Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: sanitat
La salud como mercancía. Consecuencias para las luchas.
19 jun 2011
Tomar la salud como una mercancía más, como hace la economía capitalista y la sociedad consumista que de ella deriva, y aplicar sus reglas, tiene implicaciones que no se pueden pasar por alto.
capitalismo.jpg
Desde el crecimiento gigantesco de la industria farmacéutica hasta el hiperdesarrollo de la burocracia estatal para dar cobertura a cualquier cuestión tocante al estado de salud (incluidos por supuesto los problemas sociales que han sido despachados como problemáticas de salud mental o psicosomática). Una lucha que se inicia como parcial, como la lucha contra los recortes en la sanidad catalana, si quiere ser seria conduce rápidamente al cuestionamiento de la totalidad del sistema. Esto ocurre porque las separaciones son claramente artificiales e impuestas por los que gobiernan desde siempre. Los recortes implican el presupuesto total, por tanto al resto de sectores gestionados por el Estado (o comunidad en este caso), por tanto al nivel político de gestión tanto como al económico, por tanto a los intereses de clase de los que gestionan (claramente en contraposición con los intereses de clase de los explotados). Todo está relacionado y por tanto estirar del hilo de los recortes, si se quiere hacer con sentido, implica mucho más de lo que se está hablando en general. Conviene hablar, debatir, discutir y llevar hasta el final las exigencias y las luchas. Lo contrario siempre resta para los explotados.

1- Los recortes que aplica el Gobierno catalán se dan en el marco de una crisis económica.

2- La crisis económica se inicia en 2008 por la burbuja inmobiliaria derivada de la generalización de las hipotecas subpryme o de alto riesgo que beneficiaron a algunos banqueros. Éstos que la propiciaron todavía siguen en puestos de poder. Los que adquirieron las hipotecas seguirán esclavizados-endeudados de por vida.

3- La crisis supuso la inversión de cuantiosísimos fondos del Estado para evitar la caída de distintos bancos, en distintos países.

4- La consecuencia de ello es la implantación de políticas de contención del gasto público, que pasan por liberalizar determinados sectores con el fin de trasladar el gasto al sector privado.

5- El sector privado acoge el gasto con la lógica de la mercancía: la obtención de beneficios.

6- La mercantilización de servicios básicos que proveía el Estado con la contribución de todos (Estado de Bienestar) implica la aplicación de la lógica mercantil a la salud, educación y servicios sociales.

7- La mercantilización de estos sectores supone la flexibilización laboral, el aumento de productividad, la disminución de inversión si no se asegura la recuperación de lo invertido, la modificación intrínseca del servicio ofertado (en tanto se adecuará a otros indicadores de control).

8- Una lucha centrada exclusivamente en la retirada de las medidas de austeridad implicaría, en caso de éxito, la movilización del Gobierno para obtener liquidez por otros medios.

9- Los organismos económicos internacionales apuestan por la vía adoptada por el Gobierno, y ante el fracaso de ésta responden con medidas de ajuste económico que imponen para sustentar la Economía (no sólo nacional, sino europea e internacional). La imposición implica la fuerza y la represión a quien se interponga en las medidas que han decidido dichos organismos.

10- Así pues, las luchas contra los recortes deben virar hacia la lucha contra la mercancía, la Economía y los Estados y organismos internacionales que la sustentan.

11- No hacerlo implica conducir las luchas al fracaso, sea por ingenuidad o por mala intención de aparentar una lucha que no se realiza efectivamente.

12- Demandar la modificación de leyes de control y regulación de la Economía es una posibilidad, pero pasa por admitir la Economía, el dinero y su funcionamiento. Eso implica mantener la posibilidad de endeudamientos, de especulación con las deudas de la gente y de países, de las materias primas, de la explotación, la especialización, etc.

13- La voluntad de mantener la Economía pasa por la idea del Progreso, que a nivel práctico siempre ha representado una profundización cada vez mayor en el entramado en que estamos metidos, dando por sentado que existe una evolución social en positivo. Se niegan así otras posibilidades. La posibilidad de la Negación de lo existente.

14- Otras posibilidades pueden pasar por la autoorganización y autogestión generalizada y no mediada por el dinero. Sus consecuencias serían enormes (unas buenas y otras no tanto, sobre todo para algunos). Pero lo fundamental ganado implicaría la participación de la propia vida vivida como proyecto individual y compartido con otros. El estado de cosas actual niega la vida entendida así.

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa