Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
Comunicado: familiares y jóvenes detenidos y represaliados en Castelló de la Plana
26 mai 2013
“Un diario libre se mide tanto por lo que dice como por lo que no dice”. Albert Camus

Cuando se entra a Castellón por Almazora, hay una rotonda donde una estatua rota nos recuerda a modo de metáfora que vivimos en una sociedad donde dominan los sueños de grandeza, pero que vive realidades de mediocridad. La metáfora está servida. Esto viene a cuento ya que nuestra sociedad vive en los límites de una esquizofrenia cultural peligrosa. El discurso dominante, por más que lo intenta, no puede acallar las cada vez “peores” condiciones de vida de sus ciudadanos. Así mismo, nadie sabe a ciencia cierta que nos deparará el futuro. La mentira organizada no puede engañar todo el tiempo. En este contexto duro, literal, las actuaciones de las fuerzas de seguridad del estado se están tornando cada vez más peligrosas.

De un tiempo a esta parte, en Castellón se están produciendo hechos policiales que nos tendrían que avergonzar. Así de claro y conciso. Vayamos con ejemplos concretos:

El día 11 de febrero una banda de extrema derecha ataca un local social denominado La Cosa Nostra , asociación legal en toda regla. Lo gracioso, pero sin gracia , es que los agredidos (estaban en su local en sus ocupaciones) fueron los detenidos por la policia. En cambio, los agresores gozan de impunidad ya que ninguno –que se sepa- ha sido interrogado, detenido, llamado al orden. Siempre se puede decir, con la supina falsedad de algunos, que estos encontronazos son disputas entre tribus urbanas, bandas rivales, etc... Eso es mentira. La banda de extrema derecha que atacó el local de la C.N.es un grupo violento y organizado, ampliamente conocido. Seamos serios, tengamos al menos el valor de decir las cosas por su nombre.

A principios del 2012, otro grupo de extrema derecha intentó organizar unas jornadas disfrazadas de “problemas habitacionales”. Puro eufemismo, eran jornadas de propaganda y todo lo que ello conlleva. Menos mal que al final el Ayuntamiento tuvo la “sensatez” de no ceder espacios públicos para semejante farsa. En dichos actos estaba invitado un conocido miembro de la extrema derecha italiana. Invitamos a la ciudadanía a que visite la prensa de Florencia (Italia) para que sepan que clase de personaje es y su grupo político. Tiroteos, asesinato de dos senegaleses y un tercero paralítico de por vida... ¿Se piensa actuar adecuadamente?.

Casi a diario se suele ver a policías locales o nacionales identificando a ciudadanos. Con demasiada frecuencia esas identificaciones que casi siempre afectan a determinados perfiles estéticos, etc son solo una excusa para intimidar, cercar, y en definitiva intentar atemorizar a sectores sociales activos, preocupados por las condiciones de vida que cada vez son más indignas. Son los llamados movimientos sociales, nosotros los denominamos sencillamente gente con dignidad. Si a ello le añadimos que los medios de comunicacion no suelen contrastar las informaciones tendremos un panorama desolador para un estado de derecho. Es cierto, que a veces algún medio de comunicación ha rectificado e incluso pedido disculpas, pero el mal ya está extendido. Exigimos una rigurosidad en la información, contrastar las fuentes es lo mínimo exigible a una profesión como el periodismo.

Pongamos un supuesto: durante una identificación, y mientras comprueban el DNI del ciudadano, un policía local le menciona al identificado lo hermosas que son las piernas de su hija, y lo bien que le sienta ir en bicicleta. ¿Ustedes cómo reaccionarían ante la libidinosas y sucias palabras del agente? ¿Nos reiríamos a carcajadas o por el contrario la larga sombra de la indecencia nos enmudecería? Pero repetimos, es solo un supuesto.

¿Hablamos de la simbología racista y demás que suele aparecer en el campo de futbol de Castalia?.

Durante la Edad media, a los disidentes, herejes, etc..se les marcaba con un tipo de ropa concreta que se llamaba “el sambenito”. Eran tiempos de la Inquisición. Siglos después, en una sociedad que se cree avanzada socialmente, se utiliza el sambenito mediático para marcar ya no el cuerpo, pero si la dignidad de sectores sociales concretos. Insultos como “sucios”, “perro-flautas”, “antisistema”, “filoterroristas”, etc... sólo reflejan la parte oscura que determinado sector social dominante tiene. Parece mentira que en el siglo xxi se tenga que defender el derecho que tiene cada persona de vestir como desee, de amar lo que quiera, de llevar percins u otros objetos. Puestos a no elegir, preferimos que nuestros hijos tengan un universo ético y mental que vaya más allá del patológico desenfreno por acumular riquezas, puestos a no elegir (repetimos) nos sentimos orgullosos de sus errores, de sus aciertos, de la ambiguedad a veces manifiesta, del espíritu por convertir su vida en algo más que pura mercancia. Pero claro está, sólo es nuestra opinión.

Para terminar esta carta abierta, nos parece urgente mencionar algo que nuestra sociedad debería saber: el miedo y la crueldad van de la mano y una sociedad que vive instalada en el miedo es una sociedad con actitudes crueles.

FAMILIARES DE JOVENES Y ACTIVISTAS REPRESALIADOS.

This work is in the public domain
Sindicat