Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
Correos para la Emancipación 213: Chávez - Argentina - Venezuela
22 jul 2003
VENEZUELA: EL CONOCIMIENTO ASUME EL PODER EN VENEZUELA. Por Misión Robinson. VENEZUELA: EDUCACIÓN, MORAL Y LUCES. Por Hugo Chávez. ARGENTINA: ACTA DE DECLARACION DE LA INDEPENDENCIA ECONOMICA. Documentos. 9 de Julio de 1947. ARGENTINA: LOS PROBLEMAS DE LA UNIDAD. Por Daniel Ezcurra.

CORREOS PARA LA EMANCIPACION

Director: Fernando Bossi. Año V, Número 213, 10 de julio de 2003

 

VENEZUELA: EL CONOCIMIENTO ASUME EL PODER EN VENEZUELA. Por Misión Robinson.

VENEZUELA: EDUCACIÓN, MORAL Y LUCES. Por Hugo Chávez.

ARGENTINA: ACTA DE DECLARACION DE LA INDEPENDENCIA ECONOMICA. Documentos. 9 de Julio de 1947.

ARGENTINA: LOS PROBLEMAS DE LA UNIDAD. Por Daniel Ezcurra.



VENEZUELA:
EL CONOCIMIENTO ASUME EL PODER EN VENEZUELA.
Por Misión Robinson
(De Venpres).

"El que tenga corazón, tóquese y sienta la verdad que aquí sentimos". Hugo Chávez Frías


El peor analfabetismo

Bertolt Brecht, que también creía en la Educación como arma liberadora de los pueblos, advirtió que el más desafortunado de todos los analfabetos es aquel que no oye, no habla, ni participa de los acontecimientos políticos de su pueblo. No sabe qué es el costo de la vida, el precio del pescado, de la harina, del alquiler, de los zapatos y remedios, y que todos juntos dependen de las decisiones y el egoísmo de los ricos.

María del Carmen Rivero Ángel, tiene un hermoso nombre, pero nunca ha podido escribirlo. A los 73 años, como quien abre por primera vez sus ojos al mundo, desliza el lápiz sobre una hoja de papel y descubre las vocales de su libertad. En un susurro, sin apartarse del cuaderno, cuenta al periodista que está a punto de realizar dos anhelados sueños: escribir una carta a su familia y leer, ella solita, la Constitución de su país.
Enrique Quintana, uno de esos hombres que sabe como acomodar a su Patria en el corazón, le asegura a María del Carmen que no falta mucho para que Dios, junto a su perseverancia, obren el milagro... Él, aprendió de Bolívar que "el objeto más noble que puede ocupar al hombre es el de ilustrar a sus semejantes", y no dudó en convertirse en uno de los primeros facilitadores que harán realidad, por toda la geografía venezolana, el Plan Nacional de Alfabetización Yo sí puedo.
La denominada Misión Robinson, que se abre paso entre las montañas reales y las que levantan algunos hombres, erradicará el analfabetismo en Venezuela en un plazo no mayor de tres meses, sacará de la ignorancia a más de un millón y medio de personas, y abrirá novedosas posibilidades de superación y mejoramiento humano. Enrique Quintana, el maestro del Salón Comunitario Francisco Díaz, en de Catia, asegura que "un sol ha comenzado a salir sobre los cerros y la esperanza amanece en la mirada de la gente".

La verdad pide palabra

El domingo 8 de Junio, desde su habitual diálogo con el pueblo -en Aló Presidente-, el estadista Hugo Chávez Frías anunció que desde el 19 de Mayo se realiza en varios barrios de Caracas, Maracay y Vargas una prueba piloto de lo que será la Campaña Nacional de Alfabetización, una verdadera revolución del conocimiento que debe comenzar el 1 de Julio en todo el país e involucrará a un ejercito de 100 mil voluntarios, muchos de ellos integrantes de la Fuerza Armada Nacional.
Como era de esperar, los jinetes del Apocalipsis no demoraron en desatar una nueva campaña de calumnias y desinformación. Los medios que sirven a la oposición están politizando hasta el noble empeño del gobierno de erradicar el analfabetismo, y han acusado al presidente Chávez de querer inculcar el comunismo a la gente; al tiempo que maldicen a Cuba por enviar a un inexistente "ejercito de maestros" que "adoctrinará al pueblo y ocupará los puestos de los docentes venezolanos". El Presidente ha dicho claro que en lugar de comunismo, se enseñará a la gente A, B, C...
Con la verdad en cadena, Chávez recordó que el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes desarrolla planes al respecto, pero que no bastan para una alfabetización masiva. El gobierno cubano, país sin analfabetismo y con reconocido prestigio internacional en esa materia, nos ofreció gratuitamente un novedoso método que permitirá enseñar a leer y a escribir, en un tiempo breve, a todos los venezolanos que lo necesiten.
Los detractores, como era de esperar, ignoran que especialistas de Venezuela trabajan, aceleradamente, para adaptar el método cubano -que recientemente recibió un importante reconocimiento de la UNESCO, en París- a las necesidades del país, y le han aportado novedosas propuestas, como la de un reglamento de incentivos, que vincula el plan de alfabetización con las aspiraciones de la gente, y crea motivaciones adicionales a las de aprender a escribir nombres y apellidos.

