Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
Antonio Salas cuenta su experiencia 'cazando policías' junto a antisistemas
10 abr 2014
"Casi todos los asistentes a aquel comité, para establecer las "acciones" en las calles, éramos infiltrados; yo periodista, el resto de las Fuerzas de Seguridad"


El autor de 'Diario de un skin' y 'El Palestino' relata cómo estuvo infliltrado en grupos de extrema izquierda
Les adoctrinaban en el uso de la violencia contra los agentes de seguridad en las manifestaciones
El investigador, testigo protegido por la Audiencia Nacional, sospecha que tras estas agresiones "hay intereses ocultos moviendo los hilos"
Resulta contradictorio. Los periodistas debemos estar informados. Compilar todos los datos posible y mantenernos al filo de la actualidad. Sin embargo, a veces te dan ganas de tirar la tele por la ventana, quemar el ordenador y reservar los periódicos para envolver el pescado...

En la era de la información, el ruido es cada vez más ensordecedor. Y donde antes fluían los datos, más o menos tendenciosos, en las páginas de los diarios, los informativos televisivos o los partes radiofónicos, ahora abundan las opiniones prestadas, los prejuicios, y los castillos construidos con frágiles cimientos, hundidos en refritos una y otra vez replicados desde internet. Pero datos, lo que se dice datos... pocos.

Resulta frustrante escuchar a los "expertos" en terrorismo, que lo más cerca que han tenido a un terrorista es en la pantalla del cine, sentenciar sobre las motivaciones, los objetivos o las interrelaciones de los grupos amados. Frágiles prospectivas.

Resulta frustrante escuchar a los contertulios televisivos, la mayoría consumidores del producto, opinar sobre la prostitución, cuando su contacto con ese mundo no va más allá de echar un polvo de pago de vez en cuando... algo a lo que no les gustaría renunciar. Frágiles argumentos.

Resulta frustrante escuchar a analistas de la violencia, que nunca se han molestado en convivir con los violentos, sentenciar sobre los cómos y por qués de la agresividad ultra. Frágiles razonamientos.

El trabajo encubierto, es decir, conviviendo durante meses desde dentro con esos colectivos sociales, te ofrece una perspectiva mucho más profunda, completa y objetiva de las motivaciones, las estrategias, y los elementos que componen dichos fenómenos sociales. Por eso te muerdes la lengua hasta hacerte sangre al escuchar la cantidad de prejuicios, especulaciones y tonterías que se vomitan a diario en los medios de comunicación.

Y hoy, que se ha convocado una nueva manifestación de indignados, desde lejos de casa, la indignación vuelve a corroerme por dentro, al leer lo que se ha publicado los últimos días en relación a la brutal agresión a más de 80 funcionarios de policía durante la última.

Ya lo expliqué en Diario de un skin y en El Palestino, pero en España los libros llevan las de perder ante el bombardeo mediático de la omnipotente televisión, solo superada por el ruido de internet, principal fuente de información de "intelectuales", periodistas y analistas.

Tras la infiltración en el movimiento nazi, y después de perder algunos meses siguiendo la pista al caso Alcasser y a sus endogámicas conspiraciones, el equipo de investigación me encargó una infiltración en la extrema izquierda. Así me convertí en Ralph, un joven recién llegado de la Cuba revolucionaria a la Barcelona anarquista y antifascista. Me integré en una casa okupa de la ciudad condal: el Forat de la Vergonya, y me convertí en un activista antiglobalización durante meses. No me limité a repetir opiniones prestadas, sacadas de algún blog, ni formé mi criterio en base a bibliografía, programas de TV u otras "fuentes abiertas". Yo comí, dormí, y viví con ellos. Y también aprendí a "cazar policías".

Me infiltré en el comité de acciones contra la Europa del Capital, el organismo que gestionaba las acciones durante las protestas de aquel año. Participé en tediosas e inacabables asambleas. Recibí hostias de las UIP, las mismas que hace unos días recibieron una sobredosis de su propia medicina, al encabezar las manifas encapuchado como un miembro más del black bloc, y fui testigo –y lo que es más importante, lo fue mi cámara oculta- de los bastardos intereses que gestionan la indignación popular con fines políticos o de inteligencia.

En la casa okupa del Forat de la Vergonya

El Forat de la Vergonya se convirtió en mi tapadera. Situado en el barrio de La Ribera, en pleno Casc Antic, a poca distancia del MACBA (donde años después grabaría las obras sobre mi "padrino" Carlos el Chacal), y del Rabal (donde más tarde conocería algunas prostitutas durante la infiltración en la trata de blancas, y donde frecuentaría después, alguna de las mezquitas consideradas más "peligrosas", durante El Palestino), el Forat era entonces una de las casas okupas más activa y relevante de Barcelona.

