Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
Venezuela: La gran tarea...
08 jul 2003
Las promesas del presidente Chávez en tiempos de campaña electoral (...) quedaron solamente para el recuerdo, y, para la historia, como prueba lastimosa y contundente de cómo se vende un presidente y como se traiciona una revolución.
LA GRAN TAREA: Unir los factores patrióticos del pueblo venezolano
Enrique Contreras Ramírez


A Alí Rodríguez le asignaron el triste papel de entregar la industria petrolera a los norteamericanos a través de concesiones chucutas que lesionan el patrimonio económico, la soberanía y la independencia del país.
El presente histórico que se vive, exige el debate ideológico y político en todos los sectores del pueblo venezolano, inlcuyendo los factores patrióticos y nacionalistas de las iglesias y la fuerza armada, para darle salida a la crisis que vivimos.
La búsqueda de un camino para la independencia y soberanía pasa por el rearme ideológico y político de las muchedumbres, porque de lo contrario nuestra gente seguirá marchando en avenidas y calles sind arse cuenta de la manipulación que ambos factores ejercen sobre la clase media y los sectores más empobrecidos de la población.
Algunos analistas internacionales y locales piensan que la situación política en Venezuela se encuentra definida entre el chavismo y los que conforman la godarria de la llamada Coordinadora Democrática.
Dibujar las dos corrientes que se disputan el poder formal, como factores homogéneos, sin detenerse a revisar su situación interna, es no comprender el momento que vivimos, pues en ambas corrientes dentro de sus estructuras internas, se libra un gran debate, por mantenerse allí presentes posiciones nacionalistas, patrióticas y antiglobatízadoras, cuya única variable que los separa, es la figura del presidente Hugo Chávez Frías por un lado, y por el otro, la dirigencia corrupta e inmoral de la Coordinadora Democrática.
Hemos sostenido desde el PRV-Tercer Camino, que las corrientes que se disputan el poder formal, son ambas neoliberales y globalizadoras, cazadas con los intereses de las multinacionales y las políticas norteamericanas que plantean la recolonización del mundo y particularmente de América Latina, expresión manifiesta de manera muy clara en el ALCA, Plan Puebla-Panamá y el Plan Colombia.

LAS CONTRADICCIONES
El sector neoliberal del gobierno del presidente Chávez, donde Alí Rodríguez, Nobrega, Chardeton -entre otros- comienzan a entrar en severas contradicciones ideológicas y políticas con el sector revolucionario que respalda a Chávez, pero que no entra en el gobierno, por considerarlo radical y peligroso para sus planes vienen generando serias, muy serias contradicciones, hasta el punto, que comienzan a formar tienda aparte sin separarse del chavismo, pero ya mostrando su descontento con las políticas neoliberales y globalizadoras que se expresan en la devaluación del bolívar, el debito bancario, los altos intereses impuestos por la banca internacional con la mirada complaciente del gobierno, el impuesto al valor agregado a los artículos de la cesta básica del venezolano, la inflación, la entrega del gas y de toda la industria petrolera a las multinacionales gringas de manera solapada, el desempleo, el tráfico de influencia, la corrupción, la privatización de la salud, la educación, el clientelismo político - entre otros factores- ejecutorias que muestran todo lo contrario de los discursos y las predicas manipuladoras y farsantes del presidente Hugo Chávez
De otro lado las ambivalencias que se debaten en la llamada coordinadora democrática, siguen estallando en la propia cara de la dirigencia corrompida de AD, Copei, Primero Justicia, Bravo Pueblo, la llamada meritocracia de PDVSA, la
CTV, FEDECAMARAS, -caimanes del mismo pozo- pues la inmensa mayoría de esas muchedumbres que allí se encuentran, saben que el país no puede regresar al pasado y caer en manos de tan degenerados y conocidos delincuentes.
En estas inmensas muchedumbres encontramos sectores que aman y quieren a la patria, creyeron en Chávez, votaron por él o acompañaron en los primeros años de su gobierno. Allí también claman por independencia y soberanía para la nación, sectores patrióticos y democráticos que han manifestado su desacuerdo con la injusticia social que aplasta la dignidad de los venezolanos, en fin, son factores que entienden y comprenden la necesidad de un verdadero cambio para el país y como no lo han visto, se alejaron de Chávez, por no encontrar respuesta en lo que han dado en llamar la "revolución bonita".
De otro lado, diversos factores de nuestras fuerzas armadas, llevan por dentro las banderas de la dignidad, del nacionalismo, de la independencia y soberanía, no toleraran que gobierno alguno entregue por intereses personales o de grupo lo que es de todos los venezolanos, confrontando incluso en la actualidad, una dura batalla interna frente al sector de la oficialidad que está al servicio de los intereses gringos. Sienten y les preocupa la situación interna de las fuerza armada dividida en sus propias estructuras, comprenden que el pentágono norteamericano tiene planes de dominación para América Latina a través del Plan Colombia y el Plan Puebla Panamá, que busca ademas de apoderarse de nuestras riquezas petroleras, convertir las fuerza armada en una policía al servicio de sus colonizadores y bastardos intereses.
Estos mismos sectores de nuestra fuerza armada, comprenden y entienden que el pueblo juega de manera determinante, papel protagónico en la lucha por la emancipación en estos momentos difíciles de tanta confusión y crisis, pero tambien de definiciones, donde pueblo y fuerza armada, tendrán que prepararse para la confrontación que ha de venir en la lucha popular prolongada contra las apetencias de quienes pretenden la recolonización de nuestro continente.