Sí puedes, Venezuela

El pasado 19 de Mayo, los lugares más pobres y olvidados de Caracas, Vargas y Maracay amanecieron con la expectativa de un acontecimiento que ocurriría en las improvisadas aulas que se levantan entre modestas casas de cerros y sectores humildes obreros. Era la primera vez que 381 hombres y mujeres, jóvenes y adultos, se sentaban frente a una cartilla de alfabetización y se familiarizaban con un lápiz, ese objeto frágil y mágico que puede transcribir las preguntas de los seres humanos y las cosas que el corazón siente.
Pero en esta ocasión, en lugar de maestros, 40 facilitadores dieron la bienvenida a clases, preguntaron a cada alumno por su familia, sus esperanzas y objetivos... Utilizando un televisor y un vídeo VHS, la cartilla, un libro y un lápiz, una joven voluntaria y un soldado ayudaban, con paciencia y dulzura, a los 20 alumnos que aprendían a través de las imágenes, las primeras vocales, como antesala de las primeras palabras... Silencio, atención total, lágrimas en los ojos... Al día siguiente, el regreso, la puntualidad absoluta, interés y aprendizaje.
De visita en el país, donde comparte experiencias con los especialistas locales, la doctora cubana Leonela Relys, reconocida en círculos académicos de América Latina por sus aportes a la erradicación del analfabetismo, explicó a Venpres, que el método aplicado en el Plan Piloto, utilizando novedosas técnicas de enseñanza y la facilidad que ofrecen los medios audiovisuales, se apoya en el optimismo constante del estudiante, que no puede ceder espacio al pesimismo y la tristeza.
Se trata -explica la pedagoga- de un sistema de enseñanza didáctico y fácil, donde el rol de educador debe jugarlo el facilitador. Como lo indica la palabra, es él quien debe propiciar, conducir, ayudar, contribuir y servir de vehículo al desarrollo del método. De su sabiduría y entrega depende que las personas pierdan la timidez y el temor por lo desconocido, y sientan la necesidad de proseguir las clases y llegar hasta el final.
Los facilitadores, añade, presentarán 65 clases en vídeo VHS, pero bajo el principio de la flexibilidad. El Plan Piloto ha demostrado que el método cubano es perfectamente viable, algo que reconforta, sobre todo porque ha sido diseñado para América Latina y el Caribe, donde se estima que la cifra de 42.9 millones de analfabetos existentes en 1995, sólo se podrá reducir en 1.7 millones para el 2005. Nosotros, como es costumbre, no vamos a decir si es bueno o no, que lo digan, escribiendo sus opiniones, los que tres semanas atrás se sentaron frente al televisor sin saber siquiera una palabra y ya saben firmar y nos regalan sus pensamientos en breves oraciones. Ellos son la mejor respuesta.

