Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: sense clasificar
Si nadie lo remedia, la timidez y la tristeza van camino de convertirse en un trastorno psiquiátrico.
22 mai 2012
¿Estás triste o eres tímido? Entonces eres un enfermo mental.
Timidez y tristeza, ¿trastornos mentales?
Profesionales asturianos y asociaciones de familiares y usuarios discrepan con la tendencia a «medicalizar los sentimientos»
El nuevo manual de enfermedades que elabora la Asociación Americana de Psiquiatría genera gran polémica.
Gregorio Marañón, Albert Einstein, Jorge Luis Borges, Alfred Hitchcock, Emily Dickinson. ¿Qué tienen en común estos personajes históricos? Además del hecho de haber destacado en cada una de las ciencias y las artes que practicaban, todos ellos eran grandes tímidos. Algunos, incluso, sufrían de una marcada melancolía o tristeza.

A los ojos de la psiquiatría actual, una de las corrientes que parece querer imponerse, seguirían siendo genios, pero genios con una enfermedad mental. Porque, si nadie lo remedia, la timidez y la tristeza van camino de convertirse en un trastorno psiquiátrico. Lo debate actualmente la Asociación Americana de Psiquiatría (la APA), que sopesa incluir estas dos situaciones como nuevas dolencias de la psique.

La potente APA, que agrupa a más de 36.000 psiquiatras, elabora un nuevo manual de clasificación de enfermedades psiquiátricas. El futuro 'DSM V' (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders) estudia incluir como posibles patologías emociones y situaciones de la vida cotidiana como son la timidez, la tristeza por duelos o, también, la rebeldía adolescente. La propuesta de los popes de la psiquiatría mundial ha levantado ampollas, incluso en España y en Asturias, donde varios profesionales se han sumado a las protestas contra la APA.

El manual de la asociación americana está considerado como la biblia entre los profesionales de la salud mental. Hasta la publicación del DSM III, «la práctica psiquiátrica era algo artesanal y modesto», recuerda el psiquiatra gijonés Guillermo Rendueles. Pero en la actualidad los diagnósticos de la APA suelen utilizarse -al menos en el país de Barak Obama- para determinar quién es y quién no es paciente psiquiátrico. Son muchas las voces que cuestionan que se intente «medicalizar situaciones y emociones de la vida cotidiana». Guillermo Rendueles y Paz Arias, psicóloga clínica del Sespa y vicepresidenta de la Asociación Asturiana de Neuropsiquiatría y Salud Mental, se han sumado al documento crítico que circula por redes sociales. Lo han hecho, aclaran, a título individual, pero sobre todo porque están en deseacuerdo con «psiquiatrizar la vida cotidiana», indica Rendueles, que también pasa consulta en el Servicio de Salud. Para este profesional, «cada edición del DSM da una especie de patente para intervenir como expertos en todos los territorios de la vida diaria». Similar opinión muestra Paz Arias, que asegura que «llevamos tiempo en que cualquier actitud, conducta o comportamiento puede ser etiquetado como enfermedad. Algunas preocupaciones que antes se resolvían en el ámbito privado, ahora se psiquiatrizan o psicologizan. Nos venden que la felicidad existe y que se puede comprar en una farmacia», opina.

Articulo extractado de la Obra de LAURA FONSECA, del 23.04.12.

El filosofo y Humanista, L Ronald Hubbard ya expresó en los años 50 lo que la Psiquiatría estaba haciendo y peor aún, lo que seguiría haciendo para lograr el dominio mundial de la salud mental y aliada a las Industrias Farmacéuticas, etiquetar a cada vez más ciudadanos normales y poder ganar más dinero vendiéndoles las drogas sicotrópicas. Infórmate entrando en www.cchr.es

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Si nadie lo remedia, la timidez y la tristeza van camino de convertirse en un trastorno psiquiátrico.
23 mai 2012
És el mateix manual de malaties on volen incloure la patalogia trans?
o és un altre manaual?
Re: Si nadie lo remedia, la timidez y la tristeza van camino de convertirse en un trastorno psiquiátrico.
23 mai 2012
Hablar sobre timidez y tristeza como patología, es algo completamente desfasado, pues se abordó en el DSM-III, y vamos camino del DSM-V, que es donde quieren incorporar la tipificación de algún tipo de trastorno para la identidad trans.

Habría que preguntarle a ese "gran" filósofo y humanista de Ronald Hubbard, qué piensa él sobre la transexualidad..., pues me temo que todo lo que pueda decir este señor sobre psiquiatría, está rodeado de cierta morbosidad que, vista desde su perspectiva, también podría considerarse patológica.

Por otra parte el sensacionalismo de sus comentarios, haciendo parecer lo viejo, y no por eso superado, como una amenaza inminente, deja mucho que desear, así como la manera de abordar cualquier tema desde su grupo de supuesta defensa de los "derechos humanos".

Si juntam,os todas las piezas, o una gran parte de ellas, podremos comprobar que ese alarmismo de "fin de mundo", el sensacionalismo espectacular, la desinformación intencionada, el mensaje de inminente desastre irremediable, así como las únicas salidas planteadas, como formar parte de la asociación de derechos humanos o apuntarse a la iglesia de la cinesiología, y tener como único e ilustre mentor, y director espiritual a L. Ronald Hubbard, nos lleva en la dirección de formar parte de otra secta religiosa más. El que la lucha contra los abusos la industria farmacéutica sea loable, no hace loable las causas que utilizan esa lucha en su beneficio exclusivo... Al señor Hubbard le interesa poco menos que poco la lucha antipsiquiátrica, porque su finalidad es su iglesia de la cienciología, y ese no deja de ser un veneno más, no de las farmacéuticas, sino del "laboratorio" del señor Hubbard
Sindicat