Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Comenta notícia | Veure comentaris | Envia per mail aquest* Notícia
Notícies :: pobles i cultures vs poder i estats
Per la independència total: anarquia sense límits!
20 nov 2012
Manifest del Col·lectiu Llibertari "Negres Tempestes"

Per la independència total: anarquia sense límits!

Ens trobem en un moment històric on sembla ser que, una part considerable de la població, ha decidit que cal iniciar un procés emancipador nacional. Els partits polítics catalans han intentat ubicar el seu discurs segons la seva orientació política, pronunciant-se segons els seus interessos. Això ha fet que alguns partits accentuessin més, si això era possible, el seu caràcter unionista en contra de qualsevol mena de moviment que pogués arribar a qüestionar la indivisible unitat de l’Estat Espanyol. Alguns han plantejat posicions en pro d’una reformulació del model estatal. Altres han formulat plantejaments en la direcció de creació d’un nou Estat Català. I per últim queden els que després d’anys de mostrar-se fidels als seus principis, els del benefici propi, ara cerquen l’encaix en aquest procés, inventant tota mena d’eufemismes per evitar parlar d’independència.

Cal advocar per un procés que porti cap a l’emancipació individual, social i nacional. Compartim així, la lluita del poble català i de qualsevol altre per la seva autodeterminació. Els pobles i les persones hem de poder decidir lliurement el nostre propi futur.

Patim una situació alarmant amb l’excusa d’una crisi econòmica global, on als Països Catalans hem de suportar més de 200 desnonaments diaris, superem els 1.750.000 aturats, més de 2.800.000 habitants (700.000 d’ells infants) es troben en risc o per sota el llindar de pobresa... Mentrestant les élits econòmiques en surten beneficiades. Davant de tot això, cal donar una resposta ràpida a aquesta situació.

Denunciem el mal ús que per part d’alguns, els de sempre, s’ha fet d’aquesta voluntat  de ser del poble català per emmascarar una realitat de retallades, corrupció, explotació laboral, repressió, misèria, etc. a la que ells mateixos ens volen portar.

La creació d’un nou Estat Català condemnarà a l’ostracisme a gran part del territori dels Països Catalans, deixant en mans dels estats espanyol, francès i andorrà el seu esdevenir. La creació d’un estat suposa en sí mateix l’inici d’un procés constituent que determina les directrius bàsiques determinant-ne les bases legislatives. Aquest procés no és innocu de contingut polític, doncs les lleis segueixen uns models político-ideològics previs, reproduint el model econòmic de voracitat capitalista en el que vivim, no deixant participar a la població civil de la decisió de subordinació a les directrius d’organismes tals com l’FMI, el BM, la OTAN o la Unió Europea. Es continuarà defensant els interessos de l’oligarquia dominant al marge de les conseqüències que això suposi a la població. La llibertat d’un poble no és possible mitjançant la creació d’un nou estat, sinó amb la destrucció dels existents.

El full de ruta per assolir la llibertat nacional no partirà mai d’unes eleccions. Les votacions del proper 25 de novembre ens les han volgut vendre com a plebiscitàries i en realitat només persegueixen l’objectiu de consolidar una majoria absoluta pel partit que el presideix per a seguir amb les seves les polítiques neoliberals.

Cal construir la independència total a partir de processos d’empoderament col·lectiu. Hem tingut alguns exemples en les nostres terres com la indignació que envolta el moviment del 15m, la subversió de la normalitat en les vagues generals, les lluites contra els desnonaments, la insubmissió als poders fàctics de la burgesia catalana del #NoVullPagar, les mateixes protestes gestades des de la societat civil en pro de la independència... Processos sorgits al marge de les institucions, de partits, de sindicats... que els van agafar amb els pixats al ventre, obligant-los a moure’s per a poder sortir a la foto, per aprofitar-se de la situació.

