Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Entrevista :: amèrica llatina
Comunidad Indígena Lule (Voces de la resistencia)
08 gen 2015
este documento quiere ser una pelí­cula contada, es la banda de sonido de un documental grabado en Noviembre del 2014

Comunidad Indígena Lule

- La verdad en la escuela nunca me han ... contado eso, porque en la escuela no le ha interesado la comunidad. - Dice Alejandra, una joven indígena que pertenece a la Comunidad de El Nogalito, del Pueblo Lule. Y vemos luego en otra vivienda un libro que usan lxs niñxs en la escuela el día de hoy, y nada. No hay indígenas según el libro al día de hoy, todo es historia, todo está en el pasado.

- Cuando hemos formado la comunidad indígena, - cuenta Daniel - nosotros no sabíamos que descendíamos... que teníamos raíz indígena.
Después de que hemos empezado a organizar, a hablar más, a enterarnos un poco más de las cosas, recién me he enterado que éramos descendientes de aborígenes.

Daniel, también un joven de la Comunidad, sintetiza con esas palabras un hecho desgarrador. Es que los lules fueron un pueblo muy valiente que defendió el territorio del conquistador con tenacidad y constancia.

Fue tanta la violencia que ejerció el colono sobre este pueblo que lo aniquiló prácticamente en su totalidad, al punto que se ha perdido entre tanta sangre derramada, casi toda la cultura de este pueblo originario, incluido el idioma.
Finaliza el año 2014 del calendario gregoriano y la Comunidad hoy se enfrenta a una nueva ola de hostigamientos por parte de personas deseosas de quedarse con esas tierras tan bellas. Todo tipo de proyectos inmobiliarios tienen esos capitalistas-terratenientes alrededor de esa parte del sur-este de la provincia de Tucumán.

Para seguir comprendiendo escuchemos a Joaquín Perez, el cacique de El Nogalito:

- Si bien, la vida de cada persona es un proceso, la vida de cada comunidad, que somos lo mismo, también es un proceso.
Durante muchos años, no hablábamos de indígenas.

Porque, desde, quizás, de otro sector, la palabra "indígena" la usaban para discriminar y en forma discriminatoria.
Por ello es que nuestros padres o nuestros abuelos mejor callaban. Es decir, mostraban silencio.

Este hecho desgarrador, es usado por esos terratenientes ineteresados en sus tierras como argumento para andar diciendo y escribiendo que lo de la comunidad indígena es una falsedad, que el cacique es un "trucho".
Tanto andan diciendo con ese tono y esos conceptos que como veremos a lo largo de este texto la mezcla de esas voces interesadas y la avaricia latente en cada cual, llevaron a parte de los pobladores de esos montes tucumanos no sólo a no reconocerse como indígena, sino a aliarse con esos terratenientes al punto de levantarse contra quienes son sus familiares.

En El Nogalito hasta hace no mucho la mayoría vivía de la cría de animales y del cultivo de la tierra. Hace tan poquitos años que llegó la televisión que parece mentira, y ese aparato influyó notablemente en ese tan cortito tiempo que parece otra mentira. Así que pocas personas todavía piensa como Elvira, la abuela que nos explica la diferencia de vivir en los montes o vivir en la ciudad:

- No, allá abajo, sí... no me gusta porque tiene que tener la plata, para comer y buscar las cosas.
¿Ha visto? Y eso, sí, en el campo no. En el campo tenés animales, leche de vaca, gallinas; tenés chancho, carne come. Y en la ciudad no.

El "Morocho" Díaz, y luego María Maturano, quienes siguen trabajando la tierra y criando animales nos introducen más en el conflicto que atraviezan:

- Tengo 64 años y de siempre estoy viviendo. (acá)
De mis antepasados, que mi padre y mi madre, ellos también son de aquí, del pueblo lules.

- Nosotros antes, mi mamá. mi papá, nos han criado aquí, en este pueblito que... que vivíamos feliz porque no había tanto avallazamiento de gente ricacha que ahora están poblando, ya, El Nogalito.

