Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: globalització neoliberal : corrupció i poder : pobles i cultures vs poder i estats : guerra
Una mujer desahuciada intenta ver a Rajoy y logra acceder a la Moncloa ante el estupor de la policía
09 feb 2013
Una mujer intentó acceder a la Moncloa para hablar con Mariano Rajoy, el miércoles y los policías que custodian las instalaciones tuvieron que emplearse a fondo, para reducirla, esposarla y sedarla con un calmante.
La mujer de unos cincuenta años de edad se presentó en la puerta y consiguió sobrepasar el primer control de seguridad, compuesto por un grupo de agentes en una garita. Posteriormente cuando llegó a la zona de identificación personal, pidió hablar con Mariano Rajoy directamente, algo a lo que los funcionarios se negaron y fue entonces cuando se produjo el momento de tensión.

La mujer perdió los nervios y, entre gritos, aludió a su condición de desahuciada para poder explicar al presidente del Gobierno en persona la precaria situación de su familia. Fue entonces cuando varios agentes tuvieron que reducirla y esposarla en el suelo.

Minutos más tarde acudieron facultativos del Samur y ante el estado de excitacón de la mujer el responsable médico tuvo que sedarla con un calmante.

Los colaboradores directos de Rajoy ya le contado al presidente del Gobierno lo sucedido.

Este tipo de cosas aterran a Rajoy, porque pueden ser síntomas de que se viene un estallido social... Y si no ved esta noticia reproducida por press digital.
(http://www.catalunyapress.cat/es/notices/2013/02/rajoy-ha-confesado-a-su)

Personas que hablan con frecuencia con el presidente del Gobierno explican que Mariano Rajoy ha confesado a su entorno más cercano que le “aterra” que se pueda producir una situación de máxima tensión en España.

Parece ser que el presidente del Gobierno no quiere ni oír hablar de algo semejante a la convulsión social que se vivió en España tras los atentados del 11 de marzo de 2004, que incluyeron protestas, agresiones a militantes populares y acoso a las sedes del PP.

Tampoco se pasa por alto la maltrecha situación que padecen muchas familias, ahogadas por la crisis económica, un clima que podría provocar un estallido social mayor incluso que el de entonces. Lo que inquieta al presidente del Gobierno sobre todo es una posible reacción general, incluso violenta y en forma de algaradas, de los españoles en las calles.

This work is in the public domain
Sindicat