Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: guerra
terrorismo de estado
25 abr 2013

El Estado, conglomerado de intereses de las clases dominantes, se resiste a desaparecer. Crea, para ello, amenazas sobre la población y se erige luego en el único que puede combatirlas. Quien posee el monopolio de la violencia sabe que debe inventar una violencia contraria que justifique la que él ejerce. Eso es lo que ha sucedido en Boston el 15 de abril 2013. Y antes en Nueva York, Washington el 11 de septiembre de 2001, o en Newtown, el 14 de diciembre de 2012. Y así, cien veces más.
http://acratasnew.blogspot.com.es/2013/04/boston-15a-puro-terrorismo-de-

Tarde o temprano, la Gran Banca destruirá el Estado pseudo-democrático, convirtiéndolo en lo que es, un TIRANO encubierto por una pátina democrática falsa, débil, apuntalada por los medios que la Gran Banca controla. Tarde o temprano, el Estado colapsará. Y llegará un enfrentamiento feroz entre Comunismo Libertario y Anarcocapitalismo. Eso será muy pronto. Tú y yo lo veremos, lector.

La lucha se zanjará con un acuerdo global, producto de la imposibilidad de imponerse al contrincante. La anarquía renunciará a la utopía imposible del comunismo libertario. Y el anarcocapitalismo renunciará al concepto de propiedad acumulativa, acopiadora de bienes de producción. Eso sucederá tras un tiempo en el que el mundo se parecerá mucho al Far West, todos armados y muchos cadáveres por enterrar.

Pero es lo que dice Ácratas, la propiedad colapsa cuando no se usa: terrenos baldíos, naves desocupadas, pisos sin vender. Todo ello podrá ser ocupado por quien verdaderamente lo utilice. Pues la propiedad de otra cosa que no sea el dinero (oro, plata, diamantes o bitcoins, valores transportables) se limitará a lo que uno ocupa o explota libremente. Toda anarquía, incluso la anarcocapitalista carece de razón para apoyar sus derechos en los registros de propiedad. ¿Cómo va a haber registros y derechos registrales sin Estado? Y, lo que es más evidente, carece de fuerza para imponer la injusticia.

This work is in the public domain
Sindicat