Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: pobles i cultures vs poder i estats
Pero, ¿hay alguien que de verdad desee la independencia de Escocia?
19 set 2014
referendum e scocia.jpg
La pregunta del título es pertinente dado que los argumentos del nacionalismo burgués escocés se refieren sobre todo a cuestiones socioeconómicas. Una Escocia “independiente” tendría mayores subsidios, menos impuestos, jubilaciones a edad temprana, tasas académicas reducidas, más guarderías y así por el estilo. En suma, una renta per cápita mayor y un consumo ampliado. Escocia, con la “independencia”, pasaría a ser el país de Jauja.

El “independentismo” desea a la reina de Inglaterra como jefa del Estado (la nueva Escocia sería monárquica), la libra permanecería como moneda (lo que equivale a conservar la soberanía del Banco de Inglaterra), la BBC se perpetuaría aleccionando a la población (la formación/deformación de la opinión pública seguiría siendo competencia inglesa), los escoceses continuarían usando pasaportes ingleses (admitiendo la soberanía inglesa en política exterior) y Escocia se quedaría en la Unión Europea.

De otras cuestiones ni se habla. Si Escocia se hace independiente de verdad, sin comillas, el ejército inglés ha de abandonar el país, lo mismo que la policía. El sistema judicial inglés tiene que ser desmantelado, con jueces y magistrados expulsados a su país, con derogación de la legislación inglesa y creación de una nueva legalidad escocesa. Para financiar al Estado escocés hay que estatuir un sistema fiscal propio. Del idioma escocés, en agonía, nadie dice nada, dado que todos idolatran el inglés.

Al parecer, Escocia ha de ser “independiente” sin lograr la soberanía para el pueblo escocés. Tal es la chusca propuesta del nacionalismo burgués. El llamado referéndum de “independencia” fue bien singular: votar No era dejar al Estado inglés en Escocia, y votar Sí era lo mismo… aunque con más ventajas monetarias, o eso se prometió. El día 18 triunfó el No pero igual hubiera sido que lo hiciera el Sí.

Si se examina la soberanía económica nos encontramos que hoy en Escocia la amplia mayoría de la actividad productiva está en manos de empresas no escocesas, asunto que no preocupa a los jefes “independentistas”.

El nacionalismo burgués se ha especializado en colosales operaciones de manipulación de las crédulas, dóciles, débiles e ininteligentes masas de las sociedades europeas. Jugando con las legítimas aspiraciones de los pueblos dominados a su liberación efectúa campañas confusionistas en las que nada importante es lo que dice que es.

Muy poco cuenta, en tales intervenciones, la historia, identidad presente e idiosincrasia de los pueblos. Apenas nada hay de afirmación de la propia cultura y lengua. La libertad es reducida a un valor en quiebra, hasta el punto de admitir el aparato militar y financiero del país opresor. Todo queda rebajado a la categoría de folklore de exigua calidad, mientras el dinero ocupa el centro del escenario.

La era de la globalización de los Estados y de las grandes empresas es la de la trituración de los pueblos, culturas y lenguas minoritarias. Hasta ahora han sobrevivido como realidades no-libres. Desde ahora ya no sobrevivirán ni siquiera así, salvo si se formula una estrategia rigurosa, adecuada a las nuevas condiciones. Las intervenciones del nacionalismo burgués y partitocrático buscan asestar el golpe de gracia a los pueblos dominados, al banalizar y mixtificar la cuestión. Aquél llama a éstos a la “independencia” para que renuncien a su identidad, para que se resignen a su desaparición.

La estrategia del nacionalismo burgués hoy es tan perversa que ni siquiera aspira a tener Estado, pues se contenta con el Estado opresor. La cuestión tiene dos momentos. En el primero equipara la supuesta emancipación a lograr un Estado propio. En el segundo presenta como más “realista” valerse del Estado opresor… Lo cierto que hoy, con la mundialización de la economía y de los entes estatales, no hay solución a la opresión de los pueblos, y ni siquiera es ya posible su existencia, en el marco del capitalismo y sin poner fin a la dictadura estatal.

El “independentismo” del nacionalismo burgués es tan creíble como el “socialismo” de la socialdemocracia.

Dicho nacionalismo, por lo general en manos de partidos derechistas, degrada el ejercicio del derecho de Autodeterminación a una votación en ausencia de libertad real. Oculta que la precondición para el ejercicio de aquel derecho es la conquista de la soberanía por y para el pueblo dominado. Sólo si el pueblo es libre puede luego escoger y votar libremente. Los regímenes parlamentaristas nunca son de libertad para el pueblo, de manera que los resultados, cualesquiera que sean, no pueden ser admitidos.

