honorable president, y si eso no te pone llega guanyen con la ada madrina y los compañeros del poum, que por variedad que no quede, que el que no vota es porque no quiere, y entonces llego la asamblea libertaria y creo las fac, y es que catalunya es como el barca, es lo millor qui ha. tiempo al tiempo el revisionismo es fuerte y al final pues eso, los anarquistas de barcelona seran canonizados en el santoral independentista, y mientras todos reiremos en este año de votaciones, juajuaaaaaajuaaaa.
Re: Confidentes, infiltrados y traidores
22 mar 2015
Una Idea, Una Passió, El bé Comú, Allò a Preservar, L'Idea que ho Vertebra tot, L'Ombra que ho Controla tot, El Negoci dels Sàtrapes i el Confessionari dels Vasalls, Escola de Tirans, Patíbul de Colonitzats, Lluita per la llibertat de L'imperi, El Rei i la seva Nobleza, la Seva Banca.

Sublim exercici de preservació del Bé.
Re: Confidentes, infiltrados y traidores
22 mar 2015
el problema de votar, de meter la papeleta en la urna, a mi modo de ver, es haber reconocido alguna esperanza en el partido del Estado. Como bien puedes saber, el partido del Estado no es ningún partido, es simplemente tomar partido por el Estado. Esa es la verdadera cuestión que se presenta a nuestros ojos. Para los partidarios del Estado eso es solo lo que cuenta y ése es finalmente el triunfo más importante del Estado. Si en vez de reconocerle algún papel al Estado, siendo causa de los males de la sociedad en la que vivimos, nos lo quieres presentar al mismo tiempo como solución. Si dedicaras tu tiempo a la formación y al debate ideológico contra los partidos políticos, en vez de ceder a su política y a pensar en la posibilidad de que todos estos partidos tengan una finalidad revolucionaria y común con el anarquismo, ya habríamos avanzado un poco más. Por el contrario, no haces sino defenderte de una posición colaboracionista y al mismo tiempo capitalista, porque el que no se enfrenta ideológicamente con el Estado y con el capitalismo que en realidad son las dos caras de la misma moneda, se presenta como un partidario de estos dos.
Sindicat