Motivación: palabra mágica

Eliécer Otaiza, presidente del Instituto Nacional de Cooperación Educacional (INCE) y de la Comisión Nacional encargada del éxito de la Misión Robinson, aseguró a Venpres que asumió con orgullo, como un compromiso de vida y una alta responsabilidad la mayor tarea que el presidente Hugo Chávez Frías ha puesto sobre sus hombros en el transcurso del proceso bolivariano. Vamos a cumplirlo hasta el final -asegura-, porque la alfabetización va a elevar la dignidad de nuestro pueblo hasta alturas inimaginables.
El método -añadió Otaiza- provocó discusiones y campañas en los medios apenas se anunció. El Plan Nacional de Alfabetización está siendo politizado y atacado duramente por algunos sectores de la oposición que se oponen al bienestar del pueblo. El sistema donado por Cuba ya es un híbrido entre los dos países. Los colaboradores cubanos lo único que han hecho es ayudar a sembrar en el país el espíritu de la América unida, con un gesto altruista digno de que se respete y se reconozca.
Para Otaiza, enseñar va más allá de aprender a leer: "Es involucrar a toda la sociedad para solucionar graves problemas de salud y de pobreza. En el censo de los analfabetos que se sentarán en un aula el primero de Julio próximo, hemos descubierto a mucha gente con deficiencias en la visión, sin cédulas de identidad y nada que comer en sus casas. Esa realidad nos ayuda a comprender por qué no interesó históricamente que esas personas aprendieran a leer y a escribir. Está claro que un hombre alfabetizado sabe cuáles son sus derechos y pide cuentas".
En nombre del gobierno, Otaiza advirtió a los detractores de la Misión Robinson, que esta vez nadie podrá detener la decisión de enseñar al pueblo. Es una campaña por la educación y la dignidad de Venezuela; el momento histórico más importante de este siglo... Por primera vez, aseguró, se hace algo similar en el mundo, en un país que por demás vive en condiciones políticas y sociales complicadas, pero que va a servir de ejemplo a los demás pueblos del continente.
Nos hemos propuesto enseñar -afirmó el jefe de la campaña- hasta en aquellos lugares donde no hay servicios de ninguna naturaleza, y ni siquiera las fuerzas policiales pueden entrar. La geografía, solamente, es un factor difícil. Hoy se acondicionan por todo el país 50 mil locales, y en cada uno de ellos se colocará un televisor y un VHS. Las personas que más lo necesitan están en lugares apartados, y hay que ir allí con un compromiso de lucha. Los voluntarios, que son el alma del proyecto, deben llegar a 100 mil y conforman una heterogénea masa de patriotas de la Fuerza Armada Nacional, jóvenes universitarios, docentes, médicos y líderes populares. El propio presidente Chávez aseguró que se incorporará y dará una clase.
Recalcó Otaiza que los más destacados serán estimulados con acceso a cursos en la educación básica, en el INCE y Escuelas de Arte; créditos para cooperativas y autoconstrucción de viviendas, propiedad de títulos de tierra, becas, viajes a lugares turísticos o históricos, entre otros estímulos que incentivan la participación en la alfabetización. Hay una fortaleza moral en la gente que se enamora de este proyecto. Esa es combustible: que el hombre esté convencido de que aprende para mejorar su desarrollo personal y de vida.
Y mientras Otaiza reflexiona con Venpres, y las comisiones de cada uno de los estados prosiguen la preparación de la campaña, censando analfabetas e incorporando facilitadores, en los barrios de Caracas, Vargas y Maracay se libra ahorita una batalla contra la ignorancia. Enrique Quintana, el maestro de Catia, comienza la clase número 23, dedicada a la letra "S", y antes de encender el televisor lee y comenta una frase con sus alumnos: "Date a ti mismo la posibilidad de triunfar, y si fracasas hazlo luchando"... Minutos después, rompiendo el silencio, María del Carmen Rivero Ángel demuestra que aprendió la lección y escribe sus primeras palabras con la letra "S": salud, solución, solidaridad, sonrisa, sol, saber, sentir y soñar...



VENEZUELA:
EDUCACIÓN, MORAL Y LUCES.
Por Hugo Chávez, de Aló Presidente del domingo 15 de Junio, en Manaos, Brasil (Venpres).

