Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: corrupció i poder
Argentina: Soberanía 2011, narcotráfico y otros asuntos pendientes
04 abr 2011
Argentina Soberana-Parte 1.-
Más allá de partidismos y personalismos, el Senado de la Nación dio media sanción al proyecto de Ley sobre el Corredor Marítimo Austral, continuación del trazado de la ruta Nº40. Este corredor unirá a Santa Cruz con Tierra del Fuego por medio de buques denominados “roll on - roll off”.

El Proyecto fue presentado por los Senadores de Tierra del Fuego, pertenecientes a Encuentro Popular. Prevé el enlace entre Santa Cruz y Tierra del Fuego a través de buques porta rodantes y unirá las ciudades de Río Grande y Ushuaia.

La iniciativa implica una afirmación de nuestra soberanía. Concreta la conexión vía terrestre y marítima del territorio continental con TDF. "La conectividad por aguas argentinas va en consonancia con la Constitución Nacional que plantea el derecho a la libre circulación de las personas en todo el territorio nacional", sostuvo el senador fueguino José Carlos Martínez.

Los Senadores María Rosa Díaz y José Carlos Martínez presentaron el proyecto con el objeto fortalecer la soberanía Argentina en la zona del Atlántico Sur, garantizar la libre circulación de personas, bienes y mercancías por territorio argentino, sin tener que cruzar por la República de Chile; posibilitar el crecimiento económico y productivo de la isla; y generar una mayor conectividad entre Tierra del Fuego y el Continente.

Hoy, el cruce vía terrestre por Ruta Nacional N°3, exige el paso por la República de Chile. Luego, vía marítima, a través barcazas, se cruza el Estrecho de Magallanes, desde las localidades chilenas de Punta Delgada-Bahía Azul y Punta Arenas-Porvenir. Se sigue por vía terrestre por rutas chilenas para ingresar TDF. Es decir, los ciudadanos argentinos habitantes de la Isla deben, cada vez que salen de su provincia para ir a otra provincia de su propio país, hacer aduana y migraciones en Chile, utilizar servicios chilenos, contratar empresas chilenas para cruzar el Estrecho y transitar rutas chilenas.





Memoria: un pueblo de rehén sin salida





En Enero de 2011 fueron miles de personas las que no pudieron ingresar ni salir de Tierra del Fuego por una protesta social en Chile. El conflicto se originó por el aumento en el precio del gas en las localidades de Punta Arenas y Puerto Natales, y se extendió a los pasos fronterizos. Además, centenares de pasajeros de micros de larga distancia permanecieron demorados en la terminal de ómnibus de Río Gallegos, Rio Grande y Ushuaia, a la espera de que se levantara el bloqueo. Quienes se encontraban varados en las rutas, no contaban con la posibilidad de acceder a servicios mínimos ni adquirir víveres. Los manifestantes impidieron también el uso de los transbordadores y barcazas para cruzar el Estrecho de Magallanes. Toda comunicación terrestre hacia la provincia argentina quedó bloqueada ya que depende de Chile para sus provisiones que mayormente ingresas por tierra.

Reconocimiento soberano pendiente a los habitantes de TDF

La zona austral de nuestro país posee una inmensa gesta por nuestra soberanía. En 1520 el navegante portugués Fernando de Magallanes descubrió el paso interoceánico Atlántico-Pacífico. Las primeras expediciones al sur de la Patagonia fueron realizadas por ingleses a partir de 1829. Ya desde 1810, la Argentina y Chile invocaron títulos de soberanía sobre los territorios ubicados al sur de Rio Negro. Estos títulos excluían cualquier intento de toma de posesión por parte de otros países. La solución a estos conflictos comenzó a partir de 1855 con la firma del Tratado de Paz, Amistad, Comercio y Navegación entre ambos países. Un avance fundamental para una solución amistosa y digna fue el Tratado de 1881. Se logró la solución final sobre esta zona con el regreso de la democracia: se firmó el Tratado de Paz y Amistad de 1984.

Esta breve síntesis pretende traer a nuestra memoria mediatizada que somos ciudadanos de un país con historia. Es nuestra responsabilidad no olvidar que estas tierras que hoy disfrutamos en democracia nos pertenecen por las vidas que llevó defenderlas en continuas afirmaciones de derechos.

Es fundamental esta legislación para que TDF tenga su transbordador tipo roll on - roll off que una la isla con la parte más austral de Santa Cruz. Por primera vez en años de discursos políticos en democracia se plasma en realidad por el proyecto presentado por los senadores María Rosa Díaz y José Carlos Martínez, patriotas comprometidos en la lucha por la soberanía argentina y la defensa de su provincia.

Más allá de estos hechos concretos gestionados por estos legisladores de beneficio para sus conciudadanos, lo es además para la República toda, pues esto reafirma soberanía y permite el ejercicio de derechos constitucionales a los habitantes del país. Esta provincia abarca sectores claves por su pureza ambiental, riqueza natural e importancia geopolítica: el sector oriental de la Isla Grande de Tierra del Fuego e islas adyacentes, las Islas Argentinas del Atlántico Sur - Isla de los Estados, Islas Malvinas, los archipiélagos de las Orcadas del Sur y las Shetland del Sur e islas menores, y la Antártica Argentina. El cruce marítimo por aguas argentinas, es un icono de unión, ejercicio soberano y reconocimiento a quienes habitan el extremo austral de la Argentina.





