Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per mail aquest* Notícia
Notícies :: globalització neoliberal : corrupció i poder : laboral : sense clasificar
AfectadxsFSYC - Comportamientos "dignos" en la entidad
30 gen 2013
Si trabajáis en alguna Fundación sin ánimo de lucro dedicada a los servicios sociales os puede interesar conocer nuestra experiencia…
COMPORTAMIENTOS DIGNOS
(NoPuedoDormirEnFundacion#faltadinero.org)


Somos un grupo de compañerxs que en un ámbito u otro damos servicio, como
vosotrxs en algunos de los centros gestionados por la entidad en la que trabajamos
y que como todos sabemos, es una entidad sin ánimo de lucro que califica su
filosofía cómo “ética”, y presume de ofrecer a usuarios y usuarias un servicio de
calidad. Cada una/o podrá valorar después de leer este documento si este criterio de
ética es tal como nos cuentan o no.

En la actualidad, ni siquiera hace falta leer un periódico o ver un telediario,
únicamente basta con escuchar cualquier conversación de un amigo, un familiar... no es
difícil observar similitudes, cosas que por desgracia cada vez serán más habituales:

-Despidos por falta de presupuesto.
-Recortes de horas y sueldos en equipos de trabajo completos, por falta de
presupuesto.
-Indicaciones expresas de no suplencias ni sustituciones, sigue faltando dinero...
-Falta de recursos básicos y equipamientos en los proyectos, con presupuestos
cada vez más ajustados y restricciones cada vez mayores, incidiendo como era
de esperar, tanto en la calidad como en el número de los mismos.
-Profesionales con sueldos irrisorios y verdaderos problemas para llegar a fin de
mes.
-Aplicación de los convenios de trabajo más beneficiosos para la entidad y no
aquellos que serían correctos, aprovechando en muchas ocasiones la falta de
representación sindical.
-Uso continuo de argumentos como: “El capital humano de la Fundación es
nuestro principal valor”. Curiosa forma de expresar esa valoración mediante
despidos y modificaciones a la baja de las condiciones de trabajo de los
profesionales.


Y un gran etcétera que se podría ir añadiendo proyecto a proyecto, trabajador a
trabajador, persona a persona, siempre haciendo mella en la parte más débil:
trabajadores y usuarixs.

Falta presupuesto, no hay dinero... ¿lo habéis escuchado alguna vez verdad?
Siempre intenta asustar, siempre es ese mal inicio de cualquier posible final. Pero, ¿tan
cierto es?
Evidentemente cualquier presupuesto requiere de alguien que lo gestione, alguien que
lo asigne debidamente a cada partida, ya puedan ser sueldos, alimentación,
equipamiento, seguridad, etc... Y desde luego esta en nuestro derecho exigir una
gestión adecuada, transparente y honrada.





Pensamos qué cualquier persona, ya sea trabajador/a, usuaria/o, familiar o
ciudadana/o, espera de una entidad de este tipo UN COMPORTAMIENTO DIGNO en
la asignación de los recursos disponibles, situándose como mínimo, a la altura moral de
los proyectos, trabajadoras/es y usuarixs a lxs que representa y da servicio.

No creemos que sea exigir demasiado el que una entidad de este tipo, sin
ánimo de lucro, y más aún trabajando en los campos en los que trabaja (tercera edad,
violencia hacia las mujeres, familia, adicciones...), aplique y se rija por esos supuestos
valores que aspira difundir, por aquellos valores presentes en su origen y que marcan
claramente su finalidad: LA ATENCIÓN A LAS PERSONAS MÁS DESFAVORECIDAS,
aquellxs más débiles, aquellxs que en los momentos actuales requieren aún si
cabe mayor atención que antes.

Y más si cabe cuando los propios dirigentes de la entidad la autodefinen a bombo y
platillo como “sensibilizada por las problemáticas comunitarias de diversa índole”,
¿cuándo se ha perdido esta “sensibilidad”?, ¿llegó a existir alguna vez?

Y llegados a un punto en el que entendemos no se cumplen esos mínimos
deseables quizás sea el momento de preguntarse el uso qué se le da a muchos de esos
recursos.

Cada año, la Fundación gestiona más de 30 millones de euros de
fondos públicos, provenientes de gran variedad de administraciones públicas, que
en mayor o menor medida todas y todos financiamos con nuestros impuestos.
De esos 30 millones de euros gestionados anualmente pensamos que os interesará
saber cual es el destino de más de 1.200.000 euros anuales (para nostálgicos/as
unos 200 millones de las antiguas pesetas).

Esxs directivxs que mencionábamos antes, aquellxs que dictaminan las tan
“agradables” medidas de recorte de las que hablábamos, aquellxs de los que
esperamos un comportamiento al menos digno en la asignación de recursos,
aquellxs que dirigen nuestros presupuestos, decidieron “asignar” más de un millón
de euros de la siguiente forma:

-Sueldo de 6 directivos: 650.000 euros al año aprox.
-Alquiler de inmuebles: 550.000 euros al año aprox.