Cal consolidar les decisions des de baix, amb una absoluta horitzontalitat. Apostem per la consolidació o creació de noves assemblees locals o barrials en una federació de pobles lliures i en uns marcs econòmics i laborals autogestionats. Volem l’abolició de l’estat, dels seus instruments coercitius, de la propietat privada i donar pas a la creació del comú.

Cap estructura d'estat ens farà lliures! Independència i autogestió!

Negres Tempestes a Negres Tempestes al TwitterNegres Tempestes a IssuuNegres Tempestes al Facebook
Mira també:
http://www.negrestempestes.org

This work is in the public domain
veure comentaris / afegir comentari ...
La facilitat d'afegir comentaris als articles publicats té com a finalitat el permetre:
  • Aportar més informació sobre la notícia (enriquir-la)
  • Contrastar la seva veracitat
  • Traduir l'article

Comentaris

Re: Per la independència total: anarquia sense límits!
21 nov 2012
però votareu a las cup o no?
¿Qué es el Estado?
21 nov 2012
La destrucción del Estado no tiene nada que ver con un proceso de independencia nacional. La autodeterminación nacional no tiene nada que ver con la emancipación de los trabajadores por si mismos. VOTACIONES O PARLAMENTOS SON AJENOS A LA LUCHA DE CLASES.