Nuestro Gobierno está activando en este preciso instante un plan extraordinario de alfabetización al que hemos llamado Misión Robinson, en honor a Simón Rodríguez, aquel gran educador, y bajo el concepto bolivariano de que un hombre sin estudios, una mujer sin estudios es un ser incompleto. No puede ser que nosotros tengamos más de un millón de analfabetas en Venezuela, esa es una carga histórica, una arruga horrible que ha venido corriendo…Ese monstruo del analfabetismo tenemos que acabarlo y se requiere entonces de una ofensiva, un plan extraordinario… Nos reunimos antenoche (13 de junio), una buena reunión, con los expertos venezolanos y los expertos cubanos que ya llegaron a Venezuela, porque los cubanos han desarrollado un método extraordinario que ha recibido recientemente un reconocimiento mundial de la UNESCO… En Venezuela lo estamos mejorando, lo estamos combinando, lo estamos adaptando, lo estamos, vamos a decirlo, estamos venezolanizando.
El Plan Robinson, método Yo sí puedo, está en marcha a través del Plan Piloto, es un esfuerzo nacional cívico militar, el Ministerio de Educación, el INCE, el Viceministerio de Cultura, el Cufan, las guarniciones militares, gobernaciones, alcaldías, las comunidades; hay un ánimo extraordinario, he visto algunos experimentos, he visto videos, he hablado con facilitadores; ya tenemos 20 mil voluntarios, hace falta 50 mil para la primera etapa. Los recursos, ya tenemos un primer caudal de recursos disponibles, ¿fecha de arranque? Primero de julio, arrancamos con una ofensiva nacional, la meta es este año alfabetizar un millón de compatriotas como un primer paso para luego llevarlos hasta sexto grado con métodos extraordinarios.
La Misión Robinson arranca. Yo hago un llamado a todo el país, a todo, el sector público, el poder nacional, los poderes locales, el sector empresarial, es una buena ocasión motivado por la pregunta de esta linda niña de Roraima, que recoge una preocupación de los niños, fíjese preocupado por la educación de los adultos. Qué bueno para demostrar una vez más el gran espíritu de solidaridad que existe en Venezuela, así como se demostró en la tragedia aquella horrible de Vargas o en la tragedia ahora reciente de Mérida. Hago un llamado a todos los sectores del país para que pongamos en acción nuestra voluntad, no debe haber un solo analfabeta en Venezuela en dos años. Tenemos que integrar a este millón y medio de compatriotas, a ese río caudaloso del conocimiento. Hemos dicho: queremos acabar con la pobreza Sí, bueno, entonces tenemos que darle poder a los pobres y el primero de todos los poderes es el poder del conocimiento. No podemos permitir que millón y medio de compatriotas, esté viviendo en una oscuridad. No pueden leer la Constitución. No pueden leerla Biblia los que son cristianos, católicos, no pueden leer la prensa, los periódicos, las noticias internacionales, bueno y escribir. Escribir, me decía una señora por allá: Ay Chávez yo sí quisiera leer la Constitución. Bueno, yo le dije: Mi vida, la vas a leer, pronto la vas a leer. Otra señora como de 40 que dice que ella piensa, tiene que ser bachiller pues. Hemos visto escenas de ternura en esas aulas o salones, o centros de enseñanza, centros pilotos, una niña de nueve años por ejemplo al lado de su mamá quien es analfabeta y vino a incorporarse al experimento y la niña ayudando a la mamá: "Mamá, la A, mira esta es la A"…
Es todo un primer paso pero es una gran ofensiva nacional. Utilizaremos la ciencia y la técnica. Videos "Yo sí puedo". Televisores, utilizaremos cincuenta mil televisores con su respectivo equipo de video, las cintas de video, en cada aula uno y hasta dos facilitadores, millones de cuadernos, de lápices, de libretas, motivación: un plan especial de motivación. Yo hago un llamado, una invitación al analfabeta. Usted amiga, usted amigo, no le dé pena. Qué pena le va a estar dando. Me dijo por allá un señor, "es que a mí me da pena Chávez". Otra señora me dijo: "Loro viejo no aprende a hablar". No, mentira, mentira, conozco muchos casos y después ustedes abren los ojos a la maravilla que es la lectura, la escritura, el desarrollo humano integral…
Los voluntarios, hay un voluntariado ya de 20 mil voluntarios, estudiantes, profesionales, profesores universitarios que se han incorporado en masa, los sigo llamando porque hace falta más voluntarios que van a tener que ir en lanchas, van a tener que ir en mula a algunos sitios, pero tenemos que ir, es Mahoma yendo a la montaña del pueblo a llevar las luces del conocimiento. Yo sí puedo, nosotros sí podemos, Misión Robinson. Simón Rodríguez, Simón Bolívar, "la educación, moral y luces, los polos de una República".



ARGENTINA:
ACTA DE DECLARACION DE LA INDEPENDENCIA ECONOMICA.
Documentos. 9 de Julio de 1947.

El 9 de julio de 1947 el presidente Perón declaró en San Miguel de Tucumán la Independencia Económica, en momentos en que visitaba nuestro país el presidente de Chile, Gabriel Gonzalez Videla. Tres días antes de la Declaración, Perón afirmó que -el coloniaje económico importa el vasallaje político y que -el imperialismo capitalista interfiere la vida de los pueblos en su desmedido afán de lucro, dos verdades que aún tienen plena vigencia.