Al romper toda relación entre la liberación de los pueblos y la revolución social integral las mascaradas “independentistas” se reducen a una forma taimada de afirmar el capitalismo. Su mensaje implícito es que la emancipación puede lograrse aquí-y-ahora, sin decisivas transformaciones sociales, por medio de una votación no-libre y sin cuestionar en lo más mínimo el orden vigente, el sistema de gran empresa, la propiedad privada concentrada y la dictadura del ente estatal. En ello se manifiesta la naturaleza categóricamente burguesa y reaccionaria de dicho “independentismo”. Y de quienes le siguen servilmente en la “radicalidad”, convertidos en sus comparsas.

Sería bueno que la mojiganga organizada en Escocia por la partitocracia “independentista”, confabulada con Londres y a su servicio, sirviera para abrir los ojos y hacer pensar a quienes, de buena fe pero irreflexivamente, respaldan tales operaciones. Se necesita formular una estrategia integral para la liberación de los pueblos oprimidos en las actuales condiciones, muy complejas y diferentes a las de hace sólo unos decenios. En tal estrategia lo sustantivo es que la emancipación de los pueblos ha de unirse con la revolución integral, no como fraseología abstracta sino como programa y proyecto para el día a día.


En mis libros “La democracia y el triunfo del Estado” y “O atraso político do nacionalismo autonomista galego” se encuentran algunos elementos para ir desarrollando el nuevo enfoque y estrategia que la lucha por la emancipación integral de los pueblos oprimidos necesita en la era de la mundialización, del capitalismo global. Por supuesto, lo allí expuesto es preliminar e insuficiente, quedando mucho por hacer. Pero es, al mismo tiempo, inicialmente útil, también para desmontar las temibles intervenciones políticas del nacionalismo burgués “independentista”, de derecha y de izquierda.
Mira també:
http://esfuerzoyservicio.blogspot.com.es/2014/09/pero-hay-alguien-que-de-verdad-desee-la.html

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Pero, ¿hay alguien que de verdad desee la independencia de Escocia?
20 set 2014
Y lo peor..., es que teniendo la posibilidad de decidir hablar español, prefieren hablar en inglés!

Hay que defender nuestro idioma patrio allá donde sea...
Scotland up
20 set 2014
Des d'ahir que he vist algun balcó de Barcelona amb aquesta bandera.

scotland.png
Re: Pero, ¿hay alguien que de verdad desee la independencia de Escocia?
21 set 2014
XD

Claro claro, pa nacionalismo burgués los escoceses, que tenían una campaña (RIC) que era una suma de fuerzas entre sectores anticapitalistas y socialdemócratas, y donde ha conseguido mas apoyo en laz zonas obreras (Glasgow) que en los feudos "conservadores" (Edinburgo).


Eso si, de los "chavales" brits ni hablámos, su nacionalismo no es burgués, al fin y al cabo si estan en contra de levantar una frontera y de querer la indisoluble unidad de la Gran Bretaña es que deben ser buena gente: http://www.vilaweb.cat/noticia/4211477/20140920/grups-unionistes-dextrem lástima de la manita extendida, debían querer coger todos un taxi a la misma vez... pero los burgueses reaccionarios son los primeros



En fin serafín luego no pregunteis porque en catalunya el anarquismo se encuentra en fase terminal y sus mayores demostraciones de fuerza (1500) son para hacer ejercicios frikiautoritarios de A's y no para la lucha.
Re: Pero, ¿hay alguien que de verdad desee la independencia de Escocia?
21 set 2014
Félix Rodrigo Mora debería refundar de nuevo un Partido Sindicalista, o directamente el Requeté
Re: Pero, ¿hay alguien que de verdad desee la independencia de Escocia?
21 set 2014
Pues claro que el nacionalismo ingles es burgues! que mani de los indepes d sentirse insultados y agredidos cada vez que se critica el independentismo o nacionalismo!
entrega a domicilio FRM: Que nos la suda en qué idioma hables, siempre que lo hayas elegido tú, con autonomia y conocimiento. Para el argumento de que los pobres han votado "Si" por lo tanto "si" es revolucionario; solo tengo que decirte 1 cosa: Desperdiciar las esperanzas de cambios con un referendum y encima perderlo, es muuu contrarevolucionario.

Pos si quieres un anarquismo fuerte en catalunya, pues empieza ya.
Re: Pero, ¿hay alguien que de verdad desee la independencia de Escocia?
21 set 2014
La Via Revolucionària del No-Sí. Manifest per la Independència sense Estat

www.no-si.cat
Sindicat Terrassa