Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: corrupció i poder : laboral : mitjans i manipulació
CSI énte'l conflictu la minería
03 ago 2012
Los y les trabayadores de la minería asturiana decidieron finar la fuelga y tornar al trabayu.

Cada trabayador y trabayadora sabe cuála foi la so actitú y la so aportación presonal demientres esti conflictu. Cada Trabayador y trabayadora sabe cuála foi l’actitú de toos y caún de los sindicatos. Cada trabayador y trabayadora sabe cuála foi la conducta y les direutrices de tolos dirixentes sindicales.
spanish miners.jpg
Nun ye l’intre reproches, pero sí de tener nidies delles realidaes:

1-El Gobiernu impuso, de momentu, les sos condiciones.
2-Los oxetivos que se plantegaben los sindicatos, al entamu la fuelga, nun s’algamaron de denguna les maneres.
3-El conflictu pesllóse en falsu y va tornar a recrudecese en pocos meses.

Na CSI nun damos esta llucha por finada y nin siquier pescanciamos comu un fracasu’l camín andáu fasta equí. El conflictu’l carbón deprendiónos que la xunión y la firmeza los y les trabayadores pueden engabitanos a algamar un futuru estremáu del que nos tienen preparáu.

Nesi sen, l’absolución dafechu de tolos imputaos en causes xudiciales remanecíes de les movilizaciones, ye una reivindicación inrenunciable.

Les movilizaciones tienen de continuar, porque la resinación enxamás traxo nada bono pa la clas obrera. Manifestaciones, paros temporales, xornaes de llucha, aiciones contundentes..., too ello puede servinos pa preparar, ensin munchu desgaste, les condiciones favoratibles pa un nuevu conflictu que, ensin dubia, va tornar a coyer protagonismu.

Pa ello, ye necesario que los dirixentes sindicales de CCOO y SOMA-UXT camuden d’actitú, defendiendo los drechos reales de los y les trabayadores y abandonando vieyes postures que namás van tornar traenos pieslles de pozos y perda de puestos de trabayu.

Les direiciones de CCOO y SOMA-UXT tienen la obligación de defender, perriba cualisquier sigla, los drechos ya intereses comunes del conxuntu los y les trabayadores y abandonar toa actitú ispirada nos intereses particulares de cualisquiera de los dos sindicatos o de los sos propios dirixentes.    

De nun ser asina, queda nes manes de los y les trabayadores desbancar a estos dirixentes sindicales, afondar na propia autoorganización obrera y tornar a garrar, coles sos propies manes, unes riendes qu’enxamás debieren soltar.

Pero nes condiciones nes que tamos, dengún seutor, nin siquier el seutor mineru, va ser quien a iguar los sos problemes por sí solu. Los y les trabayadores de la mina necesiten urxentemente abrir el so conflictu a la participación y el sofitu d’otros seutores sociales y llaborales, porque esto yá tornó nuna llucha de tola sociedá asturiana.

Nun podemos siguir lluchando per separtáu en cada empresa o seutor, porque esto namás va empobinanos a la derrota. Ye necesario xunir a tolos y toles trabayadores d’empreses en conflictu ya incorporar a esa griesca al seutor más perxudicáu de toos: les presones en paru o con trabayos precarios.

Tenemos d’asumir y sofitar que cualisquier presona, de cualisquier seutor llaboral, minera o non, parada o non, tien d’amestase a cualisquier conflictu de cualisquier seutor. Trátase de sumar lluches y voluntaes.

La pallabra “rendición” nun ta nel nuesu dicionariu. La hestoria d’Asturies escribióse y va escribise con otres pallabres: firmeza, solidaridá y llucha obrera.



CSI ANTE EL CONFLICTO DE LA MINERÍA

Los trabajadores y trabajadoras de la minería asturiana han decidido poner fin a la huelga y volver al trabajo.

Cada trabajador y trabajadora sabe cuál fue su actitud y su aportación personal durante este conflicto. Cada trabajador y trabajadora sabe cuál fue la actitud de todos y cada uno de los sindicatos. Cada trabajador y trabajadora sabe cuál fue la conducta y las directrices de todos los dirigentes sindicales.

No es el momento de reproches, pero sí de tener claras varias realidades:

1-El Gobierno ha impuesto, momentáneamente, sus condiciones
2-Los objetivos que se planteaban los sindicatos, al inicio de la huelga, no se consiguieron en absoluto.
3-El conflicto se ha cerrado en falso y volverá a recrudecerse en pocos meses.

En la CSI no damos esta lucha por terminada y ni siquiera consideramos como un fracaso el camino andado hasta aquí. El conflicto del carbón nos enseñó que la unión y la firmeza de los trabajadores y trabajadoras pueden ayudarnos a conseguir un futuro distinto al que nos tienen preparado.

En este sentido, la total absolución de todos los imputados en causas judiciales derivadas de las movilizaciones, es una reivindicación irrenunciable.

Las movilizaciones deben continuar, porque la resignación nunca trajo nada bueno para la clase obrera. Manifestaciones, paros temporales, jornadas de lucha, acciones contundentes..., todo ello puede servirnos para preparar, sin excesivo desgaste, las condiciones favorables para un nuevo conflicto que, sin duda, volverá a tomar protagonismo.

Para ello, es necesario que los dirigentes sindicales de CCOO y SOMA-UGT cambien de actitud, defendiendo los derechos reales de los trabajadores y trabajadoras y abandonando viejas posturas que solamente volverán a traernos cierres de pozos y pérdida de puestos de trabajo.

Las direcciones de CCOO y SOMA-UGT tienen la obligación de defender, por encima de cualquier sigla, los derechos e intereses comunes del conjunto de los trabajadores y trabajadoras y abandonar toda actitud inspirada en los intereses particulares de cualquiera de los dos sindicatos o de sus propios dirigentes.

De no ser así, queda en manos de los trabajadores y trabajadoras desbancar a estos dirigentes sindicales, ahondar en la propia autoorganización obrera y volver a coger, con sus propias manos, unas riendas que nunca deberían haber soltado.

Pero en las condiciones en las que estamos, ningún sector, ni siquiera el sector minero, va a poder solucionar sus problemas por sí solo. Los trabajadores y trabajadoras de la mina necesitan urgentemente abrir su conflicto a la participación y el apoyo de otros sectores sociales y laborales, porque esto ya se ha convertido en una lucha de toda la sociedad asturiana.

No podemos seguir luchando por separado en cada empresa o sector, porque esto solo nos conducirá a la derrota. Es necesario unir a todos los trabajadores y trabajadoras de empresas en conflicto e incorporar a esa pelea al sector más perjudicado de todos: las personas en paro o con trabajos precarios.

Debemos asumir y apoyar que cualquier persona, de cualquier sector laboral, minera o no, parada o no, tiene que sumarse a cualquier conflicto de cualquier sector. Se trata de sumar luchas y voluntades.

La palabra “rendición” no está en nuestro diccionario. La historia de Asturies se escribió y se escribirá con otras palabras: firmeza, solidaridad y lucha obrera.

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa