Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: altres temes
Decepcionante Pep Guardiola
13 jun 2011
\
Con la boca abierta presa de la incomprensión Salvador López Arnal Rebelión Pep Guardiola suele ser reconocido y admirado no sólo por la calidad y belleza del juego de Barcelona sino por la sensatez de sus declaraciones, por su modestia, por el respeto al adversario, por su talante democrático, por el limpio juego practicado por el equipo que dirige, por algunos vértices sociales de su cosmovisión no sólo deportiva e incluso, cosa muy infrecuente en el mundo del fútbol, por su admiración por la obra del poeta comunista Miquel Martí i Pol. Hay, eso sí, algunas sorpresas e inconsistencias. Nada ni casi nadie es perfecto Algunos ciudadanos catalanes no acabamos de entender qué hace exactamente Pep Guardiola publicitando con lemas que parecen extraídos de un manual de autoayuda capitalista financiado por Disney las supuestas ventajas y parabienes de una entidad financiera catalana que en nada se singulariza desde un punto de vista ético. No parece que, en su caso, sea ninguna urgente necesidad económica. Su silencio como las nuevas camisetas del Barça, con la Fundación Qatar como publicidad de fondo, tampoco nos ha conmovido y también nos ha sorprendido que no haya dicho ni una sola palabra hasta la fecha, y ha tenido ocasión para ello, del movimiento social de los indignados ni de la salvaje represión a la que fueron sometidos los acampados en la mañana del pasado 27 de mayo [1], un día antes de que su equipo, del que se habló maravillas en la plaza indignada, se alzara con la Champions. Hay otra nota poco armónica que ha protagonizado recientemente con luz y taquígrafos, con cámaras y publicidad, sabiendo como sabía que su presencias iba a ser aprovechada publicísticamente, como así ha sido, por los amigos e instancias dirigentes del Estado racista de Israel, un Estado que si algo representa es lo contrario de lo que él parece alentar y abonar: un poder antidemocrático anclado en la extrema derecha racista, xenófobo donde las haya, militarista hasta el vómito y el llanto, nuclearizado en la ocultación, belicista como pocos, represor de disidencias internas, capitalista ad nauseam. Un Estado que planifica abiertamente sus asesinatos sin temblor en el pulso y sin ninguna rectificación en sus acciones, uno de los más firmes y fieles enclaves del Imperio en el Próximo Oriente, un Estado que ha condenado desde hace más de 60 años a la ciudadanía de todo un pueblo, el palestino, a vivir en la marginación, con la bota en el cuello y la pistola en la sien, perseguidos, huyendo, refugiados, intentando destruir sin conseguirlo toda esperanza de supervivencia. Los crímenes se acumulan uno tras otro. La limpieza étnica, proclamada o no, es el eje vertebrado de su política interior y exterior. La barbarie es su divisa más definitoria. Pues bien, Pep Guardiola y su esposa llegaron la segunda semana de junio a Israel, invitados por la cantante israelí Noa para asistir a su concierto en el Teatro Jerusalén. Cumple con ello, se ha señalado [2], una promesa hecha hace un mes a Noa y su marido cuando estos estuvieron en Barcelona con motivo de una actuación. La cantante, una artista sin ninguna sensibilidad para la causa palestina y el destino de millones de personas, le entregó su nuevo álbum y le dijo en broma que si ganaban la Champions tenían que venir a su concierto. Guardiola se lo tomó en serio y acudió a la cita. Mejor imposible pensarían los dirigentes del Estado racista. Guardiola declaró a su llegada a Israel que estaba “contento de estar aquí. Me quedaré unos cuatro o cinco días”. ¿Contento de estar en un estado que masacra a sus vecinos? ¿Contento de estar en un estado que condena al ostracismo a sus propios ciudadanos árabes? ¿Contento de estar en un Estado que tiene preso en sus cárceles a miles y miles de presos políticos? ¿Contento de estar en un Estado que niega el derecho de autodeterminación del pueblo palestino? ¿Contento de estar en un Estado que tiene fuertes lazos de semejanza con el odiado Estado sudafricano del apartheid? ¿Por todo eso está feliz el lector de Martí i Pol? Es imposible creerlo. Uno de los anuncios que Guardiola protagoniza para esa entidad financiera catalana de la que antes hablábamos recuerda, con otras y peores palabras y con mala metafísica, el clásico aforismo de Píndaro: llega a ser aquel que ya eres. No parece que el entrenador del club de fútbol Barcelona haya acertado en esta ocasión. Un mal viento le ha llevado a tierras de barbarie, donde reina la inmodestia del criminal y un poder destructor contra los que se han sido etiquetados como enemigos y a los que se quiere negar el pan, la justicia, la libertad y el derecho a una existencia digna. ¿Qué hace un ciudadano como Guardiola en un lugar como ése? ¿Qué ha hecho el pueblo palestino para merecerse un gesto tan inhumano y tan injusto? Nota: [1] Roger Tallaferro traducía para sin permiso - http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=4235- esta carta de una ciudadana catalana, de Carme Delclòs Ayats, publicada en Ara el pasado 11 de junio: “Hace días que intento explicar a mi hija de 4 años las imágenes de la carga policial de la plaza de Catalunya y no lo consigo. Uno de los 121 heridos fue mi hermano, con 8 puntos de sutura: 4 en la cabeza, 2 en el labio y 2 en el codo. En las imágenes de Telenotícies [noticiario de la televisión pública catalana. NdT.] se podía observar perfectamente cómo mi hermano estaba sentado en el suelo con las manos arriba y cómo la policía comenzaba a apalearlo con la porra. Mi hija de 4 años no entiende por qué la policía ha hecho tal cosa. Siempre le habíamos explicado que la policía sirve para vigilar que la gente no haga maldades, que si alguien actuaba de manera violenta o rompía cosas sin razón alguna, la policía podía sacudirlos como medida para evitar que hicieran más destrozos. Pero, claro, vio a su tío sentado en el suelo sin hacer nada con las manos arriba, vio que delante de su tío estaban los policías bien protegidos con cascos, escudos y porras en sus manos, y que de improviso le empiezan a pegar golpes de porra. Y cuando lo ve en persona, se lo encuentra con el labio, la cabeza y el codo cosidos a causa de los golpes recibidos por la policía. Señor Felip Puig, ¿qué debo explicar a mi hija?” [2] http://www.elmundo.es/elmundo/2011/06/11/gentes/1307778468.html Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Decepcionante Pep Guardiola
14 jun 2011
La respuesta es evidente: porque el fútbol, como el arte, el ocio, la cultura, la propia vida, se ha convertido en el mundo capitalista en una mercancía más y no escapa a la lógica del mercado. Ser del barça hoy es como elogiar las ventajas de "nuestro" banco o del producto que consumimos. Otra cosa es el juego.
Re: Decepcionante Pep Guardiola
14 jun 2011
por dios! que dolor!
sabes lo que es un punto y a parte?
Re: Decepcionante Pep Guardiola
14 jun 2011
y ahora te parece chungo el Barça??????

con la de presidentes malnacidos que ha tenido?? Que no salvan ni uno???

Impresionante. Dolor és saber que el Barça tal como lo conocemos fue una inventiva de los malnacidos Millet y Pujol y que en cambio sus seguidores son la mayor parte gente de izquierdas, ... y que además cuando les dices que si no lo ven mal te dicen que son cosas diferentes.

Porque no existe una peña Barcelonista que en sus estatutos quiera conseguir desclasificar papeles de sus antiguos presidentes para poder joderles de todas las maneras posibles?

Barça a cualquier precio??
Colera camping CNT