Y con aquella tapadera, la de "el cubano" del Forat, pude ampliar la investigación en distintas partes del país. Siendo objetivo de la policía (llegaron a detenerme para identificarme varias veces, tanto Mossos d´Esquadra –en Gerona-, como CNP -en Madrid o Compostela-). Y mi cámara oculta grabó todas y cada una de esas situaciones. Pero si yo también recibí los porrazos de las UIP fue porque estaba en el lugar apropiado y en el momento oportuno. Gajes del oficio. Sin embargo no seré yo quien se atreva a afirmar, como he leído estos días, que los policías brutalmente agredidos en la última manifa "lo llevan en el sueldo". Resulta sorprendente como algunas personas, que aseguran abominar de la violencia, la justifican, no obstante, cuando ello no perjudica a sus prejuicios políticos.

Supongo que, a estas alturas, me habré ganado la presunción de inocencia en cuanto a mi ideología. Solo los más radicales de ETA, los grupos armados bolivarianos y el integrismo antisistema, que se consideran "victimas" de El Palestino, se atreven a acusarme de nazi... No lo soy. Y creo que cualquier lector medianamente objetivo lo tendrá claro tras leer Diario de un skin y su continuación en El año que trafiqué con mujeres. Aún así, asumiré el riesgo.

Durante mi infiltración en el movimiento de extrema izquierda me encontré los mismos prejuicios, la misma violencia, y los mismos fanatismos que en la extrema derecha. Y también las mismas manipulaciones de la ideología sincera de las bases, por intereses bastardos. Como el reflejo en un espejo. Dicen que los extremos se tocan.

En Galicia mi cámara oculta grabó como, en la sede de la CNT, "pacíficos" manifestantes antisistema mimetizaban lanzas y escudos, como inocentes pancartas, preparándose para enfrentarse a las UIP, y como escondían palanquetas para arrancar adoquines en plena manifestación, como los que le han reventado la cabeza a varios policías hace unos días.

En Barcelona mi cámara oculta grabó los talleres de artes marciales, en el Forat de la Vergonya, donde se nos enseñó técnicas de combate específicas para atacar a las UIP. Cuales eran sus puntos débiles entre las defensas del uniforme, como derribarlos, como rematarlos en el suelo... como hacerles daño. Jóvenes antisistema de cinco nacionalidades, excluyéndome a mí, participamos en aquellos talleres de violencia "defensiva" contra la policía.

Porque aunque nuestra indignación esté dirigida hacia los políticos, los funcionarios de policía que patean las calles son mucho más accesibles para recibir nuestra ira, que sus mandos o los gestores que nos gobiernan. Como si ellos no fuesen ciudadanos, con los mismos recortes, hipotecas y problemas que el resto...

Aprendí a hacer cócteles molotov, potenciando la formula con cola, para que la combustión de los cajeros bancarios fuese más eficiente. Participé en la redacción y la distribución de los folletos, donde se explicaba a los manifestantes más violentos cómo debían comportarse en el momento de la "batalla", cómo protegerse de los gases lacrimógenos, o cómo, en caso de detención, debían llamar a ciertos abogados "afines a la causa", y denunciar, por norma, la "violencia policial".
Plagados de infiltrados

Estoy seguro de que la mayoría de aquellos jóvenes rebeldes, antisistema, okupas, anarquistas o antifas, eran absolutamente sinceros en sus protestas. Que además considero legítimas. Pero de la misma forma en que hipócritas líderes políticos de la extrema derecha se lucran con la prostitución de cientos de miles de negras, sudacas o asiáticas -mientras sus borregos seguidores neonazis proclaman la expulsión de los extranjeros como baza política-, con la extrema izquierda ocurre exactamente lo mismo.

Aquellos jóvenes antiglobalización, que ejecutaban la violencia contra la policía en las calles de Catalunya, Madrid, Galicia o Euskadi, solo eran peones de un juego más ambicioso.

