Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme
Lokarri se despide presentando sus propuestas para la convivencia
09 mar 2015
Lokarri señala el desarme de ETA y la reintegración de los presos como pasos a impulsar de cara al 2020.


Lokarri puso ayer fin a nueve años de trabajo por el desarrollo del proceso de paz en el País Vasco. En el acto de cierre, la organización reivindicó el papel de la sociedad vasca en la “consolidación de la convivencia y el trabajo por la paz”, y presentó sus propuestas para que este proceso continúe.

“Estamos hablando de dejar un legado de Lokarri en forma de propuestas, ideas y sueños para construir la paz y la convivencia”, explicaba a Diagonal el coordinador y portavoz de la organización, Paul Rios, poco antes del acto de cierre. “Principalmente, lo que vamos a intentar explicar en ese acto es cómo nos gustaría que fuera la convivencia en los próximos cinco años y cuáles consideramos que tendrían que ser los pasos que se deberían dar para construir la convivencia que queremos para el año 2020”.

Desde Lokarri reincidirán en el respeto de los derechos humanos, en el reconocimiento a todas las víctimas y en la desaparición de todo tipo de amenazas. También en que haya un ejercicio de memoria y, “en definitiva, en la difusión y construcción de una cultura de paz que sea sostenible en nuestra sociedad”.

“Nosotros lo que queremos es que dentro de cinco años, si nos volvemos a reunir y nos ponemos a mirar cómo está la situación del proceso de paz y la convivencia, tener algunos elementos para poder valorar cómo está la situación”, explica Ríos. Entre los elementos con los que imaginar ese 2020, desde Lokarri señalan que el desarme de ETA se haya completado, que se haya desarrollado un proceso de reintegración claro para los presos y se haya establecido un compromiso y unas acciones claras para garantizar el respeto de los derechos humanos, así como el reconocimiento de todas las víctimas, que sean “reparadas y recordadas tal y como merecen”, subraya Rios.

En relación a la reclamación de acercamiento de los presos al País Vasco, el portavoz de Lokarri lamenta que no se haya dado ningún nuevo paso. “Sigue demostrándose que hay una voluntad social muy mayoritaria aquí en el País Vasco, que pide que se ponga fin a esta política penitenciaria de carácter excepcional y que los derechos de las personas presas sean respetados. Esta voluntad de la sociedad contrasta con la actitud del Gobierno de España, que sigue pretendiendo actuar como si ETA siguiera con su actividad”. Rios subraya las declaraciones del presidente del Gobierno en el debate del estado de la nación, en el que Mariano Rajoy afirmó que iban a seguir aplicando la política de dispersión de presos y que “no hay ninguna razón para cambiarla”. “Rajoy directamente actúa casi como si no le interesara ni le importara lo que suceda en el País Vasco ahora”, sentencia Rios.
Leyes mordaza

“Tenemos un gran reto para consolidar la paz y la convivencia y nos encontramos con que el Gobierno de España no nos ayuda ni muestra un mínimo de disposición, ni de interés o voluntad de colaborar, pero ya en el nivel más general, pensamos que se está utilizando toda esta cuestión de la lucha antiterrorista como excusa para el recorte de derechos y libertades, algo que ya hemos padecido en el pasado también aquí en el País Vasco y que desafortunadamente se está extendiendo al resto de España”, continúa Rios en referencia a la Ley de Seguridad Ciudadana y a la reforma del Código Penal, con las que se “asimilan acciones de protesta no violenta con acciones de carácter terrorista”. “Se están sobrepasando unos límites que son inaceptables en un Estado de derecho que respete las libertades democráticas”.

Sobre el periodo que se abre con las elecciones, Ríos no se muestra optimista. “Creo que pueden afectar negativamente en el sentido de que no suelen ser épocas muy propicias para que se den pasos compartidos en el proceso de paz. Nosotros lo que sí pedimos es un poco de responsabilidad, que no se añadan nuevas dificultades, y que haya un compromiso claro, para que una vez pasadas las elecciones se vuelvan a poner en marcha espacios de diálogo donde poder definir de manera compartida unos mínimos para convivir”.

This work is in the public domain
Sindicat