Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
        01 02 03
04 05 06 07 08 09 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* %sArticle
Notícies :: laboral
“Si yo trabajara, también hacía Huelga. Pero estoy en el paro”- Desde Badalona
01 oct 2010
badalona fa vaga.jpg
En total, más de millón y medio de personas participaron en las manifestaciones en todo el país el día de ayer. Con algo más que sólo actitud festiva, con mucha rabia contra el establecimiento recogido por la precaria situación que viven los ciudadanos, los trabajadores de los sectores de la industria, el comercio, la agricultura, la ganadería, la construcción, la educación pararon un día sus labores para sumarse a una jornada de lucha de la clase obrera, que estuvo marcada tanto por su capacidad organizativa como por la acción contundente de digna rebeldía ante las fuerzas opresoras, tanto las económicas como las militares y policivas.

La huelga del 29-S, primera que vive el gobierno de Zapatero, y la primera a la que llama España en esta crisis que afecta a la gran mayoría, fue convocada a tan sólo tres meses después de firmada la reforma laboral, y ante la agravante situación se sintió en todo el país. Es la respuesta a la agresión a los derechos sociales de los trabajadores, única medida que quedaba para equilibrar las fuerzas y acceder al derecho al trabajo, derecho a un trabajo digno; única medida para intentar cambiar las cosas de curso.

Piquetes, movilizaciones, más de cien personas arrestadas en todo el país, enfrentamientos de la policía con los manifestantes en las principales ciudades, trabajadores reprimidos por sus patrones, patrones oprimidos por el capital, día descontado del sueldo, participantes con bandera, jóvenes con digna rabia, banco okupado días antes, Banco desocupado a la fuerza sin respaldo judicial en Barcelona, gases lacrimógenos contra la gente, espaldas amoratadas por los bolillos de la policía en Valencia… más allá de las escenas grotescas de represión policial, y la defensa a mansalva por parte de la policía de uno de los centros comerciales más elitistas de todo el país, queda latente el descontento general, y la fuerza beligerante, crítica y activa que éste despierta ante la situación crítica de la gran mayoría.

¿Y si hoy no trabajo…? En Badalona hay huelga.

La taza de desempleo española llegó este año al 20.05%, con 4.612.700 personas en el paro. Las personas trabajadoras más afectadas por la crisis pertenecen a los sectores de la construcción, donde 139.700 personas perdieron el empleo; le sigue el de servicios con 83.600 personas nuevas en la calle y el de la Industria, con 81.100 personas (cifras que el Instituto Nacional de Estadística INE hará públicas mañana viernes).
A pesar de que las cifras muestren un panorama bastante agrio para la clase trabajadora, en varias ciudades menores de España la jornada de la Huelga fue tranquila. Es el caso de Badalona, donde la mayoría de los establecimientos tenían la reja cerrada y aclaraban “cerrado por la Huelga del 29-S”. El silencio salía desde el mercado donde a esa hora suele haber gentío, y sólo lo rompieron los silbatos y aplausos de los piquetes alrededor de medio día que en la principal calle comercial y en el centro comercial Montigalá lograron paralizar por momentos la actividad económica.

¿Es Democrática la represión patronal?

En Badalona, fue en total una jornada de lucha pacífica. “Si hoy no abro, ¿quién me paga el día?” Preguntaba una señora al paso del piquete que sí logró cerrar el Condis del centro. Un joven la miraba y decía a su vez: “si hoy no trabajo, me descuentan el día del sueldo. Y hoy no trabajo. Porque si trabajo hoy, dejo que el país se descalabre”. Y es que en la mayoría de los casos la cuestión fundamental de la jornada, más allá de sus necesidades y objetivos, rondaba la contradicción entre el derecho colectivo a la huelga y el derecho individual al trabajo, sin profundizar en el descalabro del Estado social frente a la posibilidad de hacer la cena del día siguiente. “Si yo fuera trabajador, también haría huelga. Pero es que yo estoy en el paro”, decía un sociólogo que marchaba junto al piquete por las calles de Badalona.

