Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per mail aquest* Notícia
Notícies :: criminalització i repressió
Sobre el juicio-montaje a los antifascistas de Nizhini Novgorod, Rusia
06 nov 2012
El 18 de Octubre, la agencia de noticias lenta.ru anunció que la jueza rechazaba sentenciar a los acusados del caso llamado “Antifa-RASH” en Nizhni Novgorod. La jueza Olga Koloverova pedía a la policía que volviese a investigar el caso, para excluir contradicciones, acualmente muy obias.

Según la acusación, participantes del grupo extremista “Antifa RASH” planificaban derrocar el orden constitucional y establecer la anarquía. Según los acusados, es solo una organización ficticia creada por la policía política “E Center”, que nunca ha existido.

Tres personas fueron acusadas en el juicio, Pavel Krivonosov, Dimitri Kolesov y Oleg Gembaruk. Además de esto, Albert Gaynutdinov y Artyom Bystrov són sospechosos, están bajo orden de detención, y se encuentran en paradero desconocido. Todos los acusados denuncian que ya había fuertes lazos entre ellos antes del caso.

Según la acusación, Albert Gaynutidnov constituyó el grupo extremista solo, y luego reclutó al resto. Los activistas de la organización planeaban atacar a “ciudadanos de clase alta” y “los skinheads hooligans del fútbol”. La acusación no presentó una sola explicación que apoyase la existencia de este típo de grupo, la cual es requerida en las leyes anti-extremistas rusas, que sancionan principalmente “intigación al odio contra grupos nacionales, religiosos o sociales”.

La acusación aportó tres incidentes violentos. Según ellos, Krivonosov y Bystrov atacaron los hooligans de fútbol Sergey Aleksin y su novia.

Koleksov, Gembaruk, Gaynutdinov y Bystrov están acusados de asaltar a Dmitry Redkin. Gaynutdinov está acusado de haver asaltado Oleg Kalinin.

Los ataques fueron denunciados a la policía por las víctimas varios meses después de que sucedieran. Según la defensa, las declaraciones se hicieron bajo la presión de “E-Center”. Un conocido de Redkin testimonió que la declaración de este fue dictada por la policía en un coche, cuando le acompañaban al interrogatorio. Krivonosov niega que haya cometido ningún crimen. Según el, estaba en otra parte de la ciudad cuando Aleksin y su novia fueron golpeados. Gembaruk y Kolesov admiten que se pelearon con Redkin, pero que fue sin ningúna motivación política.

Todos los acusados niegan ser miembros de “Antifa-RASH”. Durante los registros la policía encontró carnés de miembro de la organización en los pisos de todos los acusados (excepto en el de Kolesov), pero ellos aseguran que fue la misma policía quien los puso. Dmitri Dinze, el abogado de la defensa, solicitó que se investigase la posibilidad de que los carnés hubieran sido imprimidos en la comisería local de policía, pero su demanda fue denegada durante el juicio.

El testigo principal del procesamiento Aleksandr Chernyi retiró su testimonio en el juicio. Dijo, que su declaración la había hecho bajo presión policial. El investigador dijo que Chernyi fue sólo al interrogatorio, pero no pudo explicar como este habría podido esquivar la seguridad si hubiese entrado sólo. Chernyi insiste que fue la policía quien le llevó al interrogatorio.

Durante las vistas, los abogados de la defensa remarcaron el número de contradicciones en el caso. Según Dinze, hay un acuerdo de la corte suprema de la Federación Rusa, conforme una organización extremista no puede establecerse solo con una persona, y en la investigación Gaynutidinov supuestamente formó la organización él solo.

También, en los materiales, el nombre de la organización está mal escrita -”Red Anarchia Skinheads” (Red and Anarchists Skinheads). Según Dinze, los antifascistas no habrían cometido este error, si la organización existiese. La investigación también falló en tratar de provar los hechos de cuando la organización extremista se creó exactamente, y si sigue siendo activa.

Según Dmitri Dinze, la decisión de la jueza Olga Koloverova en la declaración funal, fue favorable para la defensa. Pero según él, fue un tipo de “Juicio de Salomón”: en que los acusados no fueron sentenciados, pero tampoco fueron absueltos. Y la “responsabilidad de arreglar este desastre se pasó a las autoridades, a quienes lo provocaron”.

La acusación pedía 5 años por Krivonosov, 4 años por Kolesinov, y por Gembaruk una multa de 20.000 rublas y 3 años de cárcel. Ahora, la investigación debería cerrarse, o volver el caso al juzgado. Según Dinze, es muy probable que el caso quede aparcado.
Mira també:
http://rusafa.wordpress.com

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more