Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: altres temes
Anarcha, Lucy y Betsey...y otras chicas del montón.
23 gen 2015
“En un mundo donde el lenguaje y el nombrar las cosas son poder... el silencio es opresión y violencia.”
Adrienne Rich

“A todos los grupos oprimidos se les roba la historia y la memoria.”
Rosa Cobo Bedia
glandulas-anarquia.head.139434763839.png
Anarcha, Lucy & Betsey*


Estos nombres han de salir a la luz por todos los sitios, en todos lo idiomas. Ellas y una cantidad incalculable de mujeres anónimas que han inscrito la historia de la ginecología con su propia carne .

Situadas temporalmente en 1840, a estas esclavas africanas en Alabama les estaba prohibido escribir o leer, una ofensa punible incluso con la muerte. Sus historias solo llegan a través de los diarios de Sims, el médico-investigador que practicó en ellas hasta 30 operaciones sin anestesia. Conejillos de indias, cuerpos silenciados brutalmente, anti-cuerpos, lienzos de vísceras. En estos cuerpos nació el antecesor del speculum contemporáneo, casi 71 instrumentos más y algunas posiciones que se atribuyen a este carnicero del siglo 19. Cirujano a base de ensayo-error, cual aprendiza de carnicero preparando un corte especial.

Honrado en la historia de la medicina, por sus “contribuciones”, la voz del colonialismo patriarcal mas descarnado es la única que tiene voz, hemos de leer mas allá, de llegar a otros sitios no narrados. Por esto necesitamos múltiples estrategias y acciones paralelas, traducción y difusión descentralizadas, que no quede lenguaje por traducir, que se descifre desde todas las claves de expresión, existentes o no.

Anarcha, Lucy y Bestey, llegaron a manos de Sims por padecer Fistula, una necrotización de tejidos blandos internos que deriva en desgarro generando canales que filtran orina y/o caca por la vagina. La fistula es causada por partos prolongados, mal uso de forceps o violaciones, propensa a generarse por desnutrición, falta de desarrollo pélvico por corta edad.

Para Betsey, Anarcha y Lucy, que junto a otras 11 o 12 esclavas, permanecieron 5 años en el "hospital" de Sims montado en su patio, los primeros procedimientos fueron particularmente agonizantes, ya que no se utilizaban catéteres para el drenaje vesical. Las suturas y esponjas que quedaban en los tejidos que se infectaban rápidamente, se incrustaban y eran imposibles de eliminar.

La primera en ser operada fue Lucy, tenia 18 años. La cirugía duró una hora y Lucy sufrió dolores insoportables, posicionada sobre sus manos y rodillas. 12 doctores observaban la operación. Sims dice en sus memorias: "Pensé que iba a morir. Le tomó a Lucy tres meses para recuperarse en su totalidad de la operación"

Anarcha, era una de lxs 65 esclavxs de la Plantación de Algodón Wescott, que después de 72 horas de parto fístula vesico-vaginal/recto-vaginal por mal uso de forceps por parte del mismo Sims, que fue quien asistió su parto, ya que antes de experimentar la "nueva" disciplina, era médico general de plantaciones.
Y a pesar de que construyó su carrera enfocándose exclusivamente en cirugía ginecológica, Sims admitió abiertamente que intentó evitar la medicina con mujeres por muchos años:

“Durante los primeros 10 años de mi carrera profesional, ignoré y mantuve lo mas alejado posible el tratamiento de cualquier enfermedad peculiar de las mujeres" http://theredphoenixapl.org/2011/04/15/americas-plantation-prisons/




La historia de Anarcha es la mas documentada al ser el cuerpo mas “resistente” en el tiempo (30 operaciones sin anestesia) a los experimentos en vigilia y encierro narcótico por parte del ilustre doctor, que les daba un opiáceo, para mantenerlas "constipadas" es decir estreñidas, además de darles cantidades minimas de comida. Pero Sims escribió que era en gran parte"el estoicismo de los negros" lo que realmente sirvió de anestesia. El consideraba que sus cirugías vaginales eran procedimientos menores y con esta lógica operó posteriormente a mujeres pobres inmigrantes en el Hospital de Mujeres que fundaría años después en New York.





La propuesta es sencilla, renombrar 2 glándulas muy importantes para nuestra sexualidad, la salud urinaria, tanto como para todo el organismo, en clave integral.

El discurso hegemónico médico les resta importancia, tildándolas de glándulas auxiliares o incluso a una de ellas nombrándola como la "próstata femenina". ¿Es que acaso hemos de encontrar el útero masculino también?

El sexismo en la retórica médico-anatómica solo piensa en estos términos, en espejo, costilla, en "homologar" órganos al cuerpo hegemónico, el masculino. Y que decir del nombramiento nominal de estas glándulas por parte de médicos que se creen colón, apuntan con el dedo y van plantando sus nombres ahí, en el cuerpo ajeno.

Pues esto SE ACABÓ.

Reclamo mi cuerpo, reclamo mi derecho a re-nombrar mis tejidos interiores, sobre todo si están íntimamente relacionados a mi placer y disfrute sexual.

Artículo integro en :


http://larabiaacrata.blogspot.com.es/2015/01/anarcha-lucy-y-betseyy-otra
Mira també:
http://larabiaacrata.blogspot.com.es/2015/01/anarcha-lucy-y-betseyy-otras-chicas-del.html
http://larabiaacrata.blogspot.com.es/2015/01/anarcha-lucy-y-betseyy-otras-chicas-del.html

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa