Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
01 02 03 04 05 06 07
08 09 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: sanitat
Cuando las emociones se convierten en muecas
09 mar 2012
‘La Jovencita vive en la ilusión de que la libertad se encuentra en el extremo de una sumisión total a la “Publicidad” mercantil. Pero al final de dicha servidumbre, no hay más que la vejez y la muerte.’
6a0120a7c5f0a1970b0133f261997c970b.jpg
Comentario a cuenta de la entrevista a la señora de Barcelona que 'sufrió' el incendio de su coche en las protestas durante la huelga de universidades en el estado español.
Aquí el video de la entrevista en catalán.
La miseria existencial puede manifestarse de muchos modos. Uno de ellos es el de la educación servil y la contención democrática de la indignación. Las muecas que provoca se hacen grotescas a ojos de muchxs. La visualización de esa señora entre indignada y dramáticamente afectada no puede pasar desapercibida. Los medios como portavoces del capital han querido captar y extender su imagen para criminalizar a lxs estudiantes, pero les ha salido muy mal. La sobreactuación de esa señora ante el incendio de su coche sólo ha demostrado lo miserable de las subjetividades completamente dominadas por el capital. Todo un alarde de ausencia de cualquier tipo de conciencia. En menos de 10 minutos descalifica a los estudiantes por no pedir las cosas por los cauces democráticos (hasta el entrevistador parece joderse de ella), pretende que su vida entera se ha desmoronado porque no tiene coche, valora la propiedad privada por encima de todo, expresa su convicción de ser tan inocente que no debería pasarle nunca nada en la vida (‘yo no me meto en problemas nunca’) y, en definitiva, se presenta como la perfecta víctima inocente que nunca supo cuál era su papel en este tiempo que le tocó vivir. Su rol de empresaria, emprendedora, liberal, seguro que no es significativo, es una casualidad.

Al verla se mezclan sentimientos que van desde la risa ante el patetismo llevado al extremo y la nausea al vislumbrar un futuro en el que el capital ha conseguido moldear especímenes como éste, más preocupados por una propiedad que por las personas, incapaces de pensarse fuera del sistema mercantil, deseosos de seguir formando parte de la máquina. Y es que vivimos en un mundo en que el la solidaridad se expresa en buena medida desde la pérdida injustificada de una mercancía. ‘Su’ mercancía, como rápidamente matiza esta caricatura burguesa. Es la solidaridad de los consumidores, de los productores y de los mediadores. En definitiva en un momento esta señora dice más de la sociedad que vivimos que un análisis sociológico pormenorizado del especialista de turno.

Sólo queda decirle aquello de los Eskorbuto…
Nadie es inocente, todxs terroristas!!
Mira també:
http://amotinadxs.blogspot.com/2012/03/cuando-las-emociones-se-convierten-en.html

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Cuando las emociones se convierten en muecas
10 mar 2012
per què aquest text passa desapercebut (o com a mínim ningú comenta) quan parla d'una veritat profundíssima??
Misèria existencial la de la gent que sense sentir-se partícip del sistema es veu arrossegada per l'ideologia del capital. El pensament de tanta gent acrítica que deixa que tot passi sense pendre partit en res.
Re: Cuando las emociones se convierten en muecas
11 mar 2012
requereix una reflexió més profunda i pausada, no parla de les CUP, no hi ha imatges...
Re: Cuando las emociones se convierten en muecas
12 mar 2012
no! el coche no! no me kemes el coche! puedes kedarte con mis hijos! puedes violar a mi esposo!pero no me kemes el coche

automovil=ego-inmovil

NO HAY INOCENTES! TODXS CULPABLES!

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more