Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: pobles i cultures vs poder i estats
¡Enemigos! En el primero de Mayo
02 mai 2014
Este Primero de Mayo, estaba contemplando el desfile multicolor, cuando me encontré con un disidente, que manifestaba que el sindicalismo era una puta mierda. ¡Qué buena oportunidad para el diálogo!
De primero, acordamos que el enemigo es alguien o algo que pretende la aniquilación de nuestra resistencia, y la sumisión a sus mortíferos designios. El enemigo hostiliza, captura, destruye, somete…



Concretando, llegamos a la conclusión de que son enemigos: el Estado, sus policías y militares, sistema judicial, parlamento, y funcionarios activos y pasivos; los empresarios capitalistas, accionistas, aburguesados, pequeños empresarios con trabajadores asalariados, y trabajadores autónomos o subcontratados que trabajan para el Estado, ya que al colaborar con el mismo, se convierten en el enemigo; las Iglesias, sectas religiosas, cultos espiritistas y engañabobos, subvencionados o no, también. No podían faltar las ONGs, clubs deportivos…, puesto que todas/os, desde las sociedades filatélicas a INTERMON, al estar financiadas por el Estado, trabajan para el Estado –que es nuestro enemigo–, apunta; por supuesto, los sindicatos. Los que cobran subvenciones y mantienen liberados y votan y tal, por motivos obvios, ¡apúntalos!… Tampoco pueden faltar los partidos de derecha, de centro y de izquierda. Los que están en el Parlamento, por estar en el Parlamento. Los extraparlamentarios, unos por ser fascistas, nacionalistas, procapitalistas, y otros por ser comunistas, autoritarios, nacionalistas, sin olvidar las putadas que nos hicieron destruyendo las colectividades en 1938, ¡no olvides!; los trabajadores asalariados que colaboran con el enemigo tienen dos opciones: o cambiar de bando y venirse al nuestro, o pasar de inmediato al campo enemigo y asumir las consecuencias de su cobardía; la familia, padres y madres, enemigos igualmente; académicos, universidades, cruceros…



Por último –voz tenebrosa– están los peores enemigos, que son los enemigos que pretenden ser nuestros amigos, que dudan, que abiertamente se relacionan con el enemigo, y que por ello merecerían el trato que se da en la guerra a los que confraternizan, chaquetean, retroceden y no muestran el debido entusiasmo. Y la pequeñita central que no entra en el juego electoral, por ser una entidad inserta en la megamáquina, que anestesia a los trabajadores haciéndoles creer en la posibilidad de un cambio dentro de la sociedad industrial, y que se pasa el día en sus batallitas internas y en las externas aburriendo al personal y quitándoles su posibilidad de goce en la lucha, y que encima es anarcoestatista y socialdemócrata… ¡Peor enemiga! ¡Y apunta a los payasos!…



Tras acabar de redactar la inacabable lista de enemigos, formulé la siguiente evidencia, fresca y reconfortante: que en esto del enemigo…, tener tantos, y estar como una rosa…, es como no tener ninguno.



¿Y cómo reconocer al enemigo? De este modo: el enemigo es fiel. Un buen enemigo, nunca te traiciona. Sólo te deja enormes cicatrices y secuelas –si sobrevives al dolor y a la hemorragia– (1). Lo que es de uno es de todos, lo que es de todos es de nadie, lo que es de nadie es de uno.



-------------------



(1) Elige bien a tus enemigos, no sea que te acabe matando algún amigo.
Mira també:
http://www.alasbarricadas.org/noticias/node/29721

This work is in the public domain
Colera camping CNT