En aquella infiltración recibí la asesoría de una fuente que en aquellos días trabajaba para el CNI. Cuando llegamos a la primera reunión, yo identifiqué a un informador de los Mossos d´Escuadra, y mi amigo me reveló que otro de aquellos "violentos antisistema" trabajaba para CNP, y otro más para Guardia Civil... Al final, casi todos los asistentes a aquel comité, para establecer las "acciones" en las calles, éramos infiltrados. En mi caso un periodista, en el del resto, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
Pero había más jugadores en aquella partida. Nuestro instructor en el taller de artes marciales del Forat de la Vergonya, diseñado para enfrentarnos a las UIP, era un cubano –como yo, pero este de verdad-. Yuri era un tipo grande y robusto, campeón nacional de halterofilia –decía- y cinturón azul de karate, aunque presumía de tercer dan en Kumité. Y según nuestra investigación, probablemente vinculado a los servicios secretos cubanos y a un proyecto mucho más ambicioso donde, los jóvenes de extrema izquierda, que recibimos sus enseñanzas y que luego las ejecutamos en las calles, solo éramos peones. Y los policías agredidos... un daño colateral.

Siempre es igual, no importa que estén al extremo derecho o izquierdo de la radicalidad política... marionetas bienintencionadas movidas por intereses políticos –o económicos- ocultos.

Acostumbramos a escribir la historia en clave de buenos (nosotros) y malos (los demás). Como si el paisaje en que nos movemos estuviese proyectado en blanco y negro. Pero no es verdad. Hay una gama enorme de colores que dibujan que es verdad y que es mentira, en función de quien contempla dicho paisaje. Y muchos más factores en la ecuación.

Más de 80 policías heridos, en los disturbios de la última manifa, son muchos heridos. Demasiados. Es probable que los responsables estén en los mandos de Interior y su mala gestión policial de la UIP aquella noche, pero tras mi experiencia personal no puedo evitar sospechar que quizás han existido otros intereses ocultos moviendo los hilos en aquellas agresiones. Desafortunadamente, esta vez no había un periodista armado con una cámara oculta que pudiese ofrecernos pruebas de lo que se cuece tras las bambalinas de los escenarios de la violencia.
Mira també:
http://www.zoomnews.es/247163/actualidad/espana/mi-experiencia-cazando-policias

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Antonio Salas cuenta su experiencia 'cazando policías' junto a antisistemas
10 abr 2014
Avise, aquest article tant com els textos del propi Salas em semblen d'un sensacionalisme abrumador, així però crec que es poden extreure alguna cosa interessant
Re: Antonio Salas cuenta su experiencia 'cazando policías' junto a antisistemas
10 abr 2014
tot lo que diu aquest paio és mentida

la conclusió:

los anarkos de barna son peones del pueblo cubano, bravo bravo bravo!!! com a obra de teatre està bé
Re: Antonio Salas cuenta su experiencia 'cazando policías' junto a antisistemas
10 abr 2014
Yo no he he entendido eso. Pero si algo más siniestro: que la policía se infiltra para liarla contra la policía para que luego pringuen todos.
Re: Antonio Salas cuenta su experiencia 'cazando policías' junto a antisistemas
10 abr 2014
Bueno, la cosa es recordar la gente de aquel comité... ¿Dónde están ahora?
Re: Antonio Salas cuenta su experiencia 'cazando policías' junto a antisistemas
10 abr 2014
Votando a CIU, després de haber pasado por la CUP y después ERC.
Re: Antonio Salas cuenta su experiencia 'cazando policías' junto a antisistemas
10 abr 2014
aixo dona que pensar per l'1 d maig de l'any pasat, i el que s'esta reunint per aquest any...
Re: Antonio Salas cuenta su experiencia 'cazando policías' junto a antisistemas
10 abr 2014
No os calenteis la cabeza. Este tio no tiene ni puta idea de qué es el Forat de la Veronya, que confunde con una casa Okupa. La entrevista que realiza con el supuesto agente cubano se ve claramente, en el video, que la realiza en un bar de tapeo en no sé sabe donde, pero seguro que no es en la cafeta de ningún centro social. No hubo ningún cubano en las luchas del Forat en aquellos años, ni nadie que se hiciera pasar por cubano. Sencillamente, Antoni Salas quiere chupar rueda de lo del 22 M y se pone medallas hablando de algo exótico para él y lo suficientemente lejano para que nadie se acuerda bien. El problema: el Forat sigue vivito y coleando, no es un mero recuerdo. Menudo jeta el Antoni Salas este.
Re: Antonio Salas cuenta su experiencia 'cazando policías' junto a antisistemas
11 abr 2014
El Forat de la Vergonya no es una casa okupa, es un parque con huerto urbano autogestionado por unos vecinos del casc antic de Barna. Y ni los anarquistas ni antifascistas de BArcelona son seguidores del regimen cubano ni ninguna conspiracion de partidos politicos. Antonio Salas es un sensacionalista mentiroso.
Re: Antonio Salas cuenta su experiencia 'cazando policías' junto a antisistemas
11 abr 2014
Lo del video , del cual habla del MAR, del karateka es de 2002 nomenos, fuentes:

http://www.rebelion.org/hemeroteca/sociales/telecinco.htm
http://www.rebelion.org/hemeroteca/sociales/mar130902.htm
http://lahaine.org/espana/mar_12o.htm
Re: Antonio Salas cuenta su experiencia 'cazando policías' junto a antisistemas
11 abr 2014
no consigo encontrar el reportaje, pero la cosa es que mezcla una manipulación que hizo allá por el 2002 con el 22m. Unir esas dos cosas y todo mezclado con manipulación crea una basura solo tragable por nazis y policias.

