Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: pobles i cultures vs poder i estats
Anarquisme d'Estat el 36
23 feb 2014
Fragment d'una entrevista a Agustí Guillamón, historiador de la revolució proletària del 36 a Barcelona.
- Què podem aprendre de les experiències anarcosindicalistes i de la revolució del 36?

Durant la guerra civil, el projecte polític de l'anarquisme d'Estat, constituït com a partit antifeixista, utilitzant mètodes de col·laboració de classes i de participació governamental, organitzat burocràticament i amb l'objectiu principal de guanyar la guerra al feixisme, va fracassar estrepitosament en tots els terrenys; però el moviment social de l'anarquisme revolucionari, organitzat en comitès revolucionaris de barri, locals, de control obrer, de defensa, etcètera, va constituir els embrions d'un poder obrer que va aconseguir quotes de gestió econòmica, d'iniciatives populars revolucionàries i d'autonomia proletària, que encara avui il·luminen i anuncien un futur radicalment diferent a la barbàrie capitalista, l'horror feixista o l'esclavitud estalinista.

I encara que aquest anarquisme revolucionari va sucumbir finalment a la repressió coordinada i còmplice de l'Estat, dels estalinistes i dels comitès superiors, ens va llegar l'exemple i el combat d'algunes minories, com Els Amics de Durruti, les JJLL i determinats grups anarquistes de la Federació Local de Barcelona, que ens permeten teoritzar avui les seves experiències, aprendre dels seus errors i reivindicar la seva lluita i la seva història. Després de la insurrecció victoriosa dels obrers i de la derrota de l'exèrcit, i amb l'aquarterament de les forces d'ordre públic, la destrucció de l'Estat va deixar de ser una futurista utopia abstracta.

La destrucció de l'Estat pels comitès revolucionaris era una tasca molt concreta i real, en la que aquests comitès assumien totes les tasques que l'Estat exercia abans de juliol de 1936.
Mira també:
http://blocs.mesvilaweb.cat/node/view/id/243649

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Anarquisme d'Estat el 36
23 feb 2014
Fragment d'una entrevista a Agustí Español, historiador de la revolució proletària del 36 a Barcelona
La misma cuestión algo más ampliada
23 feb 2014
CONCLUSIONES

1.- En julio de 1936, la cuestión esencial no era la toma del poder (por una minoría de dirigentes anarquistas), sino la de coordinar, impulsar y profundizar la destrucción del Estado por los comités.
Los comités revolucionarios de barriada (y algunos de los comités locales) no hacían o dejaban de hacer la revolución: eran la revolución social.
La destrucción del Estado por los comités revolucionarios era una tarea muy concreta y real, en la que esos comités asumían todas las tareas que el Estado desempeñaba antes de julio de 1936. Y ESA ES LA GRAN LECCIÓN DE LA REVOLUCIÓN DEL 36: LA NECESIDAD DE DESTRUIR EL ESTADO-

2.- Durante la guerra civil, el proyecto político del anarquismo de Estado, constituido como un partido antifascista más, utilizando métodos de colaboración de clases y de participación gubernamental, organizado burocráticamente con el objetivo principal de ganar la guerra al fascismo, fracasó estrepitosamente en todos los terrenos; pero el movimiento social del anarquismo revolucionario, organizado en comités revolucionarios de barrio, locales, de control obrero, de defensa, etcétera, constituyó los embriones de un poder obrero que alcanzó cotas de gestión económica, de iniciativas populares revolucionarias y de autonomía proletaria, que aún hoy iluminan y anuncian un futuro radicalmente diferente a la barbarie capitalista, el horror fascista o la esclavitud estalinista.
Y aunque ese anarquismo revolucionario sucumbió finalmente a la represión coordinada y cómplice del Estado, de la burguesía, de los estalinistas y de los comités superiores, nos legó el ejemplo, la reflexión y el combate de algunas minorías, como Los Amigos de Durruti, las JJLL de Cataluña y determinados grupos anarquistas de la Federación Local de Barcelona, que nos permiten teorizar hoy sus experiencias, aprender de sus errores y reivindicar su lucha y su historia.


Agustín Guillamón
Charla en el Ateneu Cooperatiu LA BASE
(20 de febrero de 2014)

Esa charla puede consultarse en Yndimedia-Barcelona de hoy mismo




Los libros de A. Guillamón en los que se fundamenta la charla son:

Los comités de defensa de la CNT en Barcelona (1933-1938). Aldarull, 4ª edición 2013.

Los Amigos de Durruti. Historia y antología de textos. Aladarull, 2013.

La revolución de los comités. Aldarull, 2012.
La misma cuestión algo más ampliada
23 feb 2014
CONCLUSIONES

1.- En julio de 1936, la cuestión esencial no era la toma del poder (por una minoría de dirigentes anarquistas), sino la de coordinar, impulsar y profundizar la destrucción del Estado por los comités.
Los comités revolucionarios de barriada (y algunos de los comités locales) no hacían o dejaban de hacer la revolución: eran la revolución social.
La destrucción del Estado por los comités revolucionarios era una tarea muy concreta y real, en la que esos comités asumían todas las tareas que el Estado desempeñaba antes de julio de 1936. Y ESA ES LA GRAN LECCIÓN DE LA REVOLUCIÓN DEL 36: LA NECESIDAD DE DESTRUIR EL ESTADO-

2.- Durante la guerra civil, el proyecto político del anarquismo de Estado, constituido como un partido antifascista más, utilizando métodos de colaboración de clases y de participación gubernamental, organizado burocráticamente con el objetivo principal de ganar la guerra al fascismo, fracasó estrepitosamente en todos los terrenos; pero el movimiento social del anarquismo revolucionario, organizado en comités revolucionarios de barrio, locales, de control obrero, de defensa, etcétera, constituyó los embriones de un poder obrero que alcanzó cotas de gestión económica, de iniciativas populares revolucionarias y de autonomía proletaria, que aún hoy iluminan y anuncian un futuro radicalmente diferente a la barbarie capitalista, el horror fascista o la esclavitud estalinista.
Y aunque ese anarquismo revolucionario sucumbió finalmente a la represión coordinada y cómplice del Estado, de la burguesía, de los estalinistas y de los comités superiores, nos legó el ejemplo, la reflexión y el combate de algunas minorías, como Los Amigos de Durruti, las JJLL de Cataluña y determinados grupos anarquistas de la Federación Local de Barcelona, que nos permiten teorizar hoy sus experiencias, aprender de sus errores y reivindicar su lucha y su historia.


Agustín Guillamón
Charla en el Ateneu Cooperatiu LA BASE
(20 de febrero de 2014)

Esa charla puede consultarse en Yndimedia-Barcelona de hoy mismo




Los libros de A. Guillamón en los que se fundamenta la charla son:

Los comités de defensa de la CNT en Barcelona (1933-1938). Aldarull, 4ª edición 2013.

Los Amigos de Durruti. Historia y antología de textos. Aladarull, 2013.

La revolución de los comités. Aldarull, 2012.
correcció a la correcció
26 feb 2014
Fragment d'una entrevista a Agustín Guillamón, català e internacionalista, historiador de la revolució proletària del 36 a Barcelona

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

Sindicat