- Nosotros, mis padres, siempre nos sabían decir de que "Las tierras son comunitarias aquí en El Nogalito"
Y bueno... y ahí seguimos, seguimos viviendo con ese con esa vivencia de ser comunitario como pueblo originario. Y después... Aquí, aquí ha empezado el problema todo cuando pasó el camino, del año ´83 en adelante se hace el camino, se pone la luz. Y ahí han empezado a entrar los terratenientes a decir que son dueños.

- Y la gente, alguna contenta porque iban a tener camino. Iban a tener luz.
Y ahora qué sacamos con que tenemos camino y tenemos luz, si vienen todos los ricachones y agarran nuestra tierra...
En principio han engañado, que vendan un pedacito, que vendan allá, que...
¿Y después qué? Que vendan un pedacito y así.
Ya se adueñan de todo, claro, porque ellos tienen plata y nosotros no tenemos.
Nosotros vivimos de lo que se siembra se cosecha aquí de lo que trabajan, en changuitas,
la familia, los hombres.
¿Qué podemos hacer nosotros? ¿Con poderoso que tenga plata? Nada.
Porque la justicia no existe para el pobre, existe para el rico.
Primo mío quiere vender, otro quieren arrendar. Yo no quiero eso. Porque eso no dejó mi papá para eso, lo dejó para los hijos, pa´ nietos, bisnietos.

Ahora volvemos a escuchar la voz del joven Daniel: - Pasa que han venido gente de afuera, que han venido a invadir acá en el territorio.
Y esa gente, antes era mi propio tío, mi propia familia, nos han empezado así, a odiar de la nada, sin que le hemos hecho nada a ellos. Porque nosotros hemos formado la comunidad indígena, por eso.
Pero mis tíos son descendientes, usted lo ve así, son bien mocorchitos, así, descendientes.
No se autoreconocen.

María Maturano nos muestra que tiene guardadas unos restos de artesanías que cuentan la historia de esas tierras, protegidas en la bolsa hay fragmentos de jarros y herramientas hechas con piedra pulida.

Mientras intentamos hacer unas buenas tomas de esos objetos María continúa: - Acá nunca se ha sentido decir que ha habido extranjeros que han venido y y vivían aquí.
Todos eran conocidos y todos eran de aquí nomás.
Nativos de aquí.

Y nos cuenta uno de sus mayores dolores: - Tengo a mi hijo que lo han engañado. Lo han hecho firmar, sin saber leer ni escribir, lo han hecho firmar papeles. Entonces, ¿a qué voy yo? A que vean la clase de gente. Porque no se debe... pasar ni burlarse de un persona que no sabe leer ni escribir.

¿Qué quiere decir? Porque ellos son pícaros!
Y nosotros como tontos vamos y creímos todo lo que nos vienen y nos mienten ellos.

Un niño de 11 años, Sergio Chaile, estará con nosotrxs casi todo el tiempo que andamos por las tierras de El Nogalito. Él nos cuenta muchos atropellos que vió, muchas hechos recientes que le impactaron por el grado de violencia que conllevaron. Y nos lleva por caminos que llamamos "de la fruta", porque nos enseña árboles y plantas frutales que comparte con nosotrxs. Sergio sabe de lo malo y de lo bueno. Al final no pudimos grabar ese camino de la fruta, quedará para otra oportunidad, lo que sí quedó en el documental es el modo que tiene de recolectar los duraznos, con precisión milimétrica arroja piedras que arrancan la fruta que cae al suelo, en esa tierra tan rica.

Y dice: - De todo sembramos aquí porque la tierra es muy blandita para sembrar.
Al llevarle el agua los animales, y todo eso...
En El Nogalito, acá hay muchos animales que hay que cuidar. Hay que cuidar las vacas, chanchos, las ovejas. Cuando la vaca tiene cría, hay que darle de comer, hacer pasear.

