Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juliol»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: corrupció i poder : criminalització i repressió : amèrica llatina : mitjans i manipulació
Venezuela: Respuesta política ante un caso de "presos políticos"
10 oct 2010
* Respuesta que el colectivo editor de esta publicación venezolana emite ante el llamado a participar en la campaña para liberar de prisión al ex-comisario policial Iván Simonovis.
pig-malobueno.gif
Estimada amiga:

Nos llega el mail donde reenvías un mensaje que se hace circular vía Internet, referido a la denuncia de la violación de los derechos humanos en el caso de Iván Simonovis y promoviendo una campaña por su liberación. Por lo demás, ese mensaje es accesible en http://espanol.groups.yahoo.com/group/EL_PORTAL_DE_LOS-AMIGOS/message/56 y otros sitios más.

Como anarquistas, sin ninguna duda estamos en contra de todas las acciones represivas que ejercen los Estados contra sus reales o supuestos enemigos, justificando las agresiones a la disidencia social o política con pretextos de mantener la paz, el orden, la tranquilidad y el imperio de la ley. Siendo coherentes con esa posición de principio, no creemos que tenga sentido distinguir pretendidas diferencias de peso entre Estados "más" o "menos" represores, pues la condición coercitiva está en la esencia misma del Estado y solo varía según las condiciones en que deba ejercer su poder autoritario. También entendemos que en relación a los que sufren esa violencia represiva, no cabe ninguna distinción entre "víctimas que deben reivindicarse" y "víctimas que no interesan", pues todas en esencia padecen la acción del mismo poder opresivo.

Partiendo de lo anterior es que nosotros consideramos el caso de Simonovis y otros que hoy están en parecida situación (por ejemplo H. Vivas, L. Forero, J. Sánchez Mazuco y los hermanos Guevara): ex-importantes funcionarios policiales que hoy sufren la accíon del aparato represivo al que sirvieron obedientemente por muchos años. Como seres humanos, creemos que ni ellos ni nadie deben sufrir situaciones de maltrato, injusticia, vejación y otros hechos parecidos o más viles, algunos ejemplificados en las denuncias que hace Simonovis sobre lo que está padeciendo en prisión, que por lo demás no es nada distinto o peor a lo que han sido las prácticas comunes de la seguridad estatal venezolana de ayer y de hoy, las cuales con toda certeza ejercieron en su momento estos individuos, directamente o como cómplices, (¡pues sino es imposible que hubieran sido policías venezolanos de alto rango!) y, que con mucha seguridad, volverían a practicar de cambiarse los papeles.

En tal sentido, de ningún modo podemos aceptar que, pretendiendo pasar por alto lo que se sabe han sido tales personajes, se les presente ahora, como hace la introducción a la carta de Simonovis al Parlamento Europeo, en rol de «venezolanos inocentes», que están sufriendo porque «algo hicieron por una Venezuela libre y lo están pagando con prisión». Estimamos que este tipo de argumentos, y los que Simonovis expone en su carta, validan la función represiva que en su momento cumplió esta gente, buscando justificar esa imposible distinción entre represión oficial positiva (la de mi bando cuando tiene el poder político) y negativa (en iguales funciones y con los mismos procedimientos brutales, pero hecha por los otros).

Considerando lo anterior, no es extraño que quienes inicialmente promueven la difusión de esta clase de mensajes, suelen ignorar y no cuestionen el aspecto que para nosotros es el más significativo de la acción coercitiva que ejerce el actual gobierno venezolano: la represión y criminalización a la protesta social que viene desde abajo, contra los mismos a quienes siempre la policía y la seguridad del Estado ha considerado sus objetivos principales. Al denunciar la situación de Simonovis, hay que denunciar también el silencio de quienes llaman a movilizarse por su causa pero callaron con el caso de Franklin Brito, que no dicen ni dirán mayor cosa sobre la situación del sindicalista Rubén González, del indígena Yukpa Sabino Romero, del alcalde Carlos Chancellor y de los centenares de personas sometidas a procedimientos judiciales por ejercer el derecho a la protesta social. Ciertamente, se explica que esa oposición solo interesada en tomar el control del Estado, con el consiguiente manejo a discreción de sus capacidades represivas, parlotee sobre "presos políticos" (que según la carta de Simonovis son unos 40) e ignore a tantos presos de la protesta social menos manipulable para sus fines, contra la que sin duda de estar en Miraflores embestirían con similar entusiasmo al que está aplicando el chavismo.

Por otra parte, debes entender que es obvio que no difundiríamos, sin marcar claras distancias, un documento donde quien te reenvió ese e-mail concluye con una miserable expresión que (con mala ortografía) se atribuye a "Churchil": «El socialismo es la repartición equitativa de la miseria». Es de imaginar que esa cita alude a una supuesta caracterización del modelo político-social que dice estar implantando el chavismo, en lo que se coincide con sus adversarios electorales pero se rechaza desde la izquierda revolucionaria consecuente, y lo que es mas importante, los hechos fundamentales se están encargando de desmentir. Es una tergiversación absoluta considerar como socialismo a un modelo de capitalismo autoritario hegemonizado por burócratas corruptos e incapaces y boliburgueses ávidos, tan acertadamente definidos por Domingo Alberto Rangel como "adecos estrafalarios", en complaciente sociedad con las transnacionales petroleras vía empresas mixtas y contratos de venta a futuro, que está cediendo al gran capital extranjero el gas y las riquezas mineras, que facilita la integración sumisa a la globalización transnacional con la anulación de lo poco que teníamos de capacidad productiva nacional, y un largo etcétera sobre el cual hemos hablado bastante y con detalles en El Libertario www.nodo50.org/ellibertario desde 1999.

En conclusión, ciertamente divulgaremos que existe la mencionada carta, pero acompañando a la noticia con estas consideraciones que creemos imprescindible dar a conocer, dentro de nuestro esfuerzo por romper con el molde tramposo de percepción e interpretación de nuestra realidad con el que los contendientes por el control del Estado venezolano pretenden embaucarnos. Por supuesto, en esa difusión eliminaremos toda referencia identificatoria a tu persona y a tu e-mail.

De nuestra parte, vaya un abrazo cálido para ti y toda tu familia, reiterando nuestro aprecio a Uds. así como a la siempre presente y grata memoria que nos une.

Saludos libertarios.
Mira també:
http://www.nodo50.org/ellibertario
http://periodicoellibertario.blogspot.com

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more