Podemos encontrar mil definiciones distintas del Estado. Pero básicamente se reducen a dos. Una, amplia, que habla impropiamente del Estado ya en las primeras civilizaciones de Mesopotamia y Egipto, y después de Grecia y Roma, que no vamos a utilizar, y que es inadecuada para estudiar la actual sociedad capitalista en la que vivimos. Se trata de una definición que, en todo caso, necesita calificar al Estado con el modo de producción imperante: Estado esclavista, Estado feudal, Estado capitalista. Otra, reducida, en la que se utiliza el concepto actual del Estado, o Estado capitalista, o Estado moderno, como poder soberano absoluto o único en cada país, que es la que aquí utilizaremos.
El Estado es una forma histórica reciente de organización política de la sociedad, surgida hace unos quinientos años, en algunos países, con el fin del feudalismo, el auge del mercantilismo y las primeras manifestaciones del sistema de producción capitalista. La aparición del Estado suponía la desaparición de las formas feudales de organización política.
El concepto de Estado surge con la aparición histórica del sistema de producción capitalista. Es la organización política adecuada al capitalismo. La proyección de este concepto a las antiguas civilizaciones es una anacronismo infértil y confuso.
En la sociedad feudal la soberanía era entendida como una relación jerárquica entre una pluralidad de poderes. El poder del Rey se fundamentaba en la fidelidad de otros poderes señoriales y los poderes del Rey eran venales, esto, es, podían venderse o cederse a la nobleza: la administración de la justicia, el reclutamiento del ejército, la recaudación de los impuestos, los obispados, etcétera, podían ser vendidos al mejor postor o adjudicados en una compleja red de favores y privilegios. La soberanía residía en una pluralidad de poderes, que podían subordinarse o competir entre sí.
El Estado, en la sociedad capitalista, convierte la soberanía en un monopolio: el Estado es el único poder político del país. El Estado detenta el monopolio del poder político, y en consecuencia pretende el monopolio de la violencia, la definición de legalidad y la administración de la justicia. Cualquier desafío a ese monopolio de la violencia se considera como delincuencia, y atenta contra las leyes y el orden capitalistas, y por lo tanto es perseguido, castigado y aniquilado.
En la sociedad feudal las relaciones sociales estaban basadas en la dependencia personal y el privilegio. En la sociedad capitalista las relaciones sociales sólo pueden darse entre individuos jurídicamente libres e iguales. Esta libertad e igualdad jurídicas (que no de propiedad) son indispensables para la formación y existencia de un proletariado que provea de mano de obra barata a los nuevos empresarios fabriles. El obrero ha de ser libre, también libre de toda propiedad, para poder estar disponible y preparado para alquilarse por un salario al amo de la fábrica. Ha de ser libre y carecer de toda dependencia de la tierra que labraba, y de todo sustento o propiedad, para ser expulsado por el hambre, la pauperización y la miseria hacia las nuevas concentraciones industriales donde pueda vender la única mercancía que posee: sus brazos, esto es, su fuerza de trabajo.
A estas nuevas relaciones sociales, propias del capitalismo, les corresponde una nueva organización política, distinta de la feudal: un Estado que monopoliza todas las relaciones políticas. En el capitalismo todos los individuos son libres e iguales (jurídicamente) y nadie guarda ninguna dependencia política respecto al antiguo señor feudal o al nuevo amo de la fábrica. Todas las relaciones políticas son monopolizadas por el Estado.
En los modos de producción precapitalistas las relaciones de producción eran también relaciones de dominación. El esclavo era propiedad de su amo, el siervo estaba ligado a la tierra que trabajaba o dependía de un señor. Esa dependencia ha desaparecido en el capitalismo. El Estado es pues producto de las relaciones de producción capitalistas. El Estado es la forma de organización específica del poder político en las sociedades capitalistas. Existe una separación radical entre la esfera económica, la social y la política.
El Estado monopoliza el poder, la violencia y las relaciones políticas entre los individuos en las sociedades en las que le modo de producción capitalista es el dominante. A diferencia de los que sucedía con las instituciones políticas precapitalistas, el Estado NO ES UNA RELACION DE PRODUCCION. En el sistema de producción capitalista el capital no es sólo el dinero, o las fábricas, o las maquinarias, el capital es también una relación social de producción, y precisamente la que se da entre los proletarios, vendedores de su fuerza de trabajo por un salario, y los capitalistas, compradores de la mercancía “fuerza de trabajo”. El Estado debe garantizar el mantenimiento y reproducción de las condiciones que posibilitan la existencia de esas relaciones sociales de producción, esto es, la compra-venta de la mercancía fuerza de trabajo.
El Estado ha surgido recientemente, hace unos quinientos años, y desaparecerá con las relaciones de producción capitalistas. El Estado pues no es eterno, ha tenido un origen muy reciente y tendrá un fin, más o menos cercano.
La teoría política del Estado nació en la Inglaterra del siglo XVII, paralelamente a ese proceso histórico conocido como la Revolución Industrial, con Hobbes.
Hobbes no es sólo el primer teórico, desde el punto de vista cronológico, sino que toda la problemática actual sobre el Estado está ya en Hobbes (y en Locke).
Desde Platón hasta Maquiavelo la teoría política preestatal caracteriza el poder político y la comunidad como algo NATURAL, e identifica comunidad civil y comunidad política. Desde Hobbes la teoría política estatal define el Estado como un ente ARTIFICIAL, separa los conceptos de comunidad civil (sociedad civil) y comunidad política (Estado) y plantea la cuestión de la reproducción del poder político.
