Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: sanitat
Romper con el ciudadanismo en la defensa de la sanidad que queremos
13 oct 2011
Texto autocritico con el ciudadanismo de las movilizaciones por una sanidad pública/colectiva.
tumblr_lre3fdZXwb1qb0p52o1_500.jpg
La lucha que se lleva a cabo en Catalunya contra las medidas de ajuste del gobierno en materia de sanidad tiene una dependencia absoluta del Estado. Pocos han cuestionado las formas de lucha que son netamente ciudadanistas (en tanto convergen en torno a unos derechos que el ciudadano ve modificados). No se ha desarrollado una autonomía en la que se busque la relación entre explotados en tanto que explotados, sino que se ha orientado el diálogo hacia el poder para pedir que no lleven a cabo sus planes de ajuste. El humanismo puede ser bueno, incluso deseable, en los explotadores. En los explotados (y es lo que somos lo asumamos o no, compremos más o menos, o tengamos más horas de ocio o menos) es una de las causas del mantenimiento de la derrota. Doscientos años después de que lo señalara el Marqués de Sade seguimos ignorando nuestra propia fuerza.

Y es que se ha hablado mucho de los recortes, pero poco de lo fundamental. Estos recortes, si no se adopta una posición clara, se pueden justificar. En un sistema regido por el dinero, por el beneficio económico, por el lucro empresarial, por el valor, es normal que se recorten prestaciones que no se pueden pagar. O sí se pueden pagar, dependiendo de quién lo gestione. Esta es la cuestión para algunos, como los socialdemócratas, la forma de gestionar el dinero. Mala en el caso actual. Mejor si consiguen convencer a los partidos de izquierda u otros representantes de que hay otras alternativas antes que recortar en sanidad o educación. Pero esto siempre será una cuestión político-económica que concierne a los gestores. Individuos con una actividad separada de la producción. Con unos resultados evaluados por indicadores muchas veces económicos e interpretados tendenciosamente a su favor. Está claro que mejor que los que trabajamos en esos ámbitos, no saben los gestores, coordinadores, jefes y jefecillos lo que es conveniente hacer. Por la simple razón que ellos no lo hacen. Para nosotros es una cuestión práctica. Por muchos indicadores que digan lo contrario A algunos les haría falta volver a repasar el libro de Orwell, Rebelión en la granja o repasar la historia de la URSS. La impresión que da es que desconfiamos de todo lo que no sea una gestión externa ¿Por qué ese miedo a autonomizarse? ¿por qué seguir mendigando piedad a la derecha y representación a la izquierda? ¿hemos perdido toda perspectiva de autonomía para ceder nuestra vida a la administración de unos cuantos que deciden lo que es bueno o malo, legal o ilegal, justo o injusto?

La perspectiva de esta crisis como la excusa perfecta para liberalizar los sectores que no han sido liberalizados es muy real. Desde hace años grupos de poder vienen armando el ataque. En esta sociedad el consumo no debe descender y hay que renovar los objetos/bienes de consumo. Mucho tiempo llevan deseando hincarle el diente a la salud, la educación o la justicia, sobretodo a la primera. Bienes que en esta sociedad cualquiera puede necesitar y por los que la mayoría harán lo posible para obtener. Hacer lo posible significa esclavizarse de por vida al trabajo que sea en las condiciones que sean. Y es que como muestra la peli de Zeitgeist favorecer la escasez de bienes permite reproducir el sistema de mercado. Lo escaso ahora serán el derecho a la atención sanitaria, a la educación o a la defensa legal ante una acusación. Y si se mantiene, será a costa de su calidad.

Así las cosas queda claro que las medidas de ajuste son sólo mecanismos de imposición de una vida de esclavitud para unos, para el mantenimiento de una vida de privilegios para otros. Si por el contrario queremos ver una situación transitoria en que los que detentan el poder intentan solucionar la crisis con ajustes ‘necesarios’ sólo tendremos que esperar pacientemente a que cumplan su labor. Delegar pasivamente para no tener que tomar las riendas de los propios asuntos es lo que caracteriza a nuestra época, la de la depresión clínica. Así de llenas están las consultas psiquiátricas y psicológicas de gente que no entiende el porqué de su estado.

Algunos apoyan las medidas conscientes de que este es el mejor mundo posible, asumiendo (mientras no sean ellos) que seguirán habiendo pobres, hambre, miseria y muertes en guerras imperialistas. Otros quieren cambiar el rumbo del tiempo, pero se aferran a modelos caducos y fracasados como el socialdemócrata o el estalinista. En las manos de cada cual está seguir pidiendo que retiren los ajustes o que no continúen aprobando más medidas como las que han tirado adelante, o empezar a tomar partido por lo que queremos, por ejemplo empezando a crear otra medicina en los CAPs ocupados… Lo primero parece una quimera a la vista de la actitud que han mantenido hasta ahora. Además los sindicatos como representantes legales de los trabajadores no han dejado de pactar la forma de implementar las medidas. Con más o menos choque, pero lo han hecho finalmente. Por responsabilidad democrática y porque ‘entienden la situación del pais’... La alternativa está entre defendernos y esperar que se vayan por el retrete las mínimas condiciones de nuestra esclavitud acondicionada, o atacarles. Este camino también parece utópico, pero depende de nosotros, está abierto y conlleva más posibilidades de cambios reales, que afecten a la vida cotidiana de todos. Si ellos vacían los ambulatorios, nosotros los llenamos con una actividad distinta, más comunitaria, menos jerarquizada, más informal, más crítica, menos dependiente. Si ellos controlan las bajas cada vez más como mecanismo de control económico, nosotros organizamos en los CAPs ocupados los medios para solidarizarnos y crear opciones. Si ellos nos quieren cobrar cada vez más los fármacos, nosotros valoramos volver a los antiguos remedios populares o nos organizamos para sacarlos por otras vías. Si el Estado se esfuma, es el momento de tomar su lugar con los que nos rodean.

