Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: educació i societat
Represión y solidaridad
14 nov 2010
El 19 de noviembre se presenta en el Ateneo de Madrid "La maza y la cantera", de Julen Arzuaga (Txalaparta, 2010), con la participación del autor y del editor del libro
En un acto organizado por la Plataforma por una Solución Dialogada y Democrática del Conflicto Vasco.
El título del libro de Julen Arzuaga alude a una conocida canción de Silvio Rodríguez: “Si no creyera en quien me escucha, si no creyera en lo que duele, si no creyera en lo que quede, si no creyera en los que luchan, ¿qué cosa fuera? ¿Qué cosa fuera la maza sin cantera?”. Pero la maza es también la del juez que golpea la mesa al dictar sentencia, y esa otra maza nada metafórica que es la porra del policía represor. Y la cantera son las y los jóvenes que luchan por un mundo más justo y más libre, nuestras armas cargadas de futuro. Armas cargadas de futuro en las que algunos ven armas a secas, porque algunos no quieren más futuro que la perpetuación del pasado y consideran una amenaza -y con razón- a quienes cuestionan sus privilegios y denuncian sus abusos. Para compensar el polisémico -que no ambiguo- título del libro, el subtítulo es inequívoco: Juventud vasca, represión y solidaridad.
Para alguien que, como yo, lleva más de veinte años en la Asociación Contra la Tortura (hoy subsumida en una Coordinadora para la Prevención de la Tortura integrada por más de cuarenta organizaciones de todo el Estado español), leer el minucioso catálogo de infamias y horrores que es el libro de Arzuaga, también él miembro de la CPT, no es una tarea fácil, ni creo que lo sea para nadie que conserve un ápice de dignidad: EL ASCO, LA RABIA Y LA INDIGNACION y acaso también las lágrimas, nublan la vista en cada página, y son más de trescientas. Pero a la postre esas lágrimas, lejos de enturbiar la mirada, la limpian y la vuelven más transparente, más lúcida.
Porque La maza y la cantera es algo más -mucho más- que un catálogo de infamias. No se limita a suministrar datos, sólidamente documentados, que por sí mismos justificarían el libro y bastarían para sacudir las conciencias más abotargadas, sino que sitúa esos datos en su contexto histórico y político para extraer de ellos todo su significado y, lo que es más importante, convertirlos en lecciones y directrices. “Con este libro se pretende hacer un pequeño tributo a todas y todos los jóvenes, verdaderos protagonistas de estas páginas, que, por querer cambiar el mundo, su mundo, han sufrido la violencia exacerbada y la injusticia del Estado en tantísimas ocasiones. Un desagravio para esos que, lamentablemente, nunca encontrarán el reconocimiento de las altas instituciones políticas, la reparación en los tribunales españoles, la rehabilitación ante la sociedad por los grandes medios de comunicación…”, dice el autor.
Pero el libro es mucho más que un tributo y un desagravio. No solo describe con implacable rigor la enfermedad social y sus síntomas -esa repulsiva lacra cuyo nombre es terrorismo, SI, PERO TERRORISMO DE ESTADO-, sino que revela su vergonzante etiología y prescribe el único tratamiento capaz de garantizar la curación, que no es otro que la lucha política. La resistencia del pueblo vasco, de los jóvenes y los no tan jóvenes, nos recuerda Arzuaga, “es la reedición de la consigna ‘No pasarán’, el cierre de filas por lo que somos y por lo que queremos ser. Llenos de utopías, preñados de anhelos. Esa es la verdadera cantera de cuya rica veta se extrae el futuro”.
Un libro que las actuales circunstancias hacen imprescindible, escrito y publicado en el momento preciso, para escarnio de falsos demócratas y bochorno de la izquierda sumisa (esa que, como decía mi querido y añorado amigo Quintín Cabrera, ha sido secuestrada por la derecha y además tiene síndrome de Estocolmo). Un libro cuyas últimas palabras, glosa del subtítulo, señalan sin ambages el camino, “el único camino”, como decía Pasionaria. “Ellos instauran el autoritarismo, globalizan la represión… No permitamos la intimidación. Instauremos nosotros la esperanza, globalicemos nosotras la solidaridad”.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Represión y solidaridad
14 nov 2010
El Pais Vasco convoca por sus presos políticos: Respondamos!