El Estado surge desde una contradicción, que le da origen y razón de ser, entre la defensa teórica del bien común o general y la defensa práctica del interés de una minoría. La contradicción existente entre la ilusión de defender el interés general y la defensa real de los intereses de clase de la burguesía. La razón de ser del Estado no es otra que garantizar la reproducción de las relaciones sociales de producción capitalistas. El Estado, por esta misma razón, es incapaz de superar la contradicción existente entre la defensa del interés general (e histórico) de la sociedad (y de la especie humana), que en teoría afirma defender, y los intereses inmediatos del capital y su reproducción, que en la práctica son su objetivo prioritario y exclusivo. El Estado no puede confesar su incapacidad para enfrentarse a los intereses inmediatos de reproducción del capital, ni su permanente necesidad de impulsar el ciclo de valorización, que supone agotar los recursos naturales, contaminar el planeta hasta niveles suicidas, hipotecar el porvenir de las futuras generaciones y poner en peligro la continuidad de la especie humana.
Sin embargo, el Estado, cosificado en sus instituciones, es la máscara de la sociedad, con apariencia de una fuerza externa movida por una racionalidad superior, que encarna un orden justo al que sirve como árbitro neutral. Esta fetichización del Estado PERMITE que las relaciones sociales de producción capitalistas aparezcan como meras relaciones económicas, no coactivas, al mismo tiempo que DESAPARECE el carácter opresivo de las instituciones estatales. En el mercado, trabajador y empresario aparecen como individuos libres, que realizan un intercambio “puramente” económico: el trabajador vende su fuerza de trabajo a cambio de un salario. En ese intercambio libre, “sólo” económico, ha desaparecido toda coacción, y el Estado no ha intervenido para nada: no está, ha desaparecido.
La escisión entre lo público y lo privado es una condición necesaria de las relaciones de producción capitalistas, porque sólo así APARECEN como acuerdos libres entre individuos jurídicamente libres e iguales, en las que la violencia, monopolizada por el Estado, ha desaparecido de escena. De todo esto resulta una CONTRADICCION entre el Estado COMO FETICHE, que debe ocultar su monopolio de la violencia, y la coacción permanentemente ejercida sobre el proletariado para garantizar las relaciones de producción capitalistas, esto es, de mantenimiento de las condiciones de explotación del proletariado por el capital; y el Estado COMO ORGANIZADOR DEL CONSENSO social y de la legalidad, que convoca elecciones libres, permite partidos y asociaciones obreras, legisla conquistas laborales como la asistencia sanitaria, pensiones, horarios, etcétera.
En caso de crisis el Estado capitalista desvela inmediatamente que es antes Estado capitalista que Estado nacional, de pueblos o ciudadanos. El componente coactivo del Estado, ligado a la dominación de clase, es la ESENCIA FUNDAMENTAL de éste, que aparece diáfana cuando consenso social y legitimación estatal son sacrificados en el altar de la sumisión del proletariado a la explotación del capital.
El Estado surge de esa relación contradictoria. Pretende a ocultar su papel represor, como garante de la dominación de clase mediante el monopolio de la violencia, al tiempo que quiere aparecer como organizador del consenso de la sociedad civil, que a su vez legitima al Estado como árbitro neutral. Con esto el Estado fortalece además su dominio ideológico y consigue un dominio más completo y encubierto de la sociedad civil. El Estado, por supuesto, criminaliza toda violencia política (revolucionaria o no) que escape a su monopolio.
Las instituciones fundamentales del Estado son el ejército permanente y la burocracia. Las tareas del ejército son la defensa de las fronteras territoriales frente a otros Estados, las conquistas imperialistas, para ampliar los mercados y acaparar materias primas, y sobre todo la garantía última del orden establecido frente a la subversión obrera y las insurrecciones proletarias. Las tareas de la burocracia son la administración de todas aquellas funciones que la burguesía delega en el Estado: educación, policía, salud pública, prisiones, correo, ferrocarriles, carreteras… El funcionario del Estado, desde el maestro de escuela al catedrático, del policía al ministro, del cartero al médico desempeñan funciones necesarias para la buena marcha de los negocios de la burguesía, mientras no sean un buen negocio para ésta, en cuyo caso se privatizan.
El Estado es la ORGANIZACIÓN del dominio político, de la coacción permanente y de la explotación económica del proletariado por el capital.
El Estado no es pues una máquina o instrumento que pueda utilizarse en un doble sentido: ayer para explotar al proletariado, mañana para emancipar al proletariado y oprimir a la burguesía. No es una máquina que pueda conquistarse, ni que pueda manejarse al antojo del maquinista de turno. El proletariado no puede conquistar el Estado, porque es la ORGANIZACIÓN política del capital: ha de destruirlo. Si un partido fortalece o reconstruye el Estado, o se limita a conquistar el Estado, no estamos ante una revolución proletaria, sino ante otra forma de capitalismo. El ejemplo histórico más destacado fue el capitalismo de Estado de la extinta Unión Soviética. El Estado no puede ser ABOLIDO de la noche a la mañana por un decreto “revolucionario”, o por un acuerdo social de la mayoría de la sociedad, porque es la organización política del capital y sus relaciones sociales de producción: hay que DESTRUIR esas relaciones sociales de producción y su organización política: el Estado. El Estado no puede ser parcialmente sustituido y parcialmente utilizado (como un semi-Estado obrero) por el proletariado contra el capital, en una fase de transición entre el capitalismo y el comunismo, esperando que se EXTINGA como una llama sin oxígeno, porque el Estado es la organización política del capital y garantiza las relaciones sociales de producción capitalistas. No existe una semiorganización del capital ni una semigarantía de las relaciones sociales de producción, y ya hemos dicho que la máquina Estado no puede utilizarse, ni semi-utilizarse en un doble sentido, ahora para explotar o semi-explotar al proletariado, mañana para emanciparlo o semi-emanciparlo. El Estado es la organización política total y totalitaria del capital (y de su permanente reproducción) para explotar al proletariado. El proletariado no puede usar, ni semiusar para extinguir; ni abolir, ya sea por decreto, acuerdo mutuo, o votación, el Estado: sólo puede destruirlo.
El proletariado ha de destruir el Estado porque éste es la organización política de la explotación económica del trabajo asalariado. La destrucción del Estado es el inicio de una revolución proletaria.

¿Qué sustituye al Estado?
La administración de las cosas y de las prioridades de la sociedad en el comunismo. Pero la revolución proletaria no es una cuestión de partidos o de organización. No son las organizaciones quienes hacen la revolución, sino que es la revolución quien crea las formas de organización de clase apropiadas. Lo que determina la posibilidad del comunismo es un alto desarrollo de las fuerzas productivas y la extensión de la condición de proletario. Los problemas organizativos no pueden plantearse al margen de quien los organiza y de los problemas que se plantean en cada momento. No hay reglas, ni fórmulas mágicas, ni garantías contra la burocratización y la contrarrevolución. Los burócratas suelen ser expertos en organización, en beneficio propio, al margen del interés general de la sociedad. La experiencia histórica del proletariado señala los soviets rusos de 1905 y 1917, los rater alemanes de1918-1920 y los comités españoles de 1936, esto es, la organización del proletariado en consejos obreros como la forma organizativa revolucionaria de la clase obrera.
Estamos pues hablando no de tal o cual forma organizativa de comité o de consejo, sino de la organización consejista de la sociedad. Los consejos no representan a los obreros, SON EL PROLETARIADO ORGANIZADO. Es un órgano de clase y de lucha. No es un órgano político, y por lo tanto no es democrático ni dictatorial, está más allá de la política, y evita la separación entre lo público y lo privado característica del capitalismo.
Soviets, raters y comités fracasaron en el pasado, pero han existido, demostrando la capacidad del proletariado para dirigir y gestionar fábricas, ciudades y países; señalando también sus límites, SUS ERRORES y sus limitaciones. Han surgido siempre que el proletariado revolucionario se ha alzado contra la barbarie capitalista. Han sido la respuesta obrera al vacío dejado por la burguesía, más que resultado de la radicalización del combate.
La ideología consejista contempla los consejos como meta y no sólo como un momento de la transición al comunismo. Los consejistas sustituyen el concepto “partido” de los leninistas por el concepto “consejo”. Ambas ideologías son estériles, porque de acuerdo con el viejo y contundente grito de la Asociación Internacional de los Trabajadores: la emancipación de los trabajadores será obra de los propios trabajadores, o no será. Los consejos, o las organizaciones que en cada momento cree el proletariado, serán sólo lo que consigan hacer en el combate por destruir el Estado y alcanzar el comunismo.
Estamos hablando de la constitución del proletariado en clase, y por lo tanto, en organismo revolucionario autónomo, independiente de la burguesía y opuesto al partido contrarrevolucionario del capital, que orienta todos sus esfuerzos hacia la total y definitiva destrucción del Estado, esto es, a la destrucción de la organización política del capitalismo, sustituida por una nueva organización política de la sociedad comunista, que conduce a la extinción de todas las clases sociales.
Re: Per la independència total: anarquia sense límits!
21 nov 2012
y un dia se desperto al darse con un ladrillo en la cabeza, a regañadientes se fue dando cuenta ke la destruccion del estado español pasa si o si por la independencia nacional y territorial de galiza, euskal herriak, paisos catalans, castilla, andalucia y canarias

independentzia osoa!
Re: Per la independència total: anarquia sense límits!
21 nov 2012
Y el ladrillo era jon.
No entiende que se habla de la destrucción de TODOS los estados, de la destrucción de EL ESTADO.
Re: Per la independència total: anarquia sense límits!
21 nov 2012
h, suposo que dónen llibertat de vot als seus afiliats sense posicionar-se com a organització, com la CNT al 36.
Re: Per la independència total: anarquia sense límits!
21 nov 2012
claro chicx, y cayeron todos los estados, el estado, de golpe y porrazo cual las torres gemelas, es mas, el motor de ese genial derrumbe fue el/la revolucionarix español/a... el ke no entiende ke ese ladrillo ya esta golpeando y bien la cabeza de algunxs eres tu, y ke ese ladrillo no soy yo sino la lucha de los diversos pueblos de "iberia"
Re: Per la independència total: anarquia sense límits!
21 nov 2012
certament és un dels mecanimes de la oligarquia capitalista més fatxa i perillos, ja que ens enganya de totes totes: el catala és la seva llengua oficial, quins mal parits

dit aixo, cert que el 15m sera la gran via per arribar a la independencia, ens ho ha demostrat durant un any per tenir clar quin era el seu marc territorial (és clar! incloia tots els països catalans espanyols, no com aquests autonomistes catunyesos, tss), el seus simbols "Spanish revolution", la plaça on no paraven de mirar i enmirrallar-se (es tiren un pet a Puerta del Sol i a Rocatitiua de Dalt en sentim el ferum), el gran respecte a la llengua dels pagesos retrassats, si es parla de tant en tant com a exotisme al costat de la llengua spanglish over the world, el vot justet a favor del dret a l'autodeterminacio just despres de 2 mesos d'haver-se finalitzat la recollida de 800.000 vots per la independència (no sigui dita la coincidencia amb el nostrat Periodico de Lerroux-Catañol), la critica fins gairebe haver d'arribar a les mans per la presencia d'alguna trista estelada -quina vergonya l'independentisme organitzat- al costat d'un fotimer d'espanyoles republicanes que son més guais. El 15m i la seva GRAN GRAN sensibilitat nacional i de saber en quin pais estar i perque es diu plaça de Catalunya i no de Soria -alguns els molestava aquest nom tant i tant patriotero, Catalunya- perque hi ha el cap monumentat d'un avi imbecil que es va jugar la pell a Prats de Motllo -ai mira quina gracia, que exotic- aquest 15m ens portarà a l'alliberament com a poble, a l'alliberament nacional.
Posats a patir, on és l'espasa per l'harikiri, anirem més rapids.
Re: Per la independència total: anarquia sense límits!
21 nov 2012
en esa parrafada que utilizas para tu afirmacion primera, no ya su contenido anticonsejista, no ya el mecanicismo sobre capitalismo-Estado, no ya la repeticion de confusionismo linguitico entre Estado-administracion de las cosas o entre organizaciones de la revolucion-consejos, sino el apartado historiografico lo que es criticable: bajemos aq la realidad, no es lo mismo el estado catalan bajomedieval (o catalanoaragones si se prefiere) que el estado de la nobleza polaca, que el del feudalismo castellano (tan diferente al feudalismo catalan), que la republica florentina, que los estados protestantes alemanes (esto en el reducido margen del area de influencia del feudalismo europeo) Es problable que dicho de una manera el Estado aparezca hace 500 años pero siguiendo esa argumentación (que hace equivalente el Estado al Absolutismo) y vistas las ultimas investigaciones ese Estado esta en construcción por lo menos 300 años mas, una construcción contestada ampliamente por diferentes sectores, clases y pueblos.. desde la guerra de los campesinos hasta la Fronda passandoo por 1640-1641, 1714 o la rebelion de Pugachev (no se puede totemizar unos terminos creados hace 150 años para una "guia de estudio" y no una religion de la realidad, a partir de los conocimientos historiograficos del momento, en un tiempo en que la investigacion sobre todo ese proceso ha aumentado exponencialmente)
Es precisamente en ese momento de construcción contestada de los diferentes estados absolutistas que las diferencias comunitarias, nacionales (que han existido desde antaño) son parte fundamental del problema de evolucion de las diferentes sociedades. La represion de la inglaterra de Crownwell a Irlanda, la revolucion holandesa, la catalana, la portuguesa, la de Napoles, la guerra de los treinta años que vacia Alemania, el ascenso de las monarquias balticas y Prusia no son elementos secundarios en ese proceso de transicion al capitalismo, antes son los detonantes de esa lucha de clases, de pueblos, de oligarquias... que dan lugar al advenimiento de esa nueva sociedad. Conflictos en que precisamente se anteponen y se entrelazan diferentes culturas: la de los estados, las noblezas o las burguesias, la de las clases populares urbanas o rurales, influenciadas todas ella por los diferentes conflictos y guerras que hacen aparecer conciencias comunitarias diferenciadas u opuestas.