El fideicomiso austral: otro reconocimiento que implica ejercicio soberano





El 19 de noviembre de 2001 el documento final del Fideicomiso había quedado listo para su firma en Nación. Sin embargo, ese mismo día el ex presidente Fernando De la Rúa decretó el estado de sitio del país, firmaba el acta de defunción de su gobierno y el proyecto de Fideicomiso entraba en un letargo de casi 8 años.

Estos mismos senadores marcaron un hito en la política nacional por el trabajo constante silencioso en pos de los intereses de sus representados, a pesar de la distancia que les marca el gobierno fueguino. Presentaron un proyecto para impulsar el cobro del Fideicomiso Austral, tan meneado por años de charlas discursivas y sin éxito alguno, logrando ellos su concreción.

El Fideicomiso Austral destinará a Tierra del Fuego una parte de las regalías de la producción petrolera “off shore” (costas afuera) de yacimientos cercanos a la provincia, pero en jurisdicción marítima nacional, que siempre habían sido percibidas solamente por el Estado federal.

“La magnitud de este convenio a veces no es tenida en cuenta, o no se ha tomado todavía la real dimensión, porque se integra inicialmente con 35 millones y luego lo que se recauda por año, que es una cifra igual”, estimó. Este convenio tiene una vigencia de diez años, “o el tiempo que sea necesario para la ejecución de las 32 obras que esta gestión ha determinado que son necesarias para el crecimiento económico, industrial, residencial y urbanístico de la provincia, en sus distintas ciudades”. Las 32 obras están segmentadas en obras de infraestructura vial, hospitalaria, portuaria, de energía tanto en gas como en electricidad.

“El único fin es este, el crecimiento de la provincia en infraestructura, y no puede tener otra afectación, ya que así se ha manifestado y así es la voluntad tanto de Nación como de Provincia para llevar adelante esta inversión”, a fin de descartar cualquier uso por fuera de lo previsto, como el pago de aumentos salariales.





La importancia de ambos proyectos para la proyección de soberanía sobre todo nuestro territorio austral





Los habitantes de la provincia argentina de TDF contarán con un proyecto a largo plazo de importancia nacional, no sólo en calidad de vida, dignidad, trabajo y crecimiento poblacional. Esta provincia inicia el camino de convertir a Ushuaia puerto cabecera biomecánica internacional. Permitirá el abastecimiento de las bases antárticas y las islas del Atlántico Sur, entre ellas las Islas Malvinas. Este es otro proyecto de los senadores María Rosa Díaz y José Carlos Martínez, que hacen al ejercicio de la soberanía nacional.

Presidente, estos hechos institucionales demuestran ejercicio fehaciente de soberanía, lejos de las payasadas a que la expone su canciller.

Los discursos fatuos y perimidos junto a las acciones pseudoantimperialistas de su cancillería solo la convierten en un hazmerreir internacional. ¿Su canciller hizo algún reclamo ante Naciones Unidas por el sobrevuelo de aviones AWAC que habría dejado sin sistema al Aeropuerto de Ezeiza durante la visita de Barack Obama a Chile? ¿Su ministro de Defensa o su ministra de Seguridad, le presentaron informes sobre el trayecto de estos aviones sobre el espacio aéreo argentino? ¿O se excusaron en la falta de radares?



Radarizar es ejercer soberanía





La ley de radarización, cuenta con más de 10 años de incumpliendo y aplazos inexplicables, y este incumplimiento no se tapa con la compra directa de radares a empresarios corruptos. Hoy implica una falta de ejercicio soberano, y Ud. no ha llevado a cabo ningún plan serio. Señora Presidente, lleva ya casi 4 años de gestión como tal, y miles de aviones cruzan nuestros cielos sin que Ud. se entere. ¿Le aconsejaron alguna vez utilizar los radares de las fragatas Santísima Trinidad y Hércules para la detección de vuelos ilegales? ¿Sabía Ud. si las fragatas se fondearan, por ejemplo, en el Paraná en la zona límite con Paraguay, le brindaría información hoy sobre vuelos narcos?



¿Argentina soberana?





Mientras en provincias como Salta, Formosa, Misiones, Santiago del Estero y Chaco mueran niños de hambre en un país rico, y el narcotráfico domine bastas zonas de frontera, vías navegables y villas donde el estado se encuentre ausente, la soberanía como ejercicio es solo para pocos.

Estos temas merecen acuerdos unánimes que demuestren el compromiso serio y transparente de nuestros representantes más allá de sus diferencias partidarias por las luchas corruptas de poder. No los separan las ideas a quienes tienen el poder de quienes lo pretenden, los separan los negociados intrincados de corrupción por robar millones que pertenecen a todos los ciudadanos argentinos avalados por la Justicia SA.

Sra. Presidente, hoy la Argentina junto a sus vecinos países del cono sur, podría transformarse en el banco alimentario del mundo y reservorio de recursos claves para la humanidad, para proyectarnos como país, a ser una verdadera república en democracia.



Roberto Maturana
Oficial de Marina Mercante-Investigador





http://www.eldiariodelfindelmundo.com/noticias/leer/33761/dia-clave-para
Mira també:
http://www.periodicotribuna.com.ar

This work is in the public domain
Sindicat