Y un día Sergio se anima, y con voz entrecortada relata algunos hechos de violencia que sufrió la comunidad indígena, como en el 2013, cuando estaban construyendo una casa comunitaria:

- Y ahí, ahí, hemos laburado toda la gente de la comunidad. Hemos hecho... apoyado las columnas... han puesto cemento... y la han rellenado.

- Nosotros estábamos a travéz de un proyecto construyendo una casa comunitaria - detalla Simón Perez, comunero vecino del sitio donde construían esa casa - y por intereses de grandes terratenientes nos terminaron quemando la casa con todas cosas, elementos y...

- Adentro tenía heladera, tenía cemento, caños, ropa, zapatillas, de todo tenía el cacique en eso... - Explica Sergio

- De las cosas que teníamos en esa casa comunitaria que ya estaba a punto de finalizar, se quemaron, se perdieron, y quedamos casi sin nada. - Redondea Simón

Y ese día pasó algo más inesperado - Y ahí, ahí, quería disparar el Benjamín al Chichí y le ha errado el tiro. - Relata Sergio.

El intento de desalojo de Septiembre del 2009

Lo que sigue es la transcripción de la banda sonora del video grabado en momentos del intento de desalojo. El mandado por la justicia tiene atrás al comisario y varios policías, le increpa una comunera mientras sostiene la cámara:

JUSTICIA - Tengo problemas llamo a la fuerza pública. osea, yo no quiero tener ningún inconveniente...

COMUNERA ¿Usted ha tenido conocimiento de la Ley 26.160?

JUSTICIA No.

COMUNERA ¿A no? Entonces estúdiela.

JUSTICIA ¿Para qué?

COMUNERA Porque está en vigencia. Y es a nivel nación.

JUSTICIA Pare pare pare pare. No no no no no

COMUNERA Para el desalojo en contra de las comunidades indígenas.

JUSTICIA Yo no estoy desalojando absolutamente a nadie.

COMISARIO "Arce Carlos Florencio/ Usurpación de propiedad "... La fiscal es... de la 9na Nominación, la Dra María Mercedes Carrizo / 10 de septiembre del 2009... Y acá está: "Considerando... "RESUELVE:" "Ordenar la restitución provisoria del inmueble ubicado en El Nogalito"

JUSTICIA Fijate vos: Dice aquí: "El inmueble ubicado en la localidad de El Nogalito, Departamento
Lules" "Identificado con la matrícula registral: F 78 66" Eso es, la matrícula, digamos, es como el número de documento de la tierra, ¿Sí?

La presencia de integrantes de la comunidad más varios indígenas que de la zona se acercaron a llevar solidaridad lograron evitar el desalojo.

Cantan: Pachamama, madre tierra, traenos suerte, traenos suerte. Que viva la Pachamama! Que vivan todos nuestros hermanos!
Siempre más unidos que nunca! Nunca bajemos los brazos. Para que no seamos avallazados por éstos, que vienen de afuera a decir que son dueños.

Simón sintetiza:

- Hay grandes terratenientes como un sacerdote, como un pastor evangelista, como el señor Carro, éste que le digo, que tiene la intención de quedarse con 500 hectáreas, 480-500 hectáreas de tierra.
Y a gran parte de la comunidad, digamos con aproximadamente 20 familias, nos sacarían de ahí si ello llegara a suceder.

Lo que sigue es lo que dijo el terrateniente a la policía luego de verse frustrado este intento de conseguir las tierras que ambiciona:

Miguel Carro: Yo tengo derechos constitucionales, como los tenemos todos, y ellos también los tienen, porque no hay diferencia.
El 14 y 17 de los derechos por la constitución es de la PROPIEDAD PRIVADA El 16 es la igualdad ante la ley. Por una reforma de la constitución, en el año mil nueve noventaycuatro (?) pero hay algo que no se puede tocar: las declaraciones a los derechos, lo nuclear de la constitución. Ellos hablan del artículo 75, inciso 17, pero también, hay un artículo, el 22, el inciso 22 ¿No es cierto? De toda forma de discriminación racial. Mis derechos humanos, de la PROPIEDAD, y acá lo que se ha avallazado, fueron todos mis derechos constitucionales./

El morocho detalla: - El terrateniente, lo que viene a hacer es: encerrar, alambrar. Y él es privado. Él es privado. El terrateniente, viene, bueno: "Yo tengo 100 hectáreas", bueno "le meto alambre" "y nadie saca un palo de leña" Nadie puede tener un animal adentro. Su propiedad privada.