En resumen, usar la historia para sustentar determinados analisis para meter en un mismo saco cultural a un romano y a un persa, un godo y un griego, un habitante de la frontera extremeña y un siervo polaco siendo incapaz de ver las diferencias no solo economicas o de estatus sino culturales comunitarias o nacionales es no entender nada.
Re: Per la independència total: anarquia sense límits!
21 nov 2012
precisamente es en el enfrentamiento contra ese creciente absoltismo monarquico "estatizador", liderado por un patriciado burgues periferico que el recuerdo de un estado-nacion (Pierre Vilar) medieval, junto a las diferencias comunitarias, el conflicto legal, politico, social y economico, mas la ocupacion y la revolucion armada... fundamentan el surgimiento de una conciencia nacional diferenciada que llega hasta nuestros dias
Re: Per la independència total: anarquia sense límits!
21 nov 2012
"en realitat només persegueixen l’objectiu de consolidar una majoria absoluta pel partit que el presideix per a seguir amb les seves les polítiques neoliberals"

Pitjor encara, en un moment on el parlamentarisme està en decadència (pq la gent, especialment a Catalunya, se n'està adonant que l'Estat "Democràtic" Representatiu és un engany) aquesta maniobra, amb l'ajuda inocent de les CUP, revifarà la legitimitat d'aquest sistema, que és la base de la crisi humana en què vivim.

Tinc confiança, però, en que molta gent valiosa de les CUP se'n adonarà de l'error aviat i s'enfocaràn els parlamentaris que s'aconsegueixin exclusivament a repetir de 1000 maneres la mateixa idea: "aquest parlament va en contra del poble, la "democràcia" representativa és una fal·làcia, el poble s'ha d'organitzar per a enderrocar la oligarquia actual de soca arrel i construir una nova societat basada en l'autonomia". D'altra manera s'estarà exercint el poder ilegítim estatal, i la CUP - i tot el moviment que hi ha darrere - passarà a ser assimilat pel sistema de dominació.

ànims!
Re: Per la independència total: anarquia sense límits!
22 nov 2012
"Pitjor encara, en un moment on el parlamentarisme està en decadència (pq la gent, especialment a Catalunya, se n'està adonant que l'Estat "Democràtic" Representatiu és un engany) aquesta maniobra, amb l'ajuda inocent de les CUP, revifarà la legitimitat d'aquest sistema, que és la base de la crisi humana en què vivim."
Afegeix comentari ràpid Supervisar la moderació
Títol (no cridis, fes un ús moderat de les majúscules)
Nom email

Comentari

Format de Text
Anti-spam Introdueix el següent text a la casella:
Per afegir comentaris més detallats, o per pujar fitxers, mira a formulari complert de comentaris.