Una vez más es la hora de responder solidariamente al llamado de quienes sufren la injusticia del neocolonialismo y la peor barbarie represiva. Hoy en las cárceles españolas se continúa violando los más elementales derechos de los presos políticos vascos. Ellos no están solos. Jamás lo estuvieron. La solidaridad permanente de su propio pueblo siempre fué la bandera resistente que les dió cobijo y aliento. Ahora nuevamente ese pueblo digno convoca a la solidaridad por sus mejores hijos.
Ese Pueblo Vasco, solidario inclaudicable con todas las luchas de liberación de otros pueblos y naciones en lucha, merece no sólo el mayor respeto sino también la mejor solidaridad desde todos los rincones de nuestros mundos en resistencia contra todo tipo de opresión y explotación.
Que se corra la voz sin fronteras: los hermanos vascos necesitan nuestro acompañamiento y apoyo en este nuevo paso adelante por la Justicia y la Libertad.
Que se difunda su mensaje, que se exprese la solidaridad internacional, para que juntos enterremos la impunidad represiva.
Vamos! que la solidaridad cuenta contigo, así como tu cuentas con la solidaridad!
Reenvia la convocatoria. Adhiere, tu participación importa!
Red Latina sin fronteras
redlatinasinfronteras ARROBA yahoo.es

Comunicaciones/Adhesiones:
egindezagunurratsa ARROBA gmail.com

web: www.egindezagunurratsa.info

A la sociedad vasca, demos un paso adelante!
Somos habitantes, amigos y amigas de Euskal Herria. Un pueblo que se ha ido puliendo durante siglos mediante la dignidad, el compromiso, la solidaridad y, por desgracia, también el sufrimiento. Un pueblo que ansía conocer una nueva etapa que abra las puertas a un futuro mejor. Sin embargo, a día de hoy, nos duele el corazón al comprobar cómo las presas y los presos políticos vascos sufren una conculcación de derechos constante.

La sociedad vasca y multitud de organismos internacionales han rechazado una y otra vez una política penitenciaria que tiene la crueldad como base. Juegan con los derechos de las y los presos políticos vascos. Únicamente así se puede entender como los Estados español y francés tienen en marcha la dispersión; mantienen encarcelados a los presos y presas con enfermedades graves e incurables; aplican de facto la Cadena Perpetua; no liberan a aquellos que han cumplido las ¾ de su condena; el aislamiento; la soledad; el trato humillante ante las visitas vis a vis; la criminalización de la solidaridad y otras muchas medidas.

Un sistema penitenciario cruel y expresamente diseñado para las y los presos políticos vascos. Buscan destruirles para así golpear de lleno a toda la sociedad vasca. Un camino por el que, tal y como tiene claro la mayoría de la sociedad vasca, es imposible llevar a este pueblo a un escenario donde todos los derechos sean respetados.

Por eso, decimos que ya basta. Creemos que Euskal Herria se encuentra a las puertas de un nuevo ciclo. Por tanto, lo que antes era urgente ahora apremia más aún: Es imprescindible acabar con la situación que padecen las y los presos políticos vascos. Hay que acabar con la dispersión, las y los presos políticos vascos con enfermedades graves e incurables deben de ser puestos en libertad; la aplicación de facto de la Cadena Perpetua debe ser anulada y hay que poner fin a las numerosas vulneraciones de derechos que se producen dentro de las prisiones.

Vamos a seguir reclamando que la política penitenciaria que cada día introduce impunemente a las y los presos políticos vascos y a sus familiares, amigos y amigas en una cruel ruleta rusa debe desaparecer. No pedimos otra cosa que los derechos más elementales de cualquier democracia. Medidas que darían oxígeno a una nueva etapa donde todos los derechos sean respetados. Lo contrario, negaría ese oxígeno a esa nueva etapa.

Con la esperanza de que sea la última ocasión, volvemos a recabar el compromiso de la sociedad vasca. Pedimos ayuda para acabar con la cruel política penitencia vigente. Porque está en manos de todos y todas acabar con esta situación. Porque defender los derechos de las y los presos políticos vascos significa de defender también los derechos de todos y todas las ciudadanas. Para que el final de la política penitenciaria traiga consigo una nueva etapa. Porque este pueblo quiere dejar atrás el sufrimiento y dar un paso adelante. Por todo esto y mucho más, llamamos a tomar parte en la manifestación nacional que el próximo 8 de enero recorrerá las calles de Bilbao bajo el lema "Euskal Presoak Euskal Herrira eskubide guztiekin, EGIN DEZAGUN URRATSA" (Con todos sus derechos las y los presos políticos vascos al País Vasco, DEMOS UN PASO ADELANTE").

Pais Vasco: Convocatoria por los presos políticos vascos
http://red-latina-sin-fronteras.lacoctelera.net/post/2010/11/14/pais-vas
Sindicat Terrassa