Al hablarle a los tucumanos Perón expresó: -Que sea ésta para todos los tiempos la Meca de nuestra Independencia, donde los hombres lleguen con unción ante este altar sagrado de la causa de la Libertad para prometer al pueblo que ningún argentino, por miserable que se sienta, podrá exponer jamás la bendición de su soberania y de su independencia.

Acta de Declaracion de la Independencia Economica

-En la benemérita y muy digna ciudad de San Miguel de Tucumán, a los nueve días del mes de julio de mil novecientos cuarenta y siete, en celebración del centésimo trigésimo primer aniversario de la declaración de la independencia política, sancionada por el congreso de las Provincias Unidas reunido en mil ochocientos dieciséis, se reúnen en acto solemne los representantes de la Nación, en sus fuerzas gubernativas y en sus fuerzas populares y trabajadoras, para reafirmar el propósito del pueblo argentino de consumar su emancipación económica de los poderes capitalistas foráneos que han ejercido su tutela, control y dominio, bajo las formas de hegemonías económicas condenables y de las que en el país pudieran estar a ellos vinculados.

A tal fin los firmantes, en representación del pueblo de la Nación, comprometen las energías de su patriotismo, y la pureza de sus intenciones en la tarea de movilizar las inmensas fuerzas productivas nacionales y concertar los términos de una verdadera política para que en el comercio internacional tengan base de discusión, negociación y comercialización los productos de trabajo argentino, y quede de tal modo garantizada para la República la suerte económica de su presente y su porvenir. Así lo entienden y así lo quieren, a fin de que el pueblo que los produce y elabora y los pueblos de la tierra que los consumen puedan encontrar un nivel de prosperidad y bienestar más alto que los alcanzados en ninguna época anterior y superiores a los que puedan anotarse en el presente. Por ello, reafirman la voluntad de ser económicamente libres como hace ciento treinta años proclamaron ser políticamente independientes.

Las fuerzas de la producción e industrialización tienen ahora una amplitud y alcance no conocidos y pueden ser superadas por la acción y trabajo del pueblo de la República. El intercambio y la distribución suman cifras que demuestran que el comercio y la industria se expanden conjuntamente con aquellos. La cooperación, que contribuye a fijar de manera permanente las posibilidades humanas, será activada hasta alcanzar el completo desenvolvimiento que demandan las nuevas concepciones del comercio y empleo mundiales de las energías.

A su término, una vez leída esta declaración y preguntados si querían que las provincias y territorios de la República Argentina tuviesen una economía recuperada y libre del capitalismo foráneo y de las hegemonías económicas mundiales o de las naciones comprometidas con aquéllas, aclamaron y reiteraron su unánime y espontáneo -así como decidido- voto por la independencia económica del país, fijando por su determinación el siguiente


PREÁMBULO

-Nos, los representantes del pueblo y del gobierno de la República Argentina, reunidos en Congreso Abierto a la voluntad nacional, invocando a la Divina Providencia, declaramos solemnemente a la faz de la tierra la justicia en que fundan su decisión los pueblos y gobiernos de las provincias y territorios argentinos de romper los vínculos dominadores del capitalismo foráneo enclavado en el país y recuperar los derechos y gobierno propio y las fuentes económicas nacionales. La Nación alcanza su libertad económica para quedar, en consecuencia, de hecho y de derecho, con el amplio y pleno poder de darse las formas que exijan la justicia y la economía universal en defensa de la solidaridad humana.

Así lo declaran y ratifican ante el pueblo y gobierno de la Nación el gobierno y pueblo aquí representados, comprometiéndose, uno y otro, al cumplimiento y sostén de esta su voluntad, bajo el seguro y garantía de sus vidas y honor. Comuníquese a la Nación y, en obsequio del respeto que se debe a los demás Estados, detalladamente en un manifiesto y acta las fuentes determinantes de esta solemne declaración, dada en la Sala de Sesiones del Congreso de las Provincias Unidas, donde en mil ochocientos dieciséis se proclamara la independencia de la República, y refrendada por los representantes del pueblo y gobierno aquí reunidos.

J. D. PERON (siguen las firmas)



ARGENTINA:
LOS PROBLEMAS DE LA UNIDAD.

Por Daniel Ezcurra.

El 14 de junio en la ciudad de Rosario se realizó el Seminario Internacional en Homenaje a Ernesto Che Guevara, Allí participó, gracias a la invitación de los compañeros del Partido Comunista, nuestro compañero Daniel Ezcurra en la mesa "La unidad como estrategia de poder en la Argentina". A continuación reproducimos la ponencia sobre la cual basó su intervención.

Al calor del recrudecimiento de la crisis del neoliberalismo en nuestro país y en el continente, los sectores populares van buscando, en un difícil proceso no excento de contradicciones, transitar el camino que va desde la resistencia a sus consecuencias concretas a la elaboración de un proyecto de país distinto y opuesto a lo propuesto por el modelo neoliberal. La crisis económica del modelo de acumulación dominante se ha profundizado hacia una crisis política que implica para las clases dominantes el deterioro cada vez más profundo de sus herramientas políticas e ideológicas. Pero esta creciente ruptura del consenso de las recetas neoliberales en lo económico y lo cultural no han significado aun su reemplazo por un cuerpo de ideas que prefigure un modelo alternativo de sociedad.
En esta imposibilidad actual del campo del pueblo, pueden sentirse los ecos de la derrota sufrida por las organizaciones revolucionarias y populares a mediados de la década del 70’, la ruptura de los discursos políticos totalizadores que aparejó la caída del muro de Berlín, junto a la crisis y revisión de las categorías de análisis, prácticas y herramientas organizativas. Dentro de estas debilidades que dificultan el avance hacia la conquista de otro país, podemos contabilizar como un elemento estratégico, la falta de unidad de las organizaciones populares.
La cuestión de la unidad no puede ser tomada en abstracto, sino que debe enmarcarse en las condiciones concretas en que se desenvuelven los actores sociales. Es imprescindible para ello, un ajustado análisis de la estructura económica, social y cultural del país, una interpretación de su proceso histórico junto a una lectura de la realidad internacional que permita calibrar las posibilidades, alternativas y limitaciones que tal situación impone a los proyectos populares.
La actual ofensiva militar del imperialismo norteamericano en todo el mundo, esconde la pérdida de consenso del paradigma neoliberal, como así también la agudización de la crisis de sobreproducción en los países desarrollados. Esta situación conduce hacia la competencia por los mercados, el proteccionismo y la profundización de la tendencia a la constitución de bloques regionales que realimentan la pérdida de dinamismo de la economía mundial.
En nuestro continente esto se traduce en un creciente despliegue militar norteamericano (Iniciativa Andina, Plan Colombia, bases y ejercicios militares) junto al intento de "recolonización" económica (desplazando a los capitales europeos de su ‘patio trasero’) a través de políticas globales como el ALCA y la deuda externa.
La Argentina de hoy no es la del peronismo de los ´40, ni la que alumbró el nacimiento de las organizaciones revolucionarias en los ´70 ni siquiera aquella de la vuelta a la democracia de los años 80. La profundización del modelo neoliberal en los ´90 produjo en nuestro país profundos cambios en su estructura económica, política, social y cultural.
La desindustrialización, la extranjerización del aparato productivo, el achicamiento cuantitativo y la relativización de la centralidad de la clase trabajadora, la aparición masiva del desempleo estructural, la pauperización de los sectores medios, el quiebre de las identidades políticas tradicionales, el surgimiento de nuevos actores sociales, son algunas de las modificaciones de las que es necesario dar cuenta a la hora de encarar la compleja tarea de transformar nuestra sociedad.
