Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: corrupció i poder : criminalització i repressió : amèrica llatina : pobles i cultures vs poder i estats : guerra
[México] Vandalismo a debate
12 oct 2013
Es grave pretender explicar la creciente presencia policiaca en la ciudad a través de las acciones de grupos que defienden la acción directa. Para los que cotidianamente transitamos la ciudad resalta no sólo la excesiva presencia de policía, sino sobre todo, una actitud hostil y represiva por parte de estos elementos.
En los últimos días he venido leyendo y escuchando un caudal de voces y opiniones respecto a la situación política actual y de manera especial sobre lo acontecido el 2 de octubre pasado. En un inicio me preocupaba la imposición en derechas e izquierdas, en medios masivos, pero también en el movimiento social de un análisis univocista respecto al origen, rol y afiliación del grupo de jóvenes que se han venido confrontando de manera directa con los cuerpos policiales cada vez más presentes en la Ciudad de México. Esta voz que me parecía unánime los calificó como infiltrados, provocadores y vándalos entre los más utilizados.

Sin embargo mi propia valoración me pareció sesgada y me di a la tarea de buscar voces que rebasaran este modo reduccionista de observar un fenómeno a todas luces más complejo. Los medios libres en gran medida fueron aportando en esta búsqueda. Ahí se pudo encontrar la visión y análisis de periodistas independientes que al tener contacto directo con los acontecimientos en las calles se esfuerzan en dimensionar la complejidad social que subyace. Ahí se pudo encontrar un esfuerzo más allá de la comodidad de etiquetar y ya.Pero es a raíz de los acontecimientos del 2 de octubre reciente que leo una mayor presencia de voces que se niegan a asimilar de manera simple y pre digerida la realidad que se está desarrollando frente a nosotros. Esta presencia de voces me parece que da mayor nivel y consistencia a un debate y análisis real de lo que acontece, ya que preocupa la actitud intolerante y descalificadora que permea de inmediato.

Es grave pretender explicar la creciente presencia policiaca en la ciudad a través de las acciones de grupos que defienden la acción directa. Basta con dar una vuelta por la ciudad (claro, no desde la comodidad de sus autos o a través de tours virtuales televisivos) para darse cuenta que en el metro de la ciudad se hostiga a vendedores, artistas callejeros o activistas con excesos policiacos. Basta caminar hoy por los alrededores del zócalo capitalino, basta con ser artista y pretender hacer una función en un parque o plaza y recibir de inmediato amedrentamiento policiaco. Para los que cotidianamente transitamos la ciudad resalta no sólo la excesiva presencia de policía, sino sobre todo, una actitud hostil y represiva por parte de estos elementos.

La conquista de libertades se encuentra cada vez más acotada y esto poco o nada tiene que ver con la existencia de “encapuchados”; pues aunque se les pretenda colocar como villanos en turno, se necesita un mínimo de responsabilidad y ética para denunciar que toda esta hostilidad y acotación de garantías es un asunto con un trasfondo complejo que tiene mayor relación con la facistización del estado en general y de manera muy particular en la Ciudad de México más que con la presencia y/o “provocación”de un bloque radical de cuya acción se debe debatir de manera más argumentada que frivolizada.

Acusar directamente a los grupos radicales como infiltrados o provocadores no sólo recicla o asimila un discurso mediatizado que evade una realidad de mayor complejidad, sino que niega un proceso de escalada en los actos violentos y represivos contra la población, se niegan la responsabilidad de mandos y autoridades al ordenar abusos y violencia excedida incluso ante la ausencia de los famosos “encapuchados”.

Ante este panorama es responsabilidad social focalizar la violencia y cancelación de garantías desde su verdadero origen. Simplificar y reducir este fenómeno a la presencia de tal o cual grupo nos puede arriesgar no sólo en el discurso, sino sobre todo al momento de afrontar una realidad mucho más compleja de lo que pretendemos dibujar en esos análisis. Las consecuencias para el movimiento social y los esfuerzos de resistencia pueden resultar de impacto muy negativo.

Argelia Guerrero


Fuente: Centro de Medios Libres
http://cml.saltoscuanticos.org/2013/10/11/vandalismo-a-debate/

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more