Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: immigració
El jardinero de mi chalet votará por el PP
20 nov 2011
Tenemos que asumir la triste realidad: los proletarios, los parias, los obreros, los peones y jornaleros votarán por la derecha más recalcitrante.
jardinero.jpg
El vecino de mi piso me comentó compungido que intentó convencer al jardinero de su chalet para que votará por Rubalcaba. «él es una persona comprometida con las reclamaciones de los inmigrantes. Lee el programa « sin ti no soy nada » éste lo miró con sorna y le respondió vacilón -yo votaré por Mariano Rajoy. -¡La madre que lo parió! no me lo podía creer- el jardinero de mi chalet va a votar por el PP. ¡vaya cabrón! un inmigrante ecuatoriano que hace dos días obtuvo la nacionalidad española y ahora se cree todo un marqués »

Pero a mi no me sorprende en nada esta anécdota pues acuciados por la crisis económica, las deudas o las hipotecas los parias enarbolan la bandera del Partido Popular. El populacho busca desesperado la redención y ponen la mano en el fuego por Mariano Rajoy. « Este señor es un gran estadista que sabrá sacar a flote a España » « Queridos electores tranquilidad que después de la tempestad viene la calma » ¿y a estas alturas que pueden hacer esos parados que sobreviven gracias a las ayudas económicas de los ayuntamientos o comunidades autónomas?

Nos se necesita ser un profeta para vaticinar que el PSOE sufrirá este domingo una auténtica goleada. A Rubalcaba, el señor del GAL (socio fundador de los grupos antiterroristas de liberación al servicio del estado) con una patada en el culo lo mandarán al cementerio de elefantes. El batacazo electoral del 20N será tan demoledor que ya se habla de la refundación del PSOE. Los supervivientes del naufragio tendrán que replantearse sus principios ideológicos y buscar otros símbolos y otras siglas que definan su fracasado proyecto.

Es paradójico que los inmigrantes, los proletarios, los obreros, los currantes, los peones o campesinos que en teoría deberían votar por opciones de izquierda, se derechizan a pasos agigantados. Este fenómeno social nos deja perplejos. Las encuestas le otorgan la la mayoría absoluta a Mariano Rajoy mientras el partido de gobierno sufrirá un ejemplar castigo que lo relegará a unos 105 0 109 escaños. Un merecido castigo ya que son los directos responsables de la devastadora crisis ecónomica que padecemos. Nadie puede sustraerse al dantesco panorama que nos rodea: 5 millones de parados, los recortes sociales, el déficit, la deuda pública y privada,a un paso dela bancarrota. Argumentos suficientes para elegir el « cambio » es decir, una « revolución burguesa » que le devuelva la esperanza a los ciudadanos. Otras opciones como Izquierda Unida o las fuerzas nacionalistas se ven impotentes para competir contra el bipartidismo reinante. En todo caso la abstención experimentará un inesperado crecimiento y se perfila como la fuerza vencedora de la contienda. Los políticos tradicionales nos han defraudado, han perdido nuestra confianza pues se dedican a tiempo completo al desfalco y la corrupción. El desencanto de la sociedad es contundente de ahí que nos hierva la sangre de indignación.

Esos inmigrantes de origen humilde: los ecuatorianos, colombianos, peruanos, bolivianos, paraguayos, magrebíes, rumanos que un día llegaron con una mano delante y otra atrás a trabajar como bestias y salir adelante hoy se sienten más españoles que los propios nativos. Ahora que todos estamos con la soga al cuello son los más fervientes admiradores de Mariano Rajoy. Necesitamos imperiosamente una inyección de moral y como dice el vallenato de moda « España tiene futuro con Rajoy vamos a ganar ¡Se vive, se siente Rajoy presidente ! »

España atraviesa una de las crisis más masacrantes de toda su historia. ¿y quién va devolverle la confianza a los mercados? -Don Mariano, pues compadre. La prima de riesgo alcanza un cifra record de los 520 puntos, es decir, que nuestra economía se encuentra en zona de rescate. La quiebra, ¡Dios mio! las previsiones a corto y largo plazo son funestas. Este es el escenario perfecto jamás soñado por el PP. Pero sus incondicionales ni se imaginan lo que va a acontecer tras la resaca electoral. Después de las celebraciones y los fuegos pirotécnicos la derecha aplicará un riguroso plan de choque para cumplir las exigencias de la Banca, el FMI y la UE. Es la hora del sacrificio supremo pues tendremos que cargar la cruz de los ajustes y la austeridad. El derroche consumista, la nostalgía de aquellos tiempos de abundancia es ya una quimera inalcanzable.

Los inmigrantes que en sus países de origen han sido explotados desde tiempos inmemoriales se ven obligados a integrarse en el sistema y mimetizarse con el paisanaje. Es primordial apuntarse en el equipo triunfador, hablar un correcto castellano pronunciando con hidalguía las c y con las z « Madriz, tio, qué guay » « A tomar por culo » « ¡me cago en la hostia! » « ¡Joder! » « ¡venga ya! » Lo más práctico es imitar a los amos y tutores, susperar el listón y subir en la escala social. La inmersión cultural los condena al desarraigo y la perdida de identidad. No hay otra salida que poner cara de tunantes leer el ABC y el Hola, presenciar todos los partidos de la liga de las estrellas, apostar a las quinielas o la lotería primitiva o contemplar los programas de telebasura para ampliar el conocimiento cultural. Es fundamental complacer sus delirios de grandeza: un piso, el chalet, un coche de marca, las vacaciones en el Caribe o llenar el carro de la compra en el Corte Inglés.

Según los sociólogos los estratos más bajos de la sociedad votarán por Tio Mariano Rajoy. « El PP creará un millón de puestos de trabajo, rebajará los impuestos, y los colmará de subvenciones » Aquellos paniaguados que hacen cola en las oficinas de Cáritas o en la Cruz Roja a ojos cerrados echarán la papeleta en la urna por la derecha españolista. Por paradójico que parezca los inmigrantes simpatizan fervorosamente con la ideología más conservadora, se declaran católicos tradicionalistas y defienden las tesis más ortodoxas. Aunque provengan de países con un sistema republicano por arte de magia se han trasforman en monárquicos; adoran al Rey don Juan Carlos y doña Sofia, al príncipe Felipe y doña Leticia. Son los súbditos más fieles y defensores a ultranza de la unidad patria. Admiradores incondicionales de Esperanza Aguirre y Gallardón, de san José Maria Aznar o de su serenísima esposa Ana Botella.

Este domingo con su DNI en la mano miles y miles de inmigrantes altivos y orgullosos harán cola ante los colegios electorales para cumplir con el sagrado deber. Confiados en que la democracia los resarcirá de todas sus cuitas porque « tiene que haber un cambio en este país que permita respirar a los que estamos ahogados »

Los conversos son aún más fanaticos y se ponen la camiseta de la selección española de fútbol gritando a pecho partido ¡qué viva España! y no tienen ninguna objeción en ingresar como voluntarios a las fuerzas armadas, jurar bandera y cumplir con las misiones más arriesgadas. De los 350. 000 inmigrantes nacionalizados que cuentan con derecho a voto el 90% se decanta por los partidos afines a la derecha (incluído el PSOE) A pesar de que el PP siempre ha tenido una actitud hostil hacia los extranjeros y que patrocina políticas xenófobas y racistas los inmigrantes no tienen ningún reparo en apoyarles. ¡Es increíble hasta donde puede llegar el masoquismo y la estupidez humana!

El Partido Popular se muestra contrario a las regularizaciones y aplicará con todo rigor la Ley de Extranjería (reformándola según su criterio ) Además una de las primeras medidas que tomarán será aprobar el « contrato de integración » -el orden y el control deben ser prioritarios sobre un colectivo conflictivo que marca los mayores índices de terrorismo y delincuencia.

Los inmigrantes en paro representan una onerosa carga social y deben ser repatriados a sus países de origen. En está época de crisis hay que buscar culpables y la derecha juega con un doble discurso. Según las conveniencias declaran que « la inmigración enriquece nuestra tierra » « todos somos iguales » y acto seguido, afirman que en cuanto asuman el poder la persecución policial contra la inmigración ilegal y los sin papeles será implacable.

Pero todo esto les trae sin cuidado a aquellos inmigrantes que poseen un DNI o un pasaporte europeo. Ellos se sienten unos elegidos, salvados de las aguas y si pueden humillar a sus propios hermanos son capaces de insultarlos con un « indio o negro vete a tu tierra que nos quitas puestos de trabajo »

Ni indignacion ni nada que se parezca, no existe la solidaridad de clase y pretenciosos se desentienden de la luchas sociales o las reivindicaciones políticas. Aquellos que han tenido que luchar a brazo partido, trabajar a destajo, explotados al máximo sólo piensan en engordar y consumir desaforadamente . Que cada quien salve su propio pellejo. Los rumanos, los búlgaros, los ucranianos son ácérrimos anticomunistas y simpatizantes de la extrema derecha, los magrebíes, súbditos de Mohamed VI, se mantienen al margen pues sólo una minoría puede ejercer el derecho a voto, y los sudacas mercenarios de la sociedad capitalista su única meta es alcanzar el estatus de los patrones y amos.

Los inmigrantes siguen bajo la tutela de los conquistadores, de los encomenderos, de los frailes, de las ONGs, de las fundaciones, víctimas de la más cruel enajenación, engatusandos con las cuentas de vidrio y abalorios sin que haya la menor posibilidad de revertir su destino.


Carlos de Urabá 2011
Mar Muerto

This work is in the public domain

Comentaris

Re: El jardinero de mi chalet votará por el PP
21 nov 2011
Tengo entendido (ahora no encuentro el link) que la inmensa mayoria de los inmgrantes de origen africano y la mayoria de los asiáticos NO VOTA

y en cuanto a los sudamericanos (los de los países andinos) resulta que arrastran consigo 500 años de derrota y esclavitud.
Sindicat Terrassa