La profundización de la presión imperialista sobre el país produce que crecientes sectores sociales sean atacados por el modelo neoliberal. Nuestro enemigo es muy poderoso, por lo que nuestra alternativa debe ser lo suficientemente amplia como para integrar a los distintos sectores agredidos, con sus características y reivindicaciones propias. O poniéndolo en palabras de Lenin: "Sólo se puede vencer a un enemigo más poderoso poniendo en tensión todas las fuerzas y aprovechando obligatoriamente con el mayor celo, minuciosidad, prudencia y habilidad la menor ‘fisura’ entre los enemigos, toda contradicción de intereses entre la burguesía de los distintos países, entre los diferentes grupos o categorías de la burguesía en el interior de cada país: hay que aprovechar asimismo las menores posibilidades de lograr un aliado de masas, aunque sea temporal, vacilante, inestable, poco seguro, condicional. El que no comprende esto, no comprende ni una palabra de marxismo ni de socialismo científico contemporaneo, en general. El que no ha demostrado en la práctica, durante un lapso bastante considerable y en situaciones políticas bastante variadas, su habilidad para aplicar esta verdad en la vida, no ha aprendido todavía a ayudar a la clase revolucionaria en su lucha por liberar de los explotadores a toda la humanidad trabajadora".
La Argentina es un país capitalista dependiente con una tremenda crisis estructural. Los causantes de esta situación, y por ende el enemigo a derrotar, son el imperialismo, en particular yanqui, y sus socios nativos; es decir, el gran capital industrial, financiero, comercial y terrateniente. Los que de una u otra forma han manejado siempre los pricipales resortes políticos económicos y militares; en síntesis: los dueños del poder.
En la vereda opuesta están los que soportan, de distinta forma, las consecuencias de la rapiña de aquellos: los trabajadores urbanos y rurales, los desocupados, el campesino pobre, los sectores medios empobrecidos, los pequeños y medianos empresarios, los chacareros e, incluso sectores de esa burguesía nacional no monopolista, cada día más débil y golpeada.
Sólo en la medida en que sepamos unir a todas estas clases y sectores sociales de intereses diversos, y al mismo tiempo comunes, en un poderoso haz compuesto por centenares de miles de personas y apoyado por millones, podremos derrotar a quienes nos oprimen.
Definido el enemigo principal (el bloque de poder conformado por el imperialismo norteamericano, el capital financiero, las empresas transnacionales y la grupos económicos más concentrados), aparecen con nitidez los marcos de unidad necesarios para enfrentarlo con posibilidades de éxito. La unidad efectiva de este heterogeneo entramado de intereses, tiene como prerequisito la elaboración colectiva de un modelo de país opuesto al de las clases dominantes y visualizado como posible de ser implementado a través de esa gran acumulación de fuerzas: un proyecto nacional.
Es en este punto donde aparece la necesidad de la unidad de los revolucionarios. Esta relación directa entre la unidad del campo revolucionario y la herramienta amplia, es una cuestión dialéctica, de recíproca influencia entre los dos términos: por un lado, la unidad de los revolucionarios adquiere sentido en la medida en que su orientación sea la de gestar la alianza más amplia que permita derrotar a los enemigos históricos del pueblo; por el otro, esa alianza extendida y heterogenea sólo podrá constituirse y encaminarse en un sentido liberador con un fuerte desarrollo en su interior de los sectores más consecuentes.
La izquierda argentina no tiene hoy puntos de acuerdo ni en la amplitud del bloque contrahegemónico, ni en el modelo de país suceptible de unirlo, ni en sus herramientas organizativas en lo político y lo social. Esa es la principal causa de la falta de unidad.
Esta situación impone a las organizaciones populares una doble tarea; por un lado redoblar la lucha reivindicativa y política contra el bloque dominante, buscando la unidad de acción que haga más profundos los golpes en su contra y fortaleciendo la organización popular; y por otro dar, fraternalmente, una disputa ideológica al interior del campo popular para sintetizar las principales características del modelo de país necesario para sustentar la acumulación de fuerzas que lleve de la resistencia a la ofensiva popular.