Para el lado del río que nosotros le llamamos: "la parte norte", hay un "padre" que ese pretende 480 hectáreas. Pero no tiene nada.

Para la parte sur, hay un cura, que se hace llamar cura, Walter Mansilla. Que él quiere 250 Ha. Y bueno... nosotros no le hemos dejado hacer poseción...

María aclara - Nosotros lo hemos desalojado al cura, que puso una casilla, ahí para arriba donde quería él agarrar.
Nosotros hemos desalojado de la comunidad.
Tienen un montón de denuncias de nosotros y nunca lo han... Lo que yo sé es que el cura está destituído y que no tiene que venir, y él nomás viene. Y encima viene a dar misa. No sé cómo es eso. Qué clase de cura, mirá hay, hoy en día no se puede confiar ni en los curas...

Continúa el Morocho - Y bueno, y ahí está... ´Tamos en la lucha, y aquí hay otro pastor que se hace llamar: "Torres", también, quería 100 Has. Y bueno, ya que, no, no se lo puede dejar.

Nos quitan, nos quitan la libertad de... de, de caminos ancestrales, de libertad de criar a los animales, hasta la misma agua. Si ellos encierran ya no va a poder usar agua. El agua que
siempre es tan vital para la comunidad.

PROYECTO AGUA

- Ahora estamos trabajando para poder beneficiar a la gente. Nos introduce en el tema José Perez, uno de los que trabaja en el proyecto

- Hay familias que no tienen agua así, allá, por ahí. Dice Walter Perez

- Son dos proyectos.- Agrega Daniel Díaz - Son: Sedimentador,filtro y la cisterna que eso va por intermedio de una cañería que sale de la quebrada, pasa al filtro, al sedimentador, y después pasa a la cisterna, que ya es para agua purificada ya para tomar. Para consumo de las familias.

- Estamos en noviembre del 2014 y estamos trabajando hace 6 meses para poder que lo antes posible tenga el agua la gente. Detalla José

- Tenemos que terminar, finalizar con una y de ahí continuamos con la otra. Es para la parte, de otra zona de la comunidad indígena. Explica Daniel con no poco entusiasmo

- Hacemos un convenio con el INAI que le bajan fondos para poder hacer el proyecto éste. Informa José
Gracias al cacique estamos pronto, si Dios quiere, vamos a tener el agua.

Joaquín, el cacique, expresa - Si bien firmamos un convenio con el Ministerio de Desarrollo Social, una mini-planta potabilizadora de agua que actualmente estamos en etapa del 80% de los trabajos, y que dentro de poco lo vamos a inaugurar. Y ese proyecto de agua potable beneficiaría a toda la comunidad sea indígena o no sea indígena.

- Y allá, tenemos el agüita a veces se corta, a veces donde ando yo más... refuerza Agustín Izarra, que trabaja también en la parte de la toma, arriba en el monte.

LA ASAMBLEA

A la reunión llegaron de lejos, en moto, a caballo y a pie.
Joaquín, el cacique, habla en la reunión regular que tiene la comunidad
- Los gobiernos y los organismos para implementar cualquier proyecto en la comunidad o en territorios indígenas debe consultar con nosotros primero, para ver qué queremos nosotros.
Esos son los derechos nacionales, los derechos constitucionales que el estado nos reconoce. Nos garantiza.
(...) Yo quiero que nos organicemos y que quizás, no sé, antes del 27 podríamos hacer una reunión con el abogado en la comunidad. O con los dos abogados o que venga uno. Para que aquí... no es lo mismo que yo le hable que le hable el abogado.