UNA VERDAD
Esta realidad, nos conduce a una gran verdad, la inmensa mayoría venezolana quiere cambios y transformaciones que van más allá de las simples reformas políticas y jurídicas, que solo sirven para que nada cambie y las estructuras económicas del capitalismo queden intactas e incluso con mayor estabilidad que antes, pues las consolidan y las modernizan en tiempos de globalización, donde los que administran transitoriamente el poder formal, negocian y venden la patria a nombre de una mal llamada revolución y otros a nombre de una mal llamada democracia.
Las promesas del presidente Chávez en tiempos de campaña electoral, las ideas que inspiraron el hermoso ideal del 4 de Febrero y el 27 de noviembre y la llamada Agenda Bolivariana, quedaron solamente para el recuerdo, y, para la historia, como prueba lastimosa y contundente de cómo se vende un presidente y como se traiciona una revolución.
Pero lo que más duele, en éste escenario político, es la entrega de nuestra industria petrolera a los intereses norteamericanos. En plena campaña de 1998, Hugo Chávez en sus encendidos y nacionalistas discursos, cuestionó severamente la llamada apertura petrolera y la internacionalización de la misma, señaló que estas estrategias dañaban severamente los intereses nacionales y prometía para
ese entonces, una verdadera nacionalización de nuestra industria estratégica.
Hoy de espaldas a un país, Chávez ha hecho llegar a Estados Unidos un plan de emergencia que entrega y garantiza - a través de Alí Rodríguez- el suministro incondicional de petróleo a largo plazo, donde se pide a cambio, que las empresas multinacionales del petróleo asuman la inversión y la operación de plantas y yacimientos, actividades que actualmente le corresponden a PDVSA.