Más fuentes:
“Los violentos de la antiglobalización”: la defensa de los ideales como excusa para la violencia

Para la mayor parte de los grupos que pertenecen al movimiento “antiglobalización”, la defensa de los ideales es un compromiso activo y pacífico. No es el caso de otros, que utilizan la ideología como excusa para la violencia. El equipo de Infiltrados se adentrará en las filas de los grupos más radicales para descubrir cómo se organizan y como actúan en las manifestaciones antiglobalización.
http://www.vertele.com/noticias/telecinco-estrena-infiltrados-el-1-de-ag/

http://hoycinema.abc.es/noticias-cine/20111220/camaras-servicio-investig
Re: Antonio Salas cuenta su experiencia 'cazando policías' junto a antisistemas
11 abr 2014
Acabo.

Me ha surgido una pregunta.

¿La voz del 0:27 no os suena a el Cake Minuesa esa?
https://www.youtube.com/watch?v=YkNZ4pDfpb4

Tras alimentar esta teoría de que el Salas ese o es el Cake ese o que se relaciona con él, me las piro a la piltra.

Lindas noches, en especial a la Brigada de la información, sois unos tolais :)
Re: Antonio Salas cuenta su experiencia 'cazando policías' junto a antisistemas
11 abr 2014
El més fort és que està dient que s'adoctrinava als antisistema...i resulta que tots els que anaven a classe de defensa personal eren infiltrats? Vaja conya no? creem violents a bcn...ah no..que som nosaltres mateixos atacant a altres polis...jajajajaja tot plegat és absurd
Re: Antonio Salas cuenta su experiencia 'cazando policías' junto a antisistemas
11 abr 2014
El més fort és que està dient que s'adoctrinava als antisistema...i resulta que tots els que anaven a classe de defensa personal eren infiltrats? Vaja conya no? creem violents a bcn...ah no..que som nosaltres mateixos atacant a altres polis...jajajajaja tot plegat és absurd
Re: Antonio Salas cuenta su experiencia 'cazando policías' junto a antisistemas
11 abr 2014
És realment ridícul llegir el text a la que coneixes una mica dels MMSS (es evident que s'ho està inventant tot i que provablement ni es va arribar a infiltrar mai), però hem de pensar que el text no està dirigit a nosaltres, i es especialment útil per veure fins a quin punt el que surt als mitjans es descaradament fals. Ho dic perquè a vegades podem pensar que com a mínim tindran la dignitat de dir mitjes veritats, però ja veiem que no tenen vergonya ni la coneixen.
Re: Antonio Salas cuenta su experiencia 'cazando policías' junto a antisistemas
12 abr 2014
Perdoneu, però recapitulo aviam si ho he entès:

- Un espanyol que es fa passar per cubà davant mateix d'un profe cubà de veritat (!) insinua que hi ha interessos ocults en la desestabilització de l'estat espanyol (! de qui, dels comunistes cubans?¿?¿) i descobreix que tots els "antisistema" entrenats són en realitat infiltrats de cossos policials ?¿?¿?¿