Creyeron oportuno que el sueldo por el “gran” trabajo de lxs 6 directivos de más
alto rango de la entidad debía suponer a la Fundación un coste de 650.000 euros al
año.

Y aún no teniendo bastante con eso decidieron que debían ganar más, que estaba
en su derecho. Y aquí es donde entran los alquileres. Otros 550.000€ al año. Pero,
¿cómo lo harían sin subirse los sueldos ya de por sí desmesurados? No es difícil...

Supongamos que la Fundación, entre los muchos proyectos que gestiona, tiene que
alquilar diferentes inmuebles para el desarrollo de algunos de ellos.
Todxs podemos pensar que para el buen uso de los recursos de Fundación, lxs
directivxs encargadxs de buscar y pactar esos alquileres se regirían por un
principio de eficiencia hacia la entidad, decantándose por aquellos que mejor relación
calidad (prestaciones, ubicación, etc...) / precio presentaran.
Pero ya sabemos que el mundo no es tan bonito y para estar a la altura estas personas
decidieron que los alquileres le podían salir más caros a Fundación si eran ellxs
quienes recibían los beneficios de ese sobre-precio.
Así que decidieron comprar personalmente esos inmuebles y pasaron a actuar en cada
contrato de arrendamiento como representantes de Fundación (que paga el alquiler) y
propietarixs de los inmuebles (que cobran el alquiler).
Ya solo les quedaba pactar el precio mensual, dándose el caso por ejemplo de que el
coste para Fundación de un inmueble similar debiera rondar los 3.000€ al mes y en
cambio esté suponiendo más de 16.000€, que salen de Fundación (fondos públicos) y
llegan a sus bolsillos.
¿Qué intereses pensáis que persiguen quienes firman esos contratos, los de la
Fundación o los suyos propios?

Recapitulando, la directiva de la entidad se auto-desembolsa 1.200.000€ al año
procedentes de fondos públicos y que la entidad deja de tener disponibles para otras
muchas cosas.

Y si estas cifras os resultan al menos un poco subiditas, solo nos queda empezar a
multiplicar por tantos años como se lleven repartiendo “el pastel” de los fondos
públicos.
Por ejemplo si contamos 5 años (2007 – 2012) el total aproximado sería de:
5.850.000 euros, casi ¡ ¡ ¡ ¡ 1.000 millones! ! ! ! de pesetas, que una vez
descontados impuestos y costes empresariales, la cantidad a repartir entre 6 personas
no pinta nada mal, ¿verdad?.

¡¡¡Todos pagamos, unos pocos se enriquecen!!! ¿Os suena de algo?


Con los datos aportados no pretendemos ni mucho menos poner en entredicho el
fenomenal trabajo de tantas y tantos profesionales que verdaderamente dan nombre a
esta entidad, que día a día se involucran, se preocupan, y ponen toda su sensibilidad en
atender a las personas para las que trabajamos.
Únicamente intentamos fortalecer la transparencia, virtud que consideramos
esencial en el desempeño de ciertas funciones, principalmente aquellas cargadas de
más responsabilidad y poder de decisión y que por tanto tienen consecuencias
inmediatas y directas sobre profesionales y usuarixs.
Creemos que todxs trabajamos en un ámbito en el que creemos, un sector en el
que con una mayor o menor vocación aplicamos nuestros esfuerzos y conocimientosla gente que importa, lxs usuarixs a los que prestamos servicio, para que estos
reciban la atención y cuidados que claramente necesitan y que no lo olvidemos, entre
todos pagamos. Sector en el qué especialmente no se deberían permitir actuaciones de
este tipo.




PD: ¿Realmente necesita una persona más de 12.000€ limpios al mes para vivir mientras
otras muchas ni siquiera tienen acceso a muchos servicios esenciales y/o sobreviven con
miserias mensuales en el mejor de los casos? ¿Se puede conciliar el sueño sosteniendo la
incoherencia en la que se mueven ciertos directivxs y que nos muestra lo alejadxs
de ese camino que dicen seguir? ¿Es este el concepto de entidad sin ánimo de lucro
destinada a servicios sociales? ¡Qué vergüenza!


XF: Drogas y adicciones las hay de diversa índole, pero con total seguridad el apropiarse
de dinero ajeno no podamos clasificarlo como enfermedad. ¿Cómo se denomina a lxs
amig@s de lo ajeno?¿Cómo deberíamos calificar a esas personas que haciendo uso de su
situación de poder se enriquecen en detrimento de otrxs?
Quizás algún día se aborde en algún Máster de drogodependencias, ya que
aparentemente crea adicción... si conocéis al director de alguno comentádselo a ver qué
le parece, seguro será de su agrado.


Muchas gracias por vuestra atención.
Mira també:
http://fundacionsinanimodelucro.wordpress.com/
https://twitter.com/AfectadosFSYC

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more