LA PROPUESTA
La propuesta que fue llevada por Alí Rodríguez a sus amos del norte, indica que Venezuela se compromete a entregar infraestructura y yacimientos petroleros a cambio de una línea de crédito por 8 millardos de dólares anuales durante los próximos 5 años. Tal situación permitiría desarrollar una capacidad de producción de 6 millones de barriles diarios con destino único y exclusivo hacia los Estados Unidos. A esta propuesta hay que agregarle el otorgamiento de las concesiones a cuatro empresas multinacionales de gas, de los yacimientos ubicadas en el Estado Sucre.
Con estas medidas de la llamada "Nueva Política Petrolera", el gobierno del presidente Chávez esta dispuesto a volver a las situaciones que imperaban antes de la llamada nacionalización del reparto petrolero, aunque para tales fines
se requiere la modificación de la Ley de Hidrocarburos, promulgada en el marco de la Ley Habilitante. Esto significa que aceleramos y profundizamos aun más el Estado rentista, o lo que es igual, continuar y repetir con el cobro único y simple de impuestos y regalías que imperaba antes de 1975, donde las riquezas petroleras del país eran explotadas por multinacionales a través de concesiones, y estas actuaban de tal manera que parecía una actividad muy "particular y propia" de empresas holandesas y norteamericanas que explotaban el petróleo del sub-suelo patrio en condiciones que las propias multinacionales imponían.
El petróleo venezolano lo están entregando, esta situación no tiene discusión, Alí Rodríguez tiene que jugarían triste papel en nombre de la llamada "revolución bonita", el nacionalismo quedó solamente para los discursos, para esa inmensa mayoría que no tiene acceso a la información, a la que se puede y se deja manipular, a la ignorancia que desarrolla el fanatismo, a los que guardan silencio cómplice por cuidar sus puestos a nombré del llamado proceso.
Las conversaciones avanzan, hay una nueva relación energética entre Estados Unidos y Venezuela, la nueva política petrolera y energética esta planteada también con o sin la OPEP porque para Chávez la supervivencia económica y su poder dependen de éste cambio total.
La entrega de nuestra industria petrolera ya no la pueden ocultar, las conversaciones han avanzado a tal extremo que las mismas ya están quedando reseñadas en los periódicos nacionales e internacionales, por ejemplo: el martes 25 de marzo en el diario "EL UNIVERSAL" de Caracas, página 1-16, declararon lo siguiente: "Estados Unidos y Venezuela anunciarán esta semana un acuerdo que permitan a las compañías energéticas aceptar petróleo venezolano para las reservas estratégicas del petróleo de Estados Unidos.
Luis Marín, director de operaciones de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en el oriente del país, hizo tales declaraciones a la prensa en Washington,, tras intervenir en el foro 2003 Energía y Medio Ambiente, donde participó la semana pasada el embajador venezolano Bernardo Alvarez".
La política petrolera actual, junto a la venta de la Electricidad de Caracas, el tendido eléctrico ente el Estado Bolívar y Roráima del Brasil, las condiciones favorables otorgadas a la banca internacional, las reformas jurídicas y políticas para consolidar las multinacionales en el país, solo sirven para demostrar que estamos ante un gobierno de amplió corté neoliberal y globalizador, que poco a poco se quita las múltiples máscaras para disimular la traición al pueblo venezolano.
Ante semejante escenario, solo nos queda trabajar en esa gran tarea para unir los sectores patrióticos, nacionalistas, democráticos y revolucionarios para poder enfrentar las políticas desnacionalizadoras, de un gobierno que definitivamente se puso de rodillas frente al enemigo histórico de América Latina, expresadas hoy en las políticas de George W Bush.

"Unidad, Unidad, Unidad debe ser nuestra divisa", frente a la traición y la "planta Insolente del extranjero" luchar hasta vencer.

Comentaris

Re: Venezuela: La gran tarea...
08 jul 2003
Informeu-vos a través de les webs veneçolanes.
Don't believe the Matrix!

www.aporrea.org
www.soberania.info
www.vivalaarepa.com
Re: Venezuela: La gran tarea...
08 jul 2003
Intoxican...pero no pueden con la fuerza de la Revolución Venezolana.
VIVA CHAVEZ!!
Re: Venezuela: La gran tarea...
08 jul 2003
Te olvidas de otra dirección:
http://www.nodo50.org/ellibertario/
Re: Venezuela: La gran tarea...
09 jul 2003
Mejor que se olviden de ese...Libertario,que lo único que libera es a las fuerzas más golpistas,fascistas y olígarquicas de Venezuela.
VIVA CHAVEZ!!!
Colera camping CNT