Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per mail aquest* Notícia
Notícies :: pobles i cultures vs poder i estats
Avanzar. Sobre la construcción de una juventud revolucionaria
03 feb 2013
Del blog Borroka Garaia Da!
En los 90 me tocó una “misión” en el pueblo. Crear prácticamente de la nada un movimiento juvenil amplio y plural. En el pueblo no existía apenas nada organizado, quitando los nuestros claro. Y obviamente con los nuestros, si bien se contaba con un núcleo fijo y asentado labrado en una tradición combativa de años, por otra parte impedía expandir la potencia del movimiento juvenil.

No todo el mundo estaba dispuesto a adquirir el nivel de compromiso que suponía una militancia así, y es que además no hacia falta ni era necesario pese a que la organización juvenil y ese nivel de compromiso si que lo hicieran. Tampoco interesaba principalmente que toda la juventud se sintiera identificada con nosotros, lo que importaban eran los objetivos y los contenidos de la lucha juvenil que no tenían porque coincidir con los objetivos estratégicos de independencia y socialismo, y es que si además se hubiera hecho así,nunca hubiera surgido un movimiento juvenil amplio y plural, que de rebote, e indirectamente con el tiempo también alimentó que muchos adquirieran una perspectiva estratégica a ese nivel. Aunque ese nunca fue el objetivo, pero es una consecuencia natural. Si la lucha juvenil se despliega a todos los niveles, si crece la combatividad en los pueblos y barrios, si jóvenes empiezan a organizarse, se crea un eco-sistema donde nacen futuros militantes o simpatizantes del MLNV. Sin embargo, el objetivo no era ese, no era crear unas condiciones para fortalecer al MLNV o a nosotros sino para fortalecer a la juventud y al movimiento popular. Y lo remarcó porque uno de los errores más patéticos que pueden existir de cara al movimiento popular es la instrumentalización y el control político por decreto o por paracaidistas figurantes,o incluso falsear organismos a modo de movimiento popular cuando son extensiones políticas descaradas. Cosa que todos los sectores políticos de izquierda o alternativos en este país han hecho alguna vez.

El análisis era bien simple. Hay una parte de la juventud del pueblo que participa activamente en las dinámicas del MLNV, tiene capacidad de atracción y acumulación la organización juvenil pero no existe movimiento juvenil. La mayoría de los jóvenes del pueblo,incluso los más o menos cercanos están todo el día en el bar, o muchos drogándose (además había un problema grave de traficantes). No hay ninguna alternativa juvenil, ni siquiera de ocio y reina el individualismo o el cuadrillismo fragmentador.

¿Entonces que había que hacer?

Pues crear una herramienta que diera solución a esas problemáticas, con capacidad de atraer a diferentes sectores juveniles,con un grado de compromiso flexible y de libre elección. Que cada cual hiciera lo que pudiera intentando ofrecer dentro de esa herramienta diferentes niveles de compromiso. Así que tenía un papel en blanco del proyecto y nada más. Ni militancia, ni dinero, ni local, ni ayuda, ni nada. Esa era la misión que me tocó y lo primero de todo fue “juntar gente”.Hice un listado de jóvenes del pueblo que conocía de diferentes tendencias e inquietudes aunque no estaban organizados en nada, (ya que como comenté antes,no había casi nada),y fui a hablar con ellos uno por uno, finalmente nos juntamos unos cuantos, hicimos una campaña de captación abierta en el pueblo y gente nueva que no conocía de nada o algunos de vista también se unieron. Y así empezamos a andar, con un grueso de personas totalmente vírgenes organizativamente.

Creo que no pronuncie la palabra independencia o socialismo ni una vez, pese a que todos sabían obviamente de que pata cojeaba, y es que no es cuestión de dar la chapa, simplemente como ya se escribió por ahí “llevando el egin debajo del brazo” es suficiente. Es decir, trabajaba con ellos pero luego me veían trabajando en otra parte, se acababa una bilera y yo me iba a otra, un día llegabas con una venda o un huevo en la cabeza porque habías recibido, todas esas cosas son las que van creando referencia y no las siglas, los nombres o las “charlas”.

A lo único que me dediqué en esos primeros compases es a dar algunas orientaciones técnicas (cosas del tipo de como se hace el cubo de la cola para pegar carteles), y empezar a distribuir pequeñas responsabilidades e ir creando protagonistas, plantear cosas para debatir y hablar, ya que el silencio era sepulcral en las primeras asambleas debido a la timidez e inexperiencia y entre todos hicimos un plan de trabajo con objetivos a corto,medio y largo plazo.

Obviamente no era algo “nuestro”, sino una acumulación de diferentes sectores y jóvenes con un mínimo denominador común alternativo que respondía a una serie de intereses concretos de la juventud no conformista con el sistema y con una raíz que se podría decir anti-capitalista. En nuestro pueblo surgió así, pero han surgido de muy diferentes maneras diferentes experiencias, simplemente es cuestión de que a alguien se le encienda la bombilla y de inicio al proceso, sin importar de donde venga o de que sector político sea,si es que es de alguno. Una vez que rueda por sí solo y ya hay experiencia, pasado un tiempo y de ciertos puntos de inflexión es bueno abrirse y colaborar a otro nivel porque el culo se acomoda y se pillan vicios y como comentaba antes hay que crear protagonistas. (si en el movimiento popular puede ser un problema, a otros niveles o en lo institucional lo es multiplicado por 1000)

A lo largo del tiempo se fueron acumulando fuerzas, principalmente a través de la lucha que es el motor que lo genera. Ya que una acumulación de fuerzas que no esté imbricada en un proceso de lucha concreto es algo que se queda en el aire, es más algo simbólico que una acumulación de fuerzas real que como su propio nombre indica requiere fuerza en algo de manera consciente, a poder ser organizada, y con herramientas y objetivos a desarrollar.

Esta pequeña historia y cientos como ésta han sido básicamente salvando algunas diferencias secundarias la manera de construir el movimiento popular vasco, así que no es una historia extraña sino que muchos se verán reflejados de una forma u otra.

Ahora bien…

¿Qué ocurre cuando es necesario crear o fortalecer un movimiento en teoría de cara a la acumulación de fuerzas plural y abierto cuando éste está copado políticamente? Pues que no cumple la función que requiere.

¿Qué ocurre cuando un movimiento político neto , una organización revolucionaria por ejemplo, toma una forma plural y abierta? Pues que es una unidad popular y no recoge los principios y metodología requerida para su función.

¿Qué ocurre cuando una unidad popular intenta mimetizar tareas de movimiento popular y de organización revolucionaria?. Más de lo mismo.

Como en el ajedrez, no es conveniente que una pieza defienda más de un punto, ya que se puede producir una sobrecarga que dé origen a complicaciones tácticas creando a su vez vacíos que no encuentran sustitución, en este caso tanto a nivel ideológico como práctico, tanto a nivel acumulador como de confrontación, creando incompatibilidades de difícil solución. Cada necesidad requiere su herramienta y una herramienta que no está diseñada para una labor concreta nunca podrá cumplirla. Complementar es la clave. Sumar y no restar, tambien en la flexibidad y diversidad organizativa para no retroceder décadas volviendo a retomar los peores aspectos organizativos que ya fueron superados en su día y avanzar.
Mira també:
http://borrokagaraia.wordpress.com/2013/02/02/avanzar/
http://borrokagaraia.wordpress.com

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more