Sabemos que no hay cosa que enfurece más a los que tienen el poder que que se lo arrebaten. Más cuando son ellos los que con sus proyectos lo fomentan esperando que nos conformemos y nos resignemos. La policía y las leyes siempre han servido para defender un status. Así que tomando esa opción hemos de saber lo que nos espera. Pero no es el mayor problema. Ese es superable cuando la gente sabe hacia dónde caminar, sabe lo que no quiere, sabe lo que le espera si permanece pasivo. El problema esencial es el del ciudadanismo, que como indican algunos compañeros de Chile a cuenta de las movilizaciones por la educación, erra al no elegir el camino de la autonomía, pues se mantiene sujeto a las peticiones al Estado, que de esta forma es el que decidirá hasta dónde deja actuar y dónde están los límites. Luego sólo queda quejarse.

‘Quien desea y no actúa engendra la peste’. W. Blake.
Mira també:
http://www.kaosenlared.net/noticia/romper-ciudadanismo-defensa-sanidad-queremos

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Romper con el ciudadanismo en la defensa de la sanidad que queremos
14 oct 2011
Que sarta de tonterias.
Diselo a quien le cierran quirofanos y va a palmar en la lista de espera.
Hay que ser demagogxs para soltar discursitos como este.
Luchemos a la vez por crear un mundo nuevo, aprovechando lo que se pueda del viejo mientras no tengamos algo mejor para sustituirlo.
Permitir que cierren la sanidad publica mientras no tengamos alternativas para tratar las enfermedades graves es un suicidio.
Hay que sumar fuerzas con todo el que se opone a la privatizacion de la sanidad. Es decir a la ampliacion de las desigualdades y la injusticia.
La retorica revolucionaria y el purismo ideologico esta bien para otros ambitos, pero con la vida de gente que depende de que el sistema de salud publico no se colapse no se juega.
Hay tantas cosas que destruir antes. Hay tanto por construir.Tan dificil es priorizar?
Re: Romper con el ciudadanismo en la defensa de la sanidad que queremos
14 oct 2011
se puede luchar contra el cierre de los quirófanos que dices, sin alabar al Estado que los sostiene. se puede luchar contra el desmantelamiento de la red se salud pública, sin andar pidiendo constantemente más impuestos. se puede intentar aprovechar la situación para generar algo nuevo sin estar continuamente mirando tiempos pasados, sabiendo como sabes tú y sé yo, que no van a volver atrás con sus medidas. poruqe ellos tienen la legitimidad de los votos y el poder para hacer que curres en las condiciones que te hacen currar. eso no es demagogia.
Re: Romper con el ciudadanismo en la defensa de la sanidad que queremos
16 oct 2011
Que sarta de cordura... Estoy de los cuerdos de remate hasta el último tornillo. Ahora resulta que la pureza es sólo la revolucionaria y no la pureza reaccionaria o conservadora de "que me dejen como estoy".
Cuando no había nada en juego, ya hemos visto lo que habéis hecho los que nada teníais en juego...
En esta vida, siempre hay alguien que se juega algo y los demás miráis para otro lado, hasta que os llegue el turno. Entonces hacéis una llamada a priorizar y a eso no le llamáis demagogia, sino coherencia.
Hay alternativas al tratamiento de enfermedades graves. Son justo esas alternativas que nunca os han interesado, y mucho menos van a interesaros ahora con la soga rozando vuestro cuello... Los que ya pasamos por esa fatal experiencia, avisamos incluso mucho antes de que todo esto sucediera, pero para vosotros, solo era alarmismo y todo iba bien. Efectivamente, mientras caemos, todo va bien, el problema es el choque contra el duro cemento con el que el capitalismo ha cubierto todo el planeta, y ahora cuando estáis a dos dedos del impacto, es cuando tomáis conciencia de que el choque, puede tener consecuencias fatales, pero si en esas dos décimas de segundo antes de impactar, te fijas en el suelo, verás que es un cemento oscuro, teñido de los que impactamos antes que tú, y a los que no llamabais puristas.
El impacto de nuestro cráneo contra el suelo, no os impresionó, os fue bastante indiferente creyendo que erais como ángeles que, llegado el momento, remontaríais el vuelo.
Vosotros sois los puristas que nos habéis llevado hasta esta situación, y justo ahora, cuando estáis cayendo y a dos dedos del suelo, nosotrxs, lxs estrelladxs, estamos ahí intentando evitar vuestro fatal impacto, pero no para que todo vuelva aser como antes y sigamos siempre lxs mismxs lxs que acabamos estrellándonos, mientras que, también los mismos, os mantenéis indiferentes mirando a otras partes.
Alternativas hay, sólo es preciso querer reconocerlas y aceptarlas. Después que cada cual elija desde qué modelo sanitario o educativo desea ser tratado y no maltratado como hasta ahora.
Re: Romper con el ciudadanismo en la defensa de la sanidad que queremos
17 oct 2011
A mi m'agrada més el model dels EUA, està més proper a l'anarquia, doncs allà ningú no lloa els serveis públics i tot el que tingui a veure amb això és titllat de perill autoritari.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more