Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: corrupció i poder
El foco del fraude no es la ciudadanía
08 nov 2014
La declaración del ex secretario general del PP y exministro Ángel Acebes por su implicación en el «caso Bárcenas» se sumó ayer a la cadena de acontecimientos que ligan a este partido con la corrupción. Las tarjetas black y la Operación Púnica ponen de manifiesto que la élite política del Estado español maneja sin escrúpulos cantidades ingentes de dinero para lucro personal y para financiar sus proyectos partidistas. Un hecho que se torna más denunciable, si cabe, cuando el cobro de comisiones por adjudicaciones de obras públicas o los gastos en viajes, restaurantes o prendas de lujo –que además se producían sin dar cuenta a Hacienda– se han ejecutado mientras miles de ciudadanos zarandeados por los recortes impuestos bajo el pretexto de la crisis apenas logran subsistir.
La gota que colma el vaso es la acusación de fraude que pesa sobre un sector de la sociedad –inmigrantes y ciudadanos de clase trabajadora– en torno al cobro de las ayudas sociales. El alcalde de Gasteiz, Javier Maroto, insiste en la criminalización de quienes perciben la RGI cuando los datos han demostrado que no está en lo cierto. Lo que sí es cierto, y es constatable con un simple cálculo, es que con los 250 millones sustraídos que aparecen en la Operación Púnica se podrían pagar 427.350 RGI en Gasteiz, donde la media de esta prestación es de 585 euros. Siguiendo con las divisiones, con los 15,5 millones que 86 consejeros

de Caja Madrid gastaron con las tarjetas opacas podrían abonarse 26.495 ayudas; y 854 con los 500.000 euros que José Ignacio Goirigolzarri recibe anualmente como presidente de la rescatada Bankia.


Ante las reacciones que el discurso xenófobo de Maroto está comenzando a alimentar en la ciudadanía, debemos ser capaces de situar este debate en el auténtico foco de infección. De nada sirven las disculpas o las alusiones a una regeneración mientras una acomodada élite se lucra injustamente. Es preciso un cambio radical de políticas que ponga fin a la impunidad de los corruptos y desarrolle una sociedad sin marginalidad.

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa