Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
Cuatro detenidos en Valencia. La prensa Hoy
09 jul 2003
noticias levante -emv hoy
La Policía detiene a otros dos jóvenes por su relación con el atentado de Correos



Dos jóvenes de Llíria y Benimàmet fueron detenidos ayer por su presunta relación con el grupo anarquista al que se atribuye cinco sabotajes y el atentado con carta bomba que hirió a cuatro empleados de Correos en Valencia. El lunes habían sido detenidos otros dos jóvenes, con lo que ya son cuatro los arrestados por esta causa. El delegado del Gobierno, Juan Cotino, les imputa, además, el paquete bomba enviado a la Jefatura de Policía de Valencia el año pasado.

Levante-EMV, Valencia/Alzira

La Policía Nacional detuvo ayer en Llíria y Benimàmet a otros dos jóvenes dentro de la operación en la que el día anterior habían sido arrestados una pareja de anarquistas acusada de cinco sabotajes y del atentado con carta-bomba que hirió a cuatro trabajadores de Correos en Valencia. El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Cotino, aseguró, además, que este grupo podría ser el responsable del paquete bomba enviado a la Jefatura Superior de Policía en febrero de 2002.

Los dos primeros detenidos, el valenciano Eduardo José A. S., de veinte años, y Amanda C. G., de 26 años y natural de Madrid, fueron apresados el lunes a las seis de la tarde en las calles Barraca y Reina, ambas en el barrio del Cabanyal. En principio, la policía les atribuye la preparación y participación directa en sabotajes a un cajero, una inmobiliaria, un centro de Formación Profesional, una pizzería y una máquina de obras. También serían los autores materiales del atentado de Correos, aseguraron las fuentes.

Los dos detenidos de ayer son J. M. M., de 25 años, arrestado a las 10 horas en la localidad de Llíria; y M. A. M. F., de 26 años, detenido a las 15 horas en el barrio de Benimàmet de la capital valenciana. En este caso, la policía les atribuye una colaboración secundaria en los sabotajes y en el grupo, cuya líder sería Amanda C. G.

Al mismo tiempo que se llevaban a cabo estas detenciones, la policía realizó varios registros en los domicilios de los detenidos y al menos en el Ateneo Libertario, entidad, junto con el desalojado casal social «Malas Pulgas», en torno a la cual la policía cree que se formó el «grupo anarquista clandestino de corte radical» al que presuntamente pertenecen los arrestados.

En esos registros, los agentes recopilaron varias cajas de documentación entre las que hay libros, folletos, fancines, cintas de vídeo, etc. También encontraron un ordenador que ha sido sellado por el secretario judicial para enviarlo a la Audiencia Nacional, entidad que estudiará en los próximos días el contenido del disco duro. No encontraron, sin embargo, explosivos ni elementos incendiarios que les relacionaran directamente con los atentados.

Por lo que se refiere a la investigación que ha desencadenado las detenciones, Juan Cotino explicó ayer desde Alzira que los dos jóvenes detenidos el lunes estaban siendo objeto de un seguimiento policial desde hacía varios meses, seguimiento que se vio interrumpido justo después del atentado de Correos, que ocurrió el 24 de mayo. Según el delegado del Gobierno, en esa fecha los dos jóvenes abandonaron el país para viajar a Italia y Grecia, donde participaron en las manifestaciones contra la cumbre de

jefes de Estado de la Unión Europea.

«Estos grupos, cuando se desplazan, siempre suelen contactar con gente afín a ellos. Ahora, a través de Europol y de Interpol se informará de los lugares en los que, por los billetes, conocemos que han estado para que las policías de esos países hagan las investigaciones necesarias», explicó Cotino.

Ha sido a su regreso a España, el pasado fin de semana, cuando se les ha identificado y detenido, implicándoles directamente en un caso de terrorismo. Los dos jóvenes arrestados ayer habrían sido identificados tras las declaraciones de los primeros o por la documentación intervenida en sus casas.

Juan Cotino y el propio ministro del Interior, �ngel Acebes, han asegurado que el caso pasará inmediatamente a la Audiencia Nacional, encargada de juzgar los casos de terrorismo. Por el momento, las investigaciones se han declarado secretas para facilitar la labor policial y judicial, que aún no se ha dado por concluida.

Los sabotajes comenzaron tras el desalojo del casal Malas Pulgas y la detención de 4 okupas



Los sabotajes incendiarios que la Policía Nacional atribuye a un grupo anarquista clandestino se produjeron a partir del desalojo del casal okupa de Malas Pulgas en el Cabanyal y la detención de cuatro jóvenes vinculados a este movimiento contestatario. Desde aquel mes de octubre de 2002 se han producido cuatro de los incidentes con artefactos incendiarios, la mayoría de ellos en la zona de los Poblados Marítimos. Interior implica en estos actos a los detenidos anteayer.

V. Romero, Valencia

La carta bomba que estalló en la oficina de Correos de la calle San Vicente de Valencia el 24 de mayo de 2003 fue la culminación de una serie diversos actos de sabotaje que comenzaron a proliferar a partir del desalojo del casal okupa de Malas Pulgas en el barrio del Cabanyal-Canyamelar y la detención de cuatro jóvenes anarquistas, a los que se les imputó un presunto delito de terrorismo. Los jóvenes están actualmente en libertad, si bien el fiscal ha recurrido su absolución ante Tribunal Supremo. Las detenciones se produjeron a raíz de unos incidentes vandálicos atribuidos a grupos radicales que tras una manifestación de la formación de ultraderecha España 2000.

Uno de los detenidos fue liberado a las tres semanas de su apresamiento. Los otros tres salieron de prisión el pasado 3 de marzo por decisión la Audiencia Nacional, que devolvió el caso al juzgado de instrucción tras descartar del delito de terrorismo.

Desde que en octubre de 2002 se se realizaron las detenciones se han producido tres actos de sabotajes con artefactos incendiarios y finalmente la explosión de Correos, el más graves de todos los actos, pues causó cuatro heridos. Los otros incidentes han sido el incendio de una grúa excavadora contra el proyecto urbanístico del barrio del Cabanyal, perpretado un día antes de la explosión de Correos; el sabotaje, también con artefacto incendiario, contra un establecimiento de Telepizza en la calle de l´Alguer, y actos de desperfectos contra un cajero de Bancaja en la calle Explorador Andrés. Todos ellos en la zona de los Poblados Martítimos.

El Ministerio del Interior atribuye todos estos actos al mismo grupo «clandestino de corte radical» conformado en torno al Ateneo Libertario y apunta directamente al mismo grupo que anteriormente gravitaba alrededor del centro social alternativo de Malas Pulgas. El desalojo de este local causó una fuerte malestar entre el colectivo anarquista de Valencia. Como también las detenciones ayer de dos jóvenes a los que la policía atribuye implicación en todos los actos de sabotaje y en el envío de la carta bomba a Correos.

La detención anteayer de los dos jóvenes ha provocado un aluvión de correos electrónicos en páginas web alternativas en las que se denuncian actos de «represión» contra el movimiento anarquista y se afirma que se trata de un «montaje policial». Ayer, un grupo de 50 okupas se concentraron en la explanada del Micalet en la plaza de la Reina en protesta por las detenciones de los jóvenes anarquistas
Sindicat