A MANERA DE CIERRE

- No nos consideramos dueños de la tierra porque dueño es el blanco que se considera dueño porque hoy la puede tener la tierra, y mañana la puede vender. Expresa Jaoquín

- No me voy a ir de acá, del territorio. Vivimos libres, vivimos tranquilos. Afirma Daniel

- Y siempre estaremos de pie. Nosotros, hoy estamos, y mañana estarán nuestros hijos. Puntualiza Joaquín

En este marco, de la lucha, -Dice Joaquín- y en este marco que hemos sufrido también... hasta hemos corrido el riesgo de perder nuestra vida, por las agresiones físicas que hemos sufrido durante 2012, 2013, 2009. Con el desalojo que hemos tenido, hemos llegado a comunicar, a denunciar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Donde la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en el 2012, ha notificado al Estado Argentino de una medida cautelar para que el Estado Argentino proteja los derechos y la integridad física de miembros de esta Comunidad indígena El Nogalito del pueblo lules.

María expresa- Y ahora yo tengo conflicto con mi hijo porque él dice que no es de la comunidad no los quiere a los indios. ¿Y por qué? Porque viene Carro, viene el cura y les traen las cosas. Viene Torres le engaña.

Y quieren ahora hacer... Ellos han hecho una... Ay, ¿Cómo es esto que le han hecho Gómez? Ah! El Centro Vecinal. Y ahí salían vivos y muertos firmando ahí. Vivos y muertos salían firmando ahí. Yo no sé cómo vienen del cementerio para firmar ahí para hacer el Centro Vecinal.

Y ahora están queriendo hacer lo mismo, dice que van a poner un... una comuna. Y están haciendo firmar a la gente. ¿Qué es eso? Se están burlando.

No queremos eso. No hay... Yo quiero de que que seamos en paz... todos.

Yo quiero ser libre. Quiero tener mi... salir al camino y ser libre, largar mis animales, que vayan a pasear, porque antes ha sido así. Andaban de todo. De todas las familias andaban los animales incluidos, metidos en todo en los campos ahí, libres.

El Morocho afirma categórico- Porque nosotros somos preexistentes al estado. Por eso yo les decía, yo, cuando venían a... ellos... Aquí venía mucha gente a hacer asamblea también. ¿No? Así como cacique de los diaguitas y de los otros lados también. Y ... yo les decía: , ¿Que no? Han venido ese día, el 12 de Octubre ha sido el día más mortal que han tenido los pueblos originarios, aquí, en Sudamérica.
--------

También el Morocho expresa: Porque yo, yo recuerdo cuando me enseñaban en la escuela; dice que Todo indio, los indios, ¿Ha visto? Nosotros somos indios. Eramos malos. ¿En que hemos sido malos nosotros? Porque nosotros hemos defendido la tierra, el territorio. Ellos, los aborígenes, luchaban por su territorio. Para ser libres como siempre ha sido.

Los españoles cuando han empezado ya a avallazar con todo. Se ha llevado la medicina, se han llevado todo. Se han llevado lo mejor de Sudamérica. Todo el oro, la plata, todo, todo se han llevado, lo mejor se han llevado.

Y bueno, y aquí estamos, luchando, seguimos luchando.

este material quiere ser una película contada
es la banda de sonido de un documental grabado
en Noviembre del 2014 y editado en Diciembre del 2014
que titulamos Comunidad Indígena Lule
y está pronto a estrenarse en próximas proyecciones en algunos espacios de
Buenos Aires y el conurbano

próximamente también disponible en internet

corta la bocha realizaciones audiovisuales / cortalabocha.noblogs.org / cortalabochadocumentales@gmail.com / enero 2015

Mira també:
http://argentina.indymedia.org/news/2015/01/870981.php
https://cortalabocha.noblogs.org/

This work is in the public domain
Sindicat