Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme
Huelga de hambre en Barajas para reclamar asilo político para un activista saharaui
01 feb 2015
Hassanna Aalia fue condenado en 2013 a cadena perpetua por un tribunal militar en Marruecos por su participación en el Campamento de la Dignidad Gdeim Izik. Dos años antes llegó a Bilbao gracias a una beca de estudios en derechos humanos. Pidió asilo político al Gobierno español, pero el pasado 19 de enero recibió la resolución por la que se le deniega su estancia en España y se le anuncia su salida obligatoria para el próximo 4 de febrero.
Ayer, a las 17h, cinco jóvenes canarios, activistas de la organización SaharAcciones han comenzado una huelga de hambre colectiva en el aeropuerto de Barajas,en Madrid, para reclamar al Gobierno que conceda asilo político al activistas saharaui Hassanna Aalia. Sara, Cristina, Ismael, César y Roberto son cinco jóvenes canarios entre 23 y 28 años.. Aseguran que en las próximas horas se irán sumando más personas a esta huelga de hambre venidas de toda España. Para mañana esperan ser once.

“Hassanna tiene otro 22 compañeros que están ahora encarcelados y sabe perfectamente que, si fuera deportado allí, sería encarcelado, torturado y puede que muriera en las cárceles, como pasó en octubre con un joven activista de 22 años en la cárcel de Dajla. Por todo eso estamos aquí. Vamos a comenzar una huelga de hambre indefinida, es un acto pacífico. Estamos aquí en protesta y repulsa a los actos del Gobierno español que entendemos que son deleznables”, afirma Sara, una de las activistas en huelga de hambre.

Los activistas han sido identificados por la policía y amenazados con graves sanciones económicas si desplegaban esterillas o sacos. Les han ordenado apartarse de lugar donde se habían situado, junto a las grandes esculturas del artista Manolo Valdés, alegando que se encontraban en una zona de evacuación en caso de incendio y recordando que el aeropuerto se encuentra en alerta terrorista. Tras la negociación han recogido sus pertenencias pero han permanecido en el mismo lugar.

“Hemos tenido algún problema porque parece que esto no gusta. El ministerio interior no quiere que se sepa que le ha denegado asilo a este activista porque hay intereses con el reino de Marruecos. Intereses económicos y de hermandad. Por eso lo quieren echar de España”, concluye Sara.

This work is in the public domain
Sindicat