Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Desembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
  01 02 03 04 05 06
07 08 09 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: pobles i cultures vs poder i estats
Fresno fresco
21 feb 2014
Rèplica a un article d'opinio de Laura Freixas a la "vanguardia".
LF.doc
LF.doc (24,5 KiB)
Laura Freixas: Progre crepúscular y observadora en diferido de la foule separatista.

En su “Revolución en el ateneo” Laura Freixas nos recuerda a esos compañeros de clase que en los viejos tiempos amarillos del cole y a escondidas del profe de matemáticas contaban con los dedos.
Ahora bien hasta aquí las comparaciones, a pesar de que la señora Freixas para hacer cuadrar su cuento se nos presente como la silente asistente a un acto público relacionado con el proceso soberanista en cataluña. Porque como ella se encarga de revelarnos, lo suyo fue un no parar de enunciar, eso sí, muy calladita, las objeciones que no dijo en voz alta y a cuyo inventario nos convoca en su monofonía escrita cuyo titulo nos hace evocar al rock and roll highschool de los inolvidables Ramones.
Y es que apurando materias, ya que el escrito de los pensamientos en voz baja transmitidos en diferido por la escritora de novelas no da más de sí, diremos que a lo mejor la señora freixas padeció un brote de miedo escénico, pero he aquí que el enemigo malo que azuza el independentismo nos sugiere que la transmisión en diferido de lo que se guardó de decir en voz alta obedece a la misma practica mediante la cual los oponentes al independentismo, con repetida obsesión auditiva, clasifican como contaminación acústica todo lo que suene o difunda independentismo.
Por supuesto, si esta intolerancia al ruído obedeciera a una reacción alergico-acústica al clamor independentista todo acabaría en entender que hay sujetos que como la señora Freixas le disgusta el ruído de las manifestaciones populares y prefieren por eso los lenguajes y lenguas que se hablan en la intimidad. Y es eso, pero tambien la letanía de las momias crepúsculares de la ilustración española de “izquierdas” que no tienen otro argumento que la descalificación del proceso soberanista, tachado de intolerante y totalitario por ser mayoritario!!, oh! que horreur de vulgarite! y de excluyente, por ser popular y asambleario.
En el caso de la señora Freixas, tan Teresiano, como más no podía ser, la transmisión en diferido de su callar, callar, nos regala como era de esperar una declaración de principios que servira a su vez de acreditación para el Oficio de observadora con el que la Freixas dispara su sermón “progre” old vintage en diferido. Porque en una reedición de la misma manufactura sabemos que estamos frente a un viejo progre que para estar a la altura de lo que circula viene a decir, “mirenme, soy plástica, porosa, relativista, y para los que no me creen he aquí algunos datos de mi biografía que me facultan a practicar el oculismo equidistante en los apiñamientos asamblearios separatistas”.
Y para muestra dejemos que la señora Freixas nos diga cuales son sus referentes:
“ una madre castellana, un padre catalán, un hijo nacido en Rusia, un compañero hijo de exiliados andaluces”. Perfecto. Y ya que a la señora Freixas no admite directos y hay que preguntarle en diferido, quisieramos preguntarle, nos urge tanto, que a qué viene esa invocación de las referencias familiares tan propia del particularismo independentista y para nada admisible en una chica “desterritorialisé” (deleuze dixit), que comienza su docta transmisión en diferido identificándose como “la observadora catalana residente en Madrid”.
Y con contundente celeridad ,y por lo elemental del caso la respuesta es que queda muy wuai identificarse en Madrid como catalana y en Barcelona como ciudadana española.
Pero aquí no acaban las inconsistencias de los ilustrados de la ubicuidad iberica para los cuales como en el infierno sartriano, las ideologías son un asunto del “Otro” separatista y nunca de lo Mismo , todo él, “Uno, Grande y Libre”.
Veamos.
En su febril locución en diferido, la versatil y poliedrica escritora no duda en recurrir a un flagrante argumento oportunista cuando para descalificar el independentismo, y en un gesto, solo un gesto de activismo feminista, nos regala una nueva y por qué no atrevida clasificación del particularismo siempre anti-universalista del independentismo catalán. Nos referimos a la perla que nos regala la autora del panfleto “ revolución en el Ateneo”, cuando nos viene a decir que el separatismo del independentismo catalán es de tal envergadura que hasta violencia de genero la transformaría en violencia contra la especie porque solo le importarían las 70 mujeres victimas de la violencia de género, si estas fueran 70 de la especie de los varones catalanes muertos por machos españoles.
Será posible semejante hipótesis?
Para los incredulos, lean las magistrales y últimas líneas del segundo parrafo de la transmisión en diferido de “revolución en el ateneo”, las cuales nos recuerdan a aquella candidata a un concurso de belleza que para conjurar el terror a no decir nada dijo lo primero que le vino a la cabeza a la pregunta envasada de qué “era lo más importante en la relación entre mujer y hombre”.
Pero atención, que “revolución en el ateneo” promete más, como cuando la observadora
nos viene a decir que para el independentismo el capitalismo es malo porque el fraude bancario es un asunto español de modo que separandose por ejemplo de los españoles desaparecera el malestar que españoliza y afea las finanzas.
Por supuesto que la protagonista en diferido de “revolución en el ateneo” no hila tan fino y para despachar con palabras más primarias y elementales el argumento de que el separatismo catalán une arbitrariamente lo que esta separado y separa lo que está unido la señora Freixas proclama que “no acaba de entender la relación entre el fraude bancario y separarse de los asturianos”. Y claro, como que ”revolución en el ateneo” es una mala cita del “work in progress” de Joyce, unas cuantas líneas más abajo murmura siempre en clave descontextualizadora que al oir que entre los alborotadores independentistas alguien situaba a cataluña como puntal en la donación de organos, a ella, la observadora de los sediciososos le “pareceria como un dato relevante de cataluña el caso palau”. Y como que en “revolución en el ateneo” los pensamientos impronunciables de su autora acaban materializandose quisieramos preguntarle qué a que viene esta nueva ecuación entre corrupción y cataluña cuando la misma autora tacha de parcializada la posición separatista que vincula el fin del fraude bancario con la separación de España. La conclusión de la observadora de la cincuentena de alborotadores protagonistas de su “revolución en el ateneo”, es que el mal solo es identificable cuando proviene del separatismo, y no así cuando se da en la unidad dominante en la que el fraude bancario, las relaciones de poder, y la corrupción son asuntos de sujetos particulares de los que la Freixas se guarda de asociar a la estructura del estado.
Que la señora Freixas diga las anteriores ocurrencias en diferido dice sin embargo algo a su favor.
Dice que para no hacer el rídiculo en vivo prefiere hacerlo en diferido evitando, eso sí, un debate serio y real con el oponente para el cual no está capacitada.
Pd. Para ver gentil hombres no haca falta ir a Madrid. La señora Freixas nos ahorra el viaje.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more