Tres son a nuestro juicio los problemas principales que retardan esta síntesis:
1) La brecha existente entre la lucha social y la lucha política.
2) El ideologismo y sectarismo de una parte de la izquierda (fundamentalmente las que responden a las clásicas visiones del trotskismo argentino) que reniegan de la amplitud y proponen las alternativas verbalmente más revolucionarias pero que en la práctica dividen y terminan siendo testimoniales.
3) Las visiones que desde la centroizquierda entienden el problema de la amplitud pero rechazan la necesidad de la unidad de los sectores más consecuentes al interior de la misma.
Desde nuestra óptica, para impulsar la constitución de la unidad del campo popular necesitamos un proyecto nacional que enfrente al modelo liberal desde la soberanía con una economía que potencie la re-industrialización del pais, que incorpore valor agregado a nuestras exportaciones, que defienda el mercado interno integrando nuestras distintas regiones, que elimine el corset que implica el latifundio y busque la apertura a partir de la integración con los países hermanos. Un proyecto con un Estado fuerte impulsor de las transformaciones necesarias para asegurar la participación protagónica y organizada del pueblo, que defienda el patrimonio nacional y que tenga en sus manos los recursos estratégicos, que haga cumplir a los poderosos para asegurar una justa distribución de lo producido socialmente y desarrolle la educación, la ciencia y la técnica al servicio de la Nación.
En síntesis un proyecto que tenga entre sus principales características.
La autodeterminación: A diferencia de la década del 70´cuando el socialismo constituía un horizonte inmediato para las fuerzas populares, (en el actual contexto post muro de Berlín donde se ha reforzado la dependencia de nuestras naciones), la contradicción principal se expresa hoy entre autoderminación nacional para la integración regional o globalización neoliberal.
Lo nacional: La historia nos dice que los movimientos nacionales fueron el canal mayoritario por donde se organizó nuestro pueblo en su lucha por un país mejor. Nuestra alternativa deberá forjar una nueva identidad que será el original resultado del sedimento de nuestra experiencia histórica sumado al aporte de las nuevas generaciones.
Integración latinoamericana: La tendencia de esta etapa del desarrollo mundial es a la formación de bloques regionales. Frente a la globalización neoliberal o el ALCA debemos impulsar la unidad de Nuestra América como única posibilidad concreta de desarrollo sustentable.
La amplitud: Solo la participación de todos los sectores agredidos por el modelo neoliberal, nucleados en una herramienta político-social que concentre sus energías transformadoras permitirá enfrentar a nuestros poderosos enemigos internos y externos.
La participación: La democracia formal de nuestro país debe ser superada por una democracia participativa a través de la cual los sectores populares organizados sean protagonistas de los destinos del país; gestionando, controlando y decidiendo sobre los grandes problemas nacionales.
Ya el Che expresaba, sintetizando lo nacional y lo social: "Todo es parte de una sola lucha y es verdad cuando el imperialismo lo llama con un denominador común porque aún cuando las ideologías cambien, aún cuando uno se reconozca comunista o socialista, peronista o cualquier otra ideología política en determinado país, sólo caben dos posiciones en la historia: o se está a favor de los monopolios o se está en contra de los monopolios. Y todos los que están en contra de los monopolios, a todos ellos se les puede aplicar un denominador común, en eso los norteamericanos tienen razón, todos los que luchamos por la liberación de nuestros pueblos luchamos al mismo tiempo, a veces aunque no lo sepamos, por el aniquilamiento del imperialismo y todos somos aliados aunque a veces tampoco lo sepamos, aunque a veces nuestras propias fuerzas las dividamos en querellas internas, a veces en discusiones estériles, dejamos de hacer el frente necesario para luchar contra el imperialismo pero todos, todos los que luchamos honestamente por la liberación de nuestras respectivas patrias, somos enemigos directos del imperialismo".
Las fuerzas revolucionarias argentinas durante el siglo XX en general no han podido resolver adecuadamente el enlace entre la contradicción nacional y la social. En algunos casos se desconoció o no se comprendió el peso del problema nacional, lo que imposibilitaba objetivamente unir la mayor cantidad de fuerzas posibles en el enfrentamiento al enemigo principal: el imperialismo y sus socios nativos; esto, además, generaba antagonismos entre los sectores nacionales. En otros casos no se visualizó que entre las clases pertenecientes al campo nacional también hay lucha; la lucha entre las más consecuentes y decididas frente a las que vacilan y claudican permanentemente. Esta no comprensión de la cuestión social llevó muchas veces a que faltara una política independiente de las fuerzas revolucionarias, y así, que fueran arrastradas en las derrotas por la burguesía nacional.
Resolver correctamente esta contradicción entre el problema nacional y el social, sintetizando el enfrentamiento de toda la Nación contra el imperialismo, el gran capital y la oligarquía, con una posición propia e independiente de los sectores populares, es el gran desafío que hoy tenemos por delante.

 


 

 

VISITE NUESTRA P?GINA WEB: www.geocities.com/proyectoemancipacion

CORREOS PARA LA EMANCIPACION: www.geocities.com/correosparalaemancipacion

Mensajes a:

emancipa@infovia.com.ar


TODOS LOS ART?CULOS SE PUEDEN REPRODUCIR CITANDO DEBIDAMENTE LAS FUENTES: Correos para la Emancipación, Buenos Aires, Argentina. La información contenida en los boletines periódicos es generada por fuentes propias o tomada de otros medios informativos y no refleja, necesariamente, la posición oficial de Correos para la EMANCIPACION.

Todas las opiniones vertidas, que no emanen de nuestra redacción, son responsabilidad de sus autores a no ser que se especifique lo contrario. Para consultar versiones anteriores: www.geocities.com/correosparalaemancipacion

Para dejar de recibir Correos para la EMANCIPACION, sólo debe informarnos "dejo de suscribir".

 

Mira també:
http://www.geocities.com/proyectoemancipacion
Sindicat