Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: educació i societat
Buitres del planeta
30 ago 2011
Yo no entiendo por qué los buitres han inspirado tanto a poetas y escritores como símbolos de la codicia, de la avaricia y la crueldad, cuando hay otros animales en el mundo peores que ellos.
Buitres del planeta
Por Wilfredo Gutiérrez

Yo no entiendo por qué los buitres han inspirado tanto a poetas y escritores como símbolos de la codicia, de la avaricia y la crueldad, cuando hay otros animales en el mundo peores que ellos. Los buitres, es cierto, son aves de rapiña que comen animales muertos y vivos en áreas remotas del mundo, pero su conducta, en esencia, es naturalmente inocente.

Hay otros animales peores que los buitres, inclinados intelectualmente y conscientemente al robo, al hurto, a la rapiña y a la brutalidad de la violencia, pero ellos no han inspirado a nadie como símbolos de la avaricia y la crueldad. Estos animales (Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Italia, España, y otros de la misma índole organizados en la OTAN y la ONU) no han terminado de cometer el genocidio y crimen internacional en Libia y ya han comenzado con sus compañías petroleras a repartirse el petróleo de Libia, y a un estilo mucho más nauseabundo que como lo hacen los buitres con los animales muertos. Un titular del periódico español El Mundo, por ejemplo, reza: “Libia, un pastel de 1.6 millones de barriles diarios de petróleo a repartir de nuevo.”

Estos animales que hoy de manera insaciable y rapaz se reparten el petróleo de Libia “no andan creyendo en santos que orinan.” Para ellos, esos conceptitos pendejos de “libertad” y de “democracia” son pura paja. A la hora de bombardear a un pueblo para robar el petróleo, esas palabritas sólo sirven como “cantos de sirena” para engañar a los tontos. Estamos hablando de una banda de asesinos que no les importa los asesinatos de civiles, sean niños, ancianos, hombres o mujeres. Para ellos, esa cosa de “derechos humanos,” de “no violencia,” de “tolerancia” de culturas o de “ayuda humanitaria” es discurso barato, puro y simple. Lo único que interesa a los buitres de Washington, Londres, París, Madrid, Roma, etc., es saber cómo van a dividir las “tajadas” del crudo. El petróleo, a quien le guste o no le guste, es el quid del genocidio.

Yo estoy harto de tanta historia política que confirma la conducta voraz y rapaz de estos animales. Y tristemente siempre me causa risa cómo los pueblos nunca aprenden ni se dan cuenta del miserable papel que juegan de carne de cañón en cada conflicto militar para satisfacer la codicia y la crueldad de los imperialistas. En última instancia, ¿Qué diferencia hace que el petróleo esté en las manos de Kadafi y otros burgueses de Libia a que esté en las manos de una banda de asesinos e invasores extranjeros? ¿Cuál es la real diferencia? ¿Qué ganas tú con eso? ¡Oh! ¡No me digas! ¡La gasolina de tu carrito! ¡Asco de mundo!

¡Pobrecitos los buitres! ¡Se quedaron cortos! ¡Qué culpa tienen ellos de ser símbolos equivocados de la avaricia y la crueldad! La culpa no es de ellos. La culpa, en esencia, es del “mundo de agachados” en el que vivimos que no puede ver ante sus narices los verdaderos buitres del planeta.

--Wilfredo Gutiérrez

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa