Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juliol»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: altres temes
Textos sobre el que està passant a Grècia.
09 des 2011
La rebelión de diciembre de 2008 no fue una respuesta, fue una pregunta:

La rebelión que estalló en diciembre de 2008 con el pretexto del asesinato de Alexis Grigorópulos por unos maderos, en Atenas, en el barrio de Exárjia, no fue simplemente una respuesta a un asesinato del Estado. Fue sobre todo una pregunta. Una pregunta sobre el cómo ven “los de abajo” (jóvenes, alumnos, estudiantes, trabajadores, desempleados, subempleados, nativos e inmigrantes) la brutalidad policial, la imposición por parte del Estado, la desertificación capitalista. Una pregunta sobre el cómo ven a sí mismos, sus relaciones, sus “propiedades” sociales, sus “identidades” políticas, la solidaridad y el compañerismo entre ellos, sus negaciones y sus afirmaciones, su insurreccionalismo y su creatividad, la posibilidad de reunirse y obrar sin líderes, expertos y mediadores, de dar a luz al nuevo, al espacio colectivo en el que (no) habrá Poder, jerarquía, explotación, fragmentaciones y discriminaciones sociales.

La rebelión de diciembre de 2008 fue la rebelión de clase y social más grande desde que se fundó el moderno Estado griego. Su dispersión geográfica alcanzó la totalidad del territorio del Estado griego, la participación numérica en ella fue enorme, la composición de sus sujetos fue extraordinariamente amplia, la diversidad de acciones, de agresividad, de colectivización y de “anti-estructuras” que aparecieron fue sin precedentes. Y esta rebelión no dejó atrás a personalidades, nuevos líderes, nuevas posibilidades de asimilación, superación y gestión de carácter autoritario.

Más allá de las estrategias represivas contra la rebelión que la sucedieron, una de las razones por las que esta rebelión fue combatida con tanta ferocidad por todos los aparatos ideológicos del sistema (periodistas de todos los bandos, «hombres espirituales» de todo el espectro ideológico, profesores universitarios, “intelectuales” izquierdistas) fue que su voz y sus aspiraciones no cupieron, no se incorporaron, y no se encajaron en unas demandas. El Hecho insurreccional se imprimió él mismo como tal, sin reivindicaciones contra ninguna autoridad, sin aspiraciones de algún cambio. Él mismo fue el cambio, el matrimonio entre la destrucción y la creación, el ataque a lo viejo y el nacimiento de lo nuevo.


Ocupación en todas partes, rebelión para siempre. No vivir como esclavos
La huella de diciembre se extiende a los procesos sociales hasta hoy. La marea de la agresividad social generalizada fue sucedida por la pleamar de una multitud de nuevos proyectos colectivos en todo el país. Las identidades sociales y políticas del pasado se liquidaron dentro de la fragua de la rebelión, echando los cimientos para la creación de cruces y de colaboraciones sociales a varios niveles, bajo la única condición de que su índole fuera sin mediadores, líderes y autoridad. Estos son los rasgos que caracterizan a las multiplicadas formas radicales de auto-organización social y de resistencia a la ofensiva escalonada de la Dominación del último año y medio, y que determinarán la evolución de los acontecimientos en los frentes de las luchas de clase y sociales del próximo período. La lava pilla desprevenidos sólo a aquellos que no ven el volcán. La pregunta que planteó la rebelión de diciembre de 2008 sigue siendo actual como nunca.

Manifestación contra el nuevo totalitarismo moderno:

Llamamiento a una manifestación pacífica, combativa y auto-guardada, contra el totalitarismo moderno, la pobreza y la fascistización.

Viernes, 9 de diciembre, a las 18:00h, Plaza Kapnergati (del Tabacalero), Kavala.

Contra el nuevo totalitarismo moderno

El período que estamos transcurriendo se caracteriza por una transformación general de las condiciones de vida en nuestro entorno. Los medios de comunicación bombardean constantemente a sus súbditos con noticias confusas y contradictorias sobre la “crisis” que enfrenta la economía. En este ambiente artificial de pánico y de desesperación, se les llama a los súbditos a hacer unos sacrificios aún mayores, con el fin de que “se rescate la economía el país, Europa…” La llamada “crisis” que estamos transcurriendo se puede interpretar de diferentes maneras. Sin embargo, ya sea artificial o constituya un elemento estructural del capitalismo, es el pretexto más descarado para que los Estados y los buitres del sistema financiero desaten, a nivel internacional, una ofensiva sin precedentes contra cualquier “conquista de los trabajadores o las sociedades”.

El viejo mundo del bienestar consumidor artificial y de la “asistencia social”, como una condición temporal de pacificación social, se va reemplazando por un constante estado de emergencia (alerta). En esta situación, el Capital puede robar más fácilmente a la sociedad y a los trabajadores (reducciones salariales, tributos, relaciones laborales flexibles) y el Estado puede mostrar su verdadero rostro abiertamente, el del autoritarismo y del regulador-impositor-en términos militares- de las condiciones de vida más inhumanas. La culminación de las medidas cada vez más asfixiantes es la abolición de la Democracia representativa-burguesa por unos partidos políticos parlamentarios y el nombramiento de un gobierno, cuya cabeza es un hombre de la Banca y algunos de cuyos ministros tienen una acción y una ideología neo-fascistas. Esta alianza entre la Banca, el gran Capital y el neofascismo, con la bendición de los partidos burgueses en condiciones de “crisis”, recuerda las imágenes de Europa durante el período de entreguerras (1918-1939), y puede ser caracterizada como fascistización y transformación (de la sociedad) hacia el nuevo totalitarismo.

Las condiciones de vida se hacen cada vez más asfixiantes, con unos salarios de hambre, grandes recortes en servicios básicos, que hasta ahora se daban por hechos, como la Educación y la Sanidad. En estas circunstancias surgen también las resistencias de los estratos sociales que están constantemente empobreciéndose. De la rebelión del diciembre de 2008 al movimiento de las plazas, de los movimientos auto-organizados a las luchas de los trabajadores huelguistas. Unas resistencias que tienen lugar no sólo en Europa sino ya en todo el mundo y comienzan a adquirir características de la conexión internacional, ya que los problemas son comunes en todas partes. Junto a la represión de los Estados oficiales estará el paraestado y los que buscan conflictos de características étnicas. De los matones de Mubarak al sanguinario de Noruega, de los equipos antidisturbios a los neofascistas.

A nivel local, la imagen de las tiendas cerradas, el aumento del desempleo y el ambiente de perplejidad y desesperación, fue completado por la masacre de un cerdo en la sede de la vieja Filarmónica, la paliza a jóvenes pintores de grafitis y alumnos, y la concentración a la vez de una marcha de protesta por la paliza casi mortífera que recibió el huelguista Giannis Kafkás.

Frente a estas condiciones de miseria económica y cultural, debemos armarnos de valor. Frente a las condiciones de empobrecimiento, de degradación y de canibalismo social, construyamos el frente que vuelva a poner en la mesa la visión de una sociedad sin explotación del hombre por el hombre, la cuestión de la libertad y de la solidaridad.

Frente a la pesadilla contemporánea de un mundo de pobreza, indignación y fascistización, nos estamos armando de valor…

Ciudadanos contra la pobreza y el fascismo.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more