Quan dieu que estrenen la peli? perquè com a argument el trobo potent la veritat
Re: Antonio Salas cuenta su experiencia 'cazando policías' junto a antisistemas
12 abr 2014
lo de la asamblea, que unos eran urbanos, otros guardias civiles, otros de cni, otros policia nacional, y otros mossos de escuadra, es la pura verdad, todos sabemos que los sindicatos ugt y ccoo, son mayoritarios en estos cuerpos, por eso mas, los tiene en su frente soberanista. animo compañeros la independencia esta aqui a tocar, y porque os sorprende lo del cubano, la estelada se hizo en cuba siguiendo el modelo de la bandera cubana, la decision del pueblo y de sus cuerpos represivos democraticos, ha indicado el rumbo vamos a itaca, jajajjaaaaaaaaaaaa de saldes a guadamar y de fraga A MAHO sin olvidar alguer, esto no hay españa que lo pare, y es por eso que el sales amigo de la "casa", elige barcelona cap y casal de la catalunya burguesa, para infiltrarse y demostrar que la extrema izquierda es lo que es, y que los sindicatos ugt y ccoo velan por el pueblo en su viaje hacia un estado de catalanes, que haran una arcadia feliz y mostraran como ejemplo una vez mas (ya lo hicieron con barcelona 92) al mundo que es la faena ben feta, para cuando una peli de hollivvodd, en que el salas sea brad pit, pronto muy pronto, estemos atentos en indymedia, que el que ha colgado el articulo esta al tanto de lo de salas, y aunque sea despues de que esta pasado de moda lo volvera a colgar en indymedia, ya se sabe, si se escucha losantos, que la tarea de los cuerpos represivos no es detener es prevenir. joder vaya tela.
Re: Antonio Salas cuenta su experiencia 'cazando policías' junto a antisistemas
13 abr 2014
els cursets de yudo del MAR es donaven al teatre de la Peña Cultural Barcelonesa, que no tenia relació amb el forat (directa) una mica aprop i prou i que va acabar molt malament.
De tota manera el forat està bastant lluny del CCCB aquest tal salas potser va contactar amb el MAR i Oveja Negra (de la Corunha) però d'una manera no massa profonda i el just per explotar el seu infantilisme exibisionista (mira que ensenyar l'arsenal a un nou vingut!!!!!).
Re: Antonio Salas cuenta su experiencia 'cazando policías' junto a antisistemas
13 abr 2014
"una mica aprop i prou i que va acabar molt malament." ¿Qué significa esto? No lo entendí.

Su nombre real es Manuel Carballal. Acompañado de otro periodista (Alex Navarro ó algo así) hizo ese reportaje en el 2002 como ya se ha dicho, haciéndose pasar por un tal Luis. Con ese pseudónimo llegó a contestarme a un post que hize sobre este tema en la extinta acp (luego indymedia madrid). El programa tuvo escasa audiencia y nunca se llegó a distribuir por ningún medio ni a repetir su emisión, pero generó alguna repercusión en internet como digo.

Hace unos días el personaje apareció en cope y 13tv:

"“Me enseñaron a rematar a los policías una vez caídos al suelo”
COPE

viernes, 11 de abril de 2014 17:34 GMT

En realidad no se llama Antonio Salas, es el seudónimo bajo el que se esconde este escritor especializado en periodismo encubierto. Se ha infiltrado entre grupos nazis, terroristas internacionales y redes de trata de blancas. Comenzó con 'Diario de un skin' y para su último libro se ha convertido en Ralp, un activista antiglobalización infiltrado en la extrema izquierda. Ha visto con sus propios ojos como un campeón de España de kárate enseñaba a los radicales técnicas para agredir violentamente a la policía.
“Me parecía justo escuchar el otro extremo de la radicalidad después de haberme infiltrado en la extrema derecha (con su libro 'Diario de un skin'), para comparar ambos extremos".
Para ello se infiltró durante varios meses entre grupos de toda España "Me sorprendió la estructuración de la violencia que denominan 'defensiva contra la hordas represivas del estado'. La frasología de estos grupos tiene un carácter bastante curioso”, explica este periodista que se juega la vida en cada una de sus intervenciones.
Pero ¿qué hay detrás? “Muchas cosas. Grabé en una casa okupa de Barcelona los talleres de artes marciales donde se nos enseñaba a enfrentarnos a las unidades de intervención. Los puntos mas débiles. Incluso como rematarlos una vez caídos al suelo. Aprendí a fabricar cócteles molotov, potenciando la fórmula con cola, para que la combustión de los cajeros bancarios fuese más eficiente”.
En su opinión los grupos de extrema izquierda no están “excesivamente organizados”. “Una de las características de estos grupos anarquistas es esa filosofía en la que se celebran asambleas agotadoras, durante muchísimas horas, donde cada uno expone su opinión, lo que les hace muy permeables a las infiltraciones no sólo de periodistas sino también de agentes. Desde su punto de vista hay una especie de guerra en las calles con varios frentes, y ellos forman parte de uno”. Además, señala “hay otros factores que juegan en estos grupos violentos para instrumentalizarlos con sabe Dios que intereses”.
Asegura Salas que tanto extrema izquierda como derecha “tienen mas cosas en común de de lo que creen”. “Pese a ser enemigos irreconciliables, los extremos se tocan”.
PINCHA AQUI para escuchar la entevista en @LaMananaCOPE"

http://www.cope.es/detalle/Se-nos-ensenaba-a-rematar-a-los-miembros-de-l

Entrevista: http://www.cope.es/player/Escucha-a-Antonio-Salas-en-La-Manana&id=201404
Colera camping CNT