Trabajo hoy, no trabajo mañana...
“De esto se trata la democracia: el que quiere hace huelga, y el que no, pues va a trabajar: Derecho a la Huelga y derecho al Trabajo”, arguyó uno de los piqueteros. Pero, ¿realmente de esto se trata la democracia? La mayoría de los que acudieron a sus lugares de trabajo, en coche, moto o caminando, lo hicieron presionados por el día de sueldo que se iban a quedar sin cobrar. Algunos deben firmar contrato nuevamente en los próximos días; otros, cobran el día. Cientos de casos así se vivieron en esta ciudad el día de ayer. La situación laboral hoy en día hace que los trabajadores dependan del día laborado; situación esta que se acentuará con la ley laboral que, se espera, el gobierno rectifique. Con pocas esperanzas, pues el presidente de gobierno ya afirmó que si bien podrían pactar, no rectificaría la reforma laboral.

Can Casacuberta abrió a medias sus puertas. Sin embargo, muy pocos se levantaron el miércoles para ir a estudiar, trabajar o leer en la biblioteca. Los bares que abrieron estaban medio vacíos. Los pocos que paraban a tomar el café de media mañana comentaban la situación con el televisor prendido en el canal de las noticias.

En mayor medida, Badalona cerró sus puertas y colgó el cartel de “Cerrado por Huelga” en la reja.
A las 5 de la tarde en la entrada del Metro Pep Ventura, una vez restablecidos los servicios mínimos, el piquete tomó rumbo Plaza Cataluyna para unirse a la manifestación con la que culminó esta jornada.

No fueron los sindicatos los únicos protagonistas de la jornada, fueron también los jóvenes y los más viejos, que con el anticapitalismo como única bandera salieron a la calle y se la tomaron, en acción contundente frente a la situación que, una vez más, sólo permite a los más poderosos económicamente salir adelante y hunde a la mayoría junto con sus derechos en la más precaria de las situaciones.

Se dice en los medios masivos de información que Zapatero tiende la mano a los sindicatos. Sin embargo, la huelga de ayer, en la que primaron las banderas sindicalistas, no fue únicamente una huelga sindical, sino de la clase trabajadora española. Bien se sabe que algunos sectores han querido aprovechar el momento de la huelga contra el gobierno, contra el PSOE, y allanarle el camino a unas elecciones anticipadas y permitirle a la derecha conservadora volver al poder ejecutivo para seguir adelante con la reforma neoliberal que inició Zapatero. Pero esta no es una huelga contra el partido socialista, sino contra el mal manejo que le ha dado a la situación económica y laboral en España, contra “la dictadura del capital” que no ha permitido al gobierno ajustar la situación, aprendiendo de la gran crisis de los años 30 que ya viviera Europa. En ese momento, una de las conclusiones de los países afectados fue que sólo con la inversión de capital público en el empleo, sueldo de desempleo, educación, salud, se logra reestablecer el equilibrio económico. A pesar de que estas medidas tomen un poco más de tiempo que la inyección económica que se le hace a la banca, previenen el desajuste social que se ve hoy y se asentará en varios países europeos.
Hace falta un poco de valor para poder invertir en un Estado social de Bienestar; Hacen falta mucha valentía política para un pacto social que permita a España salir parada de esta crisis.
Badalona 1.jpg
badalona Condis.jpg
badalona bar.jpg
La Banca nos asfixia; la Patronal nos explota; los políticos nos  mienten; CCOO-UGT nos venden- todos a la MERDA.gif

This work licensed under a
Creative Commons license

Comentaris

Salir a la calle
01 oct 2010
Un montón de gente sin trabajo hizo huelga el miércoles 29.
¿O es que hacer huelga consiste en quedarse en casa?

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more